Normaliza-normaliza-NOR-MA-LI-ZA-CIÓN!!!!

Que nosotros formamos un grupo peculiar ya lo sabemos todos. A veces cuesta definirnos y por ello, algunos nos llaman friquis, otros aficionados al cómic, otros tiposrarossinnovianiposibilidaddetenerla. A mí, personalmente, la definición que más me gusta es la que hizo de nosotros Panini: guapos, y punto pelota. A mí , como optimista que soy, me gusta llamarnos La Comunidad. ¿Del anillo?, preguntará alguno. Capullo, le contestaré yo. La Comunidad porque friqui es un término demasiado vago e impreciso: ¿acaso alguno de vosotros se atrevería a llamar friqui a Álvaro Pons? A la cara, por supuesto. La Comunidad porque aficionados al cómic se queda corto y deja fuera a otras gente de este mundo como son los roleros, los otakus (porque digan lo que digan, tú y yo lo sabemos, el manga no es cómic: es otra cosa) y los aficionados a películas y series en general (trekkies, starwarseros, los pringaos que aún sigan viendo Lost…). La Comunidad porque lo de la novia ya no es cierto: si el Puto Amo ha conseguido un especimen femenino con el que reproducirse, es que el tópico es un cliché definitivamente trasnochado (y, por lo tanto, la esperanza de conseguir algo con lo que calentarme por las noches deja de ser una entelequia: ¡gracias, Puto Amo!).

 

Así que sí, os voy a llamar, nos voy a llamar La Comunidad. Y si no os gusta, os aguantáis, que al fin y al cabo el que paga el mantenimiento del servidor soy yo (entre otros) y por lo tanto digo lo que me sale de ahí.

 

Pero todo esto no tiene nada que ver con el tema de hoy, salvo para poder decir que desde hace un tiempecito, La Comunidad asiste atónita a un proceso mediante el cual está cambiando la manera en la que el mundo nos mira. De repente, salen presentadores vestidos con camisetas de personajes de cómic (sobretodo en Cuatro, la cadena que más nos quiere). De repente, en todos los periódicos hay alguien que se ha leído Watchmen y se tira el moco haciendo un reportaje sobre el tebeo en su diario. De repente, tu madre mira tu colección de tebeos con respeto. Sí, amiguitos, estoy hablando de la tan temida y a la vez tan ansiada…

 

…NORMALIZACIÓN!!!!!!!!!!

  

Hay muestras de que la normalización es ya imparable. Hace un año, jamás habría dicho que me encontraría con un compañero de trabajo y tendría la siguiente conversación:

 

– ¡Eh! ¿A qué no sabes qué? ¡Que Batman va a protagonizar un tebeo en Barcelona!

– Doblador muerto…

– ¿Ein?

– Que es como si yo viniera todo emocionado a preguntarte si ya te has enterado de que la última liga la ganó el Barça.

– La última Liga la ganó el Madrid…

– Bueno, perros y collares… Lo que quiero decir es que es como si viniera corriendo a decirte que Franco ha muerto.

– ¿Ein?

– … sigh … Quería decir ¿¡¡De veras!!? ¿¿En Barcelona??

– Pos sí, pos sí, para una vez que sale de Gotham…

– *cof**cof**** cof*

– …y se viene a Barcelona, tu, fíjate qué cosas. Es que te quería preguntar dónde lo puedo encontrar.

– Pues de momento, en tu imaginación. Hasta el Saló de este año no sale. Y eso, cruzando los dedor, que Planeta no se caracteriza por sacar las cosas a tiempo precisamente, no.

– Vaya. Y esteeee… ¿tú te lo comprarás?

– Pues es posible, pero antes veré la edición porque igual me lo pillo por el Previews y…

– Vale, pues me pillas uno para mí y otro para mi cuñao, ¿fale? Hale, majete, muchas gracias. Y me gusta mucho la camiseta esa que llevas, con el tigre comiéndose al niño y tal. Muy original, como siempre.

-¿Ein?

