Adoctrinamiento

Fea palabra aunque por desgracia ligada a este periodo electoral permanente en el que estamos sumidos. Término usado como arma arrojadiza entre candidatos que pretenden sacar tajada a costa de una región que entretanto queda asolada por el el fuego, las armas y la violencia.

Ah, no, que esa bandera lleva una franja azul, entonces es fiesta y jolgorio, no pasa nada… La cuestión es que a la chavalada se la adoctrina, y la chavalada lee tebeos, por lo que la pregunta que surge es ¿pueden los tebeos ser usados para adoctrinar?

Para ello deberían llevar publicidad, y sabemos que salvo raras excepciones, la única publicidad que llevan las grapas populares en nuestro país es, por fortuna, propia. Y cuando digo «por fortuna» es literal, refiriéndome al inmenso poder adquisitivo de los compradores de dicho material, baste comprobar que para Enero seis grapas sencillas costarán lo mismo que un tomo en pasta dura conteniendo…el material de seis grapas.

Pero al otro lado del Atlántico la publicidad en los comics cuando eran un medio mayoritario en la juventud era más que habitual, llegando a ocupar hasta el 50% del comic en determinados momentos. Y más de una vez hemos mostrado por aquí esos anuncios destinados a la infancia. Recordad, niños, las armas son buenas.

¿Es esto adoctrinar? ¿los anuncios de armas en los niños producen una sociedad armada? ¿quién vigila a los anunciantes?

Estos anuncios tuvieron su momento de auge en los años sesenta y setenta, en el caso de haber cuajado y adoctrinar no habría habido motivo para que dejasen de ser anunciados, pues siempre entrarían nuevos lectores que…oh, esperad, el mito de los nuevos lectores, claro…¿por qué no vamos a lo sencillo? suponer que allí pasaba lo mismo que aquí, que no hay un verdadero recambio de lectores, que seguimos siendo los mismos que vamos creciendo y por tanto los anuncios cambian con nuestras necesidades y con lo que nos quieras imponer. Una vez adoctrinados con las armas ya no es necesario insistir, de manera que los anuncios cambian a cosas más de adolescente como videojuegos, discos, juegos de rol o cremas para el acné. Tiene sentido. Y esto explicaría el anuncio que me encontré en algunos tebeos de Marvel de 1984, coincidiendo con la tardoadolescencia de los niños que consumieron rifles.

Crecieron y ahora ya buscan entrar en una nueva etapa vital con un pedrusco (que cuesta entre mil y dos mil veces el precio de la revista) que les conduzca al amor y la vida familiar con el bello sexo. Sólo asumiendo la falta de recambio entre los lectores puede explicar que un anunciante como este decidiera anunciarse en tebeos. Y no sólo eso…

…sino que estamos hablando de MILITARY DIAMOND SALES, que únicamente servía a personal militar en activo, que debe dar sus datos de escuadrón, fechas de rotación y domicilio civil de la persona amada. Que una empresa con un público tan específico decidiera anunciarse en los tebeos de la Marvel solamente tiene una explicación.

Los anuncios de armas funcionaron.

Hece mucho que no pillo una grapa americana ¿ahora anuncian cosas para bajar el colesterol?

Un final por todo lo alto

Mayo está siendo un mes de finales de series longevas. Acaba Juego de Tronos, acaba Big Bang Theory, acaba Gotham… y acaba la serie de tebeos que en España es conocida principalmente por provocar que la gente dejara de comprar el Spiderman de Dann Slot: Spiderman/Muertopiscina

Eso sí, la despedida nos deja una ración mayor de la habitual de metalenguaje con la visita de los dos protagonistas al MundoReal(tm). Para no destripar completamente el argumento me limitaré a mostrar un par de viñetas que se sustentan solas; la primera, donde se quedan mirando la publicidad de la película de moda

Y la segunda, cuando Peter encuentra cierto tebeo que no recuerda haber protagonizado

Espín off

Hola. Hoy pensaba contaros que, curiosamente, en España no teníamos tebeos de Deadpool, pues desde sus inicios editoriales hasta la actualidad, el personaje se había llamado y titulado Masacre. Y que el éxito que Masacre tenía en nuestro país solía ser una mínima fracción del que en América tenía Deadpool. Durante mucho tiempo sus series principales no eran capaces de sostener una edición local en grapa, y bastantes miniseries podían quedar inéditas o sufrir prolongados retrasos hasta que veían la luz arrejuntadas con otras en tomo gordo o como fuera. El pleno potencial del personaje no terminaba de cuajar en nuestro país, aún cuando se había popularizado entre el gran público no-lector-habitual por sus dos irreverentes películas. Teníamos camisetas, pijamas, sábanas, tazas…de Deadpool, pero los tebeos de Masacre iban tirandillo.

