Las obras maestras tienen dos caras


Las tres viñetas de aquí arriba son para muchos el momento cumbre del Green Lantern/Green Arrow de O’Neil y Adams, que a su vez se considera uno de los grandes tebeos de DC. Vamos, que hay quien la tiene como el no va más del género superheroico. La Escena, con E mayúscula

Supongo que os habreis fijado que sus medidas no son las de una página completa. Durante los años 70 era normal que las viñetas ocuparan dos tercios de una página, dejando el resto para publicidad, y precisamente eso fue lo que se hizo en este caso

¿Qué quiere decir esto? Que, desde 1970, no se ha editado la parte inferior de la página clave de la historia del cómic estadounidense. Eso significa que tanto en las reediciones que ha hecho DC desde entonces como en las ediciones extranjeras jamás, JAMÁS, se ha reeditado esa página de forma íntegra

Pues bien, ADLO! os ofrece hoy el 33% que os faltaba para tener la página completa. Helo aquí:


Ampliación de la portada, por favor…


¿Queda demostrado pues que los tebeos de la Familia Superman son parte integrante de la Historia Con Mayúsculas Mundial del Cómic?

Un héroe real

“”Al principio del renacimiento los artistas eran también científicos y filósofos. El legendario artista Neal Adams retoma esa tradición.””

Así comienza una jugosa entrevista en la web de Silberbulletcomicbooks al grandisisisisímo Neal Adams. Estructurada en 5 partes, Neal y su ego nos cuentan su vida y milagros. Un apasionante viaje desde sus inicios en esto del artisteo hasta nuestros días.

Aunque la entrevista no descubre nada nuevo en el carácter de este genio sí que me ha llamado la atención la fábula en la que Adams nos cuenta una anécdota de la que se desprende que TODOS los dibujantes que trabajan hoy en día en las grandes editoriales americanas le deben algo. Y no se refiere a la influencia de su dibujo (que también)

Producciones Neal Adams presenta…
De cómo Neal Adams salvó a los artistas y otros milagros
por Neal Adams

Cuenta la leyenda (o sea, él) que en la década de los 70 llegó a las oficinas de DC Cómics y por el rabillo del ojo vio a un becario guillotinando un montón de páginas originales. Raudo y veloz se dirigió hacia allí y al escuchar que cada tres meses se tenía que destruir todo aquel material ordenó en tono amenazante al hombrecillo que parara hasta que él volviera. Luego, se dirigió a la oficina de Carmine Infantino y tras exponerle la situación lo amenazó con no volver a trabajar en DC si la compañía no cambiaba esa política denigrante. Ante tal amenaza, DC Comics se rindió y hoy en día todos los dibujantes tienen derecho a que se les devuelvan sus originales.

Fundido en negro y The End.

Es raro que después de tantos años trabajando como dibujante no se diera cuenta de que los originales se destruían hasta ese día.
Es raro que de a todos los dibujantes que se quejaron anteriormente sólo a él le hicieran caso.
Es raro que el cambio de política fuera por culpa de ese incidente y que hasta 7 años después DC no comenzara a devolver originales a los autores.
Es raro pero puede pasar.
Un día discute y a los 7 años se devuelven los originales. Causa y efecto que lo llaman.

Películas aparte, la entrevista nos deja algunas novedades como cuando Adams habla bien de algunos colegas (¡Novedad mundial!), se refiere a sí mismo en tercena persona o nos cuenta cómo pudo trabajar en Marvel y DC al mismo tiempo tras amenazar a Stan Lee con marcharse de la editorial (sí, también amenazó a este) .

En la 5ª parte de la entrevista nos encontramos con su ya clásica teoría científica y recomiendo su lectura a las mentes despiertas que sufran de insomnio y no tengan un “slice of life” a mano para remediarlo.

Lo dicho, entrevista a Neal Adams. Un héroe moderno. Un renacentista.

Multiverso

Todos los que no hemos podido acercarnos este año a Expocómic contamos con la inestimable ayuda de esta herramienta informativa llamada internet.

En tiempos remotos teníamos que esperar a que salieran meses después las revistas de información para enterarnos de las charlas, los invitados, las presentaciones de novedades, la calidad de las exposiciones, el nombre de los premiados etc…

Hoy en día y gracias a la proliferación de webs de noticias, foros de discusión y blogs personales podemos conocer como se ha desarrollado uno de estos eventos prácticamente como si huiéramos estado allí.

Si nos damos una vuelta por nuestros enlaces favoritos nos encontramos, entre otras cosas, que:

Neal Adams, el invitado estrella, firmaba y hacía dibujos gratis demostrando su simpatía a los aficionados a la vez que se negaba a firmar y cobraba por sus dibujos mostrando su mal carácter a todo aquel que se le acercaba.

