José Luis García Liefeld

Se estima que nuestro universo nació hace casi catorce mil millones de años (1,4e10) , y en nuestro planeta se estima que los primeros Homo sapiens aparecieron hace unos doscientos mil años (2e5). O sea, que si condensamos la historia del Universo en un día, la raza humana estaría presente únicamente durante el último segundo con veintitrés centésimas.

Mirando hacia adelante, al astro de nuestro sistema se calcula que le quedan unos cinco mil millones de años (5e9) de funcionamiento. Durante este tiempo se irá haciendo cada vez más grande y brillante, aumentando la temperatura en la Tierra hasta que deje de soportar la existencia de agua, hecho incompatible con la vida en el planeta y que las previsiones más optimistas situan en un horizonte de tres mil doscientos cincuenta millones de años (3,2e9). Cuando ese momento llegue, si nuestra civilización sigue ahí habrá permanecido casi cinco horas y media de ese día que representará entonces la vida del Universo. No es mucho, pero más que el segundo y pico de ahora.

La probabilidad dicta que existen muchos, mogollón, planetas con potencial para generar vida, y que esta pueda generar una civilización. Pero para poder encontrarla deberemos coincidir con ella en el tiempo. Si vienen unos dentro de cuatro mil millones de años a buscarnos, ya no nos encontrarán aquí.

Y dejo aparte el tema de las distancias a cubrir, claro, pues si coincidimos en el tiempo pero estamos a un año luz o así de distancia, no llegamos ni saliendo los dos a la vez uno hacia el otro. La sonda Voyager 1, lanzada en 1977, se encuentra a unos 140 UA, lo que equivale a 0,0022 años luz. El planeta habitable más cercano, Próxima Centauri b, está a 4,2 años luz. Y estar más o menos cerca no es garantía de encuentro. Mi navegador me dice que hay cantidad de solteras divertidas en mi misma zona, y por más que me asomo no veo ni una.

Sirva este preámbulo con una explicación muy libre de parte de la paradoja de Fermi para mostrar que muchas veces por más que se den las circunstancias propicias de algunas variables, si otras no coinciden el resultado no es el esperado. Es por esto, por ejemplo, que en toda la historia del noveno arte sólo ha habido un ROB!

Casi sucede otras veces, sí, pudo haber sucedido antes, pero siempre hubo algo que no coincidió y lo que pudo haber sido un hito histórico se queda en un hecho notable. ROB! ha sido capaz de destacar como artista total tanto en argumentos como en dibujo, area en la que ha creado escuela y ha definido una época. Y no debemos desdeñar su labor como editor en sus distintas aventuras editoriales ¿quién puede comparársele? ¿Dave Sim? no creó escuela ¿Stan Lee? guionista y editor, pero no le hagas dibujar ¿Jack Kirby? dibujante que creó escuela, pero con poca visión editora ¿Byrne? argumento, dibujo, escuela, aceptamos Next Men como labor editorial, pero le falla el carisma y cercanía ¿Bill Ward? ¿cómo, no hemos hablado todavía por aquí de Bill Ward? vale, otro día. Lo más cercano que llego a pensar sería Bob Kane, pero sigue habiendo diferencia de nivel. Como veis, para que surgieran los Extreme Studios y los Gloriosos Años Noventa se tuvieron que conjugar muchos factores, algunos de los cuales pueden haber sucedido otras veces, pero no habían conseguido confluir tantos hasta ROB!

Sin embargo, hubo una vez en la que CASI todo coincidió.

ROB!CASI pudo haber surgido en DC.

ROB! CASI pudo haber sido español.

De todos es sabido cómo surgió la leyenda, con ROB! llegando a los New Mutants, serie que ya tenía una trayectoria anterior, no demasiado exitosa, a cargo de otros autores.

Esto ya había sucedido antes, en DC.

Una vez llegado a la serie, ROB! sacó de su chistera un grupo de originales personajes que fue reclutando con el paso de los números…

…encabezados por un veterano mentor que los convirtió en una fuerza de choque con actitud y de pistolas tomar.

Que fue lo mismo que sucedió en DC con otro mentor…

…para formar otro equipo de freaks de gatillo fácil.

En este caso el espectacular dibujo lo llevaba a cabo un muchacho, un trotamundos de Pontevedra.

No puede negarse que, aunque había uno que firmaba como guionista, la serie se hizo un huequecito en las estanterías gracias sobre todo a los lápices de José Luis. Talmente como pasó con la etapa final de los New Mutants.Y si a la larga ROB! terminó creando un estudio de imitadores, José Luis también estableció un cierto magisterio en la DC de la época.

En la serie mutante aquella ascendente etapa tenía como malvado en la sombra a Stryfe.

Mientras que en DC/José Luis el malo era el Dark Destroyer.

Y tras las convenientes confrontaciones…

…es historia conocida que la serie de ROB! se clausuró con la sorprendente revelación de la identidad del villano.