Y os hubiera contado entonces que era normal que Panini hubiera por tanto realizado una experiencia piloto de cómo respondería el público cambiando el nombre al personaje, dejando por una vez el título sin traducir en una publicación.

Y entonces os hubiera dicho que el éxito del experimento había excedido su expectativas, con los ejemplares agotados ya en preventa en los locales dónde se iban a sacar, con colas para conseguir alguno y reventas escandalosas por los sitios. Tirada de 3000 ejemplares agotada el mismo día de su aparición.

Alguno habría entre los comentaristas que argüiría que tamaño éxito era debido a la portada especial en la que aparecen David Broncano y otros componentes del popular late night La Resistencia. Portada que envolvía un material cuyo contenido todavía desconozco (¿reedición, inédito, exclusivo?). El «Efecto Broncano«, podrían llegar a decir. A lo que yo contestaría que mejor llamarlo «Efecto Espín«.

Pues un año después de haber dejado una de las entrevistas de las que mejor recuerdo guardaba el gran público-no-lector, el dibujante murciano regresó a la escena del crimen en una nueva sesión que necesitó del programa completo y un director’s cut como epílogo.

Lo que pasa es que cuando he contrastado tema y enfoque en el foro interno de los que aquí escribimos (una mala costumbre que tenemos, la de intercambiar información y datos para ajustarnos a la realidad incluso cuando no es del todo necesario), Eme A me ha hecho ver que la lógica de la experiencia piloto del cambio de nombre no se sostenía, puesto que Panini y Salva Espín ya habían hecho lo mismo hace un par de años. Agotando tirada también, hay que decirlo.

Sobre este previo sí que existe información sobre su contenido; al respecto, Tebeosfera dice:

Con lo que los ojos se me fueron a

Pero que no cunda el pánico, no hace falta que prepareis la billetera, pues ese material sí que había salido con anterioridad como parte de un tomo.

¿Dónde queda lo adliano del texto de hoy, entonces? pues en el hecho de que Panini fuera capaz en su día de volver a vender la cuarta parte de un tomo de doce euros al precio de diez cambiándole la portada. El último número de una serie regular que concluyó un ciclo de aventuras que abarcaba toda una década y cuatro volúmenes. Y llamándolo Especial Murcia porque Espín coló vistas de la ciudad en una página.

¿No os parece todavía suficientemente adliano?

Pues preguntadme si en aquella aventura aparecía Deadpool.

Haciendo números

Con Daredevil recién cancelada y Peter Parker: The Spectacular Spider-Man dando sus últimos coletazos se acaba en Marvel la anomalía de las colecciones con numeraciones de tres cifras, herencia de Legacy (palabro que, curiosamente, significa herencia). Y cuando pase esto, ¿cuál será la colección del Universo Marvel con numeración más alta? Pues ni más ni menos que…

SpiderMan Deadpool 42

Sí, Spiderman y Muertopiscinas llevan ya CUARENTA Y DOS números de la colección que protagonizan en común. Y más aún: no tienen previsto parar antes del cincuenta. ¡Que ROB! nos asista!

Lo que hice el último verano (I)

Pues resulta que dejé el blog de ADLO! en modo automático para que saliera un DC News diario, y yo mientras me dediqué a trabajar en algo que da dinero. Y de vez en cuándo leía algún tebeo, claro. También creo que hubo un mundial de fútbol, pero el recuerdo de eso ya está lejano

Si las portadas matasen

Cuando ves que el megabombazo cinematográfico de DC de los últimos (y próximos) años se apoya en Deadpool en su trailer promocional, nos damos cuenta de que por fin Masacre se ha vuelto mainstream. Tanto Cable como Masacre, merced al estreno de la segunda película del Mercenario Bocazas, que adapta los conceptos fijados por ROB! para estos personajes y X-Force. Snifs, disculpad porque se me ha metido algo en el ojo…

Y como viene siendo preceptivo, las editoriales Marvel y Panini aprovechan la situación sacando material de los personajes. Marvel se saca de la manga un annual de un título inexistente en la actualidad con ambos héroes compartiendo cabecera…

…y Panini apuesta fuerte recuperando en su línea de Mayores de 40 (no se refiere necesariamente a la edad del comprador, sino al precio) la primera mitad del título original.

