Jokers del futuro pasado

A veces la tentación es fuerte. Por algo tengo la carrera de Periodismo, lo llevo en la sangre, me lo pide el cuerpo: ir a la Wikipedia (o fusilar un hilo de Twitter de alguien que lo haya hecho) y dejaros una lista de películas de superhéroes que ya tiene un Oscar.

Lo sé, lo sé, probablemente es lo que muchos están esperando. Pero creo que supone darle demasiada importancia a los premios. Y todos sabemos que la crítica está comprada, y que todo esto es papel mojado para hacer algo de clickbait con unos premios cuyas nominaciones todavía no conocemos sobre una película que todavía ninguno hemos visto.

¿Qué importan los premios cuando puedes dejar un legado, una huella indeleble sobre la Historia? ¿Qué es un Oscar o, por decir algo, 3, al lado del papel fundamental que Joker ya ha dejado en la cultura popular para la posteridad?

Se han acabado los prejuicios contra el cine de superhéroes. Ya no volverá a pasar que nadie nomine a media docena de premios a, yo qué sé, una película de Marvel de 2018, para que a final no se lleve nada. Nunca más tendrán que preocuparse los superhéroes de que solo se puedan llevar premios menores como Mejor Película de Animación, Mejor Maquillaje o esa chorrada de Mejor Actor de Reparto. Ahora, gracias al Joker, cualquier película ganadora de un Oscar A LA MEJOR PELÍCULA podría NO estar basada en un cómic de superhéroes.

Por ejemplo, la Ganadora del Oscar a Mejor Película en 2017.

O la Ganadora del Oscar a Mejor Película en 2015.

O, por decir, la de 2014

O incluso más atrás. Podría ser la Ganadora de un Oscar a la Mejor Película de 1993.

O la de 1990.

Incluso películas anteriores a que existiera eso que llamamos el cine de superhéroes podrían estar NO basadas en un cómic de superhéroes.

Como por ejemplo, la Oscarizada Kramer contra Kramer.

¡Un nuevo mundo de posibilidades se abre ante nosotros!

¡Viva el CINE!

¡VIVA JOAQUÍN FENIX!

¡VIVA YOUKER!

Los Duques del Hugo

No hay como un premio para que todo el mundo quiera saber qué es eso. Por ejemplo, el Hugo que acaba de ganar Archive of our Own sirve para echarle un ojo a lo que ahí tienen de cómics.

Sí, me refiero a este premio.

No, no sé para qué lo van a usar.

Lo importante es que es una web de ficción fan, un poco como lo que hacen las editoriales grandes pero sin cobrar. Así que, como os podría contar Roy Thomas, hay gente dispuesta a continuar la labor de los creadores para contar su propias historias. Y de ahí que haya una sección dedicada por entero al cómic.

Que es una poca, claro.

De entrada, tiene una sección propia, y dentro de ella se puede encontrar de todo. En serio. De todo.

Así que la forma de evitar tener que escribir hoy una entrada, en mitad de esta mezcla de entrada y salida de mediados de agosto, es obviamente, hacer un repaso de algunas de las cosas que os podéis encontrar.

Como, por ejemplo, de:

2000 ADDC CómicsMarvelArchie

Por supuesto también hay de Asterix TintínSpirou

Incluso de Spawn Invincible TMNT Usagi YojimboFlaming Carrot.

¿Que preferís más Garfield Calvin y HobbesDilbert Krazy Kat ?

O entre los independientes LumberjanesBone.

Incluso podéis fingir que sois como DC y sacarle partido a Alan Moore desde Watchmen From Hell

Hay hasta un hueco en español con Mafalda Blacksad Mortadelo.

Al fin y al cabo, en esa web caben historia de todo. O de CASI todo.

¿Que si eso significa que también hay un hueco para ROB!?

¡Por supuesto! Pero no creo que queráis leerlo, la verdad.

Visibilidad

Atendiendo a la agenda, estamos ya en temporada alta de eventos y novedades del mundillo. Sin ir más lejos, este pasado fin de semana se ha celebrado una importante convención, y para la próxima semana está previsto que una importante editorial lance una nueva linea de títulos. Calentando motores pues para nuestra particular Wrestlemania, el evento antaño conocido como Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Pero no lo parece mucho ¿verdad?

En estos tiempos de memes y bulos, para ser noticia no basta con ser noticia. Hay que considerar el impacto y la viralidad si quieres llegar al gran público. Sabemos más sobre la futura saga mutante o el guionista de Superman que lo que sucede aquí al lado. Toda la información está disponible ahí afuera, sí, pero para según qué cosas sólo la encuentra quien la busca. O a veces ni eso. Sin ir más lejos, el evento de Valencia ha llegado principalmente a medios por haber invitado a Cersei Lannister (en realidad, a una actriz que la interpreta). El tema tebeos puede ser noticia local si algún paisano recibe un reconocimiento (y que de saberse serviría para promocionar cosas, pues aunque lleva tiempo ahí, para el común de los mortales pasa como con el anterior Premio Nacional: primera noticia) y poco más. A lo mejor es que no visito los sitios adecuados, por supuesto, pero tras dos días visitando la web de la organización y rastreando su twitter, todavía no consigo saber si se concedieron los Premios José Sanchis Grau honoríficos a toda una carrera o han quedado desiertos hasta una próxima generación de autores. De lo de la línea nueva de títulos, al menos me ha quedado claro que no, que esto no son todavía los Berger Books de Dark Horse. De hecho, una nueva búsqueda me ha hecho ver que lo de Berger ya ha comenzado a publicarse en España de manos de Medusa. Igual es que estoy más empanado que de costumbre, pero si también vosotros de alguna de estas cosas os habéis enterado «en el blog de Adlo!» igual algo no está funcionando como debería en la transmisión de información.

