What if…Dargaud Cinematic Universe?

Pocas cosas hay más clásicas en un inicio de curso que elaborar una redacción enumerando las actividades del terminado asueto estival. Habiendo sido este otro verano raro, no he tirado de lecturas exóticas, sino de cercanas, clásicas, lecturas de proximidad: básicamente, he releido Asterix y me puesto al día con XIII.

La lectura seguida de las hazañas del irreductible galo me ha servido para comprobar cómo el espíritu serie cambia con la salida de Goscinny, y cómo desaparece con el equipo nuevo. Y para confirmar mi sensación de que si solamente pudiera estar releyendo en bucle una sola historieta por lo que me resta, muy posiblemente sería Asterix Legionario.

Lo de XIII era una deuda pendiente, pues desde su tomo 14 no me tomaba el trabajo previo de relectura de las tramas anteriores y me lanzaba a la lectura de las nuevas entregas con el único apoyo de mi flaqueante memoria. Con lo que al llegar al equipo nuevo no me quedaba claro si lo que me contaban no me llegaba por cosa de ellos o por cosa mía.

Y es que por circunstancias de la vida llegué a XIII a finales del siglo pasado, con la lectura de los doce primeros tomos en formato de cuatro integrales, en su idioma original, en una sola semana. Mucha información de golpe, con todos sus enredos de identidad, tramas y recontratramas apiladas unas sobre otras. Por la misma época descubrí también Largo Winch, del mismo creador y guionista, Jean Van Hamme, al que puse por tanto en un pedestal, merecido por otra parte habida cuenta de los millones de ejemplares que ha vendido de todo donde mete la pluma. Creador de Thorgal también, poca broma.

El caso es que tras el empacho y saltarme la entrega 13 (al ojearlo me olí la tostada, era un Official Handbook of the XIII Universe vestido con tapa dura) ya seguí con la edición castellana, bastándome las páginas iniciales de recapitulación de cada álbum para no sentirme demasiado perdido. Al menos hasta que Van Hamme y Vance terminaron su ciclo en el 19 y cedieron los trastos a los siguientes (me pasa como con Asterix o con Thorgal, que no me salen nunca los nombres de los nuevos). Ahora me intentaban contar algo nuevo, que complicaba la historia del personaje todavía encaramado al entramado anterior de identidades, y nuevamente estaba esa sensación de que aunque no sabes bien qué falta, pues todo parece estar ahí, hay algo que no está como antes. De manera que los fui leyendo hasta la altura de su entrega 23, El mensaje del martir, allá por 2015. En un viaje vacacional posterior por las galias me agencié en una papelería una serie de guía de la serie, con bocetos, entrevistas y extras así, aparcándolo para esa futura relectura completa con atención, la que ha tenido lugar este verano.

Y lo que ha desencadenado la relectura fue otro viaje reciente, el primer desplazamiento laboral en pandemia, en el que retomé la costumbre de compras de aeropuerto.

El de abajo es el primero de una serie de tres álbumes contando la historia de la fortuna familiar de Largo Winch, escrito por Van Hamme. Lo dicho, un pedestal.

Total que este era el 27, y yo recordaba tener en la pila de pendientes el 24, pero es bastante frecuente que se me despisten algunos con la periodicidad tan espaciada, de forma que antes de emprender la relectura tiré de buscadores para saber qué había, qué tengo y qué me falta.

Lo primero que me dice Google es que para tener completa la etapa Van Hamme-Vance me faltaría la historia corta ilustrada titulada Traquenards & Sentiments, realizada en 2003 en una tirada limitada y que se situa entre los tomos 16 y 17. Vistazo a los sitios de vicio de segunda mano a ver, y compruebo que mi espíritu completista tendrá que aguantarse. Por cierto, que también he terminado picando con aquel tomo 13 que repudié en su día. Horror vacui aplicado a las estanterías.

