Recuerden: lo leyeron aquí primero

El mundo de la cultura es una cosa fascinante. El de la industria cultural, ni te cuento. El de la prensa cultural ya es otro nivel. Uno diría que con los nuevos retrasos en el estreno de las dos películas de superhéroes que tenemos más cerca (Black Widow y Wonder Woman vuelven a recolocarse en el calendario para evitar pegarse una hostia nivel Tenet… o incluso Nuevos Mutantes) alguien tendría que hablar DE ALGO DE TEBEOS.

Por supuesto, la prensa seria no defrauda nunca, tocando todos los temas desde las perspectivas y ángulos más relevantes e insólitos. Es curioso, por ejemplo, que con lo mucho que se ha hablado de Milestone recientemente gracias al anuncio de la DCFandome nadie esté escribiendo sobre lo que significó Milestone a nivel de derechos de autor para los creadores racializados, ni lo que supuso el cambio de estatus de los personajes y el editorial dentro del esquema global de DC en 2008. O de qué va a pasar ahora con dichos derechos de autor. Asumimos que esos temas no son interesantes. Ahora los derechos de autor solo importan para debatir sobre si está bien o mal piratear Mulán, o para bajarse de gratis un juego creado por un estudio independiente que lo tiene a 4€ en todas la plataformas (menos para móvil, que ya es gratis).

Estas son, ahora sí, la clase de debates sobre derechos de autor que importan en el Grupo PRISA. No sé de qué me sorprendo. Pero hoy vengo a hablar de otros tipo de piratería. Y es que repasando la prensa me encuentro con que en ElEspañol/Vandal/Sala del Peligro publican este artículo:

Un tema sobre el que ya habíamos hablado en ADLO! hace más de un año. Y es que nuevamente, en esta web vamos por delante de la “prensa de verdad”. Recuerden: lo leyeron aquí primero.

Esto no lo leerán en la prensa

La web argentina Que Ver ha logrado infiltrarse rápidamente en la conversación del twitter que habla de películas gracias a un par de rotundos titulares sobre Mulán, el estreno en imagen real de Disney del que todo el mundo quiere hablar.

Como la gente lo que quiere es que le digan que es muy listo y que tiene razón, ya sea en las noticias de Internet o yendo a ver la última película de Nolan, el titular que puso a todos los influencers que hablar sobre cine comercial sobre la pista de Que Ver fue este:

¿De dónde sale esta información? ¿Cómo se mide si la película es “la más pirateada del mundo»? Por supuesto, no se puede. La afirmación se basa en un poco de fe y el dato de que la película encabeza las descargas de The Pirate Bay durante estos días, lo que es bastante normal dado que se trata de una película de estreno con muy pocos enlaces distintos para descargar.

Para darle una capa de respetabilidad al asunto (si vas a contar una mentira, hazlo bien), se cita de pasada que Deadline adelanta que la versión de imagen real del clásico Disney ha sido un fracaso comercial. Lo más parecido que Deadline comenta al respecto, si acaso es que:

”This weekend, Mulan began a soft theatrical rollout in the markets where Disney+ is not a factor. The live-action update on the animated classic grossed an estimated $5.9M from nine hubs, landing No. 1 in the UAE, Malaysia, Singapore and Thailand. In both Singapore and Thailand it scored the best opening weekend of 2020.”

Resumiendo, que la película se ha estrenado en algunos países en los que Disney + todavía no está disponible, donde ha sido un éxito de taquilla para los estándares de esos países. De hecho, la película todavía no se ha estrenado en cines en China, claramente el mercado mayoritario que Disney tiene en mente, y donde no llegará hasta el día 11 de este mes. Evidentemente, Disney no va a revelar tan rápido los datos de recaudación de Disney + con esta nueva apuesta (si llega a hacerlo) por lo que cualquier presunción sobre su recaudación es, de momento, pura fantasía especulativa.