Una serie que alcanzó la considerable (y hoy día inalcanzable) cifra de cincuenta entregas consecutivas y que aquí se recuperará previsiblemente en dos partes. Una señal de la confianza del mercado actual en el producto, una situación que, debemos recordar, no siempre fue así. De hecho, esta serie tuvo originalmente en nuestro país una trayectoria editorial muy pero que muy errática. Todo comenzó con un tomo con los seis primeros episodios y mismo título que el taco actual:

Años después, una grapa relacionada con Civil War nos trajo los números 29 a 31 de la serie:

Lo siguiente que vimos fue ya el final de la serie, un tomo conteniendo los números 43 al 50, con Masacre en solitario y bajo un título confuso:

Tuvimos que esperar a que se instaurase lo de los tomos de tamaño considerable (Marvel Monster los llamaban, y eso que sólo traían una docena de episodios y en tapa blanda, animalicos) para que en tres de ellos se recopilase en material faltante (7 a 18, 19 a 28, 32 a 41) y se pudiera dar por concluida la accidentada publicación de esta cabecera.

Un título que tuvo buena recepción, buenas críticas, ventas que le supusieron mantenerse una cincuentena de entregas en el mercado, y tan buen recuerdo que hoy día publican un Annual para hacer caja ¿por qué no funcionó aquí a la primera?

Siempre habrá quien crea que publicar tebeos es tan sencillo como meterlo todo en un tomo y ya está. Puede hacerse así, desde luego, pero hay muchos factores que deben considerarse también ¿grapa, tomo medio, tomo gordo, tapa blanda, tapa dura? y sobre todo ¿Qué portada elijo? en aquel momento una Panini algo primeriza decidió lo que pudiera parecer más obvio:

Si ROB! hace las portadas, saca una portada de ROB!

Y esta decisión hundió la serie.

¿Qué cómo osó afirmar esto? pues muy sencillo. Imaginad la situación: llegas a la tienda y una portada como esa te llama, te atrae, sientes la necesidad de coger el tomo, de abrirlo…y cuando lo abres ves que lo de dentro lo dibuja otro, un tal Mark Brooks que tan poco conocido era entonces que ni siquiera lo acreditaron, dando todo el mérito a Patrick Zircher. El término publicidad fraudulenta se queda corto. Ese desengaño tras el subidón de la portada causó que mucha gente no terminara adquiriendo el tomo, lo que se tradujo en una número de ventas bajo y motivo por el que Panini se lo pensó para volver a ir editando la serie de manera gradual aunque progresiva (ahora una grapa, ahora un tomito, ahora tres Monsters). Y al pobre Patrick Zircher me lo vi hace poco en la serie DC de Trinidad publicando casi bajo seudónimo, Patch Zircher, fijaos si salió quemado de aquello.

Está claro, lo que tenía qe haber hecho Panini en su momento era haber sacado el material con la misma portada, pero en un tomo retractilado. Compra y paga primero, abre y lee después. De haber sido así la historia hubiera sido otra. Lo de mirar lo de dentro antes de llevártelo jugó en su contra, es lo que sucede cuando la cubierta genera tantas expectativas.

Ahora Panini nos lo saca con una portada cualquiera de Zircher, así nadie se llamará a equívoco. Y paradójicamente, funcionará. La labor editorial implica decisiones, y no siempre lo más lógico es lo más efectivo. Sobre todo con Masacre por medio.

 

 

 

(y este debe ser el primer escrito sobre esta extensa serie en el que no se menciona para nada a Fabian Nicieoops)

American Pieses

Ni sé ni me importa lo que marquen las recaudaciones. Los resultados que marcan los estudios hechos en la Universidad de la Vida (esto es, mirar escaparates en el centro comercial) determinan que el merchandising de Deadpool supera en mucho al de otros fenómenos como Wonder Woman o la Liga de la Justicia. Poco importa lo mucho o poco que esté trabajada la coherencia de los respectivos universos, al final la gente decide y elige lo que verdaderamente le mola independientemente de dónde venga. Lo demás son detalles sin importancia que no suelen tener en consideración, de esto me di cuenta aquella vez que un amigo me decía que pensaba ir a ver la película de «los malos de Marvel» refiriéndose al Escuadrón Suicida.

