Episodios epistolares (I): Marvel Zombies

 

Noviembre, 2004

 

Estimado señor editor Marvel:

 

Me llamo Mervin Heatcliff, y soy un ferviente seguidor del personaje de Daredevil desde mi más tierna infancia. A lo largo de mi vida he leído con fruición todas las apariciones del personaje en los tebeos de su editorial, y quiero aporvechar para agradecerles los grandes ratos que he pasado leyendo sus maravillosos comics-books.

 

Estoy tremendamente encantado con el actual equipo creativo de la colección de Matt. Desde luego, Bendis está haciendo un extraordinario trabajo recreando un ambiente psicológicamente opresivo para nuestro protagonista, y Alex Maleev borda al transportar las ideas del nuevo guionista al papel. Les auguro un gran futuro a estos creadores. No obstante, a veces echo de menos alguna nota ligera en el cómic, algún elemento positivo que nos recuerde porqué Matt sigue en la lucha y nos dé a los lectores algo de fe en la existencia de la esperanza. Y es que la vida de Matt ha estado llena de tragedia desde que el admirable Kevin Smith se hiciera cargo de la serie, y no creo que le viniera mal algo de luz entre tanto nubarrón oscuro.

 

Así, me gustaría preguntarles si tienen pensado en un futuro publicar alguna historia más positiva con el Cuernecitos de protagonista, no si antes agradecerles de antemano su tiempo y su atención. ¡Seguid con el buen trabajo que estáis realizando!

 

Atentamente,

 Mervin Heatcliff

****

Marzo, 2005

 

Estimado señor editor Marvel:

 

Me llamo Mervin Heatcliff, y soy un ferviente seguidor del personaje de Daredevil desde mi más tierna infancia. Les escribo porque acabo de leer en el Previews que van a publicar un What if sobre qué hubiera pasado con Daredevil si Karen Page no hubiera sido asesinada por Bullseye. Me parece genial, como ya les comenté en una carta anterior, que se hayan decidido a publicar un tebeo más optimista de Matt Murdock. Llevaba mucho tiempo esperando un tebeo de Daredevil que no fuera oscuro y deprimente, y debo confesar que echo de menos la infravalorada etapa de Kark Kesel a cargo de la colección, acompañado al dibujo de un Cary Nord cuyo detalle y realismo llegaban a emocionarme ¡¡Gracias!!

 

karencary.jpg

“el dibujo de Cary Nord, cuyo detalle y realismo llegaban a emocionarme”

¡Seguid con el buen trabajo que estáis realizando!

 

Atentamente,

Mervin Heatcliff

 

****

 Julio, 2005

Estimado señor editor Marvel:

 

Me llamo Mervin Heatcliff, y soy un ferviente seguidor del personaje de Daredevil desde mi más tierna infancia. Les escribo porque acabo de leer el “¿Y si Karen Page no hubiera sido asesinada por Bullseye?” y quería decirles que tiene todo lo que esperaba encontrarme en una historia de este calibre. El cómic me ha cautivado desde la aparición en la primera página del tebeo del guionista haciendo de maestro de ceremonias, sensación que ha crecido en mí al ir leyendo las siguientes nueve páginas recordándonos la muerte de Karen Paige. Cuando he comenzado a leer, en la página once, la historia del What if propiamente dicha, en mis ojos se amontonaban las lágrimas.

He de decir que los acontecimientos que la no-muerte de Karen desencadenan son tremendamente emotivos. Que Matt Murdock mate a Kingpin en represalia por haber vendido a Misterio la información que permitió a Bullseye atentar contra la vida de Karen (fallidamente en este cómic, eso sí), y que Murdock sea encarcelado y juzgado por ello, sin que ni tan siquiera los testimonios del Capitán América y de Reed Richards puedan evitar una condena, me parece de una valentía abismal de la que otras colecciones deberían tomar ejemplo. Y el final, con Foggy Nelson expulsado de la abogacía por su relación con Matt, con una Karen que abandona a nuestro protagonista, y con éste último saliendo de la cárcel tras cumplir una monótona pena de quince años de cárcel, me ha emocionado hasta el tuétano de mis huesos.

