Los últimos posteos del año 20

Diciembre fue más o menos así

Una De Cada

Han estrenado serie nueva de Marvel así que tendremos que hablar de ella. Brillantemente traído el título al español desde WandaVision original a Bruja Escarlata y Visión, que logra dos cosas: cambiar el nombre de ella por uno con el que jamás se le llama y obviar que el de él tendría que llevar LA delante. Mucho mejor BrujiVisión, dónde va parar.

¿Y de qué va la cosa? Pues en teoría van a hablarnos de sus protagonistas principales mientras les hacen ir de década en década por diferentes tipos de telecomedia y blablabla. Vamos, algo que es rupturista porque antes no se había hecho. Más que en películas:

Vamos, eso de insertar a alguien en la ficción televisiva y tal no es como si fuera algo típico de los noventa.

Ni, desde luego, se ha seguido haciendo en años posteriores con todo tipo de temáticas y tecnologías (hasta YouTubers, vamos). Vamos, ningún actor de Marvel lo hubiera reconocido.

Por supuesto esto no significa más que no son los primeros en hacer algo. Si lo fueran en TV Tropes no habrían tenido tiempo a crear un tropo llamado Atrapados en TV Land. Pero seguro que no ser los primeros no les importa. Porque lo importante es hacer un trabajo continuado.

Aunque normalmente da solo para una película o un capítulo, claro. Es decir, es cierto que se supone que están preparando una adaptación a TV de Permanezcan en sintonía, pero cuando le toca el turno a Supernatural, Raven, Grace (sin Will) o Earl no suelen darle mucho recorrido.

Lo que significa que es toda una oportunidad para hacer las cosas bien.

Perdón, que era una oportunidad para hacer las cosas bien.

Porque esa idea de ‘cada capítulo equivale a una década‘ queda muy bien… si conoces cómo funcionan las décadas. Por ejemplo, que la década de los ’50s tiene que hacer referencias a, digamos, series de los años ’50. Por supuesto la sitcom de pareja más famosa de la década es I Love Lucy. De la que toman… ahm… ¿algo del aspecto visual? Porque el resto parece muy claramente sacado de The Dick Van Dyke Show o Embrujada. Que tienen el problema de ser de los años ’60.

Es aquello de los pequeños detalles en los que se notan las cosas. Por ejemplo, Lucy era 6 años mayor que su pareja en pantalla (y marido en la vida real durante varias décadas) mientras que en Bewitched eran 5 los años menos que Elizabeth Montgomery se llevaba con el primer Dick (York) y solo 3 con el segundo (Sargent), mientras en The Dick Van Dyke Show él se llevaba 11 años con Mary Tyler Moore y como todo evoluciona aquí el actor principal es 18 años mayor que su interés romántico. Un tema tan poco problemático que no tiene sentido ni mencionarlo. Eh, si consideramos que Su Electrodoméstico Favorito se creó no hace tanto tiempo en realidad él tiene solo como… diez años o así. Mucho más tranquilizador. Circulen, circulen, no hay nada que ver.

También está en que el estilo de comedia de Lucille Ball no dejaba de ser una mezcla de slasptick y fuerza de la naturaleza. Así que es una lástima que no recordaran momentos como:

Pero probablemente la elección de The Dick Van Dyke Show era más lógico porque no dejaba de ser una serie meta, muy conocida y con dos estrellas en sus personajes principales. Por eso – si suponemos que podemos fiarnos de que un actor sepa lo que han decidido los guionistas. Que es mucho suponer, casi al nivel de que un youtuber de cómics sepa sobre cómics. – eligieron para representar los años ’50 una serie que se emitió de 1961 a 1965. Es el famoso Cuidado por los Detalles que tanto nos están vendiendo los periodistas culturales que dicen las notas de prensa de la productora.

Lógicamente no iban a referencias series famosas y populares en aquellos años como Make Room For Daddy, Ethel and Albert o Life with Elizabeth, que tenían no solo la estructura de sitcom, también esa vida familiar/ de pareja en su centro. Quiero decir, no vamos a pedir que use The Phil Silvers Show/ Sergeant Bilko, suficiente con que no se hernien.

Pero bueno, igual que en los ’70s decidieron que la mejor representación de los ’50s era la de Leave It To Beaver (que no había sido una serie especialmente exitosa ni había tenido éxito con la crítica, pero cuyas reposiciones eran muy baratas para el sistema de sindicación americano) y a partir de ahí podían modelar ese pasado creado por falsos recuerdos en, por ejemplo, Happy Days en 1974. Algo que, por supuesto, no hemos visto pasar nunca con, digamos, los años ’80. *cof*

Pero los años ’60s tienen más sentido porque una de las tendencias que hubo durante esa década fue la del personaje con poderes especiales que tenía que esconderlo del resto. Fundamentalmente un marciano, un robot, una bruja y una genio.

Por orden de aparición:

My Favorite Martian (1963-66),

Considerada habitualmente la primera de estas fantasy sitcoms de coprotagonista inusual con extraños poderes que deben de ser escondidos, la creación de John L. Greene fue desarrollada por el productor Jack Chertok, que rápidamente sería dado de lado por la emisora, que se traería a Sherwood Schwartz (Creador de La isla de Gilligan y La tribu de los Brady) para sacarle más provecho. Y vaya si lo hizo. La primera intención – un joven periodista se encuentra con un marciano de aspecto moderadamente humano- pasó a centrarse más en el marciano, un Ray Walston encantadísimo, antes que en las idas y venidas del joven interpretado por Bill Bixby (sí, el mismísimo Dr. Banner. a ver si os creéis que las series de supes son un invento nuevo), porque sus poderes e inventos eran más interesantes que las historias del ‘normal’, sea un marciano o un gato cósmico. El invento duraría lo justo -aunque tendría serie de animación (¿qué somos? ¿bárbaros?) una década después y en la Filmation, con algunos de los guiones previstos para la cuarta temporada- porque la cadena se dio cuenta de que mejor que un señor mayor la persona especial podría ser una señorita.

My Living Doll (1964-65),

James T. Aubrey, el presidente de la CBS (la cadena de la serie anterior, vaya) le pidió a Chertok una serie nueva con un formato similar pero no exactamente. No podemos saber si le pidió directamente que la protagonista fuera un robot-señorita pero poco me extrañaría. Hasta el punto de que la excusa del mito de Pigmalión y Galatea -con un cambio en que no es el creador del roboz porque, claro, entonces sería una circunstancia extraña, mucho más lógico que haya tensión con un señor diferente, porque la parte de cosificar a las señoritas y zumbarse a los electrodomésticos es mucho más normal. Lamentablemente la serie tuvo un pequeño problema con su actor principal que según la época de las declaraciones sobre lo sucedido fueron: Desacuerdos, Celos del papel predominante de la señorita, Adicción a la metanfetamina. Como sospecho que todo se va sumando lo mismo en otros veinte años descubrimos qué le causó esa adicción. En cualquier caso tuvo éxito (sobre todo una expresión que se inventaron: «No computa«) pero no tanto, lo suficiente como para que uno de los productores creara década y pico más tarde Small Wonder, no tanto como para renovarla por una segunda temporada. Lo que permitió a la actriz que interpretaba al robot coger otro papel en una serie de tv de supes. Sí, claro. Que, además, la serie era Batman y la actriz Julie Newmar.