La atención recibida por esta noticia por parte del Twitter defensor de la piratería sin duda ha animado a los compañeros de Que Ver a seguir explotando la gallina de los huevos de oro con otro de esos anuncios que a la gente le encanta poder compartir para afirmar que tiene razón.

Aquí la redacción de la web se volvió loca a la hora de citar fuentes pero sin enlazar nada, no vaya a ser. Volvemos a citar a Deadline a través de un reportaje imposible de encontrar.

Se cita la baja recaudación de la película (5,9 millones en todo el mundo, siendo todo el mundo, como hemos visto, media docena de países que no son, precisamente, los que tiran del carro de la taquilla mundial), y se comenta oscuramente que ha trascendido (en qué forma, no se dice) que Mulán no ha generado las ventas esperadas. ¿Tendrá Que Ver algún insider en Disney?

La traca final viene cuando el artículo finaliza diciendo que según Forbes, la audiencia de China tampoco espera con expectación la película, ahondando aún más en el supuesto fracaso que va a ser Mulán para la compañía del ratón. Sin embargo, lo que dice Forbes es que…

Todo esto no ha impedido que un montón de gente en Twitter comparta alegremente los titulares de Que Ver apuntándose el gran tanto que, como treintañeros sin hijos, han marcado a Disney no pagando por ver su película para todos los públicos. Porque ya sabemos, la vida pirata es la vida mejor.

¿Se estrenará Black Widow en cines? Probablemente sí, aunque las débiles cifras recaudadas por The New Mutants durante estas semanas, e incluso la modesta recaudación de la gran apuesta para las salas de cine actuales, como Tenet, podrían obligar a rehacer una nueva vez más el calendario de Disney, o incluso volver a valorar la posibilidad de pasarla por Disney +. Lo que podemos afirmar con más seguridad es que no será en Que Ver donde nos enteremos.

Pulir cera

En 1970 se estrena la secuela El Planeta de los Simios. Estrenada dos años antes, la cinta protagonizada por Charlton Heston se benefició de pertenecer a una época en la que Hollywood rebosaba de nuevas ideas y originalidad, no como ahora que todo son películas de superhéroes. Gracias al impuso creativo de la ya añorada 20th Century Fox, en 1970 aparece Regreso al Planeta de los Simios. La producción, en la que casi ninguno de los principales responsables de la primera parte repetía (Heston pasaba de protagonista a personaje secundario), introducía un novedoso y rompedor concepto pulp que quedaría grabado en la cultura mainstream para siempre: bajo las ruinas de la ciudad de Nueva York, en los viejos túneles del Metro, vivían humanos mutantes, escondidos de la sociedad de primates dominante.

Comprar Regreso al Planeta de los Simios - Microsoft Store es-ES

En 1977 John Wagner, guionista en la revista 2000 A.D. de las historietas serializadas del Juez Dredd, presenta a los Troggies, un grupo de parias de la sociedad de Mega City One que vive en los antiguos túneles del Metro y que ha desarrollado, durante su periodo bajo tierra, nuevas características físicas que les han apartado biológicamente de la humanidad. No son mutantes porque, bueno, los mutantes ya se habían utilizado como amenaza externa a Mega City One en unos tebeos anteriores.

En 1983 el aclamado autor Chris Claremont decide presentar a un grupo de mutantes que viven al margen de la sociedad escondidos bajo el suelo de las ciudades. ¿En las estaciones de Metro? ¡No! Claremont propone un nuevo canon que revolucionará el concepto de los mutantes que viven en el subsuelo. Los Morlocks de Marvel viven… en unos túneles excavados en las cloacas. Unos túneles con raíles y que sirven para desplazarse en un transporte bajo tierra.

Aunque es Claremont el que primero introduce las cloacas como acceso al hogar de los mutantes, es un año después, en 1984, cuando la fórmula acaba de cuajar expresivamente cuando Peter Laird y Kevin Eastman crean un nuevo grupo de mutantes que vive bajo la ciudad de Nueva York, directamente en su sistema de alcantarillado. Hablamos por supuesto de las Tortugas Ninja.