Que cada cual habla de lo que quiere, por supuesto, sea un grupo de amigos o una gran corporación. De lo que quiere o de lo que le renta. Pero en la era del infotainment esto crea zonas de confort personalizadas en la que a cada consumidor le llega únicamente aquello de lo quiere enterarse. Lo demás no sucede. A nosotros ya nos va bien, pues predicar la Palabra de ROB! tiene la ventaja de que ROB! tiene tirón mediático («el creador de Deadpool«) y todo lo que hace termina siendo noticia. En este aspecto, nuestra labor está hecha, tenemos una sociedad más adliana. Pero esto también va de descubrir cosas nuevas, de salirse a veces del camino conocido, no de que traigan como autor hot a Jon Bogdanove.

Sirva pues el lloro de hoy para ver si algún alma benévola me pasa ese par de direcciones donde estar más al día de lo que sucede en el mundo del tebeo. De lo que sucede, no de lo que informan. Que luego todo va sesgado. Que si 80 años de Batman, que si 90 de Popeye…y ni mención a los 100 que en Diciembre cumplirá Olive Oyl. Aprende, Susan Richards.

Otra cosa de la que os habréis enterado «en el blog de Adlo!«

Heroes Comic Con Valencia: el elemento diferenciador

La organización de Heroes Comic Con Valencia quiere que su evento se distinga claramente de otros (como por ejemplo de Heroes Comic Con Madrid), y el camino que han elegido es potenciar el cómic europeo por encima del estadounidense, como se ve en las categorías de su lista de premios

A pesar de tan notable iniciativa, ya se escuchan las primeras quejas en la categoría de novela gráfica europea

Que qué pinta en esa lista Berlín, me dicen. Que cómo puede ser que una obra de Jason Lutes, un señor de Nueva Jersey que ha publicado siempre para editoriales estadounidenses, cuente como europea. La respuesta es bien sencilla

¿Dónde está Berlín, eh, listos?

Cosas de PNs

La semana pasada se anunció la resolución del Premio Nacional del Cómic. Este galardón, recordemos, se concede a aquella obra de autoría española que un jurado resuelve considerar como la mejor entre lo publicado en la añada anterior.

En sus cuatro primeras ediciones (2007-2010), era un Premio sin apenas sorpresas, ya explicamos aquí por qué. Posteriores ediciones siguieron premiando otras obras, y su fallo apenas suscitaba discusión, pues si bien es difícil hacer escalas de calidad para saber si una obra es mejor que otra, lo cierto es que la obra escogida siempre solía estar entre lo mejor de aquel año. Lo dicho, apenas suscitaba discusión hasta este año. Pues este año se han atrevido a premiar por primera vez a una… a una… a una… venga, voy a decirlo…

…a una obra primeriza.

Y claro, ya se sabe, no es lo mismo confiar en un resultado cuando gana una obra de autoría consolidada que otra cuya autoría es la primera vez que escuchas ¿de dónde ha salido? ¿qué había hecho antes? ¿por qué se lo han dado a esta? (a esta obra).

Así que por determinados sitios ha comenzado el debate, el típico «yo-no-soy-primericista-pero«. Hay también quien opina que ya tocaba. Sin embargo, las obras premiadas anteriores tenían ya un nombre, un público y unas ventas antes de ganar el Premio, aspectos que este luego impulsó, mientras que este año el Premio ha tocado a una obra menos conocida y popular, precisamente por ser primeriza. Sí, ya había ganado el Premio de Autor Revelación del Salón de Barcelona, pero esta es una categoría que se tiende a pasar bastante por encima y eso no consiguió que se hablase más de ella. De la obra.

Y como el que no quiere la cosa llegan los comentarios (o dicho en neolengua: «arden la redes») de si es por corrección, que si es por ser primeriza y lo demás da igual, que si… y que a ver cuándo se ha visto esto antes, que de repente una obra primeriza gane un premio grande.

Pues sí ha pasado, sí. Fuera de aquí, claro. Este mismo año.

Y aquí ni fuera, nadie se ha rasgado las vestiduras con este título.

¿Cual ha sido el secreto para evitar polémicas cainitas y no quedar como un primericista? ¿Cómo han conseguido más de 25 listas premiar como Mejor Novela Gráfica del Año a una obra primeriza sin que se caiga Internet? muy sencillo.

EMIL FERRIS

Firmando con nombre de tío.

Viernes en la Heroes Con Carlos Giménez Madrid

sandmanuela