Bewitched (1964-72) y

Por supuesto el éxito acabaría llegando. Como llegan todas las cosas, adaptando éxitos. Perdón, no era una adaptación, era un homenaje. Un homenaje a Me casé con una bruja (1942) y a Me enamoré de una bruja (1958) -que a su vez adaptaban un libro y una obra de teatro- porque la cultura es circular y al final todo queda en casa, que para eso la productora detrás de las tres era al Columbia. Y es que si las dos anteriores eran CBS esta era ABC. Como era televisión en lugar de Veronica Lake o Kim Novak estaba Elizabeth Montgomery, y como su marido tuvo dos Dicks, York y Sargent (Sí, cambiar de actores también pasaba antes) aunque probablemente la que más partido le sacó fue Agnes Moorhead, una actriz memorable con una extensa carrera que incluía seriales radiofónicos como Terry y los Piratas (1937) , en la que interpretó a la Dama Dragón, o Las Aventuras de Superman (1940) -sí, claro que tan antiguo había supes- en la que interpretó a la madre de Superman. No, Lara. Tanto da, porque aunque las primeras tres temporadas fueran bastante accidentadas -el creador no llegó ni a filmar el piloto, el productor original fue despedido antes de que terminara la primera temporada porque la productora quería más magia y más comedia, acabaron teniendo cuatro productores en las cuatro primeras temporadas, se murieron un par de actores, lo típico… – pronto se convirtió en un éxito. Semana tras semana bien por algún hechizo que saliera mal, que saliera demasiado bien o porque alguien iba a descubrirles, Samantha y Dick tenían una aventura. Además, como Dick trabajaba en una agencia de publicidad a nadie le extrañaba que Samantha estuviera todo el rato agitando la nariz. Y, claro, si tienes éxito lo que quieres de inmediato es una copia.

I Dream of Jeannie (1965-1970).

Pues claro que la NBC también quiso tener su serie dentro de esta tendencia y por supuesto que fue al última en tenerla, ¡es la NBC! Si hasta tiene de creador a Sidney Sheldon. Más allá del éxito de inspirar ¡Ala… Dina! lo que se puede contar es cómo logra entender totalmente al revés Embrujada. Si en aquella es una poderosa bruja que, por su amor, acepta una posición de igualdad con un mortal aquí una poderosa genio se empeña en estar al servicio de un astronauta, pese a que él la liberara en el piloto, porque dos mil año sin salir de la botella tienen estas cosas y porque ella siempre querría estar A su servicio. Luego ya la idea de que la primera temporada fuera en blanco y negro funcionó regular porque en 1965 solo quedaba otra serie de prime time en B/N. La NBC se quería ahorrar unos duros pero para 1966 tuvieron que pasarla a color porque ya no quedaba ninguna en blanco y negro, así que la excusa puesta a Sheldon -No creemos que dure más de una temporada, que es algo aparentemente poco profesional que decir excepto si eres la NBC– y pasaría a color hasta su quinta y última temporada. Luego tuvo un par de telefilmes de reencuentro -aunque sin su protagonista principal, Larry Hagman, que tenía negocios en Dallas- pero por suerte con Barbara Eden, que para algo era la protagonista. Aunque cuando Hanna -Barbera decidió producir en 1973 una serie de animación (por supuesto que tuvo serie de animación) no pudieron pagar a los actores originales para mantener las voces. Y sin Sheldon por medio produciendo se inventan a un estudiante, surfero y deportista llamado Corey que sería el co-protagonista e interés romántico de esta versión de la genio. Incluso encontraron a un jovencito sin mucha carrera para hacer de actor de voz e, incluso, cantar el tema de los créditos. Un tal Mark Hamill.

Claro que este tipo de serie se siguió haciendo, como Mork & Mindy. E incluso con supes. Que parte de la premisa de Mi Doble Identidad no dejaba de ser esta. Claro que si hoy en día se busca algo más cercano a sitcom + supes (una vez olvidemos todos Powerless) es más fácil irnos a Los Thundermans o Henry Danger y su spin-off.

Por supuesto está muy bien que hagan homenajes al color de Pleasantville, al fin y al cabo es una película en la que el pasado que muestra es también falso. Al fin y al cabo Irna Phillips estaba por ahí con sus Guiding Light y As the World Turns. Así que reconstruir un pasado sin problemas ni tensiones obviando incluso los productos culturales del momento es lo que acaba llevando a ese Great Again inexistente. Que está bien en una serie en la que se han creado unas memorias falsas reconfortantes, al menos hasta que recuerdas que este borrado es el que hace que algunos piensen que hasta que no llegó Benetton a inventarlas todo esto era pura raza blanca.

De ahí la sorpresa de ver en blanco y negro los fragmentos de los ’60 muy claramente inspirados en Embrujada. Bueno, en lo que alguien que nunca hubiera visto Embrujada pero sí leído sobre ella podría pensar que va. Un poco como pasó con la película adaptándola. Claro que ahí estaba Nicole Kidman para hacer el papel protagonista, y a nadie se le ocurriría ponerla en un papel más cercano al de, digamos, Lucille Ball. De ahí, decía, que hubieran decidido tomar decisiones técnicas como rodar en exteriores o mostrarla en blanco y negro que son como mínimo discutibles. Primero, porque refuerza esa idea de que en los ’60s la tele era en B/N y, sobre todo, porque olvida que la propia Embrujada fue emitida mayoritariamente en color. ¿Cómo de mayoritariamente? Pues 6 de sus 8 temporadas.

Supongo que esto, como lo de las fechas de lo de Van Dyke, entran en la famosa Cuidada reconstrucción con atención a los detalles.

Que viene a ser también la fidelidad a los tebeos. Al fin y al cabo el personaje debutó en 1964 (en teoría en marzo) y Embrujada en septiembre de ese mismo año. Así que ambas comparten un rasgo distintivo que se ve reflejada en la serie de televisión: Nadie tiene ni puñetera idea de qué hacen, para qué sirven o cómo funcionan sus poderes. El guion necesita que hagas algo, lo haces; al guion le viene mal, eso los poderes no pueden hacerlo. Todo lo que pedimos a las series de TV y los cómics. Una conexión clara.

Y es que, al final, citando al clásico:

AVIV BÖR!

Un Weekend ADLater atmosférico

Buenos días, yo soy Jónatan Sark

… y yo Pedro «Observador» García. Y este NO es un blog de noticias.

Cuanto tiempo.

Yo incluso diría más: Cuento tiempo.

Tanto que podría haber salido hasta el Snyder Cut.

Pero para eso tendría que haber aceptado a trabajar con él algún actor de color. Y ahora en DC la cosa está complicada.

Incluso muy complicada.

Pero son muchas las noticias que hay que dar. Así que aquí estamos.

