Cuando hay empoderamiento no se hace paramiento

Año 2002. La operadora telefónica Amena anuncia una tarifa reducida con el siguiente anuncio:

Consideraron gracioso para publicitar una tarifa pequeña utilizar enanos bailando. Todo normal hasta aquí, eran otros tiempos y había otro sentido del humor.

Sin embargo, hubo asociaciones de gente pequeña y discapacitados que alzaron la voz contra el papel denigrante del spot hacia ciertos colectivos. Y no sé si fuimos ciegos o nos comportamos como subnormales, pero la reacción de la sociedad ante esta mariconada fue de ceder a las presiones y echar atrás el anuncio.

(y ya que hablo de personas pequeñas, un sentido recuerdo a Mihaly Meszaros)

Puede decirse que con esta cesión comenzó una etapa en la sociedad en la que la corrección política se convierte en el estandarte enarbolado por la mayoría social. Un tiempo en el que mujeres y hombres medimos al máximo nuestros palabros y palabras para no herir susceptibilidades. Un tiempo en el que los susceptibles a las susceptibilidades tienen la piel muy fina y cualquier lapsus línguae puede tener consecuencias, que serán más graves cuanto más eco tenga a lo largo y ancho de las redes sociales. Y ante el temor de posibles reprobaciones, terminamos cayendo en al peor de las censuras posibles: en la autocensura.

Por ejemplo, para la gente de mi generación “Orlando” es ante todo una marca de tomate frito y de manera pavloviana la asociamos con el latiguillo de su clásico spot “Aquí hay tomate“. Es por esto que en cuanto salen por las noticias y los estados de facebook cuestiones sobre la reciente masacre y citan el nombre de la población, me viene a la mente el latiguillo de manera refleja. No me siento culpable por ello, simplemente sucede, y no por ello dejo de condenar los hechos, claro está. Pero el reflejo queda en mi cabeza y hago un esfuerzo consciente porque de ahí no pase. De no soltarlo, vaya. Y seguro que no soy el único. Por si acaso, no lo digo.

guillermozapato

 

Año 2008. La búsqueda de nuevo público y el ansia de agradar al mayor número de minorías potencia de forma incipiente en el mercado del comic-book americano títulos protagonizados por personajes pertenecientes a estas minorías. Es fruto de esta iniciativa que hoy día contamos con un notable puñado de títulos protagonizados por mujeres, la minoría más numerosa de todas. Títulos que más allá del hecho anecdótico de que lo protagonicen tías resulta que hasta están bien. Ese es un factor que no tuvieron demasiado cuenta antes, los de marketing deben estar haciendo estudios para determinar si eso ha tenido algo que ver. Pero volvamos a 2008, en plena efervescencia de ansias de corrección política, cuando los hacedores de la King Features Syndicate decidieron que sería buena idea una aventura con protagonista femenina en la longeva tira protagonizada por el superhéroe más antiguo de todos. The Phantom, efectivamente.

spantom

No le llamen machista, llamenle antiguo. De hecho, en sus páginas apareció una de las protagonistas de esto de las viñetas con más fuerza y carácter, Diana Palmer. Hembra que según las tendencias de la época fue celebrity, enfermera, deportista olímpica, experta en artes marciales, delegada de la ONU… Pero desde que asumió su rol de abnegada esposa y madre de gemelos, ya no jubaba un papel tan preponderante. Así que encargaron a los creativos de la tira por aquel entonces, el escritor Tony de Paul y el artista recientemente fallecido Paul Ryan (fallecido el 7 de Marzo y publicando su última entrega el 28 de Mayo, eso es profesionalidad ¡nada puede detener a un autónomo sindicado!) una aventura en la que el Fantasma compartiría protagonismo con una mujer que se habría enrolado en el último reducto heteromachista de la serie: la Patrulla de la Jungla.

Y con el argumento ideado y aprobado por los de arriba, capitostes del KFS brindaban con el vino espumoso que usen allí, cuando uno de los subconsejeros delegados presentes en la reunión preguntó con un hilillo de voz:

-“Y esa mujer ¿será blanca o negra?

Copas cayeron. Tate. En eso no había caído. Tan encabezados estaban en contentar a una minoría que no habían contemplado los posibles combos. Porque si hubiera sido una mujer blanca, la minoría de mujeres negras hubiera podido protestar. Pero si optaban por hacer de coprotagonista a una mujer negra, el colectivo de mujeres blancas también tendría algo que decir. De manera que para prevenir optaron por una decisión salomónica ¿mulata, decís? no.

Phantom010 Phantom011

Dos mujeres. Blanca y negra. Morena y rubia.

Ahora era cuestión de mantener compensadas las cuotas de aparición en viñeta de cada una de ellas, cosa que Paul Ryan apañó a las mil maravillas. Prestada atención porque el resultado es verdaderamente hipnótico.

Desde el mismo momento que entran en la Patrulla.

Phantom019

Phantom021  Phantom023 Phantom025

Phantom026

En escenas de acción.

Phantom028Phantom029

Por el campo.

Phantom030

Buscando información de paisano.

Phantom031Phantom032Phantom033Phantom035Phantom036

En la cafetería.

Phantom043Phantom045

Camufladas.

Phantom046

Phantom047

Bajo la linea de fuego (perdón por la intrusión del macho heteropatriarcal).    Phantom051  Phantom053

En fin, haciendo de todo.

Phantom056Phantom060Phantom061Phantom062Phantom063Phantom068Phantom071Phantom073

Hasta cuando parece que una de las dos va a tomar los mandos (la blanca, claro ¡subyugación, protestas!)…

Phantom074

..Paul Ryan se las apaña para que cooperen de forma paritaria.

Phantom078Phantom079

Y ojito con hacer chistecitos machistizantes. Sólo vale pensarlos.    Phantom082

Hasta en la escena cumbre en la que atrapan al maloso ¿cual de ellas puede adjudicarse la captura?

Phantom083 Phantom084

  Phantom090

Uno llega a pensar si no están unidas por algún tipo de cordón umbilical invisible.

Phantom091Phantom092Phantom094Phantom095

Menos mal que a veces su posición relativa va cambiando y la distancia a la que llegan a alejarse descarta cualquier tipo de siamesas (cosa que sería curioso dado lo diferente de sus fenotipos).

Phantom096Phantom099Phantom100Phantom101

Y dejamos para el final la escena que resuelve alguna de las dudas que no decíais pero que seguro pensabais.

Phantom102

No, no lo hacen todo juntas (y la negra sale primero).

El cómic ha sido considerado durante tiempo un medio transgresor en muchos aspectos.

RanXerox

Por la salud de la sociedad esperemos que lo siga siendo por mucho tiempo.

Ah, y disculpas por no haber adaptado este escrito al lenguaje de signos.