Otros blogs, otros misterios (1): LEEyendo

En ADLO! no nos dormimos en los laureles. Otras iniciativas una vez logrado su objetivo, que todo el planeta finalmente reconzca a ROB! como el fundamental genio que es, se habrían relajado y estarían funcionando en modo automático. No la ADLO! Novelti Librari. Nosotros no saltamos el tiburón, nos lanzamos de frente contra él, nos introducimos valientemente en de sus fauces y brotamos imbatidos a través de su aNO SALTAMOS EL TIBURÓN.

Y en nuestra incansable búsqueda de nuevos horizontes y perspectivas nuevamente os traemos algo que nadie había hecho antes: un post de ADLO! No no, un post del ADLO! de una tierra paralela, una de esas sombras divergentes tan parecidas y al mismo tiempo tan diferentes de la nuestra. Concretamente del ADLO! de Tierra-$, la tierra donde todo el mundo ha tenido el éxito que se merece. Hasta el extremo de que nuestra querida asociación allí se llama ADMO! porque allí ROB! disfruta de la fama y gloria que le corresponde desde los tiempos en que fundó Image en solitario y el incomprendido y desconocido autor que defienden es un tal Michael Mignola. Como no podía ser de otra manera, los admáteres de Tierra-$ gozan de merecido prestigio y éxito en todas sus iniciativas, tanto vitales como profesionales. Los más selectos medios digitales se rifan sus firmas, las más blockbusteras películas suplican sus cameos, las más imprescindibles series televisivas sueñan con contar con sus direcciones. Pero ellos, en una coherencia que cruza transversalmente barreras dimensionales, roban todo el tiempo que pueden a sus compromisos y sus harenes para perseverar en la difusión de la obra de Mignola y de todo aquello que es GENIAL!

Sin más preámbulos os dejo con el post que subieron el pasado jueves, llamado en Tierra-$ correctamente “Thordía” dando lugar a una serie de divertidas bromas que los nativos de dicha tierra nunca se cansan de oir, y que se titula…

LEEyendo

El de los minicomics promocionales siemper ha sido un campo menor dentro del estudio del tebeo clásico norteamericano de los 60-70. La literatura al respecto escasea salvo excepciones como el History of the Hostess Cupcake Comics de James Steranko y es por ello que la ADMO! Novelti Cinematheque se enorgullece de recuperar otra de estas pequeñas y olvidadas joyas tan ingeniosas que podrían haber surgido de los lápices del mismísimo MIKE!

La campaña promocional de pantalones Lee™ del año 1970. Concretamente la página insertada en el episodio 32 del primer volumen de Iron Man. Se trata de una serie de historias de una sola página con un protagonista fijo que responde al nombre de Jim Driscoll y cuyas peripecias buscan subrayar que vestir pantalones Lee™ te hace parecer mayor.

En la presente aventura nuestro heroe titular ha acudido a presenciar un partido de rugby entre institutos cuando sin previo aviso… ¡peligro!

Una joven e inocente niña ha saltado al cesped sin duda anonadada por lo grande que tiene el bien apodado Big Joe el talento estratégico.

Valientemente Jim se lanza al campo de juego rescatando en el último instante a la pequeña sobre la que ya se abalanzaban las dos hordas de hombretones dispuestos a explicarle los fundamentos técnicos del fútbol americano.

En un imprevisible giro argumental la pequeña resulta ser hermana de Big Joe, quien hace invitar a nuestro heroe para darle las gracias en persona.

Cosa que en ningún sitio puede hacer mejor que en los vestuarios tras el partido. En tan particular ambiente, rodeados de rudos deportistas completamente vestidos en una atmósfera cargada con el masculino olor a una honesta victoria ganada deportivamente Big Joe no pierde el tiempo…

…y dirige su mirada a la entrepierna de Jim apreciando inmediatamente la cuidada factura de sus pantalones y cómo hace que parezca ser mayor de la edad perfectamenete legal que realmente tiene. A su vez Jim no puede evitar notar en Big Joe una indisimulable y notoria misma marca de ropa que la que él usa.

Y siguiendo la clásica estructura narrativa en tres actos llegamos al desenlace.

En el que Jim se apresura a afianzar el cinturón para dejarse puestos los pantalones como le han contado que hacen todos los chicos del instituto y la universidad.

Si bien es cierto que no estamos ante la complejidad conceptual de las historias de Hostess Cupcakes o del rompedor grafismo de AUU Shooperstar la publicidad de Lee™ es un producto digno y ciertamente imaginativo que sin duda inspiró en los jóvenes prepúberes de su epoca interesantes fantasias y vigorosas meditaciones sobre el futuro profesional.

——————————————————————————

E. Martín en la actualidad compatibiliza sus colaboraciones en esta revista impresa vintage que sostiene en sus manos con los toques finales al guión de Guardianes de la Galaxia Vol 3

 

Nosotros y los japos

A ver, decid ¿quién ha dibujado así a Andrés Iniesta?

La solución, al final del posteo.

Y cuando hablo de la solución, no me refiero a quién lo ha dibujado, sino a quién diréis que lo ha dibujado, que parece lo mismo pero no es igual.

Y es que aunque parece que el manga y anime japonés ya están plenamente integrados en nuestra sociedad, tampoco ha llovido tanto desde que comenzó a implementarse en nuestro mercado como una cosa exótica, y sobre todo a rebufo de Dragon Ball. Un tiempo en el que se debatía si el formato idoneo para el manga eran el cuaderno de 48 páginas o había que subirlas a 96, se discutía si dejar de espejar el orden de lectura podría producir disxelia a los lectores, y la estrategia de mercado mandaba que si un manga se quería colocar en el mercado culto debía contar con portada de autor español. A ver quién era el gafapasta que compraba algo de Tezuka con una portada de Tezuka, por Diso.

Y en ese ambiente hostil, los imaginativos creativos editoriales debían idear llamativos anuncios que cautivasen al público potencial. Y en aquellos esplendorosos noventa, gracias a la tecnología disponible, creaban sus llamados con imágenes, textos y fondos en los que desplegaban sus reclamos. Mirad por ejemplo la chulada que les quedó para anunciar Outlaw Star:

Algo original, algo agresivo. O lo compras o te preparas, que soy un dibujo inquietante. Y ten cuidado porque si no lo haces le pegaré a ella (o él, que con estos japos no se sabe) también. Es su si no.

¿A qué esperas? ¿Acaso necesitas más información?

Anuncio tipo de manga de PlanetaDeAgostini en los inicios del boom. Elaboración propia con creatividad, complicidad con el público y toda la información necesaria.

Incluyendo, evidentemente, datos sobre el formato de la edición y el autor de la obra.

Lo que pasa es que entonces aquellos nombres tan raros nos parecían todos iguales y si queríamos informar en vez de confundir debíamos tirar de referentes más que de datos. Entonces éramos así de brutos, tampoco hay que esconderlo.

Al menos podemos presumir de haber aprendido, evolucionado y cambiado a mejor.

Con la excepción, claro, de los que a la pregunta de Iniesta hayamos contestado que “el de Campeones” (aka “el de Oliver y Benji”).