Claro, para leer fake news sobre asaltos al Vaticano o actores populares que son aficionados al vampirismo y la canibalía pues nos leéis a nosotros que, total, al menos hablamos de cómics.

A veces.

A veces.

Porque, en realidad, casi no hay novedades en lo de los cómics esta semana.

Salvo que se han muerto TOM. Y, como diría Emilio, también Julie Strain.

Y el Museo ABC del Dibujo y la Ilustración.

Bueno, eso está por ver.

Los museos del cómic. Siempre dando motivos para hablar. Como lo de la gente del Salón de Granada.

¿El qué de QUÉ?

Exactamente.

Imaginad cómo estará la cosa que ha salido un señor a decir que en el cómic de superhéroes hay mucho reaccionario y no se ha liado.

¿Y el enlace?

No hay enlace.

¿Pero entonces cómo sabrán que es real?

Ah, claro, perdona. Hay enlace pero paso de darlo. Que usen Google si quieren liarla.

Así empezaron.

Ni idea, yo no Parler facha. Y ellos tampoco.

Y mira cómo estamos ahora.

Y no será por falta de… ¡Pero de eso hablaremos luego! Que si hemos abierto esto es para hablar de cómics.

¡Oooh!

O algo así.

¿Algo así significa Manga?

¿Qué? No. Bueno, sí… ¡Pero no!

Mucho más claro.

Quiero decir, SÍ vamos a hablar de manga pero no es ese el asunto. El asunto es que el pasado 7 de enero se hizo TT la editorial japonesa Shueisha.

No me digas más, han anunciado que los personajes tendrán la edad que aparentan.

Claro que no, resulta que había habido una loca cantidad de peticiones para cerrar cuentas.

¡Qué me cuentas!

La excusa parecía ser que habían usado viñetas sin su permiso.

¿Qué habían hecho? ¿Camisetas?

No, para hablar de ellas o publicitar las series.

Ahm. Claro…

Incluso se había tumbado alguna cuenta de gente que trabajaba con la editorial para hacer mercha y tal.

Ajá.

Y fanart.

Ya…

Y también a cosplayers.

¿Qué?

Ahí es cuando empezaron a pensar que había algo raro.

Pues claro, si las editoriales hubieran podido quitarse así de fácil a los cosplayers lo habrían hecho ya hace mucho.

Así que investigaron y encontraron lo que se cuenta aquí:

Mucho texto ahí.

Le doy al Altavista y…

Mejor resumen.

Pues que era un tipo que intentaba llamar al atención a un YouTuber y amenazarle y todas esas cosas que se hacen en Internete.

Los negocios de costumbre.

Negocios como de costumbre, sí. Sobre todo porque ya hay gente de ‘No puede ser’ y ‘no me lo creo’. Porque, a ver, ¿Por qué la editorial no ha dicho nada? Que ya me puedes ir dando mogollón de ejemplos y pruebas y cosas como que en la información de contacto está la dirección falsa que da Google en inglés y no la oficial que está en, digamos, Google en japonés. Que aquí es más fácil montarse una conspiranoia.

Pues estaría bien saber por qué no han dicho nada, lo mismo piensan que twitter funciona así y que locos occidentales.

Y se han librado de cosplayers.

Y se han librado de cosplayers, claro, mejor no preguntar. ¿Alguna noticia más?

¿Quieres que hablemos de la nevada? Creo que ahora mismo hay pena de cárcel si no lo haces.

Pero nunca podremos hacerlo mejor que los profesionales.

¿Qué profesionales? ¿Los periodistas? Porq…

No, hombre, no. JOHN BYRNE.

Magnífico, ciertamente magnífico. Y no hemos metido ni una sola imagen de un sitio de escaneo de cómics. Si es que somos super pros.

¿Con esto acabamos ya?

¡No!

¿Pero tenemos algo que añadir? Si no han hecho caso a la gente que .

¡Por supuesto! No sé si habráis odío hablar de lo que pasó el día de Reyes…

No me digas más, te regalaron Maus. Maus, Calvin & Hobbes, Persépolis… Es como si tuvieran la lista ya hecha de…

¡No! El Asalto al capitolio.

Ah, eso, creo que ahora estamos ya en la tercera vuelta de los conspiranóicos para justificarlo, ya vamos por pacíficos manifestantes con gente de BLM a sueldo de los Dems entre los que había infiltrados agentes de seguridad del Servicio Secreto de TRUMP!

Te falta que estaba implicado también el Papa.

Es que no paran nunca…

Bueno, pues han salido varias personas a rechazar los intentos de golpe de estado, el ascenso de los Nazis y todos.

Ah, muy bien. ¿Alguien conocido?

Pues quizá…

¿Eso era?

Sí que lo era.

Vaya. Será dificil superarlo.

Pues el caso es que…

Muy elocuente. Sí.

Y te he guardado el mejor para el final.

AVIV BÖR!

AVIV!

Bueno, pues hast…

Pero, espera, ¿no vamos a hablando de Marvel haciendo oficial fanart por error? ¿O de pedir a libreros que nos contacten? ¡¡¡¿O LO DE MUERTOPISCINAS 3?!!!

Pues no, porque eso también lo ha explicado ROB!

Y porque de algo tendrán que hablar el resto de la semana, claro. Así que ahora sí que sí, hasta aquí hemos llegado…

…buenas tardes, pasadlo bien y leed muchos cómics.

De Capital Importancia

Si la malidición árabe/hebrea/gitana/¿klingon? «que te condenen a vivir tiempos interesantes» es cierta alguien la ha usado sobre todo el planeta. Lo de Trump, Agente de P.U.T.I.N. Lo de el Comité Central de Beijing dictándol guiones a Hollywood. Lo del creador de una de las más conocidas empresas tecnológicas de la historia muriendo por negarse a tratar científicamente su cáncer. Si viajáramos al lejano pasado de los set los och DE PRINCIPIOS DE SIGLO a contarles a nuestros yos adolescentes todos estos hechos nos tomarían por locos.

Pero hay una cosa que no nos soprendería en absoluto porque ya entonces era previsible.

El asalto al Capitolio de Washington.

Porque han sido años y años de ficción preparándonos para ello.

Largos años.

Tantos que hasta han dado pié a ficciones en las que no participaba Kiefer Sutherland.

Quizá Charlie Sheen.

Porque si algo llevamos mucho tiempo teniendo claro…

…es que dejan entrar a cualquiera en el Capitolio. No importa lo friqui que sea.

Y claro, en cuanto una manzana podrida logra colarse…

…antes de que te des cuenta se te ha llenado el Congreso de bichitos asquerosos.

Cosa que, como ya os habreis imaginado a estas alturas…

…ya habían predicho Los Simpsons.

Lo esperable

Es cierto que los principios de años suelen llenarse de buenos propósitos porque todo lo abstracto es fácilmente apilable, pero también es el momento perfecto para mirar hacia detrás y hacía delante. Un poco como lo de cruzar pero en una de esas pantallas en las que te empujan hacia delante. Que uno no puede evitar seguir en 2021 aunque esté claro que preferiría los ’90.