 

 Pues eso. Que la normalización es imparable. Y si no, que se lo digan a los programadores de televisión, que son de los primeros en subirse al carro de la normalización llenando la parrilla nacional de productos superheroicos. Desde luego, el ejemplo más evidente es el de Águila Roja, cuya web tenéis que visitar para no perderos pantallazos impagables como éste:

 

rojagaay.jpg

…"pero llegué muy tarde para Queer as Folk", continúa la entrevista

 

Aunque bien pensado, uno empieza a plantearse si la normalización no se nos está yendo de las manos al ver como salen superheores hasta en los putos Hombres de Paco. ¿Qué? ¿Que no me créeis? Pues nada, nada, pinchad aquí y ya me contaréis, chatines. Esto sí que se parece a Watchmen, y no la peli de la loganiza azul. Eso sí, aviso que el link va a durar dos días, igual, ¿eh?

 

Pero uno, que es viajado, ya ve rollo friqui hasta en los lugares más insospechados. Y es que la semana pasada, que estaba en Londres, me pasé por el Science Museum a hacer el recorrido y me encontré no sólo con una exposición presentada por el mismísimo Dan Dare, sino con la tienda de museo más friqui que haya visto nunca. Y no lo digo por el tipo que se pasó tooooooda la mañana lanzando estúpidos avioncitos que regresan al lanzador (y de los cuales compré seis, perooo…. ¡son para regalar!). No, lo digo porque en la sección de librería l
o primero que te encuentras es con… ¿a qué no adivináis con qué?

 

watchmuseo.jpg

 

Efectivamente, Watchmen y otras obras que rozan la perfección, como el Secret Invasion de Bendis. Que por cierto, Watchmen está hasta en la sopa ya. Creo que si continuo viendo cosas de Watchmen desperdigadas por el mundo, llegará un momento en el que iré a ver al Barbas y le voy a destrozar las rótulas de una paliza, sólo de puro hartazgo rencoroso. No obstante, el Watchmen no es lo más friqui de la tienda del Science Museum, porque si se te ocurre alzar la mirada hacia el techo te encontrarás con…

 

techojedi.jpg

 

…¡¡¡UNA COLECCIÓN DE SABLES LASER JEDI!!! ¡Hasta en los museos más serios, más grandes, más visitados y con más renombre han empezado a colecciones ítems friquilongos. ¿Estamos  presenciando el amanecer de una nueva era o no, eh? Y es que, amiguitos, es lo que os digo: la normalización va a llegaaaaaaaar, la normalización está aquí, la normalización va a quedarse. Hacéos a la idea. Y no lloréis, coño.

 

 

La auténtica amenaza capitalista ya llegó… ¡¡¡Y aquí lo leísteis primero!!!

 

Pequeños adláteres, por fin ha llegado el momento que muchos de nosotros temíamos. Han sido años de duro esfuerzo, haciendo virguerías por mantener el mundo friqui dentro de unos ciertos y apropiados márgenes de pureza, pero este otoño de 2008 todo ello se ha revelado inútil.

 

Y es que, en este desdichado y lluvioso septiembre, por fin hemos podido comprobar que lo friqui… ¡¡VENDE!!

 

Y no, no me refiero a las figuritas, pósters y cachivaches de nuestros personajes preferidos que los connaisseurs siempre hemos podido encontrar en nuestra librería especializada, no. Esos trastos siempre han sido un producto marginal para una clientela marginal. Éramos un nicho de mercado y, ¡ay!, cómo podíamos presumir de ello. Pero esos buenos tiempos de embriaguez y bohemia han llegado a su fin. El gran público, la masa capitalista, la gestalt del consumo, ha descubierto el friquismo y ha decidido empezar a comprarlo.

 

Si mo créeis todavía, sólo tenéis que ver la tele. En el mismo día (el miércoles pasado, si no me falla la memoria… y no pongo la mano en el fuego por ello) pudimos ver cómo Florentino Fernández lucía una camiseta de Mazinger Z en El Hormiguero y como uno de los colaboradores del programa de Quequé llevaba otra camiseta con un Stormtrooper estampado. ¡Por el amor de Dios, si hasta los de Pull and Bear han conmocionado la blogosfera comiquera por haber sacado una colección de camisetas con varios personajes de DC, entre los que se cuentan por ejemplo Wonder Woman, el Joker y… Flash!

 

pullbear.jpg

 Seguro que la tipa se piensa que bajo la capucha roja está Hugo da Silva… ¡niñata!