Quisiera felicitar al guionista por cómo explica la contradicción de que Matt mate a Kingpin por sólo poner en peligro la vida de Karen cuando no lo hizo en la continuidad normal en que Karen era efectivamente asesinada, alegando que al estar viva, Matt se dejó llevar por la ira de una manera más fuerte que si hubiera muerto. Desgraciadamente, una experiencia personal me hace ser muy consciente de ese matiz, ya que una hermana mía murió al ser atropellada por un conductor borracho. Hoy, gracias a Brian Michael Bendis, puedo decir que el conductor tuvo mucha suerte de que mi hermana muriera ya que, si la llega a dejar viva, yo lo hubiera matado por ello. Resulta enaltecedor encontrarse con un guionista que entiende tan pero tan bien la naturaleza humana. Sus personajes se comportan con coherencia y verosimilitud, aún en una pequeña historia como esta. Una historia pequeña, pero cargada de la desesperación que caracteriza al Cuernecitos y por la que le tenemos tanto cariño.

postrada.jpg

“menos mal que la mató, porque si la llega a dejar viva, me lo cargo”

 

Eso sí, el apartado gráfico resulta muy discutible. Es evidente que este tal Michael Lark se limita a mal copiar el estilo de Alex Maleev e incluso se permite el lujo de swipear la clásica viñeta con la que Frank Miller acababa el Born Again. Hay que tener narices para pretender copiar a Miller.

finalmazzu.jpg

 

¡¡Gracias por producir historias como estas!! ¡De esta manera, mi fe por el personaje no se diluirá nunca! Tienen en mí un cliente fiel para siempre. ¡Seguid con el buen trabajo que estáis realizando!

 

Atentamente,

Mervin Heatcliff

****

Septiembre, 2005

Estimado señor Heatcliff:

Soy de nuevo su vecino de enfrente, el señor Lambert. Lamento constatar que, a pesar de haberle indicado en numerosas ocasiones que el buzón de la oficina de correos se encuentra a cien metros de la puerta de nuestras casas, usted sigue introduciendo por error en MI buzón su ingente producción epistolar. Le comunico que me, consecuentemente, me he visto obligado a tomar medidas legales. Le adjunto a esta carta una copia de la orden de alejamiento que hemos obtenido contra usted, que le obliga a no acercarse a menos de cinco metros de mis propiedades ni a menos de veinte de nuestro hijo Ben Damon Jr, al que no quiero que contamine con sus impías historias de tebeos y demás pornografía espiritual.

Entiendo que comprenda, señor Heatcliff, que como ciudadano americano tengo derecho a querer que mi hijo sea una persona normal de provecho, no un inadaptado social como usted, y que no se tome a mal  que, en caso de que usted no cumpla los términos de la orden, ejerza mi derecho a proteger con fuerza extrema la integridad de mi domicilio y de mi familia.

Atentamente,

Ben D. Lambert

Y colorin colorado…

Ya sabéis todos que en esta nuestra desorganización somos dados a hacer numerosos estudios y artículos analizando diferentes aspectos del inacabable mundillo del cómic. Hemos hecho seguimientos históricos de personajes, hemos analizado el dibujo de centenares de cómics, hemos desglosado las técnicas de escritura de muchos guionistas, hemos tratado sobre la trayectoria de numerosos editores. Pero, por una razón o por otra, siempre nos olvidamos de hablar de una pieza clave en la publicación de tebeos: el color.

Y es que, amiguitos, hoy quiero sacarlo a colación porque actualmente el mundo del coloreado tebeíl está sufriendo una revolución. Un cambio de estilo que modifica por completo el aspecto de nuestros tebeos y merece por tanto una mención en este, vuestro blog tebeístico de referencia.

