El Amado Líder

Hay bastantes cosas constantes en ADLO!, igual que hay constantes en este, nuestro mundillo, el de los cómics. Acabamos este aciago año 2020 con la noticia de que ha sido creada la Sectorial del Cómic. Se han hecho eco periódicos generalistas como El Periódico o La Vanguardia, espacios especializados del cómic como Zona Negativa o Sala del Peligro e incluso nos hicimos eco en ADLO! En 2007. ¿Qué? Bueno, más o menos. En aquellos tiempos Sark se hacía eco de la noticia de la creación de una Academia de la Historieta, sobre la que aún podemos leer algo “más serio” en una entrada hace 13 años de La cárcel de papel. Una organización fundada en el mismo evento y con varios nombres comunes a esta Sectorial que nos ocupa ahora.

¿Qué pasó con la Academia? Hay poca información sobre qué ocurrió con ella, casi todo registrado por otro habitual de este blog, Joan Navarro. El jefe supremo de EDT registraba en su blog, en un tono de chufla, su colaboración con Alejandro Casasola para la formación de la Academia de la Historieta. Cuatro años después, Navarro recupera las mismas imágenes para lamentar que la cosa acabó de mala manera. Casasola también se hacía eco de la crítica, pero sin entrar en detalles tampoco. ¿Qué pasó? Al parecer no todo el mundo estaba contento con que estas personas, unilateralmente se arrogasen un cargo tan vistoso sin contar con nadie más. Navarro señala una asamblea celebrada durante el Salón del Manga de Barcelona. Sobre esta reunión escribía Álvaro Pons en El País

Las reuniones corporativas que se celebraron en el Salón, como la destinada a la creación de una Academia de la Historieta, demuestran que existe un indudable interés por conseguir que todo lo que se está logrando no sea una simple moda pasajera.

Ocurriera lo que ocurriese en Barcelona, el asunto tuvo un componente cervantino, puesto que nadie quiere acordarse. Ni Pons ni Navarro ni Casasola hacen mención a nada de lo ocurrido entonces, ni el destino de la Academia ha dejado registro ninguno, aunque es cierto que, 13 años después, algunos de los integrantes del comunicado denunciando la unilateralidad de la fundación de la Academia firman ahora el comunicado de la Sectorial de 2020. Un bonito ejemplo de que en estos temas siempre hay espacio para la reconciliación, la reparación y el pillar cacho.

Sobre Casasola hay bastante que contar, dado que va a ser el Presidente de la Sectorial. Alejandro Casasola es el director del Salón del Cómic de Granada (¡Sí, ESE salón del cómic de Granada). Se trata de una pequeña figura en la capital granadina, donde ha llegado a ser propuesto para las listas electorales del PSOE al Congreso (finalmente, no llegó a figurar en ellas). No solo eso, sino que también es presidente de E-Veleta, asociación que firma la organización de ambos salones y que tiene un miembro en la Comisión Permanente del Consejo de la Juventud de Andalucía, órgano criticado por sus potentes vinculaciones con el Partido Socialista.

Nada tienen de malo las filiaciones políticas de Casasola, que sí nos dan una idea cercana a la política del Presidente de la Sectorial. Quizá eso podría explicar la rapidez con la que la iniciativa ha logrado el apoyo presencial de la Directora General del Libro, Maria José Gálvez, lo que es una buena noticia para aquellos cuyos intereses vaya a defender la nueva organización, supongo. Lo importante es el firme compromiso de Casasola con el interés común y los intereses, necesidad y el trabajo de todas aquellas personas implicadas en los tebeos.

Una anécdota ilustrativa: aunque desde 1994 lleva dirigiendo el Salón Internacional del Cómic de Granada, cuando en 2009 otro colectivo (Asociación Cultural Crossover) monta un Salón del Manga de Granada, Casasola decide organizar en la misma ciudad el Salón del Manga de Andalucía (higher, further, stronger). Las puñaladas entre E-Veleta y Crossover desde entonces son frecuentes. En 2011 Casasola firma un contrato de exclusividad con Fermasa, el recinto donde ambos eventos se celebraban, dejando fuera el evento de la Asociación Crossover.