Pero lo realmente curioso llega cuando me pongo al día con la edición castellana de Norma. Por el 25 van, ya hace tiempo que noto que les da pereza seguir adelante con estos álbumes finitos habiendo tanta novela gráfica gordota por publicar, pero no me esperaba un retraso tan clamoroso con algo que se supone que debe vender. Han sacado el 25 este mismo Junio 2021, cuando el original es de 2019. Encontrar un 26 para completar la serie y tener lectura del tirón no es problema en estos tiempos, otra tuerca para el próximo cohete de Bezos.

No me invento la popularidad de XIII, que para demostrarlo hay datos cuantitativos de esos que os gusta a la chavalada, como son videojuegos y los audiovisuales.

Pero es que la consulta del estado de la serie en la web de Norma me ha hecho darme cuenta de la de cosas que me he perdido desde que dejé la serie en standby.

Lectores completistas al bourne de un ataque de nervios, que cada cual saque sus conclusiones. Hay que vender.

La lectura bien, por cierto. De los spinoffs de XIII Mystery con otros autores pasé, aunque en la guía francesa me enteré de que su decimotercer tomo es el último y está escrito por Van Hamme.

Entretanto en casa Norma la última entrega fue en 2020 con una entrega doble (el miedo a los tomos finitos) con Calvin Wax y Jonathan Fly. 10-11. Paciencia. A ver si para la próxima película sacan más material.

Ah, y hablando de esa guía, resulta que la última parte de la misma contiene la historia aquella inencontrable de Traquenards & Sentiments, esa con la que casi me dejo el presupuesto. Y es que buscar tebeos está bien, pero también es muy bonito cuando son los tebeos los que le encuentran a uno.

Y así ha sido mi verano.

RALPH AZHAM O LIBERTAD

Vaya movidita que se está montando en la capital del reino ¿eh? con sus efectos mariposa, sus repercusiones, sus giros de guión inesperados… Televisivamente, desde que el espacio nocturno de Tómbola y Salsa Rosa fue sustituido por el plató de La Sexta Noche o El Cascabel, no parece tanto que el populacho haya ganado en formación política, sino que la política misma se ha ido chabacanizando para llegar en modo hooliganismo a todos los estratos de audiencia. Cuando aquellos gobernantes propusieron lo de Pan y Circo, poco imaginaban que lo del pan no era tan importante si el circo era bueno, y que no hacía falta contratar payasos, acróbatas o gladiadores, pues ellos mismos podían desempeñar esos papeles en su diaria labor.

Y de manera inevitable, las posturas del público se han ido radicalizando, tanto a nivel individual como colectivo. Ya casi como con el fútbol, tan importante es a favor de quién estás como en contra de quién, hasta el punto de alegrarnos más por las desdichas del contrario que de las victorias propias.

Es sencillo saber de qué pie cojea cada medio de comunicación. Y si crees que alguno es neutral, se sabrá de que pie cojeas. Difusión televisada, radiada, escrita…¿y los tebeos? ¿se posicionan políticamente las editoriales? ¿sí, no, y cómo?

Quizá a nivel personal en editoriales de calado, es bien conocida la posición ideológica de Joan Navarro, otrora factótum de Glénat España y EDT. Sin embargo, estas simpatías no se reflejaban necesariamente en sus publicaciones, editando desde loas a la proclamación de la República Popular de China hasta la novelización gráfica de la biografía de Hitler. Hay que separar las ideas del negoci. Aunque igual esta actitud sea tambien un posicionamiento ideológico.

Así las cosas, seguramente será más fácil intuir las posturas de cada editorial no por lo que publica, sino por lo que deja de publicar.

Lo que nos lleva a Ralph Azham.

Una obra de fantasía heroica a cargo del prolífico Lewis Trondheim, autor que suele ir asociado a rentabilidad asegurada. Tras dejar claro que La Mazmorra fue una broma que se les fue de las manos porque el público se la tomaba en serio, quiso compensar al lectorado con una obra de factura similar en la que el público de La Mazmorra se encontrase cómodo y con certeza de continuidad. Si la presencia del autor en dibujo y guión no fuera suficiente, el protagonista que da nombre al título era un pato, para que todo quedase claro desde el principio.