¿En qué consiste dicho cambio? Pues para que lo entendáis, lo ejemplificaré con… esteee… con ejemplos. Para empezar, peazo paginita del nuevo Thor coloreada por Laura Martin.

thorete.jpg

 ¿Qué os parece? Fíjaos cómo el color, de tonos claros, no obstaculiza la apreciación del dibujo de líneas claras de Oliver Coipel y hasta permite distinguir hasta el más mínimo detalle el entintado de Mark Morales. Estaréis pensando “pues mú bonito”, ¿no? ¡¡¡PUES NO!!! Porque así era como coloreaban los tebeos de vuestros padres, pero el mundo ha cambiado mucho desde aquellos tiempos. Ahora mismo, un coloreado como éste es vulgar, no anima a fijarse en el dibujo, hace que la vista pase demasiado rápido por el cómic, haciendo que el lector tarde muy muy poco en leerse el tebeo, y además va en clara contradicción  con los tiempos que corren. ¿Quién quiere tebeos de colorines en tiempos de crisis? ¿Para qué intentar iluminar falsamente una realidad que es oscura y deprimente? No, amiguitos, el color de los tebeos del siglo XXI es el color de tebeos como los Thunderbolts de Mike Deodato…

thunderbols.jpg

 …donde páginas y páginas de tonos grises, combinados con el dibujo-mancha de Deodato nos obliga a observar bien el tebeo en busca de detalles (como qué es cada cosa dibujada, o si eso que tiene el protagonista en la cara es un ojo o una empanadilla) forzándonos así  a admirar más detenidamente, empleando más tiempo, la obra de uno de nuestros dibujantes preferidos. Además, el tebeo así se hace más largo y el lector tiene la sensación de haber gastado bien los dos rulos que cuesta el tebeo del copín. Otro de los artistas que más se aprovechan de las nuevas técnicas de coloreado es Michael Lark…

desdevil.jpg

 …cuyo arte detallado y realista se transforma en puro minimalismo tras la aplicación del color. Y es que, en estos tiempos de lectores casi analfabetos, cuantos menos detalles se aprecien en una viñeta, mejor. Así que nada más adecuado para un tebeo de Daredevil que pintarlo todo de negro. Creando contrastes. Modelando la iluminación. Y eso lo hacen muy bien Matt Hollingsworth y Paul Mounts, brillantes coloristas (según los créditos de Panini, que yo no me fío) de este tebeo de Daredevil. Páginas y páginas de gris y negro para una colección que de esta manera se convierte en el estandarte de las colecciones dark and gritty del mundo mundial.

 No creáis que se necesita ser un dibujante tirado a la mancha para que te den el color que todo tebeo moderno, vanguardista y actual se merece. No. Al señor Larroca, dibujante de linea clara donde los hayan, le consiguen transformar cualquier página en… un borrón negro.

patrulk.jpg

 Lo más práctico  es hacer como nuestro adorado David Finch y pensar “coño, si al final el colorista va a poner toa la página negra…”

finchrayis.jpg

 “… pa eso lo hago de buenas a primeras y yastá”.

Por qué me gusta DC

Sí, lo confieso: me gusta DC. Así de directo. Así de simple. Así de cierto. Ya sé que eso me hace una rareza (como si no bastase con lo de ser maricón, lo de ser profe de mates y las cosas raras que me gusta hacer con el brócoli). Pero sí, me gusta DC. Y la gente no me entiende. La gente siempre ha preferido Marvel. La gente me para en las tiendas, me coge por la solapa de las camisas y me espeta: “¡¿Cómo?! ¿Cómo es posible que te guste la DC de Didio?”.