Total, que como algo hay que hacer y no vamos a llamar a nuestro experto en visiones porque la última vez no pudo ni parar a TRUMP! de hacerse con la presidencia pues en algo habrá que emplear la tarde.

Y allá vamos, a mirar lo que nos va a venir en… pongamos… películas de superhéroes que dicen que se van a estrenar en 2021. Que luego ya sabemos que es todo un Ya veremos y que Disney tiene que repetir el truco de + con otro servicio nuevo y a ver cuántas veces son capaces de engañar a la gente con el mismo truco como si fueran Nolan o Moffat.

Así que, con todos vosotros, las películas de supes que ADLO! espera ver estrenadas en 2021.

Samaritan

A ver, no tenemos ni cartel y el protagonista es población de riesgo, pero sale con una pareja varios años menor así que por lo menos sabemos que es de corte clásico.

Steel- Man

Pero POR SUPUESTO que lo que nos apetece ver este año es una película de un superhéroe ‘real‘ enfrentándose a Zombies durante tres horas y media. ¡Desaturad ya esos colores!

Sri Asih

El Bumilangit Cinemática Universe sigue adelante después de Gundala con una de las principales superheroínas de su industria comiquera. A ver si hacen justicia al personaje.

The Almighty Street Team

Pues este está claro: Based on the hit Comic book series. Del creador de Lazarus, que pudísteis ver el año pasado.

Down Squad

Sé que será algo inesperado, sin duda, pero es completamente cierto. Esta película es holandesa.

Virgo and the Sparklings

Pues sí, sé que esto os va a sorprender porque no es solo otra película dentro del Bumilangit Cinematic Universe, además adapta el famoso Webtoon, nada menos.

Como veis, muchos estrenos interesantes con las mismas posibilidades de estrenarse en cines que el resto de películas.

Cómo me la Maravillaría Yo

Hoy decimos con inmensa alegría adios al malhadado 2020. Este nefasto año, de guarismo iterativo como diálogo de villano meglómano, no ha cesado en sus interminables doce meses de vida de darnos uno tras otro nuevos motivos para odiarle. Pero uno sobresale por encima de todoas los demás. Sabeis a cuál me refiero.

Wonder Woman 1984.

Como el mejor y más refinado sádico, que sabe avivar las esperanzas de su víctima para causarle más daño al aplastarlas, el 2020 nos ha ido retrasando su estreno para crearnos mayores espectaciones. Anhelos que han sido inmisericordemente destrozados en cuanto hemos podido contemplarla en nuestras pantallas, tanto de cine como caseras.

No me malinterpreteis, en esta secuela Patty Jenkins demuestra el mismo envidiable ritmo, la misma tensión narrativa, los mismos impresibles giros argumentales que su precedente. Nuevamente Gal Gadot nos regala con una interpretación profunda y llena de matices que injustamente no se llevará un Oscar™. Como sus secundarios, que están a la altura de unos personajes complejos y creibles. El problema es otro.

Sabeis a qué momento me estoy refiriendo. Ese en el que todos saltamos en la sala de cine mesándonos los cabellos en incrédula desesperación.

Cuando Diana y Steve se suben a un Panavia Tornado

…QUE TIENE UNA CABINA EN TANDEM. EN TANDEM, POR EL AMOR DE LOS HERMANOS WRIGHT.

Aparentemente entre los nuevos poderes jedi semidivinos de diana está reordenar las cabinas de los aviones de combate.

Y claro, a cualquier persona con el más mínimo sentido del buen gusto y conocimientos del medio cinematográfico un error así le arruina completamente la película. Y la pregunta que uno se hace es ¿cómo es posible que un film que reune tanto pero tanto talento hasta el extremo de estar co-escrito por el mismísimo Geoff JOHNS! puede haber metido la pata tan profundamente?

Tengo la respuesta.

Y no os va a gustar.

El problema es que han dejado que esto lo dirijan, coescriban y coproduzcan chicas. Hala, ya lo he dicho.

Me van a llamar de todo, lo sé. Pero es la verdad. Y por ello debo escribirla alto y claro. Lo contrario seria ser deshonesto a un nivel que casi rivalizaría con el de un director de periódico español. Hay cosas para las que las chicas están perfectamente dotadas y otras para las que no. No es culpa mia, echádsela al segundo cromosoma X. Y una de esas cosas son las armas y la temática bélica.

¿Necesitais alguna prueba? Examinemos una película bélica de TÍOS. Y no se puede ser más de TÍOS que Los Mercenarios 2.

Joder, tras cinco minutos mirando ese póster le saldría barba hasta a Heidi.

La saga de los Mercenarios, como no podría ser de otra manera estando hecha por y para TÍOS, muestra las armas y la tecnología militar de una manera verista y creible. El retroceso, los impactos, la manera de poner cargas de explosivo como si estuvieran pegando un ambientador autoadhesivo a la pared, TODO refleja sus características en el mundo real. ¡Preguntadle a cualquier TÍO! Claro, con alguna ligera exageracioncilla para que resulten un poquito más espectaculares, que esto es Hollywood. Pero sin tomarse libertades.

Por ejemplo, hacia el final de la emocionante secuencia que da comienzo a Los Mercenarios 2 Nuestros Muchachos™ escapan en motos acuáticas por un río cuando llegan al rescate Stallone y Stratham en su característico hidroavión.

Un Canadair CL-215 ámpliamente customizado pero fácilmente reconocible. Porque para los TÍOS los aviones son como los coches, un tema que merece un sagrado respeto. Por eso los responsables del filme no se toma la más mínima licencia a fin de hacer más fácil o asequible la narración…

…y las lanchas acuáticas embarcan por la puerta trasera de carga…

…que tiene el avión realmente…

…como puede observarse claramente en los planos exteriores. Que además no hace falta haber leido mucho sobre las especificaciones de los hidroaviones para saber que las rampas de carga traseras son fundamentales para su buen funcionamiento.

Una pena que al no haber tenido a mano un asesor de temas de TÍOS nuestra esperada ¡¡¡¡MEJOR PELÍCULA ADAPTACIÓN DE UN TEBEO PROTAGONIZADO POR UNA AMAZONA DE TODOS LOS TIEMPOS!!!! haya quedado en decepcionante mediocridad. Pero bueno, no todo lo concerniente al no-me-llames-Tornado es malo ¿eh?

Este plano seguro que le ha hecho muchísima gracia a Tarantino.

El Hecho Diferencial

Dicen que cualquier tiempo pasado fué mejor pero no concibo esa razón.

SALVO en la traducción de los títulos de las películas, claro.

Es sin duda fruto de estos modernos tiempos de dictadura sociocomunista de lo políticamente correcto que se haya perdido completamente esa tradición tan española de mejorar los títulos originales. Mejorar las voces sigue gozando de una excelente salud (no en vano el nuestro es el Mejor Doblaje del Mundo™) pero los títulos no han corrido la misma suerte. Vivimos una anodina distopía en la que Annihilation se traduce como Aniquilación y la innoble derrota de La Ciudad de las Estrellas ante el espurio La La Land demuestra que en España ya no volverán los ya lejanos tiempos de gloria. Una gloria pasada que se remonta a clásicos como La Pasión de los Fuertes y llega hasta Agárrame Esos Fantasmas pasando por hitos como Jo, Qué Noche.

