¡Dejen espacio a Arthur Suydam!

A veces nos llegan comentarios sobre los repasos que deberíamos dar que dejan claro la de veces que os olvidáis de un aspecto fundamental de ADLO!: La D es de Defensa. ¡Nosotros no nos meteríamos nunca con nadie! ¡Hamás! De manera que no insistáis, lo único que tenemos que decir de Arthur Suydam es a su favor.

¿Cómo que no sabes quién es Arthur Suydam? ¡Pero si es un tipo conocidísimo! Sobre todo en las redes sociales. Y mira que él es tan humilde que no tiene ni cuenta, pero hay gente por ahí más que dispuesta a mencionarle todo lo que sea necesario. Y mira que es raro porque muchas veces en las redes sociales no se llama a la gente por su nombre. Por ejemplo, el que hizo que todo el mundo conociera a Suydam empezó este viernes sin ponerle nombre. 

Pero claro, en realidad todo empieza como tantas películas, con un coche viajando hacia un destino incierto, que es como mejor llamar la Comic Con de Montreal. Y para allá que iba Jim Zub, dibujante y guionista. 


Lo que pasa siempre en estas historias es que cuando el primer tipo al que sigues llega a su destino siempre hay un algo inesperado. Puede ser una puerta largo tiempo cerrada, unos gemelos con aspecto demacrado o, como en este caso, un dibujante de cómics. 



Un dibujante de cómics obviamente incomprendido. Pero tranquilos, que llega el primer giro:

¡CHAN! Todo este tiempo ¡no era el protagonista! Aunque eso sí, antes de irse de la historia le da tiempo de hacer un último comentario…

Aunque quizá lo hizo porque la gente ya estaba sacando sus propias conclusiones.

Que no tienen por qué ser errónea. Así que, vaya parece que no es a primera vez que lo hacía. Quizá tampoco lo segunda.

Pongamos que quizá hubiera una pauta. Pero, ¿qué demuestra esto? Pues que el artista incomprendido no lo hacía por maldad puntual, lo hacía siempre, es parte de quién es, un dibujante ¡IMPERIAL! Hay veces que ese tipo de personalidad se nota en anexionarse unas mesas y otras veces es un corredor polaco. Puestos a hacer comparaciones esto no deja de ser un Mira quién Danzing. Por supuesto en cuanto hubo una cierta controversia en lugar de intentar comprender al tipo llegaron las dos reacciones clásicas del mundillo: Decir que si les pasaba a ellos iban y le montaban una bronca y le tiraban los materiales y blablabla y Hacer un post sobre ello. Por ejemplo el de The Outhousers que reune incluso más tuits de gentes que se encontraron con Imperial Suydam.

De modo que esto acaba como en cualquier otro patio de recreo, así que enseguida se juntó gente, pero para meterse con él, que ya podríamos hacer también las cosas todos juntos, que a veces se os olvida que la A es de Asociación. En cualquier caso, aquí se notó la diferencia con la llegada de los mayores: Ron Marz y Mark Waid señores y señoras.



– Personajes ajenos como zombies…. ¿no es una de las definiciones de la industria del superhéroe USA?-









Por supuesto todo este heróico comportamiento ha tenido sus recompensas

y las posibilidades de soltar hachazos. 

Es algo muy útil sobre todo si no tienes un detector de ironía que pueda explotar. Y, en cualquier caso, la solución era bastante simple:

 

Menos de 24 horas. Y en cuanto descubrieron que tenían la posibilidad de seguir exprimiendo el asunto… ¡Eh, ¿si pueden publicar cosas falsas por qué no algo de esto?!