La cosa no paró ahí. Al año siguiente Casasola sugiere (vía burofax y amenazas legales) a Crossover que renuncie a la nomenclatura de “Salón del Manga de Granada”. La asociación reinventa su evento como FicZone y así celebran su edición 2012. En 2014 Casasola registra la marca Freakzone, con un logo HOMENAJE, y demanda a Crossover que renuncie de nuevo a la marca y logo que están utilizando. El conflicto continuó abierto durante bastante tiempo. Curiosamente, la única Freakzone que encuentra Google ocurre en Ponferrada, y la promueve la Asociación Cultural Team Rocket, que no tienen ningún vínculo con Casasola. Que no quiere decir que aquí nadie actuase de mala fe.

Sin embargo, la anécdota más importante de la carrera de Casasola es anterior, y nos conduce al año 2002. En aquel momento los eventos del cómic en España estaban todavía en pañales, y Alejandro Casasola quería darle algo de tirón y prestigio al de Granada, poniendo la historieta andaluza en el mapa nacional e internacional. Como invitado estrella va Peter Bagge, que se llevó un recuerdo imborrable del evento.

No podemos confirmar ni desmentir que el personaje de la barba sea Casasola.

Y por supuesto, no hay evento de los tebeos que se precie que no tenga una entrega de premios. Al más puro estilo de los Oscar, Casasola decide fichar a un director y guionista, y elige a Juanma Bajo Ulloa, que en aquel momento era el segundo director español más taquillero de la historia con su película Airbag, solo por detrás de Santiago Segura y su Torrente. El resto es historia. Durante la entrega de premios, unos talibanes capitaneados por un actor caracterizado de Bin Laden irrumpieron en la entrega de premios del evento hasta que una mujer en burka aparecía para bajarle los pantalones a Bin Laden (interpretado por Manuel Manquiña) y practicarle allí mismo y ante el público asistente una mamada, para después follárselo mientras el resto de talibanes cantaban canciones de Operación Triunfo. Que Peter Bagge no documentase este colofón probablemente se debe a un intento de mantener la verosimilitud del relato.

Sí que lo documentaron varios medios de comunicación. El Mundo titulaba “Queman una imagen de la Virgen y realizan el coito”, mientras que Libertad Digital definía la asociación de Casasola y Bajo Ulloa como “la conspiración de los necios”. ABC destacaba la participación de diversas organizaciones públicas andaluzas en la financiación del evento. La reacción de Casasola no tiene precio. Espectáculo bochornoso lo será usted, podría ser el titular de esta pieza de El País recogiendo las declaraciones del director del Salón, que achaca a la mentalidad provinciana de sus paisanos el revuelo organizado, y amenaza con tomar toda clase de acciones legales.

A pesar de las amenazas de retirarle el apoyo económico si no dimitía, Casasola se mostró firme, puso entrada simbólica al evento en 2003 y aguantó contra viento y marea. En 2005 el asunto ya ni se mencionaba. Para 2006 el logo de la Junta de Andalucía y la Diputación de Granada volvían al cartel del Salón de Casasola. Después de esto, nuestro hombre ha colaborado en numerosos asuntos culturales en Andalucia, siendo el colofón a esto el asiento en la Mesa del Libro que ha conseguido con la fundación de la Sectorial. 

Este es Alejandro, un hombre sencillo con una gran pasión por el cómic y que no busca protagonismo, favores ni gloria personal, solo lo mejor para este, nuestro mundillo. Sobre el resto de temas de la Sectorial iremos documentando con el ánimo de que, en 2032, cuando nos toque hacer otro post como este, haya un poquito más de hemeroteca que con la Academia de la Historieta. No os prometo nada.

Recuerdos de un octubre entre viñetas y toques de queda

Pues sí, otra tanda de mis tuits

Allá por el mes de julio…

…esto era lo que lo petaba, según mi cuenta de Tuiter

Mad Jim: Más allá de la Cúpula del Fándom

En este año están sucediendo muchas cosas a destiempo: pseudo partidos de Champions en Agosto, final del mundial de snooker en domingo (y con público, por cierto), los premios del Salón del Ficómic se emplazan a 2021 dejando doble competencia (o mitad de premios)… Ante este panorama no es extraño que en Warner Media se hagan un lío y anuncien casi a la vez una ola de despidos y su acontecimiento fan para los adeptos a DC y derivados: el DC Fandome. Porque si no estás obligado a montar stands en San Diego, puedes hacerte tu propio evento.

Aunque se haga de manera virtual, quieren que los asistentes vivan una experiencia lo más semejante posible a una ‘Con, de manera que han diseñado toda suerte de salas paralelas simultáneas para que el público pase tiempo corriendo pasillos para llegar tarde a lo que le interesa y poder ir tachando cosas de los plannings. Porque el Caos es un aliciente. 24 horas non-stop para que te pillen cosas mal en cualquier huso horario.

