Hatarí

[rinnnngggg rinnnnggggg]

-Dígame.

-¿Lapetino? ¿Estoy hablando con Tim Lapetino?

-El mismo.

-¿El Tim Lapetino que está recopilando uno de esos libracos carísimos para regalar en Navidades sobre El Arte de Atari?

-Y me hubiera salido con la mia de no ser por esos chicos entrometiQUIERO DECIR sí, ese. ¿Y usted es…?

-Dan Kramer. Trabajé en el departamento de marketing de Atari a principios de los 80. Qué tiempos aquellos.

-Y me llamas porque…

-Porque sé cómo funciona esto. La idolatría de los Artistas con mayúsculas, los Genios que sacaron adelante la empresa.

Y ¿sabes qué, Tim? Esos genios no habrían llegado ni a la esquina sin nosotros, los de marketing. Nosotros éramos quienes les encargábamos las ilustraciones y teníamos que aprobarlas. Y también hacíamos campañas por nuestra cuenta. Que los de marketing también sabemos ser creativos ¿eh?

-Bueno, yo nunca he pensado lo contrario. De hech…

-Pero ¿se nos reconoce nuestro trabajo? ¡NO! ¿Se nos llama para ir a esas convenciones de videojuegos? ¡NO! ¿Nos mencionan los libros sobre historia del medio? ¡NO!

-Perdona, Dan, tu apellido era…

-Kramer. Dan Kramer.

-Claro, ya decía que me sonaba. Tranquilo, Dan, mi libro va a abarcarlo todo. Del arte al diseño del hardware pasando por el marketing. Y descuida que os voy a nombrar a todos.

-¿De verdad? ¿Lo dices en serio? Oh dios mio, estoy tan emocionado, no sé qué decir…

-Tienes mi palabra, Dan, de que mi libro dejará constancia con fotos, nombres y apellidos de todo lo que hicisteis en Atari. Y cuando digo todo…

…quiero decir TODO….

El Grito

Esteban Maroto, Partido Popular, 2020.

Geyper Man, Geyper (Matel), 1975

¿Coincidencia? ¿Serendipia? ¿Homenaje?

¡TÚ DECIDES!

Obviamente es…

Coincidencia (o serendipia)
Homenaje a Los Juguetes que Nos Hicieron
Taquiones
NADA que ver oiga, uno es un monigote manipulable por quien lo ha comprado capaz de adoptar cualquier postura sin rechistar. El otro un recordado juguete de los 70…
Created with Quiz Maker

No hay que dormirse en los laureles

La compañía de rifles Daisy estaba en su apogeo en los años 40 y 50, pero las leyes del capitalismo hicieron inevitable que quisiera crecer aún más. Así que echaron mano de una de las figuras favoritas de la chavalada para soporte publicitario: el vaquero de los tebeos y los seriales Red Ryder

Por cierto, esta alianza para vender rifles a los niños (y a los padres o abuelos nostálgicos) continúa hoy en día