¿En toda España? ¡NO! Un pequeño reducto resiste ahora y siempre al invasor.

Vale, los Kanariashotai no podemos presumir de salones de cómic como el de Granada, como mucho de bibliotecas de tebeos situadas fuera del espacio y el tiempo. Pero no cometais el error de subestimarnos. ¿Recordais a Warren Ellis? Tenía fama, fortuna y su nombre era sinónimo de «adaptación de cómic de éxito». Y entonces decidió echarse unas risas a costa de Gurankanaria.

Y el resultado… Cualquiera de estos dias va a ser Nacho Vigalondo quien le ofrezca adaptar algo suyo.

No, no subestimeis Kanariashoto. En lo que estais distraidos con la última monería de Ayuso podría ser que se estuvieran desenterrando cosas que han yacido durmiendo durante un milenio y cuyo sueño no debería perturbarse y no os hubierais enterado.

En estas atlánticas latitudes al menos podemos presumir…

…de mantener viva la tradición de los títulos mejorados.

¿Que qué es una «panza de burro»?

No, lo siento, como dijo Worf «es algo que no comentamos con foráneos«

Here We Go Again…

Sí, hay muchos temas de los que podríamos hablar. Siempre lo hay. De hecho, si hoy hubiera tenido tiemopo hubiera salido un posteo con muchas portadas de un tema concreto…

PERO

Resulta que ya estamos otra vez en lo mismo. Con los Reboots, los Remakes, los REQUETECOSAS…

Es decir:

Whatever Happened to the Maguire of Tobey?

Creo que todos estamos de acuerdo en cuál ha sido el evento más relevante de esta semana que acaba de terminar, qué es lo que ha levantado pasiones, ocupado horas de discusión, acaparado noticias y titulares. Me refiero, por supuesto a…

El paso de The Hoff al Metal.

Pese a lo cual, la gente se ha empeñado en hablar de otras cosas. Como que si Disney esto o lo otro, critican si ya la línea perdió, se fijan si va, si viene, o si fue. Se dicen muchas cosas, más si el bulto no interesa, ¿por qué pierden la cabeza ocupándose de ellos? Podrán decir, podrán hablar, y murmurar hasta rebuznar. Disney es así.

Quiero decir, han presentado cosas hasta 2024 de una sola vez para que parezca que están haciendo algo y las suscripciones merecen la pena. Por el amor de ROB! si hasta han presentado otra vez Wandavisión, que a estas alturas tiene ya tantas presentaciones que podría ser La broma asesina.

Pero la cosa no es lo que han presentado, además, es lo que no. Tantos rumores de esos de los que hablábamos el otro día y ni rastro de Spidey.

Aunque con tanto follón de que si Crisis, que si Spiderverso y que si Spider-Man: El Musical hay un nombre por el que la gente se ha ido preguntando una y otra vez. Porque el público no exige una trama sólida, exige cameos. Así que nosotros hemos decidido desfacer este entuerto en el que entran desde la AA de Aaron Sorkin hasta la AAAA del full de ases.

Es decir…

¿Qué fue del Spider-Man del ayer?

Quizá no todo el mundo recuerde esos momentos de principios de los ’00s que recuperaron el interés en un Universo Marvel con su Spidey, Iron Man o el Hombre Hormiga

lo que explica que lo que más recuerde la gente ahora sea eso de «Señor Stark, me estoy yendo».

Mas no hablemos hoy de Tía May aquí, hablemos del actor.

¿Qué ha pasado con (la carrera de) Tobey Maguire?

Quizá le recordéis por hacer de adolescente que empieza a vivir su vida en Las norma de las casa de la sidra, o por hacer de adolescente que empieza a vivir su vida en Pleaseantville, pero lo importante es que una vez interpretó en Spider-Man a un adolescente que empieza a vivir su vida. Y le pica una araña radiactiva y le salen poderes y pectorales. Para que luego digan que las películas de antes tenían menos ordenador.

Por supuesto de eso han pasado ya veinte años.

(Espacio libre para que comprobéis que no os estoy mintiendo -bueno, que quizá no son 20 sino 18 pero parece muy maduro-, os toméis dos o tres chupitos y volváis aquí a seguir leyendo mientras intentáis entender cómo es que el tiempo no se ha congelado. No funcionó en marzo no va a funcionar ahora.)

Claro que era un papel muy cotizado, para el que James Cameron quería a Leonardo DiCaprio, porque iba a ser la primera vez* que alguien interpretara a Spidey en el cine. La gente de Sony estaba convencida de que iba a hacer millones. Tanto dinero que podrían hacer cualquier estúpida secuela y les funcionaría. Que veinte años no es nada.

Al final el que acabó con el papel fue Tobey Maguire, no porque tuviera ningún tipo de trato con Leonardo DiCaprio, ni sean amigos de entre un grupito que se recomienda y ayuda entre ellos. Eso sería ridículo. ¿Qué nombre iban a tener? ¿Los Pussy Posse? Ridículo.

Simplemente Maguire sabía hacer su carrera, tenía buenos amigos, estaba buscando a la mujer de su vida y todas esas cosas que hacen los jóvenes. Los jóvenes que empiezan a vivir su vida. Vale, quizá con 25 años no fuera ya un adolescente… ¡¡¡Aún podría interpretarlo para una serie de instituto española!!!

Y, además, había logrado el papel de Peter Parker, ¡iba a ser el primer intérprete de Spidey en el cine*!

Hizo la película, fue un éxito, fin de la historia.

Ya, bueno, pasaron más cosas. Al año siguiente estaba haciendo Seabiscuit. Una película en la que se demostraba que aún no era una estrella de Hollywood porque el título lo ponía un caballo. Pero él estaba justo detrás. Estaba muy cerca de ser el protagonista. ¡A los dos les gustaban las zanahorias! Por lo menos le sirvió para conocer a esa mujer de su vida. Una diseñadora de joyas que, de manera no relacionada, era la hija de uno de los peces gordos de la Universal.

Algo que le hizo cambiar, porque el amor siempre nos transforma. A veces para bien. Esta parece que no. Bueno, no sabemos si fue el amor o el hacer una película que recaudó muchicientos millones de dólares cobrando solo cuatro. El caso es que algo cambió en él.

Por ejemplo, pidió una subida de sueldo considerable por hacer Spidey 2 y no se la dieron, así que montó un pequeño follón sobre su situación física para que cambiaran los planes de rodaje y le pagaran más y blablabla… Ya sabéis, cuando te gustan estas cosas es normal que te manden al médico. Por supuesto siendo Sony una empresa antes que una persona tuvo la reacción ética esperable: amenazas de ‘no volverás a trabajar en esta ciudad‘, recordatorios de que esto es una picadora de carne y contactos con Jake Gyllenhaal para que interpretara él a Spidey.

Al fin y al cabo Maguire podrá ser muchas cosas, pero no es una productora de Hollywood. Por eso fue él el que acabó teniendo que disculparse públicamente.