Entre videojuegos, series, novelas juveniles y demás merchandising, habrá hasta cosas relacionadas con tebeos (y Brainstomping las tiene), fijaros si será amplio aquello, pero yo quisiera hablar de otra cosa: del concepto del evento en si mismo como una peldaño más en la escalera de descenso hacia los Gloriosos Años 90.

Para empezar, esa clasificación de lo más selecto del entretenimiento en carpas y salas con nombres evocadores de sensaciones sin límite, para mi se puede definir con un simple concepto.

Geocities.

El Domingo habrá eventos exclusivos, charlas con autores y editores (Mark Waid, Grant Morrison,…), avances, descargas de fondos de pantalla…

Lo dicho, nos está quedando un final de siglo de lo más apañado.

Pero tranquilos, habrá Cosplay.

Aunque ya no sea mayo, ¿te puedo tuitear?

Una segunda oportunidad para que podáis leer chorradas que en su mayor parte no se merecían ni una primera oportunidad

Tuiteos de un marzo distópico

Como hoy es el día del trabajo y por tanto no se trabaja, hago copypaste de mis tuiteos durante el mes que empezamos libres como el viento y acabamos pandémicos y enclaustrados

Drama en tres actos

1) El Salón del Cómic de Barcelona se pospone a 2021

2) Un aficionado expresa su desagrado: «dejen paso a otras iniciativas como las heroes comic con»

3) La Heroes Comic Con de Bilbao se pospone a 2021

[Posteo inspirado por el Capitán Urías]

Tuiteos de febrero

¡Ahí vamos con febrero!

Entre frikis anda el juego

Bueno, es increíble que tengamos que tener esta conversación en 2020, pero aquí viene.

Lo friki, ¿no?

Sí, sí, sé lo que os estáis preguntando, ¿esto no se ha debatido ya? Lo de lo friki. Y sí, claro. Como que en 2009 en El Jueves ya se hablaba de ello. Y ya sabemos que si un chiste sale en El Jueves, quiere decir que ese chiste se llevaba haciendo, al menos, desde hace 5 años. Que es lo que tarda el Consejo Editorial en darse cuenta de dónde les da el aire.

Bueno, venga, vamos a reconocerle a Fernández que igual solo hacía 3 años que el debate estaba superado cuando hizo esta viñeta.

Pero lo friki, ¿no?

Entonces llegan los andaluces. No voy a hacer chistes de andaluces, que son gente muy noble. El caso es que llegan los andaluces tan tarde que parece un tren a Extremadura, y dice, “vamos a hacer un salón del cómic en Málaga”. Porque ya había un Salón del Manga.

Sí, bueno, el caso es que como que la palabra “cómic” en 2016… No sé. Como que no tenía tirón. Y entonces, lógicamente, surge la duda. ¿De verdad merece la pena llamarlo Salón del Cómic si va a tratar más sobre Funkos, series, películas, videojuegos y otras cosas? Aunque en Barcelona y Madrid la respuesta es, claramente sí, en este caso los malagueños deciden que no. Y le ponen un nombre distinto. Así, como friki, ¿sabes?

Que llevan ya 4 años, oye. Supongo que funciona.

Porque, total, si te gustan Harry Potter, Juego de Tronos y Star Wars, tienes que ser un friki, ¿no?

¿NO?

Bueno, el caso.

Que tú montas tus charlas, tus actividades, tus cosas. ¿Cosas de frikis? Sí, Peter, cosas de frikis. Es una referencia a Padre de Familia. Es gracioso, porque es friki.

Y claro, es complicado montar actividades. A la que te quieres dar cuenta, el domingo tienes más charlas con Loulogio que con mujeres. Son cosas que pasan, al menos no han hecho una charla sobre “el papel de las mujeres en lo friki”.

Pero estoy siendo malo. Esta gente ha hecho un esfuerzo en incluir cierta diversidad en sus actividades, en tratar numerosos temas, en hacer actividades variadas. Hay dinero invertido en esto. Al menos, más de lo que se ha gastado la distribuidora en la promoción de Bloodshot.

¿Qué? ¿Que qué es Bloodshot? Sí, hombre, la peli esa de la que me estaba burlando hace un mes o así. ¿Que no has visto ningún anuncio de la película? Ya, no me extraña.