Y lo mejor es que por cada venta de un producto derivado de Masacre, ROB! vive un poquito mejor.

Brevemente, ROB! creó a Masacre bajo contrato con Marvel, y poco después él y otros artistas se marcharon para fundar su propia editorial con el fin de conseguir mejores derechos sobre sus creaciones. Porque los derechos bajo los que trabajaban para Marvel eran mejorables.

Mejorables, pero suficientes, ya que le permiten hacer cosas como esta:

Comprar una sesión completa en su localidad de residencia para invitar a todo fan que quiera ver la peli con él.

Una filmación que se proyecta en el más adecuado sistema de reproducción que existe:

 

Así, un buen puñado de fanes habrán tenido el privilegio de acudir por la patilla a una sesión íntima con el creador del personaje, en un filme en el que una de las gracietas del personaje, rompiendo la famosa cuarta pared, es a costa del mismo ROB! y la inmerecida fama que se le ha otorgado de evitar el dibujo de los pies de los personajes.

¿Cómo le puede sentar a ROB! esta crítica? ¿Cómo le sientan a ROB! las críticas?

Cierto es que no se prodiga tanto ante el tablero como antaño, es lo que tiene haber conseguido mejores derechos sobre sus creaciones, que estás más tiempo gestionando que haciendo. Pero eso le da más oportunidades a otros talentos, a los que cede de tanto en cuando sus títulos y creaciones para que puedan foguearse. Y cuando tiene algo que decir no duda en pedirles un espacio en esas publicaciones para sacar una historia de complemento en la que pueda expresar sus inquietudes y opiniones. Como será la que saldrá en el Bloodstrike de este mes:

Y es por cosas como estas que no podemos dejar de quererle. De los bocetos al papel en un par de meses ¿para cuándo en Netflix? todo es posible, nada es demasiado descabellado para ROB!. Entretanto, seguid haciéndole feliz poquito a poquito, pues cuanto más feliz le hagamos, más nos hará él también a nosotros.

Ah, y si no le ha dibujado los pies es porque no cabían.

El mejor traductoraje del mundo: MuertoPiscinas También

Del país que nos acostumbró a escuchar sobre Jose María Aznar en Sabrina,

que nos ofreció innumerables momentos de diversión con la versión en español de Buffy,

y que nos hizo sentir a Los Remotos…

nos llega ahora…

¡MUERTOPISCINAS TAMBIÉN!

Una película…

Que sabe que no hay diferencias entre Dave Matthews y Bunbury.

Que le da lo mismo los Cobra Kai que el Señor Miyagi,

Que le parece que, ¿por qué no?, la Apropiación Cultural puede ser también Confusión Racial,

Y, sobre todo, que sabe que a la gente no le hace tanta gracia un eufemismo que poder decir Ojete.

¡Así que todos a dar las gracias por la versión española de esta película!

¡¡¡PORQUE, POR LA GRACIA DE ROB!, QUE ESTA TRADUCCIÓN LES HA SALIDO…

ADLIANA!!!

AVIV BÖR!!!

Sigamos siendo lo que el público pide (DEADPOOL 2 1080HHD BS-Screener)

Abril-Mayo de 2018. El Proceso conocido tradicionalmente como Normalización puede darse por concluido. La frontera entre el undergroud y el mainstream se ha diluido. La gente normal va por la calle con camisetas del Capitán América y Masacre. La tercera película de los Vengadores es récord de taquilla y se estrena Deadpool 2, con Cable y Domino. Los medios hablan del género, algunos hasta recuerdan que se basan en historietas, y un programa ¿mainstream? ¿underground? se atreve a llevar a un autor de las mismas a su programación. Y la maravilla adliana, la que consigue darle la vuelta al marcador de la normalización, es cuando además el Artista se come al entrevistador con patatas. Y limones.

Dadle al Play y disfrutad. Esto es lo segundo mejor desde aquel anuncio de vaqueros.