Y así es como poco a poco, de la mano de muchos artistas, pincelada a pincelada, se crea un concepto magistral capaz de inspirar y crear un concepto que perdure en el tiempo.

GOOGLE crea SEWER, el Maps de las ALCANTARILLAS - Página 10 ...

Así, yo hoy iba a hablar de la reciente polémica alrededor de la presencia mediática de Sexo Mal, el cómic de Carles Ponsí. Resulta que yo era trueno, pero Sark fue relámpago y se me adelantó. De hecho, hizo una cosa bastante parecida a la que iba a hacer yo. Adiós a mi post, me dije. Tendré que hablar de otra cosa. ¿Al final haré un post sobre toda la basura que está saliendo sobre abusos y machismo por parte de autores de DC, esta semana con Scott Lobdell?

Pero entonces entré en los comentarios del post. Y me di cuenta de que alguien había añadido su pincelada al artículo de Sark. Alguien lo había MEJORADO. Y entonces pensé, ¿para qué voy a buscar yo un nuevo concepto? Si tantos prestigiosos artistas pudieron sacarle brillo a un concepto creado en unas prisas para la secuela de una película de 1968, ¿por qué no darle un toque más a lo ya creado este lunes? Me dije, «Voy a entrar en la mayoría de webs de actualidad de tebeos en español a ver cuáles no han reseñado ningún tebeo de autor y/o evidente temática LGTB». Qué gracioso me creía…

Resulta que aparte de la reseña que ya señalaba Sark, la única que he podido encontrar es… de Sala del Peligro/Vandal/ElEspañol con un «arden las redes».

Y es que viendo las reseñas publicadas desde el día 28 en algunos otros sitios, realmente la pregunta no es qué web de tebeos cree que su público es solo de machotes heteros. La duda es si no será verdad que hace falta alguno que no lo sea. De modo que al final, hoy no os puedo hacer post, he estado muy liado intentando encontrar ese «más apoyo que nunca» a los autores LGTB que comentaba Madrox el lunes. Si se pasa por los comentarios de nuevo, que me pase un par de enlaces. Gracias.

¿Qué le sucedió al periodismo cultural?

Bueno, ha sido una semana intensa y de nuevo la actualidad ha intentado hacer sus tejemanejes para hacerme cambiar a última hora el tema de mi post de hoy. Sin embargo, creo que es complicado hacer un post entretenido y educativo a estas alturas sobre los casos de ligoteo con menores de Cameron Stewart o el resto de nombres que han salido (reconozco que me duele un poco leer las acusaciones a Warren Ellis, porque uno nunca quiere que sus autores favoritos sean unos mierdas).

Tras pensarlo detenidamente, he decidido que hay cosas que no necesito en mi vida, como por ejemplo, señores con avatar de Woody Allen viniendo a mis menciones de Twitter a decirme que Mia Farrow tampoco es una santa. Si alguien a estas alturas necesita un cursillo sobre cosas que está mal hacer con gente a la que doblas en edad (y sabemos que en DC ese cursillo empieza a ser necesario), que busque ayuda profesional.

¡Y hablando de profesionales! ¿Qué tal ha vuelto de la cuarentena la prensa cultural? Hace mucho que no hablamos de eso. Un mes, o incluso más. Y no es por falta de motivos, es porque dentro de poco salen las listas de Esenciales de la Asociación de Críticos y Divulgadores del Cómic y nos tenemos que guardar un poco las risas para entonces. Pero el otro día gasté uno de mis clics mensuales en El País, ese periódico que hoy es un poco menos de izquierdas que ayer (pero más de izquierdas que mañana), porque tocaban un tema imprescindible: ¡un publirreportaje sobre el 80 aniversario del Joker!

A estas alturas, cada vez que alguien habla sobre los debates filosóficos que genera el Joker, habría que pedirle que por favor lea mejores tebeos. La pieza la firma Tommaso Koch, al que podemos considerar inspirador de este post por partida doble: por autor de la pieza, y porque igual que yo hoy, fue capaz de escribir hace dos semanas una pieza sobre J.K. Rowling ignorando por completo la polémica política que la rodeaba durante el último mes. Incluso empezando un párrafo hablando del uso de Twitter de la escritora. Tiene mérito.

