Indiana Jones en Barcelona

Ahora mismo no estoy para atenderos porque estoy en Barcelona, asistiendo al XI Salón del Manga. Y como suele pasar cuando hay salones de por medio, esto es un post pregrabado que he dejado programado para hoy. Y qué mejor que escribirlo sobre otra visita a Barcelona

Primero, los datos: Indiana Jones 11 y 12 USA, guiones de David Michelinie (que más tarde también sentaría cátedra por sus lecciones de Historia de España en Spiderman) y dibujos de Kerry Gammill y Luke McDonnell. Publicados en USA en 1983. Indiana Jones está en busca del cuarto clavo de la crucifixión de Cristo, y su búsqueda le lleva a…


Documentación a tope, ya veis. Los que hayais vivido en la Barcelona de 1936 seguro que reconoceis las ropas de la época o los edificios o los burros. En la siguiente escena vemos qué está haciendo el tal Torino al que se refiere Indy


¡Un trilero! Michelinie se ha empapado a tope de la cultura española para guionizar esto. O por lo menos se ha visto un par de películas de Ozores y Tony Leblanc


Barcelona por aquella época era un pueblo diminuto, así que no es de extrañar que los protagonistas del relato se encuentren con tanta facilidad. A continuación viene una pelea en una catedral en obras que omito (la aventura son unas cuarenta páginas, no penseis que voy a escanearlo todo). A continuación, el doctor Jones y Torino deciden esconderse


El rótulo de la herrería me ha llegao… El caso es que el protagonista se mete por un túnel, recorre el alcantarillado y llega a un sitio que no sabe identificar


Desde luego, el razonamiento es digno del Batman de El Largo Halloween: “es el anuncio de una corrida, y como esos anuncios SOLO se cuelgan en los corrales donde se guardan los toros…”. El caso es que le funciona, porque Indy se da la vuelta y ve…


¡Un auténtico toro de lidia, con sus banderillas puestas y todo, y embistiendo a toda velocidad! Ah, pero Indy es un hombre inteligente e instruido a la par que preparado, así que se enfrenta a la mole a manos desnudas gracias a sus extensos conocimientos de tauromaquia…


Bueno, el caso es que de alguna manera sale vivo. Y una vez en la calle se confirma lo que he dicho antes del pequeño tamaño de la Barcelona de la época


Lo de “gringo” debe de ser jerga catalana, que algún lector de la zona me lo confirme. En fin, luego viene una escena de pelea para rescatar a Torino de las manos de unos ninjas de oriente medio (que sí, que sí) y un viaje en camioneta para conocer al rey de los gitanos…


…el cual los invita a cenar en el campamento. Nuevamente, un gran trabajo de documentación de Michelinie y/o los dibujantes al reflejar fielmente la vestimenta de las mujeres gitanas en la España de mediados de siglo


Aquí es donde se inserta la secuencia final, que incluye peleas con payos, gitanos y ninjas, una bruja gitana, un pozo, el famoso clavo de Cristo…

Nos saltamos todo eso para no violar la nueva Ley General de Prevención del Spoiler y vamos directamente al epílogo: una escena que hará las delicias de todos los lectores de Cosas de Frikis (blog en que colaboro desde el pasado miércoles, por cierto)


Me imagino que los burros estarán bien educados, y sabrán encontrar ellos solos el camino de vuelta al campamento después de llevar a sus pasajeros a Barcelona

Ah, para los que querais buscar esta historia y leerla completa: Forum la editó en Las Nuevas Aventuras de Indiana Jones nº11 y 12, y la reeditó en el nº4 de la segunda serie de Indiana Jones (la de 64 páginas). Y si no los encontrais, pedid a gritos conmigo ¡BIBLIOTECA GRANDES DEL CÓMIC: INDIANA JONES YA!