Y a partir de ahí vino el cierre para relanzar el concepto con un nuevo número 1 y un título más molón, y un ROB! ampliando horizontes, fundando otra editorial, creando escuela y cambiando el rumbo de la historia del medio.

¿Os cuento cómo terminó la etapa de José Luis en su serie en DC? Así:

Se estaban dando todas las premisas para que José Luis triunfara ¿cerró la serie, la relanzaron con un título más molón?¿qué sucedió?

Pues que la serie continuó con el tandem creativo de Mike Baron y Eduardo Barreto, cerrando ocho números después.

Y a José Luis la DC lo mandó a dibujar Titanes con Marv Wolfman.

Que oye, era una buena oportunidad, pero no fue precisamente el concepto que lo cambió todo ¿qué diferencias había entre aquella DC y la Marvel años despues? pues que Marvel vio que con ROB! y otros tenía mucho que ganar si les dejaba la batuta aunque cada uno tocara por su cuenta, mientras que DC estaba haciendo una promoción bastante fuerte por promocionar su universo.

Una estrategia editorial que precisaba una fuerte coordinación editora, en la que todo debía estar bien atado, y que terminó desembocando en la serie Universe.

De haber sucedido de otra manera, la serie de José Luis hubiera sido la piedra fundacional de un nuevo universo, posiblemente de space opera, con también los personajes de Twilight e Ironwolf, lo que convertiría a Howard Chaykin en el equivalente del Brandon Choi, el chico para todo, de la primera Image. Hubiéramos cambiado los Noventa por los Ochenta y Cinco, a Choi por Chaykin, a ROB! por José Luis. Pero DC, Wolfman mediante, no lo permitió.

José Luis permaneció fiel a la editorial, pasado ya EL momento, y ahí sigue. Y si le preguntas, tampoco guarda un recuerdo muy especial de aquella etapa.

 

Pero hubo otro motivo, otra circunstancia que no podía darse. El título de los New Mutants se cambió para ganar en molonidad, pero en cambio el título de la DC/José Luis

…ya venía con la molonidad desde el origen.

Con preparación sobrada

A medida que por delante de uno van pasando los Eventos, las Macrosagas, los Cruces, las Crisis y los Nada volverá a ser lo mismo, uno se va volviendo un poco páginavieja, y le da menos importancia a los grandes golpes de efecto y valora un poquito más la coherencia y la tranquilidad. Ya se han visto muchos In-your-face de garrafón, muertes de puerta giratoria o Grandes Revelaciones que se contradicen en menos de tres meses. Se buscan más las etapas tranquilas pero coherentes, las tramas cocinadas a fuego lento, los desarrollos pausados. Con dibujantes chulos siempre que se pueda, por supuesto, pero incluso eso a veces no es motivo suficiente. Que los páginavieja somos muy nuestros y muy raros.

El ejemplo más reciente en mi caso fueron los Thunderbolts. Que me he tragado los de Busiek, los de Nicieza ¡los de Arcudi! los de Ellis, los de Diggle, y de Parker tanto los Thunderbolts como cuando se llamaron Vengadores Oscuros. Y cuando fueron el equipo Rojo de Los Vengadores comandados por Trueno Ross. Todo, vaya, pero cuando debían volver a interesarme porque los dibujaba el bueno de Jon Malin decidí pasar.

Muy a mi pesar, desde luego, pues Malin apunta muy buenas maneras. Y no puedo quitarme de la cabeza paralelismos (simetrías, más bien) entre la primera splash del inicio de este volumen…

…y esta otra.

Pero no lo seguí ¿sabéis por qué? porque en la alineación habían incluido a Arreglador.

Ese personaje murió y quedo atrapado en un bucle temporal en uno de los últimos episodios de los Vengadores Oscuros de Jeff Parker. Viajaron al pasado y Arreglador mató a su yo del pasado, y para no escogorciar el continuo se operó físico y recuerdos para hacerse pasar por si mismo y revivir su vida tal cual hasta que volviera a viajar al pasado y… Ahí quedó el personaje y en cambio ahora lo volvía a tener en portada y equipo, fresco como una rosa y sin mención a cómo había regresado. Llamadme páginavieja, pero esto me incomodaba tanto que decidí no pillarlo. Me enteré más tarde de que a la altura del número 6 de la serie se le dio una justificación, cosa bastante sencilla cuando una de las razones de ser del grupo era contar entre sus filas con un cubo cósmico con coletas.

Pero en ese sexto número ya era tarde para mi y habían perdido a un lector.

Si esa explicación estaba prevista, hubiera estado bien que se hubiera dado desde un principio para no provocar la desbandada de los páginavieja, que somos cobardes, supersticiosos, y más de los que se piensan. Explicar eso en su momento hubiera sido la labor de un buen Editor.

Esa es la labor del Editor. Servir de nexo entre lectores y autores para hacernos todo la experiencia lectora más digerible. Por eso es importante que un Editor conozca el material con el que trabaja. Y no estoy diciendo que los Editores deban a su vez ser páginaviejas, todo lo contrario. Una persona con la energía e ilusión de la juventud, bien preparada, puede desempeñar este cargo a las mil maravillas. Me viene a la cabeza el caso de Ellie Pyle, que al poco de aterrizar en Daredevil la hicieron ponerse al frente de los fastos del 50 Aniversario del personaje, incluyendo tebeo conmemorativo y texto laudatorio.

Pues te lo preparas, te lo estudias y haces frente con profesionalidad. Y dando datos curiosos de paso, para que vean que conoces el terreno que pisas.

Sí, señora, para quitarse el sombrero. O la gorra, mejor dicho.

Por eso siempre que puedo me acomodo en personajes conocidos y sin demasiado vaivenes editoriales. Como la mini que sale ahora en América de los Nuevos Mutantes, que a Marvel le ha pasado como a Panini, que se creyeron lo de que ahora salía una película y prepararon cosas.

Y esto lo podré leer con la tranquilidad de que…esperad ¿ese es Fortachón? ¿pero no se había quedado en el Infierno para recuperar su alma cuando le derrotaron los Thunderbolts de Trueno Ross? ¿explican cómo ha llegado aquí?

Oro, del que produjo el moro

Tras la publicación en nuestro país del Especial RsRREXiÓN (¿complicado? en USA lo titularon X-Men Prime), el próximo mes la línea mutante marveliana experimentará una revolución, con el estreno estelar de dos nuevas series que encabezarán este rincón del universo de la Casa de las Ideas.

Y es recordar la última vez que lo intentaron con dos nuevos títulos importantes y no puedo más que estremecerme de expectación por si consiguen alcanzar aunque sea un mínimo de aquella grandeza.

Me faltaba saber cual de las dos nuevas series sería LA BUENA, pues ya pasó la vez anterior que mientras un título acabó siendo de culto y un nombre que se le da a un selecto número de agrupaciones escogidas, el otro terminó cambiando de nombre, adquiriendo equipos creativos olvidables, renumerándose sin más, e incluso terminado siendo un contenedor de series de corta vida por parte de Panini. No era cuestión de comenzar a seguir una y que fuera la equivocada. Por eso cuando nada más salir el primer número de X-Men Gold y se desató la polémica por unos Huevos de Pascua Musulmana que dejó su dibujante en unas páginas lo tuve claro.

¿Un artista polémico? ¿que a la semana lo echan? ¿que el nombre de pila del sustituto es R.B.? ¡Quiero ese! de manera que cuando Marvel me proveyó con una copia digital de prensa lo abrí para ver si podía dejar en mi corazón un lugar para la ilusión (en realidad su nick es marvelRulezz021bitWaRe, pero para abreviar le llamo Marvel).

Y no comenzaba nada mal, pues la presentación de personajes se basa en una doble página para enfrentarles porque sí con un villano random.

Y es que eso ha pasado antes.

El caso es que, sin entrar en spoilers, la primera misión que les llega es atender un ataque en el edificio de la ONU, y pienso entonces que puestos a echar un ojo en el pasado, están tomando buenos referentes para hacer un primer número.

Y ya hago la ola cuando veo que los malos son una nueva encarnación de la Hermandad de Mutantes Diabólicos.

Porque estas cosas las tengo vistas otro sitio y entonces ya eran lo más.

Y que no son tantos spoilers, leñe, que lo verdaderamente guapo de esta primera entrega es el texto de seis páginas en el que explican la historia de los personajes del grupo para facilitar la entrada de nuevos lectores. Sí, les basta con seis. Supongo que la edición española lo traerá.

¿Demasiado entusiasmo con la serie, decís? ¿que no es más que un cúmulo de casualidades y que sólo apuntan a algo a aquel que quiere creer? ¿tiene razón entonces ese duendecillo que ha aparecido sobre mi hombro izquierdo y que no hace más que gritar “¡Liefeldismo!”? (y que es bien pesado, la verdad, casi tanto como aquel que se me aparecía antes de la medicación y que decía lo de “mátalos a todos“, pero casi que prefería a ese, que al menos sabía qué debía hacer para que callaran las voces…).

Pues es posible que tengáis razón, quizá me dejé llevar y es sólo que como todo está inventado pues suena a ya visto de otra parte y…

y entonces Panini va y anuncia su número de Octubre.

Y mirad, vosotros supondréis lo que os dé la gana, pero yo os digo que ya tengo claro cual de los dos es mi título favorito.

AVIV ÖRO!

¡y encima capicúa, lo tiene todo!

Las chicas de Cable

Lo ideal habría sido, por supuesto, hablar hoy del Mystery Science Theatre 3000 pero pasan dos cosas. Primero, que Netflix sigue pasando de estrenarla en España porque, total, sólo han pagado por ella y no es como si tuvieran un formulario para que les preguntarais. Así que supongo que es porque ellos son menos de MST3K y más de otras series. Dado que lo segundo que ocurre es que hoy es festivo nacional está claro que no merece la pena dedicarle más tiempo a escribir, así que pongo unas imágenes de nuestra segunda opción y allá vamos:

AVIV BÖR!