Rentreesteza

Alguien dijo que las vacaciones no están para dejar de hacer cosas, sino para hacer cosas distintas. En mi caso, aunque por lo poco publicado por aquí parezca que me he estado tocando los narices, he ido leyendo esos materiales especiales que se suelen dejar para las grandes ocasiones. El material europeo en blanco y negro. Lo gafapasta, que también lo llaman.

Dos ucronías han caido: La Noche de siempre (Ramón de España, Montesol, y prólogo de Isabel Coixet) y Los Ignorantes (Étienne Davodeau).

Ucronías ambas, sí. La primera, publicada a principios de los ochenta, juega con las ganas de aquella juventud de beberse la noche, de salir, de ligar, de disfrutar, de querer hacer tan especial cada noche hasta el punto que todas terminan pareciendo la misma. Pero al mismo tiempo es un mensaje optimista, un canto a las libertades conseguidas tras el franquismo (época que entonces era considerada mala). Y esta es la ucronía que plantean los autores ¿Y si el franquismo no hubiera ocurrido?¿que habría sucedido, cómo hubiera cambiado la sociedad? pues según los autores, si no hubieramos perdido esos 39 años por el camino habríamos avanzado hasta el punto…

…de que en los ochenta contaríamos los chistes que en nuestro continuo son actuales en 2019.

Los Ignorantes es más ombliguista. Un tebeo que trata sobre hacer tebeos. De eso y de vino, como buen material francés. El autor se retrata a si mismo, y en estas lides asumimos que será inevitable que se dibuje más guapo, con menos tripa y con más pelo. Es una licencia artística universal (Monteys también lo hace) , aunque en este caso Davodeau extiende este manto de perfección a los amigos que aparecen en la obra. Esto convierte al también en una ucronía, en este caso una en que…

…una en que Gibrat suele entregar a tiempo.

Y así me ha ido el verano. He seguido también, por supuesto, revisitando los clásicos como cuando terminé la temporada pasada, e insisto en las que rumiaba entonces, en que Sinnott sabe cosas. No es normal que me entere más de la soterrada debacle de Ciudadanos en las Bibliotecas Marvel que en los medios.

De vuelta al tajo entonces. Yuju. Snif.

Articulistas con sobredosis

Continuando con los actos de conciliación de este nuestro décimo aniversario hemos creido útil y necesario cederle por un breve instante nuestro humilde espacio de esparcimiento a una de esas firmas imprescindibles desde hace años cuando se quiere hablar de cómic pero no quedar como si quiesieras hablar de cómic sino como si pudieras elevarte sobre ellos sin mancharte. Y es que años antes de que se les ocurriera que lo que se llevaba años llamando Novelas Gráficas separara por calidad y no por extensión ya había pequeños genios del psesudo análisis diciéndonos lo que era Cannon y lo que no -¡Como si el pobre Menahem Golan, que Cannes tenga en su gloria, tuviera culpa de algo!- y certificando con su grandeza, no digamos ya con su trabajo como traductor para esa misma editorial que le dejaba publicar libros y, quien sabe, quizá también traer y llevar cervezas al jefe de la misma, porque con una cerveza en la mano y dos más vacías sobre la mesa es más fácil entender la GENIALIDAD! de un análisis sobre Expediente X por alguien que no parece haber visto la serie. Como decíamos, el blog de ADLO! es todo amor y compasión y esas cosas así que hemos decidido traer hasta aquí a un juntaletras que suele aparecer más como balnco que como sujeto. No, no hablo de Peter Narrow, hablo de su homólogo para franco-belga… ¡¡¡RUBÉN DE ANDORRA!!!

Un poco de películas que no me gustan es mucho.

Oneroso. Oneroso, omnívodo y multidisciplinar. También iridiscente. De todas estas maneras me parecía que tenía que empezar mi queja porque, jopetas, es que están estrenando unas cosas que de verdad, parece mentira que les encuentren sitio con solo 52 semanas al año y apenas unos pocos títulos estrenados cada semana, como seis u ocho o así, yo qué sé, uno esperaría que con unos cuatrocientos estrenos al año no quedra hueco para cinco películas de superhéroes. Pero ya se ve que cuando les interesa hacen sitio, para esta sí y para la maravillosa "Je me foule les oeufs des gras que je leur ai" no han sido capaces. ¡Ah, el sucio dinero que todo lo consigue! Por ejemplo, que esté escribiendo aquí.  