Si has llegado hasta aquí buscando una mano con el desafío puedes darte por ayudado, pasa a:

Tráiler de “Los cronocrímenes”, un nuevo éxito anunciado del cine español

Di NO al morbo

Érase una vez, en un país muy, muy lejano, una editorial que publicaba tebeos de los Vengadores. Y hete aquí que, en cierta ocasión, decidieron publicar un número doble, probablemente porque con un solo número a los lectores les sabría a poco, ya que aquellos números los guionizaba Brian “Ah, OK” Bendis.

Así que tradujeron el comic, lo rotularon… y llegó la hora de escoger una portada.

“Hombre, en la de la izquierda sale el capi”, dijo uno; “sí, pero en la de la derecha pone claramente MUERE UN VENGADOR. ¿Cómo va nadie a resistirse a eso?”, le respondió el otro. “Mira, chaval”, repuso el primero, “de acuerdo en que la segunda portada vendería más, pero eso significaría utilizar el morbo para vender tebeos, y eso… eso no está bien. Tenemos una responsabilidad para con los niños”. “Uau!, dijo el otro, cada día aprendo más cosas…”


Y así fue como Los Vengadores salieron al mercado con otra más de esas portadas genéricas, que lo mismo sirven para un roto que para un descosido. Pero, eso sí, con la conciencia limpia.

Luego nos quejamos de que no se venden tebeos…

La noche de los Marvel Zombies

En ADLO! Novelty Library estamos siempre a favor de la innovación y las ideas geniales, así que no podemos dejar pasar la oportunidad de hablar del nuevo universo que preparan en la Casa! de las Ideas!: El universo Marvel Zombie.

Sí, si hasta ahora un Marvel Zombie era un simpático admirador de Lobezno, en el Ultimate Fantastic Four los UFF viajan a otra dimensión: una que es exactamente igual que la del Universo Marvel tradicional, pero que ha sido completamente infestada por zombies.

La idea ha gustado tanto que han cogido a Kirkman, el guionista de “Invincible” y al bueno de Sean Phillips para sacar una miniserie totalmente ambientada en dicho universo.

Lo que puede tener, por supuesto, unos diálogos espectaculares que ni a Bendis se le ocurrirían. Así que desde aquí exigimos que al universo Marvel Zombie se le den las mismas oportunidades que al Ultimate y que se vuelvan a contar las mismas historias de antes… ¡Pero con zombies! ¡Porque todo es mil veces mejor si tiene zombies!

Fantasias aplasticadas

Estoy convencido de que no hay ni uno solo de ustedes que no recuerde las Secret Wars. Las recordarían por sí mismas, pero entre las últimas reediciones en luxurious mode y que esos eventos megalíticos que afectan a todas las colecciones y que cambian todo para que todo siga igual nunca dejan de estar de moda, es imposible que las olviden. Además, como son el único evento megalítico de esos que hemos leído todos, siempre lo tenemos en la boca para soltar un apropiado “Anda, como en Secret Wars”, o “Eso ya lo hicieron en las Secret Wars” para referirnos a alguna estupidez análoga a lo que le pasó a Dazzler en la última viñeta de alguna ignota colección de mutantes de tercera y que aquí se publicó, sin compasión, bajo el epígrafe Secret Wars II. Que, como saben, es la recopilación hispana de todos los efectos de la onda expansiva todopoderosil en los tebeos Marvel de la época. Anda que no molaría que hiciesen aquí un House of M ” The Series, y luego un House of M II con todos los spin-offs baratos e inútiles. Y cambiando el formato.