El primer tomo se editó en nuestro país en Diciembre de 2012 mediante Norma Editorial. En aquel momento nuestra piel de toro estaba inmersa en la X legislatura, que tras los resultados de las Elecciones Generales de 2011, constaba de una mayoría absoluta del Partido Popular, seguido en votos y escaños por PSOE, IU y UPyD, estos dos últimos a bastante distancia, y una retahila de partidos regionales.

Norma nos brindó la segunda entrega del desaliñado pato de largo pelo azul en Diciembre de 2013. Fue este un año tranquilo en lo político y electoral, en tanto que la mayoría absoluta de los conservadores no daba opciones para demasiadas alternativas, y tan sólo hubo unas elecciones a las Juntas Administrativas de Álava. La muerte al principio del camino, se titulaba, como anticipando que la tranquilidad tenía las horas contadas.

2014 es el año que marca el inicio de la quedio por llamarse la Nueva Política, con la tímida aparición de partidos de nuevo cuño en las Elecciones al Parlamento Europeo de Mayo, ganadas aquí por el PP (26.1 %), seguido por el PSOE (23.0 %) e Izquierda Unida – Los Verdes (10.0 %). Sorpresivamente, a UPyD (6.5 %) le arrebató el cuarto puesto Podemos (8.0 %), fundado unos pocos meses antes y para que se supera quienes eran optaron por incluir en su logo electoral la imagen de su candidato. Para que quedara claro que ese era El de la Tele.

Reseñable también fue la entrada de Ciudadanos (3.2 %, 2 escaños). Vox, fundado a finales del año anterior, obtuvo un 1.6 % de los votos, lo que no le valió ningún escaño. Eran otros tiempos. Ah, y en Diciembre Norma editó el tercer tomo de Ralph Azham.

2015 fue un año electoral intenso, ya que antes de las Generales del 20 de Diciembre, hubo autonómicas y municipales varias, con epicentro el 24 de Mayo, con todas las municipales junto con 11 autonómicas. En estos comicios destacó la subida de Podemos, con porcentajes de voto entre el 8 y el 20 % en las diferentes convocatorias. En Agosto del mismo año, tras ser impreso en Singapur, aparece en nuestras tiendas la cuarta entrega de la serie.

En ella, el protagonista decide cambiar de aspecto para mantener el incógnito durante una incursión, puesto que está siendo buscado. Nuestro pato de lacia pelembre azulada se nos muestra desde entonces tal que así:

Y así le vemos cometer toda suerte de heroicidades y acciones molonas.

Desde entonces, la serie ha alcanzado ya la docena de entregas en Francia. Norma, en cambio, decidió no publicar ninguno más desde entonces.

No han trascendido las razones por las que Norma decidió frenar la salida de las siguientes entregas de las aventuras de este héroe, sobre todo teniendo en cuenta que Lewis Trondheim suele ser garantía de unas ventas decentes. Sus motivos tendrán, desde luego. Pero no me aventuro a imponer conclusiones, me limito a exponer los hechos. Cada cual publica y deja de publicar lo que considera conveniente.

Y a ver si otro día podemos hablar de La Cúpula. Dan Clowes ¿visionario?

Andorra, qué Vella eres

Esta semana ha salido por la tele uno de los creadores más premiados, más reconocidos y con más talento del país. Sí, ese señor cuyo nombre empieza por El

Y ha sido por su pasada relación con el Rubius, una persona física que aprovecha que está ingresando millones para mudarse al país de al lado (no, a Portugal no, a Andorra). Pero no para pagar menos impuestos, sino para estar cerca de todos sus amigos que se mudaron antes que él al país de al lado a pagar menos impuestos