 

Que vaya, al Joker lo conoce casi todo el mundo. A Wonder Woman no, pero al menos está buena. Pero… ¿quién carajo va a comprar una camiseta de Barry Allen, Flash, al que no conoce ni su padre? [Respuesta: los de vestuario del Canal 9, que también le endosaron una camiseta de estas a uno de los actores de su programa de sketches. Semper fidelis.]

 

Pero bueno, la cuestión es que los comerciantes de han dado cuenta de que lo friqui marca tendencia. Y de que pueden ganar dinero, y mucho, sacando productos de inspiración friqui para consumo masivo. Y la cosa ya empieza a dejar huella… Y eso quiere decir que… ¡¡¡NOS ESTÁN ROBANDO NUESTRA IDENTIDAD!!!Lo que nos hace diferentes, especiales, únicos… todo ello, en una obscena versión descafeinada, a disposición de la plebe… Si una camiseta de Flash no te sirve para diferenciar a un colega friqui, entonces… ¿Cómo saber quiénes somos? ¿Cómo distinguirnos? ¿Cómo gritaremos al mundo que nosotros éramos los niños de los que ellos se reían en el colegio y seguimos vivos y planenando venganza? ¡¡¡¡Nuestra idea de nosotros mismos está en peligro!!!!

 

Sí, sí, reíros, reíros, pero ya les pasó a los heaviatas. Que ellos estaban tan tranquilos con su metal y tal, y antes de que se dieran cuenta, ¡zas!, los Héroes se habían quitado las mallas de colores y se habían dejado melena. Y todo el mundo se apuntó al rollo del heavy sin tener ni pajolera idea de lo que era, y pensándose que los gorgoritos del Bunbury eran del rollo [yo sigo pensando que los Héroes del Silencio cantaban las canciones que hubieran cantado Amaral de haber nacido veinte años antes y que de rock duro tenían lo que yo de Marta Sánchez, pero bueno…]. Vamos, contestadme: ¿dónde están hoy los heavies, eh? ¿Alguien ha visto alguno últimamente? ¿A que no? ¿Queremos que a nosotros nos pase lo mismo? ¿Dejaremos que el mercado capitalista nos obligue a pasar los fines de semana de nuestra mediana edad en garitos grasientos adornados con pósters de portadas de Alex Ross y de nuestro adorado ROB!? ¡¡A eso yo digo no!! ¡Necesitamos rebelarnos contra el sistema para que no nos engulla en sus tripas! ¡Ha llegado el momento de la revolución! ¡De la guerra de guerrillas! ¡¡¡¡DE LA INSURRECCIÓN!!! 

 

Debemos dar una respuesta conjunta, estratégicamente diseñada para recuperar los símbolos que constituyen nuestra idiosincrasia y, por tanto, nos pertencen moralmente. La prioridad a día de hoy debe ser desmoralizar a los usurpadores, esas personas vulgares que intentan enmascarar su vacuedad colgando en su pared un póster de Watchmen y creyendo que eso ya les hace parte de algo, como si el hecho de participar tan superficialmente en el friquismo ya les hiciera formar parte de una tribu urbana y, por lo tanto molones. Como auténticos friquis no debemos permitir a estos alfeñiques de lo cultural que se crean integrados: es nuestro deber humillarles, hacerles sentir que, por mucho que la mona se vista de seda, ellos jamás serán tan auténticos como nosotros. Es el momento de tener conversaciones como la que tuve yo esta semana con un compañero de trabajo que se me presentó con una camiseta con la cara estampada de Darth Vader:

 

– ¿Has visto mi camiseta de Darth Vader?

– Pues sí, muy chula.

– Tenían otra que era muy guapa también, pero no llevaba dinero para las dos. Salía una de esas naves que llevaban los malos en las pelis antiguas, las que eran dos circulitos con las alas como si fueran placas solares.

– ¿Te refieres a un Tie Bomber?

– Sí, sí, esas naves que son un circulito entre las dos alas…

– Perdona, perdona. ¿Tenía dos circulitos en medio o sólo uno? Es que si tenía dos circulitos era un Tie Bomber, pero si sólo tenía uno era un Tie Fighter.

– Pues no me fijé tanto… Creo que era como la nave que lleva Darth Vader cuando persigue al protagonista al final de la primera.