En la época, todos preferíamos Secret Wars a Crisis. Primero, porque Secret Wars se entendía aunque el dibujo fuera mucho más feo (y lo dice un fan de Mike Zeck, pero es que madre mía, madre mía, los bocetos directos a imprenta que se llegaron a ver). Y segundo, porque había muñecos. Muñecos que aún estando yo en EGB con un tamaño relativo entre piernas, brazos y cabeza absolutamente desproporcionado (yo, no los muñecos), me parecían horrorosos. Nos parecían horrorosos. Eran una mierda. Aparte de que muchos de ellos, o eran horribles (Iceman, ¡¡Doom o Magneto sin capa!!), o nos sudaban la polla (Falcon, que sí, que tenía alitas y un pájaro, pero maldita la gracia, o villanos de primerísima división como Constrictor), estaban esas libertades artísticas que aún entonces (les vuelvo a poner en situación para que no se pierdan la foto: un Tones de diez años, con una estructura fisiológica y una apostura general parecida al número ochenta y siete) nos parecían aberrantes. Me refiero a los escudos, claro. Los escudos que llevaban todos y cada uno de los héroes y villanos, con un holograma de cagarse en su puta madre. En el caso del Capitán América, miren, viéndolo así de lejos y en escorzo, podía dar la impresión de que, bueno, ahí quedaba eso. El Capitán América y su escudo. Pero la estampa de Black Spiderman (Te Eme) con el escudo rojo holográfico gigante era un poema. Y luego las naves, los accesorios, como de película de Chuck Norris del futuro o de Masters del Universo venidos a menos. Que si su Doom Roller, su Turbo Cycle, su Torre de la Libertad o su Torre Acorazada en la que se refugiaba el Hobgoblin malo y de identidad ignota (llantos).


Yo, como todos mis amigos, tenía a Spiderman y a Wolverine. Unos festivales de siete spidermans contra cinco wolverines (todos sin garras, extraviadas desde el mismo momento de apertura de la caja) que se montaban en el patio que ni les cuento. Bien, pues con cada muñeco venía un cupón. Enviando ese cupón a Mattel, los sabios jugueteros mandaban, a vuelta de correo y previo pago de los gastos de envío con sellos, un librito con fichas de todos los héroes que tenían encarnación en plástico (que no eran los mismos que salían en el tebeo, como saben) y que siempre he guardado como oro en paño.


El subgénero periodístico “Fichas de tebeos” siempre me ha encantado, por lo insensato. Intentar resumir en un texto asequible (en teoría es eso, ¿no?) a un completo neófito en materia superheroica la torrencial información que se dispone de un personaje, da pie a despropósitos de nivel 7,5 en la escala Stockhausen (mínimo). El tono rimbombante y el uso creativo de la puntuación y la gramática son pluses a tener muy en cuenta, y por eso, La verdadera historia de los Marvel Super Heroes Secret Wars puede presumir de ser la más lamentable recopilación de fichas superheroicas de todos los tiempos, muy por delante de handbooks y otras producciones para aficionados. ¡La gloria y la miseria de las fichas de super-héroes está aquí, amigos! ¡Autor anónimo! ¡Dibujante(s) sin acreditar! ¡Incluye anuncios de los muñecos! ¡Unos degradados de color como fondo de las páginas que dan gloria verlos!

Aunque cada ficha es un festival único, me permito resaltar algunos detalles. La categoría Ocupación da pie a interesantes cargos que seguro que no cotizan el paro: Conquistador en el caso de Magneto y Kang son los más notorios. Es bello esto del conquistismo como profesión reconocida, aunque no tanto como algunas biografías. La del Capitán America es especialmente sindiosista, porque traza sus orígenes en la Segunda Guerra Mundial, pero no habla de su congelación y posterior recuperación por parte de Los Vengadores, con lo que tuvimos que suponer, en nuestra idiocia infantil, que el suero del upersoldado detenía el crecimiento (aunque, como supimos después, no lo hacía del todo con Las Tetas).