Pero bueno, uno es un profesional no solo para poner el cazo, también para escribir. Así que voy a hablar de algo que no he visto desde el desconocimiento y haciendo alarde de ello. Yo soy un profesional pero de El Periódico en el que escribo no voy a decir nada. Veamos… ¿Qué puedo decir sobre la película está que van a estrenar a partir de lo que sé de ella? Bueno, a partir de ahí no podría decir nada… ¡IGNÍFUGO, PARALELÍPEDO, CONCÉNTRICO! Ah, ya, miraré un rato el poster y el IMDB. ¡UN NEGRO! ¡HAY UN NEGRO! ¡UN NEGRO CON TATUAJES ROJOS! Será que se ha tatuado rodajas de sandía, claro, como tatuarse pollo frito sería demasiado espacio pues ha elegido esto. Jajaja. Estos boys siempre tan hilarantes en su baja intelectualidad. Aunque se llama Bautista. Hummm… por un lado tiene nombre de mayordomo así que puede ser un negro tranquilamente, pero también lo tiene así como de español… pero no me suena, así que lo mismo es un sudamericano o algo así, pero el caso es que es un marróncito como poco, ¡¡¡UN MORENO!!! Jajaja. Menos mal que soy superdeizquierdas y me puedo permitir este lenguaje. Venga, vamos al IMDB. ¡Mira, lo sabía, en el IMDB hay un post que dice Worst movie ever?, ¡soy un hacha! A ver, el director ha trabajado para la Troma. Uy, que espantito, trabajar para la Troma, ¿qué clase de director trabaja para una cosa de esas? ¿Os imagináis a JJ Abrams o Billy Bob Thorntonteniendo ALGO que ver con una compañía así? ¿O a Oliver Stone? ¡PERENDENGUES! Ah, si el Hollywood de toda la vida, el de Francis Ford Coppola, Jack Nicholson, Martin Scorsese, Robert De Niro, Peter Bogdanovich, Jonathan Demme,  Bruce Dern, Dennis Hopper o Peter Fonda escuchara sobre un fulano que ha empezado de una manera TAN indigna. ¿Es que se cree que le voy a tratar igual después del titánico trabajo de investigación que he hecho? Pero, eh, que no es solo eso. Que además se basa en un cómic ¡QUE NO LEYÓ NADIE!, y eso yo lo sé no porque haya mirado la tirada que tuvo en USA ni en España -¿siguen publicando esas cosas con colorines en España? Desde que la editorial a la que prestaba mis magníficos servicios como traductor quebró por motivos que no entiendo no me he vuelto a dignar. Eso sí, tengo por aquí un guión super-profundo si alguien me ve y me quiere editar, con una tirada MUCHO más importante que la del cómic ese, dónde va a parar- y, de remate, ¡con voz de Vin Diesel! ¡Fua, chaval! ESTEEEE… quería decirrrrr… ¡Repámpanos y genuflexiones! Vin Diesel nada menos, que aún y tendré que tratarle como si fuera un protegido de Sidney Lumet, un auteur con cortos y filmes sobre la adolescencia y la amistad masculina seleccionados en Cannes y Sundance, ¡¡¡A MÍ ME LA VAN A DAR!!! Es un tío pelado, ¡su preposterous pomposity pelona! 

Así que me he dicho, ¿y esto por qué? Porque es una moda, no cabe duda, al fin y al cabo nunca fue fructífera la relación entre los tebeos y el cine. No es como si lleváramos ceinte años de películas o hayamos tenido números uno en taquillay años con una locura como siete a la vez en la última década. Pero es que, claro, se ponen de moda, la gente hace películas que ya no son como esas espantosas de Spider-man o del Capitán América que, de verdad, uno las veía y pensaba que eran una serie de televisión y un telefilme hecho por una empresa de serie b en lugar de una producción guay como Supe… ¡NO! ¡Esa película de la misma época no existió! ¡Debo ser fuerte! ¡Estoy criticandoalgo sin habrelo visto, no puedo dejar que los datos objetivos interfieran con mi Visión Personal! ¡ENDECHA, FILIBUSTEROS, OTORRINOLARINGÓLOGO! espera, tengo que decir que algo es bueno.. ahm… ¡TIM BURTON! ¡Eso sí que era Batman, con esa Bat-Dance! Ese sí es un autor, ojalá su proyecto de Supermán con Nicolas Cage contra una araña gigante se hubiera llevado a cabo. Y.. ah, sí, lo de Guillermo del Toro. Una cosa completamente diferente porque a este lo mismo me lo encuentro en algún acto de esos de comer canapeses que parece que le gustan tanto como a mí. 

