La dura vida de los superhéroes y sus familias

Lois Lane llega a casa tras un duro día de trabajo y lo primero que hace, como todo hijo de vecino, es quitarse los zapatos

Después de los zapatos se sigue poniendo cómoda. Y ya puestos, una duchita no le sentaría nada mal

Especialmente si es en compañía de su superhombre favorito…

…o eso cree ella, porque el que se encuentra en la ducha, en un giro digno de las mejores películas de Mariano Ozores, no es su marido…

…sino su hijo Jon, que mañana mismo, para sorpresa de nadie, se irá de casa y se alistará en la Legión

[Viñetas de Lois Lane 3 (2019)]