Bello también es el origen de Black Spiderman: “En un antiguo enfrentamiento con las fuerzas del mal los Cuatro Fantásticos y Spiderman se vieron arrastrados, en una peligrosa persecución, hasta la dimensión desierta. Recuperado por sus camaradas Spiderman apareció con un cuerpo extraño, de color negro y origen desconocido”. Que no deja de ser extraño (aparte de, ya les digo, el fascinante uso de la puntuación) porque, por ejemplo, que en la biografía de Spiderman prescindan de toda mención al tío Ben y demás, bueno, cuestiones de espacio, todo eso. Pero es que en el propio libro de las Secret Wars… no tendrían que tener miedo de citar las Secret Wars… vamos, ¿no? ¿O en Mattel tenían miedo de que algún despistado se comprara los tebeos y se percatara del apocalipsis icónico que habían montado? En cualquier caso, respiren aliviados: “Ni las autoridades locales saben que Spider-Man y Black Spider-Man son la misma persona”. A pesar del nombre. Ay, estas autoridades locales…


Me gusta mucho, también, la descripción de poderes de cada personaje, en la que se entra en una palabrería polisilábica, un ñañañañañañá sin sentido ni sensibilidad que, por ejemplo, convierte las palabras acabadas en “ónica” en una especie de comodines que lo mismo te sirven para un roto que para un descosido: la única energía que podría penetrar el traje del Doctor Doom, dicen, es la psiónica, mientras que el traje de Constrictor está protegido de las radiaciones de las ondas sónicas. Una de las armas predilectas de Kang es el, ejem, GROWING MAN, “un autómata que crece aumentando de tamaño a medida que
se le induce energía cinética”
. Y así se nos pasa la tarde, hojeando detallitos, contemplando dibujos y recordando viejos tiempos.

Hasta que llegamos al apartado Armas de Daredevil en el que se dice, cito textualmente: “Daredevil lleva una sola arma, un bastón multi-uso llamado “Billy Club”

Y ya ahí pues se nos va desmoronando todo.

Dejando el vicio

¿Eres fumador? ¿Preocupado porque a partir de ahora no vas a poder fumar en el curro? Pues si te sirve de consuelo no eres el único: desde hace unos meses Quesada ha prohibido que los superhéroes Marvel fumen.

Sí, triste pero cierto, Nick Furia va a tener que pasarse una temporada más cabreado de lo normal por lo del mono de nicotina, Gámbito no va a poder disfrutar más del cigarrito de después… incluso Ben Urich es visto últimamente sin sus sempiternos pitillos. ¿Y todo esto por qué? Curiosamente todo viene de la muerte del padre de Quesada de cancer de pulmón.

Lo cual nos lleva a la pregunta… ¿si su hija muere en accidente de tráfico veremos al Motorista Fantasma yendo en bicicleta? Pero hay más en el tema. Últimamente los cómics yankees llevan publicidad pagada por compañías de tabaco, una publicidad antitabaco a la que les obliga el gobierno, y es una publicidad con muy mala leche, ya que dice: “Tobacco is whacko, if you are a teen”, que vendría a ser .el tabaco no mola si eres un adolescente. ¿Lo pillais? ¡Se las han apañado para edulcorar el mensaje diciendo que fumar sólo no mola “si eres un adolescente”! por no hablar de que los anuncios son tan horribles que casi dan ganas de ponerse a fumar.

La manía antitabaco de JOE! es tan grande que incluso editó la primera aparición de la Ultimate Gwen Stacy, en “Ultimate Spiderman” para que saliera sin el pitillo con la que la habían dibujado inicialmente.

Pero antes de decidiros si vais a poneros a fumar para poder escaquearos del trabajo, preguntaos a vosotros mismos… ¿Rob fuma? Y si fuma ¿Qué diablos fuma el hombre?

REIVINDICANDO MARVEL COMO GAFAPASTA (SEXO SEXO SEXO)

Retrocedamos 25 años en el pasado. 1979. Periodo socialmente convulso en nuestro país. La democracia está dando sus primeros pasos. Revistas como Climax o Lib triunfan en los quioscos españoles. Filmes como Los Bingueros abarrotan las salas de cine. Se inicia el boom del comic de autor en nuestro país y lo hace con el formato de revista mensual. España es, pues, un país gafapasta donde el sexo es proclama intelectual (porque los gafapastas siempre han ligado más, he ahí nuestra inquina hacia ellos). Son gafapastas diferentes (visten pana, gafas redondas, media melena) pero son. Bueno, en realidad son lo que podríamos llamar pregafapastas. Y siempre, bajo el brazo, una de las muchas, adultas y reflexivas revistas de cómic de la época (Totem, 1984, Comix Internacional, Cimoc).