Bueno, ¿pero qué dice Koch sobre Joker? Uy, muchas cosas. Aquí una relación de los adjetivos con los que se describe al Príncipe Payaso del Crimen en el artículo de El País: «marxista, existencialista o la más pura encarnación del superhombre que teorizó Nietzsche», » hippy en la serie televisiva de los sesenta», «hacker, genio de la química, y […] terrorista en el siglo XXI», «el edén de la libertad», «un chiste tremendamente incómodo», «anarquista, por su lucha antisistema, o secuaz de Marx, quintaesencia de la lucha del proletariado»,… Claramente marxista, que aparece dos veces en el texto, parece la tesis más probable, aunque siento cierta inclinación por la idea de que era hippy en la serie de los 60.

Holy Rewatch Batman! “The Joker's Flying Saucer” | Tor.com
«¿Está Woodstock? Que se ponga»

Es tradición en El País no entender demasiado al Youker. De modo que no vamos a alarmarnos por eso. Claramente el autor se ha documentado, dado que ha entrevistado a «Gustavo Martinez, editor de ECC Ediciones» para que le cuente qué cosas están promocionando del personaje. Incluyendo los enlaces directos a la web de la editorial para poder comprarlos. Sabemos que esto no es un publirreportaje porque esos suelen ser más sutiles.

En defensa de Koch, el artículo se ve documentado. Cita a Bill Finger como co-creador del villano (pasar de puntillas por el complejo tema de la autoría de estos tebeos es más de lo que el artículo hace, pero bueno, ¡al menos acredita a Finger!) y hay unas cuantas citas a libros y artículos sobre el personaje. Al margen de interpretaciones hiperbólicas, pasadas de frenada y un obvio exceso de propaganda, uno podría decir que se trata de un artículo bien informado.

Si no contamos cuando dice que «una teoría apunta a que, tras su identidad, se esconde Alfred, el célebre mayordomo de Batman». Pero claro, ya sería pedirle mucho al autor que además de citar libros y ensayos se hubiera leído algún tebeo de Batman. Tampoco nos vamos a poner exigentes.

GAB Neil Gaiman: ¿Qué le sucedió al Cruzado de la Capa?: Amazon.es ...
Yo no pongo en enlace para comprarlo porque no soy un periodista de verdad.

Al fin y al cabo, creo que todos podemos coincidir en que el artículo podría ser peor. Podría ser, por ejemplo, uno de Sala del Peligro/Vandal/El Español. Pero sobre eso ya me quejé en Twitter, os dejo el hilo y hasta otra.

Periodismo especializado y de actualidad

Hay veces que cierra una cabecera de prensa más o menos conocida y entre el gremio de los periodistas se mueve al unísono un lamento, independientemente de la naturaleza de dicha cabecera. El cierre de una publicación es siempre un drama para quienes no saben en qué momento esas páginas o ese grupo editorial les iba a dar de comer. Sus posiciones políticas misóginas y rancias, sus intereses sobre la agenda cultural o, por ejemplo, la calidad de sus piezas, son indiferentes.

Por suerte, no hay nada que temer respecto a la prensa cultural sobre cine mientras les quede el recurso de hablar de la Marvel de verdad, esto es, la de las películas. Un truco que vale para cualquier medio que quiera inflar sus clics un rato a costa de aquellos espectadores ávidos de noticias sobre el hartazgo de las películas de superhéroes. ¡Hasta la prensa generalista de mayor prestigio se rinde ocasionalmente a esta tendencia!

Bien es cierto que ocasionalmente tener a trabajadores que no están especializados en el complejo mundo de los superhéroes puede llevar a errores de bulto importantes, como, por ejemplo en este caso de OKdiario, citar a Wonder Woman como una de las “chicas de las cómics de Marvel”. No pasa nada, cualquiera puede equivocarse. Pero los medios especializados tienen a un especialista. Hoy vamos a hablar de uno de esos especialistas: Juan Arcones, periodista de la revista Fotogramas. Veamos algunos de sus recientes artículos.