Las exposiciones han mejorado muchísimo respecto a otras ediciones y han sido un desastre comparadas con las de otros años.

El espacio era adecuado por su tamaño y algún día no se podía caminar por los pasillos porque el recinto se quedaba pequeño.

Lo premiados fueron justos vencedores pero a los ganadores les han dado el premio injustamente.

Las charlas fueron de lo mejorcito a la par que las charlas fueron de lo peorcito.

Resumiendo.

-Que sí y que no. Que blanco y que negro.

El lector ávido de información y tras dejarse las pestañas delante del ordenador buscando crearse una opinión sólo puede llegar a una conclusión.
En efecto, se celebraron dos Expocómic. Unos asistieron a uno y otros al otro.

La teoría de los universos paralelos ha quedado demostrada y seguro que Neal Adams se curra un siglo de estos una novela gráfica para demostrarlo. O una sobre la prostitución, que tampoco nos importa demasiado.

What If…?: XXV Salón Internacional del Cómic Adlo!

En la localidad californiana de Fullerton se celebró durante los días 30 y 31 de febrero el XXV Salón Internacional del cómic Adlo!
Con gran éxito de participación, los asistentes pudieron disfrutar de multitud de talleres, conferencias, mesas redondas y sesiones de firmas que hicieron las delicias de los amantes del cómic y enfermos mentales en general.

El primer día y a primera hora de la mañana estaba previsto el taller de dibujo impartido por Frank Miller bajo el título de “Dibujo para reírse, color para llorar”. Lamentablemente la clase magistral tuvo que ser cancelada por motivos de salud del autor. Parece que Miller está muy deteriorado por un ataque de risa crónico que arrastra desde que se enteró de que había que solicitar el DK2 completo por el Previews antes de que el primer número viera la luz. Aún así, su mujer impartió las lecciones de coloreado mientras las teclas de goma de su spectrum aguantaron.

La siguiente actividad fue la sesión de firmas de Al Milgrom. Un punto a favor de la organización fue que la cola estaba muy bien organizada. Ninguna de las dos personas que estaban en ella se quejó.
El Salón Adlo! es apreciado entre los aficionados por la cercanía y el buen rollo que demuestran los autores con los fans. En ningún sitio la gente de la organización reparte insultos y bofetadas con un cariño tan grande.

Ya por la tarde muchos aprovecharon para visitar la zona comercial y realizar sus compras. Este año, como novedad, se podían adquirir originales que muchos de los artistas tenían a la venta en un espacio destinado especialmente. La anécdota simpática la dieron unos fans que intentando comprar originales de Humberto Ramos se llevaron unos de Francisco Herrera. “Ej que no los firma y luego pasan ejtas cosas” comentaba entre risotadas uno de estos descerebrados.

Junto a la zona comercial se encontraba la exposición de Eddie Campbell.
Bajo el título “From Hell: No me cuentes milongas” se exponían 25 versiones de la misma página desde su concepción original hasta el último retoque. Con sombreros, sin sombreros, con bigotes, sin bigotes, muy sucia, todavía más sucia…

En la zona exclusiva para profesionales, los jóvenes valores de la historieta americana pudieron presentar sus books a los editores españoles invitados que daban sus opiniones a los futuros profesionales. “Si no es autobiográfico no nos vale“, “Explicas en una página lo que se podría hacer en 48” o “Si no dibujas como Dupuy o Berberian no te comes una rosca” fueron los consejos más escuchados.

A última hora y como colofón, el evento más esperado del día. El debate que enfrentaba a John Byrne y Neal Adams. Bajo el título “Yo, yo y yo” debatieron sobre lo humano y lo divino y los que asistieron sacaron conclusiones tan interesantes como que Byrne inventó la rueda y Adams la electricidad. Tras la pelea de egos nadie salió gravemente herido salvo la inteligencia de los presentes.

El último día del salón, por la mañana, se celebró la gala de entrega de los premios PicAdlo!. Los ganadores fueron pasando a recoger su estatuilla y acto seguido remachársela en la cabeza al presidente del jurado. A destacar el agradecimiento de Stan Lee que aburrió de tal manera al personal que en la platea se podía ver a gente leyendo las reseñas del U.

Por la tarde y tras una copiosa comida pagada por el Ayuntamiento de Fullerton se procedió a la presentación de la autobiografía de Rob Liefeld. Rob! se hinchó a firmar ejemplares e incluso estampó su firma en las posaderas de un trastornado que tras la firma se marchó gritando “¡¡¡SOY EL PUTO AMO, SOY EL PUTO AMO!!!!”

Y hasta aquí la crónica de este año. Mucho se queda en el tintero por falta de espacio (ladrones de derechos, novedades fantasma, fans disfrazados de editores…) pero ya os podéis hacer una idea de lo que fue esta edición.
Os esperamos en la próxima.

Aviv Bör!