En esas revistas se demonizan los tebeos de superhéroes. Que si son infantiles, idiotas y malos, que si al mismo tiempo que transpiran sibilinamente ideologías imperialistas y reaccionarias. Así, en los quioscos, los tebeos de Vértice empiezan a verse arrinconados. A menudo incluso ocultos tras el último Interviú. Son un material políticamente incorrecto. Y es entonces cuando alguien tiene la valentía de sacar este tebeo a la venta.

portada_esh3

El Especial Super-Héroes número 3. En su interior un par de episodios de la siempre genial! Marvel Team-Up. Ahí, en los quioscos españoles de 1979, intentando hacerse un hueco entre el LIB y el Totem. Pero atención, porque esta portada es, en realidad, uno de los más serios y valientes alegatos en defensa del comic de superhéroes como género adulto e intelectual. Un alegato conmovedor y, por qué no insistir, genial!.

Como en toda obra de arte, lo importante no es lo primero que vemos (Thor y Spiderman). No no no. Lo importante está en segundo plano. Siempre está en segundo plano. En este caso en las letras que hay detrás de las figuras. Procedo a seleccionar algunos detalles de este texto y a aumentarlos. Y ustedes lean, lean, y a ser posible con voz alta y engolada.

problemas_sexuales

¿blemas sexuales?

intensidad_orgasmica

¿producir mayor intensidad orgásmica?

senos

¿Senos?

coito_y_esperma
¿Coito? ¿Esperma?

Pues sí, amigos. El texto de fondo es un acertado análisis de diversas problemáticas sexuales. El dibujo de la portada es de Lopez Espí, pero no podemos aventurar que también fuera esta genial! ilustrador! quien realizara el montaje de fondo. Pero lo que sí podemos afirmar es que se trata de un rotundo alegato en defensa del caracter serio, adulto e intelectual (y por tanto pregafapasta) de los superhéroes nortamericanos. Un auténtico sopapo en todo el morro a aquellos tipos bajitos que se reían de los tebeos Vértice desde su poltrona del cómic serio y adulto, rodeados de Tetas Made In Corben.

iBOR AVIV!

(nota: tamaño documento fue desvelado por el colaborador de Universo Marvel F. Martínez. Adlo! se ha limitado ha interpretar las sagradas escrituras.)

Enarbolando, enhiesta, la bandera

Hola, tú. ¿Fumas? Pues si eres uno de esos fumadores de paquete diario, te pulirás al año unos 820 euros. ¿Lees el periódico? Porque eso son unos 400 euros al año. ¿Vas al cine? ¿Semanalmente quizás? 312 eurazos. Y si además sales por ahí a cenar con la misma frecuencia, 1040 euros. 2080 si te pegas el paginazo de pagar lo de tu pareja (caso de que la tengas). ¿Un par de devedeses al mes? ¡480 eurazos al año! ¿Abonado a Vía Digital? 270 euros al año, más extras.

Visto lo visto, ¿a que nueve miserables euros…

X-Force: Revelación

Contiene X-Force nos 1-6.

Guión de Fabian Nicieza

Dibujo de Rob Liefeld

144 páginas / 9,00 €

…tampoco son gran cosa?

X-Force. Porque una legión de adláteres no pueden estar equivocados. BÖR AVIV!!!!