Pero no todo el monte son malas hierbas. Un pequeño puñado de yutubers resisten ahora y siempre al evasor invasor y siguen residiendo en España encabezados por el hiperconocido Bamf!, que desde Comic Freaks sigue ofreciendo un programa semanal de reseñas, recomendaciones y entrevistas, como esta a David Lafuente

Lafu a su vez hostea junto a David López Streaming de Dibujantes, un podcast con alguien dibujando de fondo (que alguna vez ya mencionamos en ADLO!) donde ambos conversan entre ellos o, en ocasiones, con otros dibujantes, en este caso las estrellas de DisneyPlas Natacha Bustos y Javier Garrón

Y si de invitados hablamos, el que más sabe del tema en este negocio es David Macho. También a él le dedicamos un post, pero de todas formas insistimos en su existencia

Otro que no sabe estar solo es Luis, dibujante estos días asociado a cierto redactor de Zona Negativa de iniciales JGJ, que también se monta su Bullpen de vez en cuándo. En esta ocasión con Carlos Pacheco (un habitual de su canal) y Daniel Acuña

Otro canal por donde se ha dejado caer Pacheco con regularidad es por el de Marco Lupoi, el jefazo de Panini. Este no reside en España sino en Italia, pero como es parte de la UE aceptamos barco. Cuelgo el vídeo en que invitan a Jorge Jiménez para alegrar el día a mi señora

También los hay que prefieren no compartir el foco de la fama. Por ejemplo Josep Busquet, que él solo con su cámara se basta y se sobra para recomendarnos tebeos

Otro veterano de esto de internet es El Tebeonauta, a quien algunos recordaréis por otro nick, pero que ahora se dedica a recomendar tebeos viejos rodeado de estanterías

Y para estanterías la impresionante colección de Jaume Vaquer, que aprovecha su experiencia en la revista Dolmen para hablar en este vídeo de críticas y críticos

Otro de los que se ha sumado recientemente a esta corriente youtuber de compartir su conocimiento es Paco Hernández

Alfredo Matarranz es un caso aparte. A primera vista puede parecer otro friki grabando desde su leonera, pero sus vídeos están bajo la marca multitentacular Tomos y Grapas. Vamos, que no puedo decir que es un crítico porque también es una tienda y eso sería un conflicto de intereses

Hablando de tiendas, aquí tenemos a la gente de Viñetas, otra librería especializada de Madrid

Pero la que más caña le está metiendo a su canal es Generación X, que cuenta con Chechu como cara más visible de esta nueva forma de vendernos cosas

Pero si de vender se trata, nadie como Sergio Morán

En cambio Rubén Fdez lo ha intentado pero es demasiado vago. ¡Hay que meterle más horas, hombre!

Las editoriales también saben abrazar el lado más comercial de Yutube. Por ejemplo, aquí esta Dolmen

O Fandogamia, entrevistando a los autores de Fandogamia para haber publicidad a los tebeos de Fandogamia (todo muy fandogámico)

O Norma, de cuyo canal vamos a destacar una entrevista a uno de los triunfadores de 2020 y viejo conocido de este blog: David Ramírez

Y con esto creo que como primer vistazo orientativo ya vale. No me habré olvidado de ningún youtuber comiquero importante, ¿verdad?

Dos formas (incompatibles) de aprovechar la popularidad televisiva

La editorial: «Vamos a recopilar tooodo lo de The Boys, la serie regular y las miniseries relacionadas, lo vamos a empaquetar en tres volúmenes to guapos de tropecientas páginas y por cada colección que coloquemos nos sacamos ciento veinte euros»

El autor: «He decidido que voy a ampliar esta obra que llevaba diez años cerrada con cuatro tebeillos más»

Los lectores de The Boys: «¡Bien! ¡Más mandanga!»

Los lectores de The Boys que compraron los tochos caros: «¡Un momento! ¡Mi edición ya no es integral! ¡Ennis, hijoputaaa!»

