Oro, del que produjo el moro

Tras la publicación en nuestro país del Especial RsRREXiÓN (¿complicado? en USA lo titularon X-Men Prime), el próximo mes la línea mutante marveliana experimentará una revolución, con el estreno estelar de dos nuevas series que encabezarán este rincón del universo de la Casa de las Ideas.

Y es recordar la última vez que lo intentaron con dos nuevos títulos importantes y no puedo más que estremecerme de expectación por si consiguen alcanzar aunque sea un mínimo de aquella grandeza.

Me faltaba saber cual de las dos nuevas series sería LA BUENA, pues ya pasó la vez anterior que mientras un título acabó siendo de culto y un nombre que se le da a un selecto número de agrupaciones escogidas, el otro terminó cambiando de nombre, adquiriendo equipos creativos olvidables, renumerándose sin más, e incluso terminado siendo un contenedor de series de corta vida por parte de Panini. No era cuestión de comenzar a seguir una y que fuera la equivocada. Por eso cuando nada más salir el primer número de X-Men Gold y se desató la polémica por unos Huevos de Pascua Musulmana que dejó su dibujante en unas páginas lo tuve claro.

¿Un artista polémico? ¿que a la semana lo echan? ¿que el nombre de pila del sustituto es R.B.? ¡Quiero ese! de manera que cuando Marvel me proveyó con una copia digital de prensa lo abrí para ver si podía dejar en mi corazón un lugar para la ilusión (en realidad su nick es marvelRulezz021bitWaRe, pero para abreviar le llamo Marvel).

Y no comenzaba nada mal, pues la presentación de personajes se basa en una doble página para enfrentarles porque sí con un villano random.

Y es que eso ha pasado antes.

El caso es que, sin entrar en spoilers, la primera misión que les llega es atender un ataque en el edificio de la ONU, y pienso entonces que puestos a echar un ojo en el pasado, están tomando buenos referentes para hacer un primer número.

Y ya hago la ola cuando veo que los malos son una nueva encarnación de la Hermandad de Mutantes Diabólicos.

Porque estas cosas las tengo vistas otro sitio y entonces ya eran lo más.

Y que no son tantos spoilers, leñe, que lo verdaderamente guapo de esta primera entrega es el texto de seis páginas en el que explican la historia de los personajes del grupo para facilitar la entrada de nuevos lectores. Sí, les basta con seis. Supongo que la edición española lo traerá.

¿Demasiado entusiasmo con la serie, decís? ¿que no es más que un cúmulo de casualidades y que sólo apuntan a algo a aquel que quiere creer? ¿tiene razón entonces ese duendecillo que ha aparecido sobre mi hombro izquierdo y que no hace más que gritar “¡Liefeldismo!”? (y que es bien pesado, la verdad, casi tanto como aquel que se me aparecía antes de la medicación y que decía lo de “mátalos a todos“, pero casi que prefería a ese, que al menos sabía qué debía hacer para que callaran las voces…).

Pues es posible que tengáis razón, quizá me dejé llevar y es sólo que como todo está inventado pues suena a ya visto de otra parte y…

y entonces Panini va y anuncia su número de Octubre.

Y mirad, vosotros supondréis lo que os dé la gana, pero yo os digo que ya tengo claro cual de los dos es mi título favorito.

AVIV ÖRO!

¡y encima capicúa, lo tiene todo!

Las chicas de Cable

Lo ideal habría sido, por supuesto, hablar hoy del Mystery Science Theatre 3000 pero pasan dos cosas. Primero, que Netflix sigue pasando de estrenarla en España porque, total, sólo han pagado por ella y no es como si tuvieran un formulario para que les preguntarais. Así que supongo que es porque ellos son menos de MST3K y más de otras series. Dado que lo segundo que ocurre es que hoy es festivo nacional está claro que no merece la pena dedicarle más tiempo a escribir, así que pongo unas imágenes de nuestra segunda opción y allá vamos:

AVIV BÖR!