Cualquier tiempo pasado fue menor

Ahora que uno de los temas de moda es la polémica decisión de algunos editores hispanos de publicar determinados cómics a un tamaño menor que el original (y de varios días de debate solo he sacado en claro que el tamaño del Cuarto Mundo es menor que un comic-book USA pero mayor que una Biblioteca Marvel pero menor que el Star Trek de Recerca pero mayor que Dylan Dog de Aleta… a ver cuándo llega a mi librería y lo mido yo mismo) es el momento de recordar la colección Pocket de Ases de Bruguera

Para los que no conozcais el formato, era una especie de Biblioteca Marvel pero con episodios al azar, en color (¡el sueño de los aficionados hecho realidad! ¿Ves como sí se podía, Viturtia?) y con un tamaño todavía menor. Como sé que esta última revelación es difícil de aceptar, he escaneado unas cuantas viñetas del Annual 7 de Hulk publicado en formato Biblioteca Marvel y Pocket de Ases para que compareis el tamaño

 

 



¡Eh! ¡He dicho que compareis el tamaño! ¡El TA-MA-ÑO! De las traducciones ya hablaremos otro día…

Follow the Leader, Leader, Leader…

La Biblioteca Marvel Hulk ha llegado al tomo 29. En él se incluye (entre otros) el nº224 de Hulk, obra de Roger Stern y Sal Buscema (por cierto, ¿os habeis dado cuenta de que el guionista del que Panini publica más cómics este mes no es otro que Roger Stern? Veintiuno, nada menos. ¡Aprende, Bendis!). Ésta es la última viñeta de dicho número


Un cliffhanger emocionantísimo que nos tendrá con el corazón en vilo hasta por lo menos dentro de dos o tres páginas, porque Panini edita en el mismo tomo el Hulk 225 (y el 226, y el 227…). Pero es que Panini no tiene las limitaciones que antes tuvieron otros…

Viajamos en el tiempo hasta 1981. Comercial Delazeta edita para Argentina una colección llamada “Aventuras Inéditas del Cine y la TV” partiendo del material que tenía Bruguera ya traducido y rotulado de Spiderman y Hulk. Solo cabe un episodio de cada personaje en cada cuaderno, y éstos tienen que ser autoconclusivos. El currito anónimo de Delazeta se encuentra con el emocionante final del Hulk 224 . ¿Cómo darle un final satisfactorio a ese episodio?


Un gran ejemplo de la aplicación del Mínimo Cambio Necesario. Lástima que este monstruo no tuviera el mismo modelo de máquina de escribir que tenían los que rotularon el resto del tebeo

Alf y la Guerra de la Evolución

Los lectores veteranos seguro que recordais La Guerra de la Evolución. Los que no, pinchad en este enlace, que en la Wikipedia os lo explican. Y los que seais demasiado vagos para leer en inglés, que sepais que es un crossover en que participaron todos los anuales de Marvel durante 1988. ¿Todos? ¡No, al parecer en una pequeña aldea parecían resistir ahora y siempre al invasor! Me refiero al anual de Alf, realizado por el elenco habitual: Michael Gallagher, Dave Manak y toda una institución, Marie Severin (por cierto, ¿”institución” es un eufemismo para “llevo toda la vida haciendo el mismo trabajo en la misma empresa porque no he encontrado nada mejor”? Lo siento, divago, sigamos)

En el anual de Alf, como decía, todo transcurría por sus derroteros habituales: Brian era enviado a un campamento de verano y Alf decidía ir a rescatarle. Y para solucionar el problema del transporte, nada mejor que mandarse a sí mismo por correo. Pero al llegar Alf al campamento se produce la Temida Interferencia Editorial…



La historia del campamento prosigue sin mayores complicaciones, pero el Alto Evolucionador no se olvida de la charla pendiente y por tanto, dos días y algunas páginas después…



¡Hop! Los autores recurren a la pirueta del sueño-o-historia-imaginaria, y la continuidad y la coherencia del universo de Alf quedan a salvo (iba a decir que la del Universo Marvel también, pero pensandolo mejor ya era tarde para eso…)