Bye Jay

Ha muerto Ricky Jay. Era un gran mago, uno de los mejores con las cartas. Y, probablemente, su cara os suene. Porque también salió en películas como Mystery Men.

Efectivamente, es la persona que dice lo de “Soy un publicista, no un mago“.

Esas cosas.. Lo cierto es que tuvo algunos papeles en el cine, sobre todo con su amigo David Mamet. Pero por lo que merece la pena dedicarle un poco de tiempo aquí es  menos por esos papeles o por su faceta como escritor e historiador de Lo Extraño con libros como este:

sino por su tarea en el ilusionismo, que le facilitó especiales, programas, intervenciones y muchas más cosas, desde su propia presencia en la PBS,

que permite momentos como este,

en un recorrido por las cosas que, lógicamente, más le importaban.

Es cierto que su gusto por la historia de la magia se manifestaba en todas partes, incluyendo en sus más célebres espectáculos,

pero eso no significa que no tuviera un reflejo dentro de los mismos.

Aunque, por supuesto, su trabajo más conocido es con las cartas.

Algo que él intentaba explicar en múltiples ocasiones,

y que le servía para múltiples trucos,

que acababa resumiéndose en un manejo excepcional de las cartas.

Y sin decir Mon dieu! ni nada de eso.

De ahí que haya decidido evitarme el post de hoy realizar un pequeño homenaje a su persona, tan apreciada en televisión

pero, sobre todo, tan pendiente siempre de enseñarnos algo sobre los engaños. Incluso en las noticias.

AVIV YÄJ YKCIR!