Alerta Máx y mas

Hola, mequetrefes. Recién estrenamos Nueva Normalidad (nombre muy marketinguiano para esta temporada, que en cuanto haya que rebootearla podrá sustituirse por Normalidad Reborn, All-New All-Different Normalidad, Normalidad Fresh Start...la sensación de sorprendente novedad no debe detenerse) y nuevamente comienzan a regularizarse las llegadas de novedades a nuestras librerías. Algunas bastantes son todavía rémoras del periodo confinado, novedades de Marzo, Abril o Mayo que buscan su hueco en la nueva escaleta, pero también asoman algunas pergeñadas durante la reclusión, con toda la carga negativa que ello trae.

Destaca entre todas ellas el alegato de MAX (o como le llaman en los Simpson, OMYAC) para La Cúpula, que tras el esfuerzo de traernos un Víbora confinado gratuito digital, se estira aquí con un MAX a precio de grapa (aunque igual no es tanto mérito de La Cúpula como de los precios de Panini):

Otra a destacar, que si bien ya ha llegado a tiendas todavía sigue de presentaciones, es el despiece personal de David Ramírez.

Una obra excesivamente sincera en la que descubrimos aspectos de la vida del autor que pueden llegar a impactarnos. Yo mismo, por ejemplo, no sabía que era zurdo. Esto llegó a producción antes del virus, pero David nos ha regalado a cambio en twitter y redes un sentido diario de vivencia de la enfermedad en el hogar, motivo por el que ya merece la pena compensarle con la compra del libro.

Con el tiempo saldrán inevitablemente más obras derivadas de la situación, habrán Resistirés y caceroladas, distancias y mascarillas (aunque Marvel, por ejemplo, ha manifestado que en principio prefiere no visualizarlo para que las obras no queden relegadas a una época concreta, que los recopilatorios deben ser lo más atemporales posibles para tener larga vida en los estantes), y todos aplaudiremos con alborozo el día en que salga Fernando Simón en un tebeo dibujado por Salvador Larroca (lo leisteis aquí primero, recordAdlo!).

Es un año raro, pasan muchas cosas y demasiado deprisa, hoy mismo llega a las tiendas un tebeo de Warren Ellis, e igual le da a las hordas por entrar, cogerlo y romperlo. Y me entero ayer de que Larry Stroman es el primer artista mínimamente conocido que se suma a trabajar con Terrific Productions, el avieso arribista que desde que se hizo con los derechos de Youngblood va clamando casito para editar lo que sea. Parece que será solamente una portada para dar lustre al salto de la franquicia Black Salt al formato de novela gráfica. No se conoce artista para lo de dentro. Iba a decir algo para reprochar a Stroman que rompa el codón sanitario que la comunidad autoral ha montado de facto a Terrific por su actitud y artimañas (la última a día de hoy, pedir testimonio a autor@s de sus historias de acoso sexual por parte de miembros asentados de la industria, por si les da para hacer una antología con salseo), pero he ido a documentarme y resulta que Stroman es negro. Así que cual robot de Asimov me he

Instagrameos de diciembre

El último mes del año pasado leí estos tebeos (entre otras muchas cosas)

Tuiteos de diciembre

Buf, 2019… ¿os acordáis de 2019? ¡Qué nostalgia!

Horizonte 2020

Play

Ha sido uno de los Grandes Momentos en la Historia del Deporte. En el transcurso de la prueba de salto de longitud de los Juegos Olímpicos de México 1968, el estadounidense Bob Beamon consiguió de forma inesperada la estratosférica marca de 8,90 metros, superando en nada menos que en 55 centímetros la anterior plusmarca mundial. Ni siquiera los recursos técnicos de medida del acontecimiento estaban preparados para una batida semejante, aquel salto se salió literalmente de las escalas. Tal diferencia hubo entre aquel salto y todo lo que se hacía por entonces, que muchos predijeron que se trataría de un récord que no podría batirse hasta el futuro siglo XXI. Y no andaban tan desencaminados, pues fue una marca que se mantuvo hasta 23 años después, 1991, cuando Mike Powell consiguió rebasarlo por unos escasos 5 centímetros.