Como esta pieza publicada ayer, sobre la posibilidad de que el cierre de la trilogía del MCU para Spiderman incluya a Daredevil. La fuente es el popular guionista y director Kevin Smith. ¿No os suena esto? Pues claro que os suena. Como que esas declaraciones de Smith llevan rondando la prensa angloparlante desde hace casi dos meses.

Bueno, pero no pasa nada. Juan es un hombre minucioso que seguro que ha querido contar con nueva información jugosa y contrastada de cara a escribir su pieza. Por ejemplo, ayer comentaba la posibilidad de que Marvel eligiera (o no) a Charlie Cox, actor de la serie de Daredevil de Netflix, para volver a interpretar al Hombre sin Miedo.

Que es un rumor que efectivamente también habíamos oído y que el propio Charlie Cox salió a desmentir hace justo una semana. No el tiempo suficiente como para que Juan Arcones lo escuchase, pero no puedo esperar a su artículo del mes que viene haciéndose eco de estas declaraciones.

Bueno, puede que Juan no esté demasiado puesto en los rumores sobre Daredevil, pero es que no es su especialidad. Quizá su labor principal se centra en estar pendiente de la película de Venom.

¡Tom Hardy está a tope! Una cosa que es importante para Juan es que nos quede claro que Sony estaba tirando el dinero en una película basada en uno de los personajes más famosos de la franquicia de superhéroes que posee, una de las más importantes de la Historia, y que por eso la película fue una sorpresa. ¡Se quedó a un par de cientos de millones de dólares de igualar a Black Panther, una apuesta mucho más segura!

De hecho, para Juan Venom fue una de las sorpresas de 2018 de una forma tan rotunda que tiene que resaltarlo cada vez que habla de la película.

Y no acaban ahí las sorpresas para Juan, que también nos revela (en su artículo del pasado mes de abril) que hay un nuevo rumor sobre la secuela de Venom. Nuevo, dentro de los términos del libro de estilo de Fotogramas, claro.

Bueno, no seré yo el que discuta las fuentes de Juan, al fin y al cabo, él escribió la noticia sobre la ruptura entre Marvel y Sony para que Spiderman continuase en el Universo Cinematográfico Marvel…

Pero diría que hace algún tiempo que eso de que “el hombre-araña quedaba fuera del MCU”  había quedado descartado. ¿Maneja, quizá, nuestro periodista de Fotogramas fuentes nuevas que no conocemos?

Al fin y al cabo, Juan lleva bastante tiempo insistiendo en este tema. Concretamente, decía cosas muy similares sobre el “curioso” spiderverso de Sony en su pieza sobre Venom de agosto del año pasado.

No vamos a cuestionar la actualidad y frescura de los rumores y certezas que maneja Juan Arcones en sus artículos de Fotogramas. Hay que respetar la profesionalidad. Al fin y al cabo, la audiencia de Fotogramas puede necesitar de estas noticias.

Incluso puede considerar “adelanto” una imagen recortada de una portada de 1993. Porque como todos sabemos, cuando hablamos de esto de los tebeos, el tiempo es relativo.

Jóvenes fichajes

Evidentemente la economía de muchas familias se está resintiendo con toda esta crisis sanitaria que estamos viviendo, y por eso es de agradecer que el gobierno se esté encargando de proteger a los colectivos más vulnerables ante estos momentos de incertidumbre e inestabilidad: entidades bancarias, televisiones privadas, rentistas y propietarios de varias viviendas y, por supuesto, lectores de tebeos adictos al completismo.

El mundo editorial, con la responsabilidad que le caracteriza, se ha dedicado estos días a dar una respuesta unánime y a nivel mundial a la crisis: no dejar que esas moderneces de los tebeos digitales les obliguen a sacar tebeos.