Por supuesto eso llevó a sacar cosas como sus trapos sucios. Que en este caso viene a ser mirar su web profesional: que incluye magníficas piezas como esta que enlazan como Su increible legado, posiblemente algún fan entusiasta al que el Imperial Sundyam no ha querido hacer de menos aunque contemple sin duda enrojecido, cómo se pone en valor su apasionante carrera. Sobre todo teniendo en cuenta su apasionante LEGADO. Si hasta incluye una entrevista impagable:


Y como éramos pocos apareció entonces Larsen. Imagino que siguiendo el chiste de Gila. Así que lo mismo te sacaba los méritos del Zombie King

como si no lo hubiera dejado claro en su momento Bleeding Cool,  que se ponía a hacer eso tan propio de los profesionales del mundo del cómic de ponerse a medir las colas:






Que aquí mucho dibujante y mucho experto y luego resulta que no se les ocurre que la misma gente pueda ir a más de una cola usando la misma ropa más de un día. ¡Lo que les gusta desprestigiar a los genios! Sí, un GENIO!, que a veces se os olvida que la O es de Otros.

Mientras todo esto pasaba llegaban las repercusiones. Por ejemplo, para los dibujantes a los que se les preguntaba si no habían tratado enfrentarse a él o hablar con la organización. Por si alguien tiene duda, además de contarlo en BD, resumir en que lo hicieron. Con el éxito habitual en estos casos. Algo qeu llevó a dos divertidos momentos, el primero cuando la organización hizo un intento de comunicado explicando lo sucedido:


Por otro lado cuando una de las personas en la mesa explicó el comportamiento cuando por fin Suydam decidió disculparse:









Que, en realidad, no debería resultarnos extraño porque como todo el mundo sabe Suydam no tenía NADA de lo que disculparse. Está claro que no se disculpó con ella no porque sea menos conocida que los otros dos o sea una restauradora principalmente sino porque era mujer. Y, obviamente, pensó qeu no hay nada peor que una mujer despechada. Si es que se nota hasta en cómo habla de su representante. Cuando su explicación es perfectamente lógica y clara. Vale, Suydam no apareció por allá al día siguiente y el representante dice cosas que contradicen la versión de la organización, pero quitando eso ¡suena completamente lógico! 

11026231_847982198642919_3829075223123169759_n.jpg

La gente, que es muy mala y después de leer eso aún hay quien se ha molestado un poco

Ante todo esto, ¿qué podemos hacer nosotros? Pues además de echar un ojo a ver qué va diciendo la gente en tuiter…




Lo más importante: Escuchar la Palabra de ROB! -Que a veces parece que se os olvida que la L es de Liefeld– 


Ante lo cuál solo se puede decir, por supuesto, AMËN!


Y hasta aquí El día que convertí el blog de ADLO! en un Storify con una idea que sin duda os habrá sorprendido porque a veces se os olvida que la ! es de !

La retrocontinuidad bien entendida empieza por uno mismo

Battle Scars 6, junio de 2012. Nick Furia Jr. y su inseparable amigo Phil Coulson se unen a SHIELD

battlescars6.jpg 

SHIELD 1, diciembre de 2014. En una serie de flashbacks descubrimos que Phil Coulson ha pertenecido a SHIELD desde que era un jovenzuelo

shield1.jpg

Cualquier lector llorica del montón protestaría contra la torpeza de Mark Waid, que contradice la biografía del Coulson de la Tierra-616 para sustituirla por su version televisiva. Pero ¡vamos, podemos intentar hacerlo mejor que el enfadica medio! Porque… ¿seguro que ambas historias, la de 2012 y la de 2014, son incompatibles? ¿Acaso Coulson no ha podido ser agente secreto (muy, muy secreto) y cuando le reclutan por segunda vez delante de Furia L. Jackson (que no sabía nada) simplemente se hace el loco?

Destripando el final de Daredevil

(No, no estoy hablando del Daredevil de BENDIS!)

Lo que pasa es que la multipremiada e hiperelogiada serie de Daredevil de Mark Waid, Chris Samnee y Javier Rodríguez acaba de cerrar en Estados Unidos, y la última imagen del tebeo es de lo más sorprendente e impactante. Vamos, el tipo de cosas que tu editor solo te deja hacer cuando tu serie cierra…

Venga, confesad que no habríais adivinado que iba a pasar eso ni en un millón de años

CoinciDDencias y DDiferencias

El viernes de la semana pasada Panini puso a la venta estos dos tomos:

portaddas.jpg

Además de en la fecha de llegada a librerías, las similitudes saltan a la vista:

-Son dos tomos de Daredevil
-En formato 100% Marvel, es decir, tapa blanda con solapas
-Tienen 208 páginas cada uno
-Contienen cómics publicados en Estados Unidos en 2013 inéditos en nuestro país

En cuanto a la principal diferencia entre ambos:

preciosos.jpg

Y ese detalle me fascina. ¿De verdad hay alguien en Panini afinando tanto? ¿"No, bajadle cinco céntimos a ese tomo de Bendis, que dibuja Klaus Janson y necesita toda la ayuda que podamos darle"? ¿O "ese tomo de Waid subidlo cinco céntimos, que ha tenido premios Eisner y Harvey y ya se sabe que la calidad cuesta"? ¿Usan un dado? ¿Un mono borracho jugando a los dardos? ¿O simplemente se trata de un experimento sobre la linealidad de la demanda ante variaciones infinitesimales del precio?

Marvel cambia, Marvel te cambia

 Han pasado unos meses desde que Marvel relanzó toda su línea editorial con una de esas jugadas que tanto apoyamos desde nuestro rincón de ciberespacio tebeístico, tales como la Marvelution, el Heroes Reborn/Return y demás. En este caso, el nombre que recibe el relanzamiento es Marvel Now! Una acción editorial que está dejando muchas alegrías a esta nuestra desorganización, y que al llevar unos cuantos meses en marcha creemos que ha llegado el momento de analizar dónde están nuestros bienamados personajes pijameros que, al fin y al cabo, constituyen el grueso de tebeos que atraen y consolidan la mayor parte de la base de lectores de cómic: tíos de treinta y pico años que siguen leyendo tebeos para, fundamentalmente, sacar de quicio a sus mujeres. Pasemos pues, sin más dilación, a hacer un repasito a cómo está el Marvelverso a día de hoy.
 
NOW!
Algunos de vosotros quizás no sepa en qué consiste eso del Marvel Now. Pues bueno, hace dos años, DC, en una maniobra arriesgada de cuyos frutos ya hablaremos quizás más adelante, reseteó toda su continuidad, dando lugar a un montón de colecciones retconeadas que permitían (supuestamente; ya hablaremos más adelante) un punto de partida nuevo de todo su universo, haciéndolo más accesible (supuestamente; ya hablaremos más adelante) y eliminando los status de los personajes que a la editorial no le gustaban a la vez que mantenía los aspectos más adecuados (cambios que curiosamente coincidían con la idea "cambia los personajes cuyas colecciones no venden, deja igual aquellos cuyas colecciones venden").

Evidentemente, Marvel no podía permanecer impasible y dejar que DC se llevara todo el hype. Pero no querían que les acusaran de copiar a DC, así que se les ocurrió que en vez de resetear los personajes, podían resetear la otra razón por la cual la gente se compra sus tebeos: los autores. A esas alturas del 2011, Marvel tenía un montón de creadores hot que ya llevaban temporadas bastante largas dirigiendo sus franquicias más importantes con líneas editoriales bastantes claras y visiones y desarrollos de personajes muy establecidos, así que editores y creadores se juntaron un día, lanzaron unos dados y decidieron ir cambiando equipos creativos según fueran saliendo los números. O quizás se juntaron en una mesa muy grande y fueron asignando, usando el conocimiento de mercado y de sus propios creadores, autores a sus diferentes colecciones. Visto el resultado, es difícil saber cuál de las dos opciones es la real, así que dejaremos esta cuestión a los historiadores, que nos sacarán de dudas en diez años o así. Nosotros vamos a centrarnos en lo que nos interesa, que es cómo dichos cambios han afectado a nuestros tebeos favoritos.
 