En 1997 aquí ya estábamos civilizados. El estándar de publicación del material americano era la grapa de 24 páginas, a tamaño americano y papel satinado por 225 pesetas (1,35 euros). Ya habiamos dejado atrás algunas extravagancias ochenteras como el formato Prestigio, quedando tan sólo como remanentes algunas ocurrencias editoriales de Zinco de combinar dos episodios de series regulares sofisticadas, el germen de Vertigo, portadita de cartón, dos gotas escasa de cola, y precio también sofisticado. Había que sobrevivir. Los tebeos de Sandman, de 48 páginas, publicados así tenían un precio de 575 pesetas (3,46 euros). En comparación, alguno de los productos populares (o sea, de Marvel) de 48 páginas también, costaba en 1997 375 pesetas (2,25 euros).

Los quioscos de entonces eran muy eclécticos

En aquel contexto, Zinco no pudo sostener los derechos de DC, de forma que el material lo adquirió Norma en 1997. Y el estándar de publicación más habitual de la editorial siguió siendo 48 páginas con dos episodios americanos con tapita de cartón por…750 pesetas (4,51 euros).

Fue uno de los Grandes Momentos de la Historia de la Publicación en nuestro país. Un salto cuantitativo tan brutal que puede compararse con aquel salto de Bob Beamon, incluyendo la predición de que fue un hito que tardaría también mucho tiempo en superarse. Y será también 23 años después, para Enero de 2020, cuando se consiga tal hazaña.

Una gesta que a buen seguro hará que nos conciencemos más sobre el cambio climático, la deforestación del Amazonas y la tala de árboles, querido lector.

La parte positiva del asunto es que el record de 1991 de Mike Powell sigue sin haberse superado a día de hoy. Esperemos que en esto también se repita la historia…y que la gente siga pagando por ir a los estadios.

Difíciles decisiones

-Vamos a sacar esta grapa de 24 páginas. ¿Qué precio le ponemos?
-Dos euros
-Ojo, que la grapa es de Hellboy y nosotros somos Norma
-Pues cuatro euros. Espera, ¿es nueva?
-No, es Semilla de Destrucción. Ya la hemos sacado varias veces los últimos veinticinco años
-Vale, ponle «edición 25º aniversario» en portada. Y seis euros
-¿Y por qué van a comprarlo otra vez los que ya la tengan?
-Publícalo gigante. De medio metro de alto
-¿No será muy caro?
-Lo sacamos en blanco y negro «para apreciar mejor el dibujo» y así no se disparan los costes de imprenta
-¿Y tras esos cambios qué precio le ponemos?
-Es una grapa tan especial que se merece un precio especial… Ocho euros
-¿Seguro que a ocho euros lo comprará alguien?
-Claro, los mismos cien tíos que compran todo lo que sacamos
-Y si tenemos cien tíos que compran todo lo que sacamos, incluso una grapa que ya tienen en blanco y negro a ocho euros, ¿qué hacemos rompiéndonos la cabeza por un euro más o menos? ¡Mételes caña!

Dreamers Museum: los precios de Norma

En este posteo recordábamos el momento en que Zinco interrumpe la publicación de DC en España y Norma anuncia que se ha hecho con los derechos de Lobo y de la línea Vertigo. Unas semanas después se anuncian los detalles de la edición… y resulta especialmente llamativo el precio, que desata las iras de los lectores

norma 1

norma 2

norma 3

norma 4

norma 5

norma 6

norma 7

norma 8

norma 9

norma 10

norma 11

Así estaba la cosa aquella primavera de 1997: cabreos, insultos, peticiones de boicot e incluso algún listo usando varios nombres para darse la razón a sí mismo. Pero el que lo tenía más claro era este

norma 12

Porque, a pesar de la subida de precios respecto a Zinco…

norma 13

…los frikis son la mar de predeciblesnorma 14