¿Por dónde iba? Ah, sí, que quieren hacer más, ¡¡¡MÁS!!! Su depravación multifacetaria poliédrica oranginista no conoce límites, como eso de Doctor Strange, otro cómic desconocido, ¡pero si va de un neurocirujano con superpoderes! Y suena el chico este… yo que sé… uno… Jon algo… ¿Don Jon? Nah… ¿Jon Hamm? Ese. O John Cena.  No, ese no puede ser. Si todavía fuera Don Johnson *suspiro*. Voy a parovechar que salgo del ensoñamiento para decir que le he dado el Premio Cantamañanas más Pretencioso del Mundo del Cómic a Alan Moore
. Bueno, en realidad el nombre es Prix au Baratineur Le plus prétentieux que le Monde de la Bande dessinée porque lo mío es el francés como saben todos los que me han contratado alguna vez. Tendríais que habernos visto en la ceremonia de entrega, estaba yo con mis amigos del Círculo de los Chalados, todos con nuestra bata de satén y un gorro de papel aluminio en la cabeza y cuando leí los votos -bueno, solo el mío porque parece que ni el Señor Bigotes ni Don Micho ni Orejitas Peludas ni Tiger, Tiger quisieron botar esta vez tan poco, pero estaban TAN monos con sus pequeñas botitas y sus pajaritas a juego- pues resulta que le habíamos elegido a él otra vez. ¡JA! ¡Otro duro golpe a su ego! Cualquier día se lo mando por correo y así puedo decir que es un Premio Internacional del Cómic. Pero… de qué estab… ¡CONCUBINATO, FOTOSÍNTESIS, INVERECUNDO!

Ah, sí, que no hay suficiente… ¿cómo decirlo en español? No, espera, eso es TAN VULGAR… No hay suficiente suspension of disbelief, -espera, lo pongo mejor en cursiva o no van a notar que suspension es en inglés… si es que la gente es siempre de un vacuo en su inane exhibicionismo cultural- suspension of disbelief poco creible. A mí es que todo en este género me parece demasiado fantástico. ¿Por qué no pueden dedicarse los superhéroes a no tener superpoderes sino trabajar en una oficina y comer acelgas? De verdad que a veces creo que es solo por ganas de molestarme A MOI!. 

Vamos, con deciros que lo único bueno es loq ue ya no se va a hacer jamás. El Hombre Hormiga ese. Ah, que la cienta sí… ¡pero si es super bizarro! ¡UN HOMBRE MENGUANTE! ¿Cuándo se ha visto eso en el cine? Y pretenden que nos traguemos ese viaje alucinante que lograrán sin duda mediante algún chip prodigioso, claro, claro, señores de Hollywood, nos lo comeremos todo con tanto cariño como si encogieran a los niños. ¡¡¡JAJAJA!!! ¡Qué locurón! Vamos, los superhéroes más raros son este y [buscar en internet algo que tenga buena crítica y sea suficientemente viejo, recuerda NO puede ser francés, hay que hacer concesiones], nunca jamás se ha visto nada tan raro en unos superhéroes. Hacerlo sería condenarlos a patrullar por toda la eternidad teniendo que asumir sus condiciones mutantes. ¡LO-CU-RÓN!  Perdón, quería decir ¡SU-PRE-MA-EX-TRA-VA-GÁN-CI-A! 

Total, que eso que el director me gustaba porque era inglés y no venía de hacer películas humorísticas de terror como otros que yo me conozco. Y esto es todo. y es la verdad, porque lo digo yo y lo dice mi zboub.