Sin embargo, es importante que los gobiernos del mundo entero se den cuenta de que esta parálisis del mundo cultural, ya sea el de las tiendas especializadas, los estrenos cinematográficos o el catálogo de la FNAC, está saliendo muy cara a otro colectivo precario en grado sumo. Esperamos que pronto haya una respuesta igualmente rotunda y unánime para salvar a las webs sobre tebeos.

Porque al no haber forma de darle la más mínima credibilidad a sus rumores inventados, se están viendo obligados a reconocer que sus noticias son pajas mentales de algún matado de Twitter.

Aunque entre todo esto parece que sí que hay una noticia real que se está cubriendo. Incluso medios españoles de la «prensa seria» se hacen eco de que, al parecer, Emma Watson está optando a un papel en la próxima película del Dr. Strange. Y no puede dejar de sorpenderme que todo el mundo está subido en el carro de que Watson interprete a Clea, hechicera y amante del Maestro de las Artes Místicas.

Clea & Dr. Strange | Doctor strange comic, Doctor strange, Doctor ...

Y es este punto el que me llama la atención, y quizá no debería, pero asombra lo normalizado que tienen los medios que fichen a Emma Watson (29 años) para interpretar al interés romántico de Benedict Cumberbatch (43). ¿No?

Ya. Sí, no he dicho nada.

Resacón en los Joukers

Vamos a hablar de Todd Phillips. Concretamente, de su película más popular. Empecemos hablando de su OTRA película más popular, The Hangover. The Hangover es una película en la que el grupo protagonista viaja a una ciudad desconocida para celebrar una gran fiesta. Sin embargo, la fiesta se les va de las manos, acaban ebrios, desorientados y cometiendo un montón de locuras de las que se arrepentirán al día siguiente. Lo que hasta hace no mucho llamábamos “hacer un Boyero en Cannes”. Y que ha creado escuela.

Las protagonistas de este post también se despertaron al día siguiente, confusas, con la vaga consciencia de que algo no había salido bien del todo. Pero decidieron huir hacia delante. Correr en esa dirección. Ser consecuentes con sus decisiones.

La locura se había desatado. The worst thing about having a Hangover is people expect you behave as if you don’t. La gente se puso a defender aquello contra las hordas de fans de Marvel, Disney y los Mortadelos.

Cuando los pesos pesados salen a defenderte, ya no hay marcha atrás. 

Te puedes poner racista en Movistar + hablando de Bong Joon-ho, puedes ponerte faltón con el resto de las películas e incluso puedes hacer como que te alegras de que haya ganado Parásitos en tu Resacón II.

Pero lo importante es que este año tuvimos, en la retransmisión de los Oscar, a la jefa de Cultura de la cadena generalista de radio más escuchada de España (somos fans de los cómics, nos gustan los medios minoritarios y a punto de desaparecer) y a su secuaz defendiendo que se le diera el Oscar a una película basada en un tebeo. Y si eso no es normalización, no sé lo que puede ser.

Los jueves de Kojima, los miércoles de periodismo

Bueno, hoy no vamos a hablar del Death Stranding porque es miércoles. Y ya sabemos que el día para hablar de Kojima es el jueves.

Pero no he venido a hacer leña del árbol caído, que el pobre Ángel Luis lleva sin tuitear nada desde el día 4, demostrándose así pionero de la estrategia en redes sociales de un buen puñado de opinadores del PSOE que llevan 6 meses diciendo que pactar con Podemos es inaceptable.

A lo que yo he venido a es a hablar de periodismo. Ya sabéis, de vez en cuando me gusta dar un repaso por lo que se escribe desde la prensa generalista sobre “lo friki”.

Ha sido comidilla durante la semana pasada el siempre certero Ramón de España, ese señor con nombre de historieta de El Jueves, por su… vamos a llamarlo crónica sobre el “Manga Barcelona”. Y es que al parecer a los catalanes les gusta llevar la contraria, y si en Madrid tenemos a la Heroes Con Adolfo Suarez Madrid Barajas cada vez con más nombres, ellos han decidido quitarle la palabra Salón y las preposiciones al suyo, solo por joder. Cómo son los catalanes.