– Pues entonces, ni una ni la otra, porque lo que pilota Darth Vader en esa escena es un Tie Interceptor, aunque en realidad no le llamaran así hasta después del estreno de El Imperio Contraataca.

– …

– …

– Pero entonces, ¿te gusta mi camiseta?

– Pues sí, muy chula.

 

¿Veis lo fácil que es? Este compañero mío no se vuelve a poner nada friqui en toda su vida, especialmente si se va a cruzar conmigo. Ésta es la manera de minarles la moral y hacerles entender que están cazando fuera de su territorio. Se sentirán como unos idiotas. Y nadie se gasta un dinero extra en un objeto friqui si después encima le van a hacer sentir como un idiota. Otro ejemplo: imaginad que os viene un chaval y os dice…

– Mi novia me acaba de regalar una camiseta chulísima de Flash del P&B.

– ¿De qué Flash?

-¿Cómo que de qué Flash?

– Pues sí, que a lo largo del tiempo ha habido varios Flashes. ¿Cuál es el que sale en la camiseta que te ha regalado tu novia?

– Pues no lo sé, uno vestido con un traje rojo con un rayo en el pecho, con capucha y unos adornos en las orejas…

– Mmmmh… No es una pista muy útil, aunque nos permite descartar a Jay Garrick. Y supongo que Bart no será, que sólo duró unos meses como Flash hasta que lo mataron a patadas… ¿No te habrás fijado en el color de los ojos por casualidad?

– ¿El… el color de los ojos? ¿Por qué?

– Hombre, porque si son azules, se trata de Barry Allen y si son verdes, es Wally West.

– Pues… creo que no.

– ¿Y en el rayo que tiene a la altura de la cintura? Porque si es recto y da la vuelta a la cintura, es Barry. Y si es abierto por la parte de delante, con las puntas formando una especie de V, es Wally.

– Pues no me he fijado… ¿tan importante es?

– ¡Hombre, pues claro! Si es Barry, se trata de un personaje antiguo, poco ambiguo moralmente, más monolítico y clásico. Una camiseta de Barry sugiere un mensaje más conservador, cercano al clásico «American Way of Life» pre-guerra de Vietnam. No obstante, Wally es un personaje mucho más moderno, que ha pasado de ser un joven inconsciente e indolente a un héroe dinámico, extrovertido y fiable. Y abierto a nuevos retos, como el de su presente paternidad. Una camiseta con Wally expresa más el entusiasmo por la vida en diferentes aspectos que el heroismo clásico de una camiseta de Barry.

– ¡Ah! Pues… Me parece muy… interesante todo esto que me estás contando.

– Ya te digo.

 

¡Hala! ¡Otra victoria para nuestras filas!  Es más, un ataque tan fulminante como éste no sólo acabará con las ganas de esta persona de usurpar y pervertir nuestra identidad colectiva, sino que si os lo curráis bien hasta es posible que pare en la librería especializada más cercana para pillar algo de Flash y no quedar como el culo la próxima vez que se encuentre con vosotros. Con un poco de suerte, hasta suelta los 24 bollos que cuesta un tochito de los Universo DC: Flash que Planeta no le dejó devolver a vuestro librero. Y así, matamos dos pájaros de un tiro: protegemos nuestras señas de identidad y ayudamos a sanear la economía del sector.

 

¡Insisto! No debemos dejar que el capitalismo salvaje haga lo que ha hecho con la esencia de otras minorías: follárselas mientras le ha convenido para después dejarlas tirarlas en un arcén, transformadas en poco más que un recuerdo de cuarentones atrapados en la rutina. ¡No dejaremos que eso pase! ¡No permitiremos que se prostituya la esencia del friquismo! 

¡¡¡¡RESISTIREMOS!!!!