Y no es que tenga nada en contra de Marvel. De hecho, los tebeos Marvel y todo lo que les rodea me tiene total, completa y absolutamente hechizado.  Me gusta sobretodo cuando los propios autores comentan el tebeo en cuestión, como en el último Daredevil de Panini, donde cuentan que Ed Brubaker ha dicho:

“Me gusta hacer que Michael dibuje escenas de lluvia, porque Michael tiene una habilidad especial para dibujar la lluvia”

A lo que Michael Lark ha contestado:

“Sí, bueeeno, es un filtro que me hice con el Photoshop y tal y tal…”

Pero, a pesar de que los cómics Marvel son, como podéis ver, mucho más didácticos, yo sigo prefiriendo los de DC. “¿¡Por qué!?”, me grita la gente en los Salones. ¿Quéreis saber por qué? ¿De verdad queréis conocer la razón por la que me gustan los tebeos DC? Pues la razón es que…

…en DC son unos
 CACHONDOS!!!!!

Que sí, que sí, joer, unos cachondos mentales. Y no lo digo ya por Didio, que lleva seis meses descojonándose de Paul Dini con llamadas telefónicas del tipo “Oye, Paul, ¿sabes aquello de los supervillanos que querías contar en Countdown? Pues mira, he pensado que mejor sacamos una limitada llamada Salvation Run y lo contamos aparte. Pero tranquilo, que si necesitas cosas para llenar la serie, te dejamos que cuentes lo de los Nuevos Dioses. Que no, que de eso no sacaremos limitada, te lo prometo… ¡Uy! Tengo que dejarte, Paul, que tengo una llamadita de Jim Starlin por la otra línea…”.

No, hoy en día hay muchas muestras de que DC está llena de auténticos CACHONDOS. Como Kurt Busiek, que se sacó de la manga hace un añito o así que en la Tierra había… ¡¡UN TERCER KRIPTONIANO!! Claro que cuando el tebeo salió a la venta, le contestaron que en realidad kriptonianos hay unos pocos más…

kriptonianos.jpg

…ante lo cual el tío ni corto ni perezoso despachó a todos los que no le interesaban con argumentos del calibre de “Power Girl no cuenta porque… ¡¡viene de una realidad paralela!! Y Kripto tampoco porque… ¡¡en el momento que se dijo lo del tercer kriptoniano no estaba en la Tierra!! ¡¡Y Christopher Kent todavía no había llegado a la Tierra!! Y Superman Prime tampoco vale porque… ¡¡porque es muy malo!!”. Otra persona le hubiera cambiado el nombre a la saga por el de “El Sexto o Séptimo Kriptoniano, Según Lo Mires”, pero Busiek no, él se limita a poner unas excusas cutres y salchicheras. A otro guionista se le caería la cara de vergüenza, pero a Busiek no… ¿Y sabéis por qué? Pues porque …

…Busiek es un CACHONDO!!!!

No es el único. Mark Waid también ha demostrado en numerosas ocasiones que se parte el nabo de la risa cada vez que le toca guionizar un cómic. El último ejemplo es la tralla que le da a su queridísimo Jay Garrick en el último Flash, donde un alien que acaba de conocer a nuestro velocista preferido (o casi) se pregunta…

flashhat.jpg
“¿Dónde se meterá ese sombrero cuando no lo lleva puesto?”

Mark Waid comparte el puesto de CACHONDO con ese otro gran hombre que es George Pérez. Yo, leyendo el último Brave and The Bold (que aclaro a los  Marvel Zombies que es la versión DC del Marvel Team Up, pero en divertido), me imagino las duras conversaciones que tuvieron Waid y Pérez hasta conseguir que la portada transmitiera el mensaje oportuno:

nosolotetas.jpg

“Pues yo creo, George, que las tetas de Power Girl deberían ser más grandes”. “¿Más grandes aún?”. “Sí, sí, las tetas de Power Girl deben ser más grandes que las de Wonder Woman”. “Joer, pues para dibujárselas más grandes voy a necesitar las dos manos, ¿eh? Voy a tener que soltar la Budweiser”. “Ves, ya te dije que lo mejor era hacerse guionista. Mírame a mí, escribiendo con una mano  mientras con la otra me hago una manola”.

