La Mundial

Que tranquilo está todo estos días ¿verdad?    

Eso es porque ha empezado el Fútbol. Terminada la Liga, terminada la Copa, terminada la Champions, llega el Mundial. Un evento tan global (¿acaso no lo son ya todos?) que hasta la mismísima Marvel/Disney/LucasFilm/Pixar/ABC/ESPN le dedica un espacio en forma de historieta en línea, que aunque pretenda ser imparcial debemos hacer notar que está escrito por un bonaerense.

(o a lo mejor sí es imparcial y Messi se ha subido a un escalón o algo)

Ya. Hay tanto Mundial por todas partes que os puede parecer excesivo que hasta también aquí se le dedique un espacio. Por eso no está de más hacer memoria y recordaros que fue precisamente un acontecimiento deportivo (los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980) los que iniciaron dos de las tendencias más rentables hoy día del tebeo americano: las series limitadas y los eventos.


Contest of Champions, primera serie concebida por Marvel como de duración limitada, englobaba héroes de diferentes nacionalidades del Universo Marvel. Inicialmente, Mark Gruenwald lo concibió como una aventura especial de larga extensión que conmemoraría las Olimpiadas de Moscú. Lo que pasa es que mientras John Romita Jr iba avanzando con los dibujos, el entonces Presidente de los EEUU, Jimmy Carter, anunció el boicot del país a esos Juegos como protesta por la invasión soviética de Afganistán (un territorio tradicionalmente conflictivo, hay que decirlo). El proyecto, por tanto, fue abandonado por parte de editorial, guionista y dibujante.

Pero olvidaron avisar al entintador.

El peruano Pablo Marcos, ajeno a vaivenes diplomáticos, siguió repasando a tinta los lápices de Romita en tanto que nadie le dijo que dejara de hacerlo, y fue ya entrado en 1981 (lento, pero cumplidor) cuando un buen día se presentó con el taco de páginas terminadas y pidiendo las siguientes, de manera que en la editorial tuvieron que decidir qué hacer con aquello tras pagar el trabajo. Así que tras unos apaños argumentales por parte de Bill Mantlo para reajustar los cambios habidos en la continuidad de los personajes durante aquel tiempo, eliminar las referencias a aquellas Olimpiadas, y el redibujado de algunas partes por parte de Bob Layton (no sería esta la última limitada/evento con la que le tocaría lidiar para apañar plazos en Marvel u otras editoriales), aquello salió como historia en tres entregas. Lo que sigue a partir de aquí es historia, es negocio.

Y todo gracias a un evento deportivo, descreidos.

¿Sabéis a quién tampoco le gusta el fútbol? a Ibáñez.

Y sin embargo con este Mundial ya hace 11 que sus emblemáticos personajes ligan sus aventuras a los designios del campeonato. Desde Argentina 78 sin faltar ni una sola vez a su cita ¿que en Méjico 1986 no tienen a Ibáñez? pues lo realiza el Bruguera Equip ¿que a las pocas entregas de la historieta cierra Bruguera? pues en cuanto Ediciones B se hace con los derechos, reanuda al aventura en las páginas de Super Mortadelo.

¿que no teneís en vuestras estanterías ningún álbum dedicado al Mundial de Italia de 1990? fue el inicio de una década convulsa en muchos aspectos, pero aunque fuera en una sola entrega mortadeliana de 8 páginas la aventura existió, y con guión de Ibáñez.

Y así hasta hoy y lo que le queda.

Y en dos años, Olimpiadas.

No receléis por tanto de estos acontecimientos, pues representan una oportunidad excelente para dar salida a nuevos proyectos y formatos.

Y si nada de esto os ha convencido, pongo en juego la carta de Pablo Ríos.

Artista y futbolero que, entre otras cosas relacionadas con el balonpié, sube a Tumblr a diario la crónica de cada jornada mundialera: Le Futebol.

Y es que os gusten o no Mundiales seguirán habiendo, así que disfrutAdlo! en lo que podais.

ACTUALIZACIÓN: ¡Y VIVA MÉXICO, CARBONES!

¿O sois más de otros deportes?