¿Sabéis quién tampoco dibujaba pies? Frazetta

Los trucos de ROB! para escamotearnos los pies de los personajes forman parte ya de la leyenda del autor y del medio. Los planos, los escorzos, el humo, las sombras…todo lo que haga falta para que esas partes no salgan en la ilustración. Bien provista está la Red de ejemplos de ello, me limitaré a colocar algunos ejemplos clásicos con técnicas como la del agua (Mignola hubiera puesto humo):

La del monticulín o «ya que la tierra es redonda…»:

(Mignola le hubiera puesto hierba al monticulín):

…o la caja del código de barras, lo que nos lleva a la técnica del «vale todo«:

Aunque te aupes en algo, Dominó

ROB! es consciente de que su opción artística es objeto de debate, por eso fue de los primeros en aplaudir la pulla que le dedicaron en la película Deadpool 2. Los que admiramos al artista consideramos la estratagema un easter egg más en sus ilustraciones. Y nos alegra ver cómo la influencia del Maestro se expande y adoctrina a otros autores que con estas técnicas consiguen que sus obras seas más apreciadas y sobre todo más valoradas. Y es entonces cuando una portada rompe hace escasas fechas el record de venta en subasta dedicado a original de ilustración historietística: Cinco millones cuatrocientos mil dólares americanos.

Ilustración correspondiente a la portada del número 23 de la revista Eerie (Septiembre 1969, Warren) de mano de Frank Frazetta (1928-2010).

La obra estaba en poder de la familia, a la que suponemos que no le vendrá nada mal el pellizco. Así que algo que tienen que agradecer a ROB!, porque fijaos un poco y buscadle pies, buscadle:

Escaleras, sombras…todo vale.

Y llegados a este punto algunos os preguntaréis ¿y cómo pudo el ROB! de los 80-90 haber influido en el Frazetta de 1969? pues ËL! mismo nos da la respuesta que vosotros mismos ya debéis suponer:

TAQUIONES.

Aunque conste que cuando quiere los dibuja ¿eh? mirad, mirad que bonito. Admirad que definición.

Pocas veces habréis visto un pie izquierdo tan bien dibujado.