Claro que Maguire siendo Maguire la pagó a su vez con alguien. Con su agente. Quien, obviamente, tuvo palabras de amor, amistad y aliento sobre el actor.

Entre esta y la siguiente lo que decidió hacer fue El buen alemán, otra película en la que él no era ni el protagonista, ni alemán, ni nada.

Aunque todos sabemos que lo gordo llegó con Spidey 3, una película en la que todos estaban en guerra con todos, el director no quería sacar al villano que la productora quería, el actor quería más dinero, más lucimiento y más nosequé, el resto del reparto lo que quería era recibir el cheque. Habrá quien piense que Raimi se vengó a la vez de la productora y de Maguire hundiendo la película y haciéndole quedar a él como un imbécil.

Pero yo diría que Maguire se lo estaba pasando bien.

La película tuvo esa cosa tan de Hollywood de hacer pasta pero no TANTA pasta como ellos querían. Que es una forma rara de considerar a algo un fracaso.

Mientras tanto, la siguiente vez sí que logró salir en el título de la película. Bueno, de aquella manera. Se llamaba Brothers y él era uno. El otro era Jake Gyllenhaal. La película salió a lo comido por lo servido, que a estas alturas es casi lo esperable con este señor. Pero, de nuevo, no es un desastre en taquilla.

Un desastre en taquilla es su siguiente película, hecha en 2011, llamada The details, en la que al personaje de Maguire -teórico protagonista si uno mira el cartel, probablemente porque nadie más quería salir en el centro- en un momento de la película le piden 100.000 $, él solo consigue reunir 75.000 $. La película hizo en taquilla 63.595 $. ESO es pegársela.

La consecuencia lógica fue hacerse productor, claro. Eh, ya había ayudado a producir una peli de Spike Lee allá por 2002. Por lógica decidir poner pasta para que se hiciera una película con Gwyneth Paltrow de cantante de country o la adaptación del musical Rock of Ages que no guarda ningún parecido PERO tiene a un MONO en el reparto. Ah, y una película de Nicolas Cage. Porque no todas las decisiones pueden ser erróneas. (Excepto si hablamos de taquilla. Entonces sí. Todas)

Por suerte vino DiCaprio al rescate con El Gran Gatsby. Y luego ese mismo año hizo otra en la que le dieron otro papelito muy secundario en plan Aparece aquí un momento.

Entonces llegó 2014 y pasaron varias cosas. Y no me refiero a que le produjera una película a a su compañero de reparto James Franco -pese a las cosas que este dijera de él en su pasado. Lo que no evitó que dos años después, cuando Franco entrevistó a Charlize Theron le preguntara por esos rumores sobre sus problemas con Maguire en Las normas de la casa de la sidra, que la actriz confirmó-, que también.

Sino a que se publicaron unas ¿memorias? -llamémoslo así por el bien de la concisidad o concisisasión- de una mujer llamada Molly Bloom.

Si alguien llamado Bloom publica un libro de memorias va a incluir datos interesantes, se llame Molly o Rachel, y esta vez no iba a ser menos. Porque Bloom escribía este libro para ganar dinero (LOL) tras haber sido pillada en mitad de una organización de partidas de póquer ilegales.

Espera, ¿qué?

Ah, sí, cierto, no habíamos hablado de eso. Maguire llevaba desde que tuvo el dinero de ser el primer Spidey en el cine* dedicándose a aprender y mejorar su póker.

Lo que provocó a una serie de movimientos de los que ya tendremos tiempo de hablar que acabaron enseñando la patita en 2011 cuando un Ponzi acabó sacándolo a la luz todo. Llevando a un primer acuerdo ese mismo año. Seguido de unas pocas noticias al año siguiente que le ponían en el centro de la trama de partidas ilegales.

Pero, claro, la gente es como es y resulta que estos dos intentos de disimular saltan por los aires cuando Bloom decide que esto se puede publicar y hacer unas perras para pagarse la defensa.

Bueno, espera, qué tontería, ¿cómo va a enterarse la gente así?, si es un libro.

La cosa explota cuando LO ADAPTAN AL CINE.

Como siempre. O casi.

En este caso sí porque lo adapta Aaron Sorkin, para hacer una película en la que él es el director y el blablabla. Con Idris Elba haciendo de abogado, que es algo que todos echábamos de menos. En tiempos como estos parece que el que Idris Elba pueda estar haciendo películas de abogados, dramas y thrillers de espías en lugar de tener que hacer el canelo con Disney es… ¿Qué? Ah, claro, es porque su acuerdo para hacer el canelo en series es con Netflix. A ver si os creéis que en esto de los actores deciden ellos. Que no me estáis leyendo la entrada que os estoy escribiendo.

Total, que ahí estaba Elba haciendo de un abogado ‘imaginario’, ahí estaba Jessica Chastain como protagonista en el personaje que le da nombre a la película -y que se parece lo necesario al original porque si algo hemos aprendido este año es que una pelirroja atractiva siempre mejora un audiovisual sobre gente que juega a cosas, sean las cartas, las Magic o el ajedrez- y ahí está también…

No, Tobey Maguire no sale. ¿Qué os tengo dicho? En el mejor de los casos sería un secundario, como en Seabiscuit. Y, como no podía ser de otra manera, en esta película uno de los personajes más odiosos de la película -y tiene competencia, que la adaptación es del propio Sorkin– es uno de esos que intentan que no se sepa quién era en la realidad real. Con enorme éxito.

Porque daba igual que Sorkin sacara el repertorio de que no quería cargar contra la gente de Hollywood -perro no come perro-, o que si es una amalgama de muchas personas, que si son once contra once, que si no hay enemigo pequeño…

Dio lo mismo, todo el mundo veía muy claro que el personaje era Maguire. Por pequeñas referencias a pantallas verdes, porque Sorkin puso a interpretar al actor a Michael Cera (en un claro acto de maldad, pudiendo haber metido a Jake Gyllenhaal), porque el personaje tenía un nombre tan ridículo como Jugador X, y… bueno… porque no hay como estrenar una película para que la gente se lea el libro.

Y empiecen a contar historias. Sobre todo la de la foca.

¿Cómo? ¿Qué no os sabéis la historia de la foca?

He held a thousand-dollar chip in his hand. He flipped it over a couple times in his fingers.

“This is yours,” he said, holding it out to me.

“Thanks, Tobey,” I said, reaching my hand out.

He yanked the chip back at the last second.

“If …” he said. “If you do something to earn these thousand dollars.” His voice was loud enough that some of the guys looked up to see what was happening.

I laughed, trying not to show my nerves.

“What do I want you to do,” he said, as if he were pondering.

The whole table was watching us now.

“I know!” he said. “Get up on that desk and bark like a seal.”

I looked at him. His face was lit up like it was Christmas Eve.

“Bark like a seal who wants a fish,” he said.

I laughed again, stalling, hoping he would play the joke out by himself and leave.

“I’m not kidding. What’s wrong? You’re too rich now? You won’t bark for a thousand dollars? Wowwww … you must be really rich.”

My face was burning. The room was silent.

“C’mon,” he said, holding the chip above my head. “BARK.”