Sin embargo, esta atención sobre el citado evento ha eclipsado uno igualmente importante y relevante que se daba en Madrid. Os hablo, evidentemente, de la Batcon, evento organizado por los GENIALES editores de ECC. A 10 euros de nada la entrada el evento ofrecía diversas (¡7 a lo largo de 2 días!) mesas redondas y charlas, prácticamente todas con una unidad de ponente femenina para evitar movidas en Twitter. Indudablemente, tan atractiva oferta cultural a precios razonables atrajo a una gran cantidad de público interesado en el mito del Hombre Muerciélago.

¡Pero como he dicho, no hemos venido a hacer leña del árbol caído! Hablemos de historias de éxito. Por ejemplo, aquí tengo una noticia del Diario de Sevilla sobre un exitoso crowdfunding español que…

Vale, hemos dicho que no vamos a hacer leña del árbol caído y lo decía en serio. Hablemos de una historia de éxito. Por ejemplo, hablemos de Planeta Cómics, que ha decidido alcanzar las cimas más altas de la edición en tebeos en castellano editando un Omnibus de Darth Vader.

75€ por 25 números. ¡Al mismo precio por grapa que Panini! ¡Cómo son estos italianos, marcando la marcha, señalando la tendencia! Eso sí, los compañeros de Planeta han tomado buena nota. También nos regalan este año con un coleccionable para montar una armadura de Ironman.

La primera entrega a 1€ puede parecer incoherente, pero por suerte a la tercera entrega ya se pone en un precio de verdad, 10,99 durante las restantes 97 entregas. Al final, la cosa sale por unos económicos 1070 euretes de nada. A 214 euros el Kg de Ironman. Y voy a la ruina.

Yo quería hablar de periodismo, de modo que me he puesto a leer las reseñas de la nueva serie de HBO de Watchmen a ver qué decían. Pero no he encontrado nada que comentar aquí. Igual que la serie todos los críticos patrios han decidido obviar lo más importante, el dildo del Dr. Manhattan los cómics.

Planeta, saca un coleccionable si te atreves.

El Watchmen del siglo XXI

Y yo que me burlaba un poco maliciosamente de Javier Zurro, de El Español, por sacar su reseña de The Boys un mes después del estreno de la serie en Amazon, en agosto… No podía esperar que en El Salto, el redactor José Carmona se esperaría hasta el 3 de octubre para sacar la suya.

Hay que reconocerle algo José, y es que ya que está le echa valor y hace algo que casi nadie hace a lo largo de las muchas reseñas de prensa que el periodismo cultural ha hecho en España de la adaptación del cómic de Garth Ennis y Darick Robertson. Por ejemplo, compararla con Watchmen, que así de entrada uno hubiera dicho que era la referencia más obvia y directa, y un producto no precisamente desconocido para el consumido de superhéroes en formato audiovisual. También es el primero que se las apaña para mencionar a Seth Rogen, cuyo nombre se ha volatilizado de los comentarios sobre The Boys una vez estrenada.

También hay que decir que probablemente es el periodista que menos habla del formato original de la historia. Ni Ennis ni Robertson son mencionados en ningún momento del texto. Bueno, cosas de este mundillo donde uno tiene suerte si, una vez muerto, empiezan a acreditarle en los créditos de las películas.

Carmona hace algunas reflexiones llamativas. Por ejemplo, opone el que los personajes de The Boys sean una parodia de la JLA de DC con que tengan un trasfondo similar al de los héroes de Watchmen. Como si Watchmen y DC no tuvieran nada que ver, oye. En esa moda tan boyante entre los periodistas de separar entre “los superhéroes bien” aka, el Youker, y los “superhéroes mal” aka, Los Vengadores, muchas veces nos olvidamos de que el mundo es más pequeño de lo que parece.