IRON MAN
Matt Fraction tenía una idea muy clara de cómo era el Tony Stark que quería, y lo había llevado a buen término con una estabilidad gráfica pasmosa (aunque siguiendo el espíritu de nuestros estatutos, he de decir que me hubiera gustado que Larroca hubiera dejado más margen a la entrada de otros dibujantes en la serie para que dieran una visión más variada del personaje). Tras Marvel NOW!, la colección va a parar a Kieron Gillen, y el personaje (dado su papel central como eje de la franquicia cinematográfica marveliana) decide pasarse una temporada por el espacio para tener una excusa que le permita unirse a los Guardianes de la Galaxia (protas de la siguiente peli de Marvel). Así que Marvel da la orden a sus autores de no tocar a Stark, que está por el espacio. Lo cual es plenamente coherente con el hecho de que la primera cosa que hagan los Guardianes de la Galaxia en su nueva cole sea venirse a la Tierra.

Así que ahí tenemos al bueno de Stark, saliendo en varias colecciones a la vez (Ironman, Guardianes, Vengadores…), a veces en el espacio, a veces en la Tierra. Mientras, Gillen se ha implicado en una trama que, aparentemente, nos contará que Tony Stark estaba marcado desde antes de la cuna para ser especial por designio de su amantísimo y shieldístico padre… curiosamente como ya nos contó Orson Scott Card en el universo Ultimate. Y hablando de Ultimate…
 

ULTIMATE
El declive, creativo y en ventas, del universo Ultimate dejó de ser noticia hace muchos años. Marvel ha intentado hacer limpieza varias veces, pero el universo Ultimate se ha mostrado difícil de salvar. Las últimas espoilers que nos llegan de USA, con el Ultimate Spiderman (único personaje ultimate que nadaba con dignidad en el páramo de las ventas) aparentemente saltando de universo para que Marvel pueda hacer unos Vengadores Blaxploitation, y con Galactus visitando el universo Ultimate, indican que la gran idea del injustamente menospreciado Bill Jemas puede llegar pronto a un honroso desenlace. Lo cual dará a Marvel una coherencia editorial que lleva años mereciendo.
 
THOR
Ser el centro de las ideas de los ingenieros de Marvel marca. Y Thor y su mundo fueron el centro de dos eventos marvelianos seguidos: Asedio y Fear Itself, desde los cuales estaban en un período de descanso más que merecido. Así que la cole de Thor llevaba una temporadita la colección ideal para leer sin la presión de tener que recordarla de un mes para otro. Un remanso de paz, una delicia de colección que se leía sin que su contenido afectara al lector ni durante la lectura ni después de ella. Una pena que le dieran la colección paralela, Viaje al Misterio, a un guionista jovencito, Kieron Gillen (el mismo que cada vez que le toca empezar un guión de Iron Man llama a la editorial para preguntar si debe ambientarlo en el espacio o en casa) que se empeñó en contar una historia larga, coherente y con pretensiones de interés, molestando la fase de impasse que Asgard se había ganado con tanta destrucción. Pero eso es lo que tiene por dar colecciones a jovencitos pretenciosos y pagados de sí mismos.

Gillen se llevó al protagonista de su Viaje al Misterio, Loki, a su nuevo trabajo tras NOW!, Jóvenes Vengadores, después de dejar claro que tiene una alta opinión de sí mismo cerrando su etapa en lo que él presume es un cierre brillante, idea en la que le han reafirmado locamente ciertos críticos gafapastas, que han comparado su Viaje al Misterio incluso con el Sandman de ese One Hit Wonder que es Neil Gaiman. Gafapastas, siempre buscando a algún escritorzuelo con pretensiones al que ensalzar.

Mientras, tras Marvel NOW!, a la cole de Thor le toca en el sorteo (o en la preclara decisión editorial, recordamos que no está claro) a Jason Aaron, que venía de hacer a Lobezno director del instituto mutante después de haber escapado del infierno y ma
tado a todos sus hijos. Afortunadamente, Aaron no ha cambiado el tono tranquilo y sosegado de la colección, con una historia en la que Thor persigue a un alienígena matadioses a lo largo de cinco números y tres líneas temporales diferentes. Así que si estáis estresados y buscáis un tebeo intrascendente y donde nunca pasa nada, ya sabéis: esta es vuestra cole. Afortunadamente.
 