El caso, que no me parece mal que la Freakcon de Málaga haya invitado a una cantidad ecuánime de Comicgaters misóginos que te pasas y Mujeres, porque en eso consiste la igualdad y los libros del 8M patrocinados por compañías energéticas. Ni siquiera que justo el día sin mujeres en el horario de actividades sea, precisamente, el 8 de Marzo.

Lo que me tiene fascinado de la Freakcon es que puedes firmar tu inscripción ya mismo para trabajar como voluntario en ella. ¡Como en los festivales de música! ¡Al fin equiparación con otras formas de arte! ¡Solo han tenido que venir el cine y la televisión para conseguirlo!

Vivir de tebeo

Mientras en los USA la gente estaba con que Kansas o no Kansas, más perdidos que Superman en la continuidad de DC, en Europa estábamos con uno de esos temas que los que tienen resuelta la papeleta suelen meter dentro del Ya Kansas.

Pero no, hoy no toca hablar del Brexit. Hoy.

Hoy toca hablar de que hemos tenido Angoulême y en él (¿ello?) hemos podido ver protestas. En realidad supongo que no hace falta que yo los cuente porque, sin duda, todos esos medios, teóricos y profesionales del cómic se habrán hecho eco de ellas.

Pero como soy así de pesado vamos a darle otra vuelta. Porque en Angoulême han tenido manifestaciones y no precisamente por si sale, o no sale, o qué pasa con el Toda una vida -que es un cómic de Spider-Man tanto como un resumen de cómo funciona la cosa del cómic aquí- sino por otros temas.

En primer lugar, y como si fueran los Goyas, al ir por allí el presidente se lió, un poco como siempre, pero se lió. Y, como cuenta también Heidi McDonald, han tenido críticas y preguntas sobre la ausencia de Rumiko Takahashi, no solo que haya pasado de ir, que casi normal, sino que tampoco haya tenido una exposición a la altura de su Gran Premio.

Pero tampoco era esto.

La cosa realmente notable es esta otra:

Y podríamos seguir un buen rato…

Pero el resumen es lo que podéis ver. Se están quejando en Francia de la precariedad laboral de los autores de cómic. Sí, en Francia. Sí, de la Precariedad. Sí, en Francia. Sí, de la precariedad. Sí, en Francia. Esa Francia. La Francia de los chopocientos ejemplares y los premios y el anuncio de El Año de la BD y todo el follón. Sí, en Francia.

Por supuesto podríamos ponernos mandorlos y decirles que hay que ver qué pesados y qué falta de clase, siempre hablando de dinero. Que al cómic no se dedica nadie que no quiera, y el que se dedica, ya sabe lo que hay. Que hay quien se sabe buscar la vida y quien espera que venga a resolvérsela. Que se supone que estamos practicando no sólo un oficio profesional, sino también un arte, y nunca hay nada que hablar del arte de hacer tebeos. Que parece que a nadie le interese una reflexión sobre el medio, sobre las tendencias, sobre los temas, sobre las figuras, sobre los desafíos, sobre los soportes, sobre los formatos, sobre cualquiera de las cosas que deberían estar debatiendo las personas que se dedican en cuerpo y alma a una profesión. Que ya está bien siempre de si no se puede vivir del cómic, que si está muy difícil el divulgar tebeos en los medios, que si la novela gráfica vende más o menos… ¡YA ESTÁ BIEN! A ver si ahora los que tienen la vida resuelta -y el dinero de los premios nacionales o no, o el de Netflix- van a tener que pararse a pensar en los que no. ¡Cuanta vulgaridad!

Por suerte no es la norma general. Por aquello de que la mayoría de gente tiene esa fea costumbre de querer comer y tener un techo y, oye, no todo el mundo puede ser funcionario ni, desde luego, tener una pareja funcionaria. Qué le vamos a hacer.

Pero, bueno, como decía, si en Francia están así y hay protestas y movilizaciones seguro que la réplica aparece pronto en España. (En UK no, claro) y no tardaremos mucho en ver cómo las organizaciones del cómic (los sindicatos de creadores, las asociaciones profesionales) salen también a defender lo suyo. Que al final resulta que es lo nuestro.

Porque cuando las cosas van mal debemos seguir los ejemplos rutilantes y hacer piña para mejorarlas. ¡Nunca olvidemos Su ejemplo!

ACIC AL ECNARF!!!