Lo que yo te diga. Waid y Pérez: unos auténticos CACHONDOS!!!!

¿Y qué me decís de Tom Palmer Jr.? ¿Que no sabéis quién es? Pues es el editor de la cole de Uncle Sam and the Freedom Fighters, y fijaos si es CACHONDO que ha fichado como dibujante a… ¡Sí! ¡Lo habéis adivinado! ¡A nuestro adorado Renato Arlem!

Pero el Arlem no se queda atrás, ¿eh? Él siempre ha sido de, en vez de dibujar todos los personajes del cómic uno por uno, dibujar cuatro diferentes y con un poco de Photoshop (ahora éste lo amplío un poco, a ésta le aplico una simetría…) ya queda el cómic apañao. Pero es que ahora ya ni lo disimula, coño, que mirad esta página del Uncle Sam #2…

arlemagain.jpg
clicá para disfrutarla en grande, pibe

¡¡Alguien con tanto morro tiene que ser un CACHONDO de cojones!!

Pero el que sí se lleva la palma, el que supera a todos los demás, el que se parte el pecho cada vez que se pone a guionizar un tebeo es… Geoff Johns. Y no lo digo por todo lo que está haciendo en esa serie paradigma de los Adliano que es Booster Gold (y si queréis un ejemplo con spoilers de como disfruta Johns con esta serie, clicad aquí para ver la portada del número 6), no. Ni tampoco por permitir a Eric Powell marcarse la versión bizarra de la Liga de Justicia, no. Que, por cierto, mirad que es chula:

bizarrejla.jpg

No, Johns es el puto amo de los CACHONDOS por lo que ha hecho en el Tales of the Sinestro Corps Special: Superman Prime #1. Y no me refiero a lo de intentar  ganar el Guiness al título más largo, no. Me refiero a lo de Risk.

¿Os acordáis de él? Si hacéis memoria, Risk era el Titán al que Superboy Prime arrancaba el brazo en vivo y en directo durante la archiconocida batalla de las Crisis Infinita (curiosamente, en aquella batalla los únicos que recibieron de verdad fueron Titanes de Jurgens; una muestra más de lo CACHONDO  que es Johns).  Ahora, Johns ha aprovechado el rollo de la Guerra de Sinestro para devolver a Superboy Superman Prima a la Tierra, y evidentemente, allí que se le plantan delante todos los Titanes, entre ellos Risk, que quiere venganza por lo de su ex-brazo derecho y… ¿a que no sabéis cómo acaba la cosa? Pues tal que así:

raaaskaprime.jpg
¡¡¡ raaaaaaaaaash !!!!… perdón, ¡¡¡ tnkkkchhh !!!

¡¡¡ BWA-HA-HA-HA!!! Ya me lo imagino al tío escribiendo en su típica libretita de guionista donde apunta sus ideas “Superman Prime 2 – Risk 0” mientras se echaba unas risas. Y luego llamando a Jurgens: “ei, Dan, ¿a que no sabes lo se me ha oucrrido hacerle a Risk?”. Seguro que en próximas entregas veremos como Risk se gana la vida pintando bodegones con los pies para los almanaques de los de Artis Mutis. O como para comérselas, tiene que pinchar las albóndigas con la punta del pijo. Y todo ello gracias a Johns. ¿Veis lo que hay que tener para ser un autèntico CACHONDO?

Vamos, que si después de estos ejemplos no entendéis mi amor por DC, yo más razones ya no os puedo dar. Bueno, en realidad sí que podría, pero carajo, este post aunque largo me está quedando niquelao. Así que, ¿para qué seguir hablando y cagarla en el último momento? ¡Hala, hasta la semana que viene si no pasa ná!