  

 ;

 

 

 

La CAC descubre Marvel (y yo que me alegro, oye)

Que el mundo del cómic y el de la ciencia canibab de la mano es algo que resulta evidente. Pero por si no lo fuera, la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia  alberga estos días la exposición «Marvel Superheroes» en la que, desde un punto de vista profundo y analítico, nos hablan de los aspectos científicos que hay detrás de personajes como Hulk, Magneto o Spiderman. Tenéis toda la información que os apetezca en el dossier de prensa de la exposición, un documento de alto valor científico que no debéis perderos, ya que contiene interesantes conclusiones que se extraen al analizar el cómic desde un punto de vista científico, y desde su mismo inicio:

 

introciencia.jpg

 

Y yo pensando que el cómic era un medio narrativo de temáticas y géneros diversos, como la literatura o el teatro, pero resulta que no, todos los cómics tienen un punto en común: sus protagonistas son superhéroes. Ya era hora de que los científicos confirmaran lo que los friquis del mundo sabíamos hace ya años. Ahora sólo falta que alguien avise al tipejo ése de Chris Ware para que deje de hacer cómics protagonizados por señores viejos, gordos y calvos con una personalidad enclenque incapaz de superar una infancia complicada: a partir de ahora, sus cómics, como todos los demás, deberán estar protagonizados por superhéroes. Ya tocaba.

 

Además, el dossier de la exposición también da a conocer a grandes autores desconocidos para el gran público, como por ejemplo…

 

autorciencia.jpg

 

…los grandes Jonh Byrn y Jack Lirby, dos genios sin parangón y de los que sin embargo, e inexplicablemente, nunca hemos oído hablar. Animamos a los investigadores adscritos al Museo de Ciencias Príncipe Felipe a que nos deleiten próximamente con más muestras del arte de estos dos desconocidos monstruos del cómic.

 

El dossier de prensa hace patente el gran trabajo llevado a cabo por los curators del Museo de las Ciencias valenciano. No obstante, esta investigación también ha enriquecido a la plantilla del Museo, que al parecer han aprendido muchas cosas de los cómics Marvel. En efecto, amiguitos. Entre el mundo de la ciencia y el de los pijamas de lycra ha saltado la chispa del entendimiento, constituyendo un ejemplo clarísimo de retrofeedback. El mundo de la Ciencia por fin admite como propias las verdades propias de Marvel. como por ejemplo que si quieres que algo se venda…

lobsciencia.jpg

 

…lo mejor es poner a Lobezno bien grande y bien a la vista.

 

Alegrémonos de que por fin los mundos de la Ciencia y del cómic se den la mano. Alegrémosnos, sí, y alborocémonos. Por fin súpers y ciencia forman un matrimonio bien avenido, enriqueciéndose el uno al otro. Estoy tan emocionado que casi casi se me saltan las lágrimas. Un evento de esta magnitud sólo podía pasar en Valencia, ché.

El Blog de ADLO! presenta 1: El Follonero 1

El Follonero es uno de los comentaristas del blog de ADLO! que, al contrario de lo que su nombre podría indicar, hace aportaciones constructivas y bastante interesantes. Como hay bastantes de vosotros que nunca entrais a leer los comentarios, aquí teneis algunas de las imágenes que nos ha conseguido este lector

Empezamos hace un mes para no retroceder demasiado: El Follonero nos trajo en exclusiva la portada del nº1 de Crisis, nada más aparecer ésta en las tiendas

crisis1.jpg

Sin salirnos de las Grandes Sagas, El Follonero también nos escaneó la edición de Planeta de la mítica Hora Cero del gran DAN!, para que comprobemos por nosotros mismos (desconfiados que somos) que la traducción es correcta. AVIV ATENÄLP!!

ceropataterousa.jpg
 

ceropataterospain.jpg

Y esta semana, El Follonero nos ha traído la célebre edición bilingüe del Crisis Infinita nº2. Pinchad para ampliar

infiniticrisis21p.jpg

Pero en este asunto no podemos dejar de mencionar a Pater, otro lector que no solo nos mandó la misma página sino que se fotografió a sí mismo con ella, como pidió Jónatan

pater.jpg

Total, que entre la lista de correo y los comentaristas, he podido cubrir los posteos de Semana Santa sin pensar mucho. ¡Gracias a todos!

Qué grande es el cine español (y la tele, y la música)

Uno es que desde pequeñito tiene el (mal) vicio de leer todo lo que cae en sus manos, aunque sean revistas que no tengan nada que ver con mis gustos y aficiones, como la que ha caído esta mañana en mis manos: el suplemento del diario El País de moda para hombres, EP[S]HOMBRE. Y gracias a esa costrumbre, me he encontrado hoy esta joyita: un reportaje fotográfico de jóvenes talentos españoles, posando caracterizados como las identidades secretas de algunos superhéroes. ¡Si esto no es adliano, no sé yo qué lo es!