“No,” I said quietly.

“NO?” he asked.

“Tobey,” I said. “I’m not going to bark like a seal. Keep your chip.”

My face was on fire. I knew he would be angry, especially because he had now engaged the whole audience, and I wasn’t playing his game. I was embarrassed, but I was also angry.

Ah, cierto, está en inglés… ¡Deprisa, al Altavistamóvil!

Tenía una ficha de mil dólares en la mano. Le dio la vuelta un par de veces con los dedos.

«Esto es tuyo», dijo, tendiéndomela.

«Gracias, Tobey», dije, extendiendo mi mano.

Tiró del chip hacia atrás en el último segundo.

“Si…” dijo. «Si haces algo para ganar estos mil dólares». Su voz era lo suficientemente fuerte como para que algunos de los muchachos levantaran la vista para ver qué estaba pasando.

Me reí, tratando de no mostrar mis nervios.

“¿Qué quiero que hagas?”, Dijo, como si estuviera reflexionando.

Toda la mesa nos estaba mirando ahora.

«¡Lo sé!» él dijo. «Levántate en ese escritorio y ladra como una foca».

Yo lo miré. Su rostro estaba iluminado como si fuera Nochebuena.

“Ladra como una foca que quiere un pescado”, dijo.

Me reí de nuevo, deteniéndome, esperando que él hiciera la broma por sí mismo y se fuera.

«No estoy bromeando. ¿Qué pasa? ¿Eres demasiado rico ahora? ¿No ladrarás por mil dólares? Wowwww … debes ser realmente rico «.

Mi cara estaba ardiendo. La habitación estaba en silencio.

«Vamos», dijo, sosteniendo el chip sobre mi cabeza. «LADRAR.»

«No», dije en voz baja.

«¿NO?» preguntó.

«Tobey», dije. «No voy a ladrar como una foca. Quédese con su chip «.

Mi cara estaba en llamas. Sabía que estaría enojado, especialmente porque ahora había involucrado a toda la audiencia y yo no estaba jugando su juego. Estaba avergonzado, pero también estaba enojado.

Por algún motivo este tipo de historias que en 2014 no hicieron tanto ruído cuando llegó 2016 empezaron a transmitirse gracias a la futurible adaptación y a la posibilidad de hacer artículos sobre por qué la gente no quería a Maguire cerca. Eh, la séptima te sorprenderá. (Bueno, no, era la de la foca)

Entre medias ese 2016 su mujer se decide separar de él. Aunque despacito y buena letra que hasta el 2020 no firma los papeles de divorcio. Posiblemente porque lo que pasó por medio eran solo rumores y maledicencias.

Por supuesto eso abrió la veda para todo tipo de historias de rodajes, porque ya era público y notorio, y además no tenía a su suegro productor, y al año siguiente iba a salir una película de Sorkin dejándolo caer así como Alguien ha pedido que hiciera ruidos de foca alguieeeen, Alguien es un poco mal perdedoooor, Alguien preparaba estafitas en su grupo de poookeeer… .

Total, que salió la peli, se le hizo caso regular, salieron un par de artículos explicando los parecidos y diferencias entre el libro y la película (dando por hecho que el libro cuenta la realidad) pero lo que quedó bastante claro era que Tobey Maguire era algo más que el primer actor en haber interpretado a Spidey en el cine*, también era alguien poco recomendable para tener cerca.

Por suerte siempre hay amigos. Así que además de gente preguntándose por qué le habían puesto en la lista negra, -que es algo discutible, ¡eh, es el narrador en Bebé Jefazo! ¿Quién podría hacerlo estando baneado en jolivú?- salió Houston Curtis dispuesto a explicar que Molly Bloom era una cualquiera.

Una camarerucha que se quería quedar con el mérito de haber montado esas partidas ilegales. ¡Habráse visto! Mujeres, quieren siempre el reconocimiento que se les debe a los hombres.

Por eso Curtis escribió un libro PONIENDO LOS PUNTOS SOBRE LAS IES, para que supìera todo el mundo que Bloom mentía. ¡Los que pergueñaron las partidas ilegales, los que ejercían influencia sobre los jugadores, los que tenían acuerdos externos a la mesa de los que los otros no sabían, los que prestaban dinero con cifras de usura… ERAN ELLOS! Su compadre Tobey y él. ¡Y lo iba a demostrar en un libro!

Del que podéis leer un artículo en, y creedme que esto es un regalo porque no me lo hubiera podido inventar jamás, el nunca jamas mejor llamado sitio web BroBible.

Y ahí estaba él, contándolo todo orgulloso y dando ejemplos de lo gracioso que era Tobey y de sus cosas y jajaja, sus cambios de humor, y jejeje, aquella vez que… ¿Cómo? Claro que es una defensa. ¡LA D SIGNIFICA DEFENSA!

Inexplicablemente la gente no acabó de entenderlo así, sobre todo porque la aparición del segundo libro hizo que los medios volvieran a prestar atención a Maguire. Que lo entiendo porque siempre se quedan cosas fuera. Y entonces lo miras una segunda vez y puedes contar cosas nuevas. Y eso llama a los medios porque tienen la posibilidad de hacer un artículo nuevo Y ENLAZAR EL ANTIGUO. Y cada vez el follón es mayor. Cómo sería que para esta última movida de 2020 ¡¡¡hasta los medios españoles se enteraron!!! En serio, estará detrás de la cosa esa de pago, pero si no sabéis inglés ni cómo manejar la traducción inmediata de gugle os puede servir para un apaño. ¡Como siempre con ellos! Y es que lo dieron en los principales periódicos españoles por tirada. En El Mundo, en El País, en el AS.

Así que aún no está claro si veremos a Maguire en el Universo Marvel-Sony, o si aparecerá para interpretar a Tío Ben o a Tía May o a quién, si hablará, si será reemplazado por Jake Gyllenhaal, o si qué. Aunque hay algo que sí que tenemos claro.

¡Que no va a ser olvidado como Nicholas Hammond! *El auténtico primer Spider-Man del cine.

¡¡¡Y ESE ES UN MOTIVO PARA BAILAR!!!

RELESEAD EL CUT!

La lista de rumores sobre Spider-man 3 empieza a ser tan larga que estamos, indudablemente, ante un futuro caso de Snyder Cut. Da igual lo muchísimo que se esfuercen Feige y compañía por satisfacer las desbordantes ilusiones puestas en la cinta por parte de sus aficionados, en último término es imposible contentar y satisfacer tantísima teoría, rumor, especulación, headcanon y refrito como para que todo el mundo quede satisfecho. Uno diría que esto es habitual y común a todas las grandes películas de superhéroes (no olvidemos que con el estreno de Infinity War tuvimos algún caso de bloguero/tuitero porque la película refuta sus teorías sobre la construcción planificada de todo el MCU desde 2008 hasta el presente). Sin embargo, es cierto que esta tercera película del Peter Parker de Tom Holland está sobrepasando todas las cotas antes vistas de hype sin sentido.

Me falta que salga el del videojuego.

Podríamos sorprendernos a estas alturas de que una franquicia tan denostada por parte de su público natural como el Spiderman del MCU despierte en su tercera entrega tantísimas pasiones. Al fin y al cabo, a Jon Watts se le ha acusado de haber destruido al personaje, faltado al respeto a su motor central, traicionar toda la tradición existente sobre el personaje y asesinar al Tío Ben fuera de plano con sus propias manos. Pero no obstante, todos esos haters están ahí, depositando una fe ciega y peligrosa en que Watts para esta tercera entrega va a hacer realidad sus más húmedas y peregrinas disertaciones sobre la saga.

A riesgo de llevarme alguna seudomención más de las que ya llevo, dejo por aquí algunas de mis impresiones tuiteras sobre lo que cabe esperar el Spider-verso de imagen real que cada vez se encuentra más asentado en el imaginario colectivo, pero también vamos a repasar algunas de las posibilidades que nos ofrece la semilla del próximo movimiento fanpesao del cine de superhéroes.

El camarote de los Hermanos Parker

En los cómics de superhéroes es raro encontrar dos villanos que actúen simultáneamente en dos tramas independientes. Es habitual los team-up de villanos, así como sus enfrentamientos entre ellos, pero no es normal que dos o más personajes se encuentren en arcos narrativos distintos que afecten al mismo tiempo al personaje. Pero Tim Burton cambió las reglas del cine de superhéroes para siempre cuando su Batman Returns integró a una Catwoman y a un Pingüino que, aunque hacían equipo, poco o nada tenían en común en un primer lugar, y aquello llevó a historias cada vez peor llevadas con distintos personajes pululando por las películas. Algo en lo que las películas del trepamuros han sido estudiantes muy avanzadas.

Al parecer por el momento se rumorean que tendremos como villanos a Mac Gargan (Michael Mando), Mysterio (Jack Gyllenhaal), Kraven (se rumoreaba a Jimmy Kimmel, pero también a otros como Stephen Kapicic, Joe Manganiello, Henry Cavill o Jason Momoa), Otto Octavius (para los que se ha rumoreado a Mark Hamill, pero muy recientemente hay insistentes rumores de que se va a volver a contar con Alfred Molina), Electro (Jamie Foxx), Venom (Tom Hardy) y varias opciones de casting, casi todas de lo más disparatadas, para Norman Osborn. También se ha rumoreado la aparición del Camaleón (un rumor que ya tuvimos en la segunda parte). Y siempre queda la posibilidad de ver a Donald Glover como el Merodeador.

Los villanos acaban esta peli más apretados que el Gang del Chicharrón.

Aparte de esto se dice que tendremos de vuelta a Kirsten Dunst y es posible que a Emma Stone, repitiendo de forma aún por aclarar sus roles como Mary Jane Watson y Gwen Stacy respectivamente. Andrew Garfield, al que algunas webs ya dan por confirmado aunque aún no hay nada claro, volvería para hacer de Spider-man, y Tobey Maguire se encuentra en conversaciones desde hace tiempo que han llevado a ser imaginado como un tercer Spider-Man… e incluso como el Tío Ben del Spidey de Holland.

Y por supuesto, numerosos cameos de otros héroes también han sido rumoreados, desde el Dr. Extraño a la Capitana Marvel, pasando por casi todos los Vengadores, Hulka, el Daredevil de Charlie Cox e incluso MIles Morales, para el que también hay un par de docenas de fancasts, ninguno sin confirmar.

La cosa es tan tremenda que ya hay contra-teorías en las que se plantea que este acopio de Spidermanes atiende a que nos vamos a encontrar con una película de los Seis Siniestros (chupito) en la que tres diferentes hombres araña deben hacer equipo para luchar contra un grupo conjunto de sus mayores enemigos. Más paja mental sobre esto, aquí.

Más tramas abiertas que minutos de película

Pero toda esta rumorología también ha dado lugar a una compleja red de posibles tramas, homenajes y casos que podrían retomarse. Hay quien apunta a la película de los 6 Siniestros, y quien se decanta por el Spider-Verso, llevando al Peter de Tom Holland a nuevas dimensiones de la mano del Dr. Extraño, que haría las veces de una Madame Web. Versiones menos crecidas de los rumores aseguraban que la historia transcurriría en la Tierra Salvaje o incluso el espacio. Y por último, aquellos más apegados a las ideas más clásicas el trepamuros situaban la acción en Nueva York, donde Peter tendría que lidiar con la revelación de su identidad secreta al final de la segunda película de la franquicia.

Esta última teoría podría implicar la aparición de Extraño para obrar un “Mefistazo” que resuelva la situación, o podría dar lugar a una trama legal que implique a Matt Murdock o a Jenn Walters como abogados. Ya puestos, ¿por qué no los dos? A raíz de esto se ha rumoreado también la aparición de Kingpin, que sería interpretado, si vuelve Cox, por Vicent D’Onofrio.

También se ha insinuado que la trama romántica implicará la aparición de una nueva y “auténtica” Mary Jane Watson (una reclamación que cierto lugar desagradable y mohoso del fandom lleva sosteniendo desde Homecoming), una nueva Gwen Stacy, el regreso de Liz Toomes (que podría ser interés romántico o villano, un poco según a quién preguntes), varias opciones para Jessica Drew (para la que se han rumoreado numerosos castings, incluyendo a Daisy Ridley para una eventual y también sin confirmar película de Sony), y alguna chica más que igual me dejo en el tintero. Al parecer la única que nadie cree que tiene papeletas para aparecer es Felicia Hardy, que debe estar sentadísima esperando el anuncio del casting para la película de Silver & Black que Sony lleva teniendo en un cajón casi tanto tiempo como los Seis Siniestros.

El malo siempre es Avi Arad

Algo en lo que casi podemos estar de acuerdo todos los aficionados es que el malo siempre es Avi Arad. Muchos rumores incluyen sus oscuros movimientos en despachos a la operación. Que si a cambio del nuevo acuerdo Sony-Disney, va a salir Tom Hardy en la película para promocionar…algo. ¿Venom 2 sale antes o después que Spiderman 3?. Que si no tendremos al Buitre para Spiderman 3 precisamente porque va a aparecer en  Morbius… que se ha rumoreado poco, pero también se insinuó que aparecería, quizá, junto a Kraven el Cazador, que es por supuesto otro de los candidatos a tener película en solitario con Sony, según estos mismos rumores. Y la especulación sobre cuántas películas nos quedan después de esta. Y es que eso es un asunto espinoso, puesto que si realmente el pacto es endeble, puede que Marvel quiera poner toda la carne en el asador antes de perder a Holland para siempre… o más probablemente, puede querer hacer exactamente lo contrario. Es imposible saberlo.

Yo, por mi parte, voy preparando mi pancarta, mi hashtag, mi lista de bots de Twitter e incluso el teléfono de un avión de esos que llevan pancarta para que cuando llegue el momento, podamos empezar a reclamar con decisión. HAY QUE RELESEAR EL CUT. ¿El de quién? ¿Watts? ¿Feige? ¿Arad? ¿Sam Raimi? Solo el tiempo lo dirá.