Por eso, uno puede afirmar cosas como esta:

Y rápidamente uno puede ponerse a pensar en esto:

Que claro, no es de Warner Bros, es de Sony, esa copañía que no tiene ningún interés en el mercado del cine de superhéroes más mainstream estilo Disney/Marvel.

Sin embargo, claro, uno también puede pensar en otras cosas. Obras que hablen de Superman como un “altavoz para todas las miserias yanquis”, como Carmona destaca como una virtud en The Boys. 

Bueno, no, esa no vale, porque el malo es Lex Luthor, no Superman. Hablo de alguna en el que se mostrase a Superman como un esbirro corporativo al servicio de la maquinaria de opresión estadounidense y todo su aparato militarizado.

Pero bueno, aquí lo importante es hablar con propiedad, y hablando en serio, las películas de dibujitos no pueden contar. Se empieza contando con eso y se acaba contando con los videojuegos de Injustice, y eso sí que no, ni que los videojuegos fueran una cosa seria o algo.

Y hablando de cosas que no cuentan. Cuando hablamos del origen de los superhéroes, obviamente todos pensamos en el mismo personaje. ¿No? Claro, en el Capitán América.

Porque evidentemente, Superman, Zatara, Batman, Sandman, Blue Beetle, Flash, Hawkman, el Capitán Marvel Shazam, o el Doctor Destino no cuentan. Porque estamos hablando de personajes que sirvan para hacer propaganda militarista estadounidense. Tampoco valdrían, por supuesto, Americommando, The Shield, Minute Man y otros superhéroes inspirados en la bandera americana y presentados en tebeos anteriores a marzo de 1941. Lo importante, lo fundamental, lo bueno para el SEO periodístico, es hablar de Marvel. Hasta cuando estamos hablando de The Boys.

Y es que, como dice José Carmona, aquí lo importante es que The Boys es la primera piedra para conseguir El Padrino de los tebeos… digooo, el Watchmen del Siglo XXI.

Jokers del futuro pasado

A veces la tentación es fuerte. Por algo tengo la carrera de Periodismo, lo llevo en la sangre, me lo pide el cuerpo: ir a la Wikipedia (o fusilar un hilo de Twitter de alguien que lo haya hecho) y dejaros una lista de películas de superhéroes que ya tiene un Oscar.

Lo sé, lo sé, probablemente es lo que muchos están esperando. Pero creo que supone darle demasiada importancia a los premios. Y todos sabemos que la crítica está comprada, y que todo esto es papel mojado para hacer algo de clickbait con unos premios cuyas nominaciones todavía no conocemos sobre una película que todavía ninguno hemos visto.

¿Qué importan los premios cuando puedes dejar un legado, una huella indeleble sobre la Historia? ¿Qué es un Oscar o, por decir algo, 3, al lado del papel fundamental que Joker ya ha dejado en la cultura popular para la posteridad?

Se han acabado los prejuicios contra el cine de superhéroes. Ya no volverá a pasar que nadie nomine a media docena de premios a, yo qué sé, una película de Marvel de 2018, para que a final no se lleve nada. Nunca más tendrán que preocuparse los superhéroes de que solo se puedan llevar premios menores como Mejor Película de Animación, Mejor Maquillaje o esa chorrada de Mejor Actor de Reparto. Ahora, gracias al Joker, cualquier película ganadora de un Oscar A LA MEJOR PELÍCULA podría NO estar basada en un cómic de superhéroes.

Por ejemplo, la Ganadora del Oscar a Mejor Película en 2017.

O la Ganadora del Oscar a Mejor Película en 2015.

O, por decir, la de 2014

O incluso más atrás. Podría ser la Ganadora de un Oscar a la Mejor Película de 1993.

O la de 1990.

Incluso películas anteriores a que existiera eso que llamamos el cine de superhéroes podrían estar NO basadas en un cómic de superhéroes.

Como por ejemplo, la Oscarizada Kramer contra Kramer.

¡Un nuevo mundo de posibilidades se abre ante nosotros!

¡Viva el CINE!

¡VIVA JOAQUÍN FENIX!

¡VIVA YOUKER!