Hugo Silva como Logan:


Álex González como Bruce Wayne:


Arturo Valls como Clark Kent:


Óscar Jaenada como Bruce Banner:


Deluxe como Peter Parker:


¡ComprADLO! Aviv SIÄPLE!

Comiclandia

Como todos los años, la cadena de grandes almacenes que nos indica cuándo caen las hojas en otoño, si empieza la primavera o qué tipo de bañador hay que poner en verano, nos presenta en su centro de la Calle Preciados el espectáculo multimedia dedicado a su amado público. Todos los que nos acercamos a la cápital en el puentecito de diciembre, pasamos irremediablemente por delante de esa fachada para corear el megahit «Cortylandia, Cortylandia, vamos todos a cantar… etc». Cada año con menos imaginación, muñecos más cutres aunque más gente y carteristas. Está bien que te roben dentro, pero fuera…


Sensibles a la ascensión mediática del tebeo, este año han homenajeado al único cómic que ha ganado un Pullitzer, Maus. Multitud de ratones como los de Spiegelman (incluso se han esmerado en representarlos tan estáticos como sus dibujos) pueblan una especie de ciudad en donde se revive el desasosiego y la angustia (uno de los ratones se pasa toda la función atrapado entre las rejas de un ascensor que no va a ninguna parte, una señora ratona subiendo escaleras sin salida…)


Por otra parte, junto a padres y cacos, han puesto a varios personajes de tebeo… tenemos a Donald aprovechando su 70 aniversario, y al superhéroe de moda: Spider-man 2. En este caso, han tenido el buen gusto de presentarnos el Spider-man de Ramos, con sus pies descomunales, su cuerpo extraño, sus guantes negros, su bolsa rosa… eh… bueno, eso. (Ver foto)

Si estos almacenes han prestado su atención al fenómeno del tebeo, es porque preveen lo que se avecina el año que viene. Sí, sí, sí, sí, tú y yo lo sabíamos… 3, 2, 1… y cero (en nuestras cuentas corrientes). En esto del cómic, ya lo conocemos por Alejandro V. y sus B.M.’s, es normalmente así o nada.

El año que viene, que de próspero tendrá lo justo y depende en qué editorial (Falcon Crest o Los Soprano son series mariquillas al lado de lo que aquí va a pasar), la frase tendrá que acabar cambiándose ligeramente: así y nada.

Thierry Mugler te convierte en superhéroe

No es relevante que el Fotogramas venga en un enorme cartón con un suplemento, ni que este suplemento nos recuerde todas y cada una de las adlianas adaptaciones de tebeos al celuloide que harían las delicias de Joaquín Aranda en El Heraldo de Aragón.

Lo genial de todo esto (aparte de ver a Sidney Bristow en la portada), es la colaboración de Thierry Mugler y su colonia BMen. Página 3, anarroseo el texto:

«Para adentrarse en el universo sobrenatural de los superhéroes y adquirir sus poderes excepcionales, puede ponerse en contacto con el universo Mugler en blablabla telefono blabla e-mail…»

Tenemos que usar su colonia para adquirir poderes excepcionales.

Esto es la estafa del siglo, o nunca ha sido tan fácil adquirir poderes y convertirse en un superhéroe.

Por intentarlo, que no quede.

Sexo Con Sentido (III)

Aquí en ADLO! Novelti Librari siempre hemos prestado gran atención al feedback (que en cristiano viene a ser «lo que nos dicen los lectores», pero colar palabrejas en inglés siempre queda más cool). Así que ya que el conocido artista conceptual que firma como Efedito mostró su disconformidad con el diseño de los bat-objetos mostrados en el post del martes, le vamos a dar la oportunidad de dar a conocer al mundo las alternativas que él plantea:

    

Sexo Con Sentido (II)

Como autoproclamado Guardián de la Moral y las Buenas Costumbres de este Diario de lo GENIAL! tengo que expresar mi más profundo desacuerdo con las insinuaciones que hacía ayer Sark de que los miembros de la Bat-Franquicia® practicaban sexo no seguro. ¡A eso digo no! Y a las pruebas me remito: