El grato regreso de Humberto Ramos

Creo que a muchos de vosotros ya os sonará el nombre de Humberto Ramos. Un dibujante que, coincidiendo en el tiempo con los inicios del estilo que nuestro GRAN Madureira creó y dio en llamar amerimanga, destacó por obras como Impulso o DV8. Su éxito sería tal que justo después cofundaría el sello Cliffhanger de Image, junto con esas obras maestras de Madureira y del no menos grande J. Scott Campbell que son Battlechasers y Danger Girl. No obstante, su estrella fue apagándose y su siguiente colección, Out There, no tuvo demasiada repercusión, pobre. Desde entonces, lo cierto es que el chico ha estado un poco perdido, haciendo alguna cosilla para Dark Horse y poco más. Pero los viejos roqueros nunca mueren, así que Humberto Ramos ha vuelto al mainstream, y además lo ha hecho a lo grande. Desde la serie de Lobezno nos viene a demostrar cómo ha absorbido las mejores técnicas de los mejores dibujantes.

Mirad si no la portada del último número publicado por estos lares de Lobezno:

logancover20.jpg

Un lector casual no podrá apreciar la multitud de detalles que hacen de esta portada una obra maestra del cómic. Pero cualquier adláter de pro reconocerá esos detalles que distinguen a los grandes dibujantes: la proporción entre la cabeza y el resto del cuerpo, esos brazos como troncos, la aparición de músculos extras por todo el cuello (que Humberto centra sobretodo en los brazos, piernas y cuello)  y sobretodo el diseño del traje, con los oportunos complementos ocultando cada una de las articulaciones: los guantes tapan las muñecas, las hombreras tapan los casi inexistentes hombros y ese cinturón tocho no permite ver la cintura, como todo buen dibujante sabe que tiene que ser. Mención aparte merecen las botas, esas botas que tapan esos pies enormes, que como todos sabemos, es la firma del dibujante. Si los personajes no calzan un 47, no es un cómic de Humberto Ramos.

Sin embargo, me da la impresión de que a lo largo de este número de Panini (que ya sabéis que incluye dos tebeyos usa), Humberto vuelca toda su habilidad como dibujante en un detalle muy específico. Y, no, no me estoy refiriendo a las piernas de Maria Hill,

maria%20hill.jpg

que también soy muy destacables, sino a otra cosa. Me estoy refiriendo al cuello de Lobezno. Sí, sí, al cuello. Mirad otra vez la portada, pero esta vez fijaos en el cuello. ¿No veis nada? ¿No notáis la potencia de ese cuello poderoso, con sus músculos fuertes, perfectamente triangulares y totalmente tensos sosteniendo una cabeza chiquitina y mediocre, del montón? ¿No? Quizás lo veáis mejor con esta otra imagen:

loganpie.jpg

¿Aún no? Esperad, lo centraré un poco más y aumentaré el detalle para que lo puedan ver aquellos que son un poco más torpes y no saben apreciar el auténtico arte por sí mismos:

loganneck1.jpg

¿Ya lo véis? ¿Y no os parece maravilloso? Un cuello que nos define a la perfección el carácter de Lobezno: extremo, violento, salvaje. Un cuello largo, duro y acabado en una perfecta protuberancia redondeada…

Perdón, se me ha ido el santo al cielo ¿De qué estábamos hablando? ¡Ah, sí! El cuello del Lobezno de Ramos no sólo es más potente, más bestia, más CAÑERO. También tiene funcionalidades que no tienen los cuellos de las personas normales, que ni siquiera tiene el cuello de Chuck Norris.

loganmovneck.jpg

En efecto, vuestros ojos no os engañan. El cuello de Lobezno no sólo da movilidad girándola hacia los lados, o subiéndola y bajándola. El pedazo de cuello de Lobezno permite que su cabeza se desplace lateralmente sobre la línea de los hombros. Fíjaos bien, otra vez:

loganneckdet2.jpg  

¡No me digáis que no es genial! De esta forma, nadie puede pegarle un tiro en la cabeza a Logan porque este puede esquivar las balas apratando su testa hacia un lado. ¡Un brillante diseño anatómico del genio mejicano!

Debemos estar contentos de que Humberto Ramos haya regresado al cómic mainstream. Yo confío en que siga trabajando para convertirse en uno de los puntales del comic-book USA. De momento, va por muy buen camino. Y para despedirme, mirad la cara que se le queda a Emma Frost cuando Lobezno le dice a Cíclope que la muy zorra está conchabada en secreto con Iron Man:

emmafrost.jpg

¡Qué expresión de terror! ¡Fijaos como se ha quedado la pobre mala pécora: desencajada, rota, incapaz de reaccionar, sola, abandona por el destino en una colina solitaria a la luz mortecina de la luna nueva! Si hasta casi me duele el corazón al verla. Pocos autores son capaces de expresar tantos sentimientos con tan poco. Pocos autores son capaces de dotar a sus personajes de una expresión facial tan vívida y compleja, tan colmada de dulzura y sutileza. Pero el autor que tenemos aquí no es un autor cualquiera, no: él es Humberto Ramos.

Es por esto que sin alargarme más, que lo mucho cansa,  proclamo…

…¡AVIV OTREBMUH SOMAR!

La herencia que Jack dejó

Lisa Kirby es la hija del Rey Jack (nada de chistes de princesas, por favor). Había pasado desapercibida para el fandom en general hasta que hace poco decidió resucitar a algunos de los viejos personajes de su padre, como por ejemplo éstos:

gbh0.jpg


Jack Kirby’s Galactic Bounty Hunters, una serie que realiza junto con unos cuantos amiguetes de la familia. A destacar el nombre del dibujante: Michael Thibodeaux, ex-ayudante del Rey, que vio su carrera como dibujante truncada hace más de diez años a causa de una lesión que le inutilizó el brazo derecho. Por ese motivo para hacer esta serie Mike tuvo que aprender a dibujar con la mano izquierda

Incluyo aquí una secuencia del nº1 en VOSE. Jack Berkeley, autor en la ficción de la serie Galactic Bounty Hunters, está en una sesión de firmas. Un friki talludito echa de la fila a un fan de Star Trek

gbh1.jpg


-No había necesidad de ser tan rudo con él
-No puedo evitarlo… ¡odio a los trekkies!

-¡Son un puñado de perdedores! Quiero decir… ¿qué clase de tarado iría por ahí llevando orejas puntiagudas…?

-¿…cuando podrían ir por la ciudad con un uniforme tan chulo como este?
-Bueno, considérate afortunado… ¡Ese chico no tiene una novia que le haga un gran traje como el tuyo!

gbh2.jpg


-¡Oh, no tengo novia!
-¿Te lo hiciste tú solo?

-¡No! Me lo hizo mi madre
-¿Cuántos años tienes?
-Treinta y cinco
-¿Vives con tus padres?
-¡Sí!

-¡Guau! ¿Cómo lo ha sabido?
-Simplemente lo adiviné
(Este va a ser un día muy largo)

El cómic lo publica Marvel, pero para pedir una edición española no hace falta que escribais a Panini. Los derechos los conservan Lisa Kirby y compañía, así que cualquier otra editorial podría publicarlo en España. ¡Se abre la veda!

52 ADLOsprites, semana 19

52_adlosprites_week19.gif

¿Javi Riva con la Legión de ADLáteres del año 2037? ¿Misión? ¿20th Century Boys sin fotocopias? Pues sí, la trama da giros, y giros y más giros, pero podemos aseguraros que todo está controlado.

Y para evitar confusiones, Viturtia lleva pantalones… más oscuros.

In memoriam: Mike Wieringo

– …Así que bajo ningún concepto voy a conceder a su cliente el honor de pasar su Otra Vida jugando al ajedrez con la parca.

– Pero… señoría… usted es una mujer sensata…

– ¡Es más, por semejante muestra de soberbia le voy a condenar a pasar una temporadita en una celda estándar del purgatorio antes de volver a pasar por aquí para revisar el caso!

– Señoría… esto es un increíble abuso de autoridad. ¡Usted no puede…

– Este es mi tribunal, letrado, y aquí hago lo que me le dé la gana. ¡Sentencia dictada! Alguacil, retire al señor Svensen de mi presencia, por favor.

– Esto es una desfatachez. ¡Apelaré al Tribunal Supremo! ¡La denunciaré por prevaricación!

– Alguacil, pasemos al siguiente caso antes de que cambie de idea y envíe al señor Svensen al infierno por desacato a la sala. ¿Quién es el siguiente?

– Un tal Mike Wieringo, señoría. Estadounidense, 44 años, dibujante de tebeos, vegetariano, muerto de un ataque al corazón.

– Para que luego digan de la vida sana. No somos nadie ¿Quién es su abogado?

– Mohit Anniruddha, señoría.

– ¡Oh, Dios mío! Anniruddha, ¿eh? Hágalo entrar, alguacil. Cuanto antes empecemos con esto, antes acabaremos.

– Sí, señoría. Ya puede pasar, señor Anniruddha.

– Gracias, majo. Con su permiso, señoría, ante todo, buenos días.

– Buenas noches, Señor Anniruddha… Antes de empezar, me gustaría hacerle una pregunta. ¿Cuánto tiempo lleva usted asignado a mi tribunal?

– Eeeeh. Calculo que unos 163 años, señoría, pero no podría asegurarlo. Llevo bastante mal la cuenta del tiempo desde que, ya sabe… fallecí.

– Usted no eligió el destino voluntariamente como yo, verdad, ¿señor Anniruddha?

– No, señoría, mi trabajo como abogado de oficio en este tribunal es mi condena. Es mi purgatorio personal.

– Ya veo. 163 años es mucho tiempo para estar en el purgatorio.

– En efecto, señoría. ¿Le importaría que dejáramos de hablar de mí y…

– ¿Cuántos casos ha ganado, letrado?

– ¿Cómo dice?

– En su carrera como abogado de oficio en mi tribunal, ¿cuántas veces ha conseguido que aceptara la oferta de Otra Vida de alguno de sus representados?

– Bueno, este… Ninguna, señoría.

– ¿Está seguro de les asesora bien, letrado?

– A veces yo mismo me hago la misma pregunta, señoría.

– Es que la suya no es precisamente una buena estadística.

– No, no lo es. Pero, ya sabe, usted tiene fama de ser una juez extremadamente dura, y yo tengo una cierta querencia por las causas perdidas.

– Yo misma no lo hubiera expresado mejor. Espero que esta charla le haya ayudado a aclarar sus ideas, letrado. No quiero que me haga perder el tiempo como otras veces. ¿Qué me dice de este tal… Mike Wieringo?

– Es un buen hombre, señoría…

– Eso lo decidiré yo leyendo su historial, letrado. Al grano.

– Permítame recordarle que mi cliente era… es dibujante de cómics.


fantaringo.jpg flashringo.jpg spiderringo.jpg


– Ya lo veo. Spider-man, Flash, 4 Fantásticos… iconos populares americanos. Arte comercial. Entretenimiento barato para el gran público. ¿Era especialmente bueno?

– Bueno, nunca fue aclamado por su espectacularidad, pero lo cierto es que era un dibujante muy competente, dibujaba muy bien cualquier cosa, con una línea clara magnífica. Era un gran diseñador de personajes, sin duda gracias a su exhuberante imaginación, y con su dibujo conseguía dotar a sus personajes de una elegancia e inocencia que eran su marca de fábrica, aunque eso le granjeó ciertas críticas de infantilismo.

– ¿Pasará a la historia? ¿Saldrá su nombre en las enciclopedias?

– Me temo que no, señoría. Como la mayoría de la gente, se dedicó a intentar vivir una vida feliz haciendo algo que le gustara para poder ganársela.

– Bien, ¿y cuál es su propuesta de Otra Vida, letrado?

– Pues verá, señoría, la obra magna de mi cliente es un cómic llamado Tellos. Tellos transcurre en un mundo fantástico creado por su protagonista, un niño llamado Jared, cuando entra en coma debido a un accidente de coche.

– Algo parecido a lo que hacemos aquí.

– Así es, señoría, es como si el niño Jared al morir hubiera pedido al tribunal pasar su existencia en un mundo ficticio y a partir de ahí se hubiera creado el mundo de Tellos, lleno de personajes fantásticos que vivían aventuras. Y esas aventuras eran las historias que mi cliente contaba en su cómic.

tellos.jpg

– No me diga más. Y su cliente querría pasar su eternidad en ese mundo ficticio de… ¿Tellos, me ha dicho?

– En efecto, señoría, ese es su nombre. Y en efecto, señoría, ese es el deseo de mi cliente.

– Claro, un mundo ficticio donde vivir correrías como héroe crápula, o quizás aventuras como un gallardo paladín… Su representado debería ser menos pretencioso, señor Anniruddha.

– Lo es, señoría. Usted no ha acabdo de entender… Mi cliente no quiere ir a Tellos para vivir esas aventuras, señoría, sino para dibujarlas.

– ¿Dibujarlas?

– En efecto, señoría, a mi cliente le gustaría pasar su Otra Vida dibujando las aventuras que no le dio tiempo a contar, señoría, así como viendo a sus personajes crecer, desarrollarse y poder dibujar sus nuevas correrías.

– Una propuesta audaz, desde luego. ¿La idea es suya o de su cliente?

– Supongo que en esencia, debería decir que es mía, señoría. Aunque lo cierto es que basta conocer a mi cliente para saber que es la propuesta que le haría más feliz.

– No es  tarea de este tribunal el hacer feliz a su cliente, sino hacer justicia.

– Lo sé bien, señoría. En todo caso, ¿cuál es su decisión?

– De momento, decido que voy a leerme bien el historial de su cliente y el escrito con la propuesta que supongo habrá formalizado correctamente, letrado.

– Así es, señoría.

– No se haga ilusiones, esto no quiere decir que vaya a aceptarla.

– No me las hago, señoría.

– Le avisaré cuando haya tomado una decisión.

– Esperaré pacientemente su sentencia, señoría.

– Y váyase y saque esa estúpida sonrisa de mi sala, señor Anniruddha.

– Como usted diga, señoría. Buenas noches.

– Buenos días, letrado. Y buen trabajo. Alguacil, ¿cuál es el siguiente caso?


Inside Peek: Factor X 10

Hoy tengo el placer de ofreceros un pequeño adelanto del Factor X #10 de Panini, que ya podéis encontrar en vuestro quiosco. ¡DisfrutADLO!

facx20p14.jpg

facx20p15.jpg

facx20p16.jpg

Si queréis ver cómo evoluciona la enfermedad que afecta a los miembros de Factor X, leed el tebeo. ¡Estas tres páginas son sólo una pequeña muestra de la habilidad de Roy Allan Martínez Renato Arlem para dibujar comics dibujando unos pocos  personajes arragándose de las mangas y fotocopiándolos! ¡¡¡Pura poesía!!!

Hoy resuelvo una injusticia

La verdad, a veces ser un habitual del blog me da rabia. Como cuando el año pasado los Swipe of the week convirtieron en estrellas a Fabio Laguna y nos redescubrieron a Roger Cruz. Que no tengo nada en contra de que Laguna y Cruz sean venerados como los GRANDES dibujantes que son, pero digo yo… ¿y toda la gente que se queda por el camino? ¿Y todos aquellos que, haciendo los mismos méritos, o incluso más, que los mencionados artistas, y sin embargo, nunca llegan a ser reconocidos por el gran público? A mí me dio mucha rabia que gente con más méritos que Cruz y Laguna se quedaran en el tintero.

Gente como Ron Frenz

Os preguntaréis que qué ha hecho Ron Frenz para merecerse semejante atención por parte de nuestra desorganización. Pues mirad, él y Tom DeFalco (otro de esos grandes olvidados) crearon a Thunderstrike.

thunder.jpg

 

Sólo por eso ya se merecería entrar en el Adlo! Hall of Fame, si tal cosa existiera. Pero hoy no quiero mostraros su arte: quiero convertirle en una estrella. Y para conseguirlo, lo mejor es que deje de enrollarme y haga lo mismo que Calduch hizo con Fabio y Roger, a saber:

Swipe of the week: Ron Frenz vs Joe Madureira

Ron Frenz. Spider-Girl 47 (2002)

ronpag.jpg

 Joe Madureira. Uncanny X-Men 328 (1996)

madupag.jpg

En detalle:

Viñetas 1 y 2

ronvin1.jpg maduvin1.jpg

Viñeta 3

ronvin2.jpg maduvin2.jpg

Viñeta 4

ronvin3.jpg 

maduvin3.jpg 

Viñetas 5 y 6

ronvin4.jpg maduvin4.jpg

 

 ronpagmini.jpg madupagmini.jpg

Create polls and vote for free. dPolls.com

¡Y tiene tetas!

Swipe of the Week 03-Jul-2007: Michael Turner vs Rob Liefeld

Rob Liefeld. Poster promocional (1996)

 capirob.JPG

Michael Turner. Portada del Justice League of America #10 sin spoilers (2007)

powgirljla11.JPG  


Quiero felicitar a Michael Turner por dotar al famoso escote circular del traje de Power Girl (del que todos creíamos que ya se había dicho, escrito y dibujado todo) de una nueva cualidad: la horizontalidad. De ahí a que el cómic de JLA alcance la transversalidad sólo hay un paso.