4F
A los Cuatro Fantásticos les tocó el segundo premio de la lotería: Matt Fraction. Quien tarda muy poco tiempo en llevarse al grupo en unas vacaciones por el tiempo, el espacio y demás parajes interdimensionales porque a Reed Richards le parece lo más oportuno cuando se autodiagnostica una enfermedad degenerativa mortal (y quien piense que la idea de las vacaciones es estúpida, que piense que al bueno de Reed podía haberle dado por fabricar metanfetamina). El dibujante es Mark Bagley, así que el tebeo es un oasis dentro de la producción "artísticamente moderna" de Marvel. En cuanto a los aciertos argumentales, el más destacado quizás sea haber revelado que nuestro bienamado Julio César es en realidad un alienígena multiforme inmortal. Ahí es nada.

Mientras, en la colección hermana, FF, Matt Fraction se limita a llenar páginas de letras como excusa para que su compañero a los lápices, Mike Allred, tenga algo de dibujar. Y es que ya sabéis lo que es Allred: Allred es POP ART. Y una vez tienes POP ART en un tebeo, no necesitas nada más. El cómic es arte pop, todo el mundo lo sabe, y por lo tanto un cómic lleno de POP ART es más cómic que ninguno. És pop arte pop, y no necesita guionistas que lo entorpezcan. Y eso es genial.

 

ff.jpg  
¡Chochoa!

Por cierto, Matt Fraction es el primer guionista hot en anunciar que deja sus colecciones post-Marvel NOW! No tengo ni idea de porqué, la verdad.
 

VENGADORES
Después de pasar por el suplicio de escribir unos cuantos números de una colección sin tener un plan a cincuenta números vista que desarrollar (nos referimos al par de meses de impasse entre el final de sus arcos argumentales en 4F y la llegada del NOW!), Jonathan Hickman coge el timón de la franquicia de Marvel más popular en el mundo, gracias a las películas. Y lo hace con una gran fidelidad a sí mismo, con un plan que desarrollar a ochenta cómics vista y lleno de referencias a esos ochenta números futuros. ¿De qué va la historia? ¡¡¡Aaah, aún quedan sesenta números para saberlo!!! No seáis impacientes, Hickman nos llevará allí, como bien sabemos los que nos leímos su S.H.I.E.L.D. Los once números que se publicaron. De un total de doce.
 
WAID
Uno de los errores de Marvel NOW!: mantener a Waid en la colección de Daredevil (que pasa por Marvel Now! sin cambiar ni de guionista ni de estilo gráfico ni nada de nada). Y encima le dan también a Hulk para que intente relanzarlo, cosa que Waid intenta hacer, erróneamente, dando más cancha a Banner que a Hulk. Y ya sabemos que eso no funciona, como demostró la baldía etapa de Peter David en la misma colección, que todos recordamos como un desagradable paréntesis en la trayectoria de un personaje que debería ser una alegoría de la destrucción salvaje y sinsentido. Nunca entederemos porqué duró tanto. Ni porqué alguien sigue pagando a Waid para que escriba tebeos.
 
SPIDERMAN
Los editores de Spiderman tampoco han hecho movimiento de autores por el Marvel NOW!: Dan Soltt sigue a las riendas. Pero ellos sí que han dado un reseteo al personaje. Y es que, después de hacer aquel magnífico retconeo que fue el Brand New Day, permitiendo tener al Peter Parker que nos gusta en vez de al amargado hombre casado y con una tía libre de la demencia senil con el que Estranzinsqui nos había torturado, los editores han dado el siguiente paso lógico en la trayectoria del personaje: cargárselo. Pero como alguien tiene que llevar el traje (hay que seguir vendiendo figuritas, chicos), nada mejor que poner al doctor Octavius dentro del cráneo del cuerpo de Peter Parker. Una gran historia que está dando grandes momentos mientras el Superior Octopus Arácnido aprende a ser un héroe. Y todos sabemos que se necesita matar a Spiderman para ser un héroe como Dios manda. "Spiderman Superior" es uno de esos conceptos que hacen palidecer las historias que con él se cuentan. Como debe ser.
 
CAPITÁN AMÉRICA
Tras la marcha de la colección de Brubaker, quien se ve que encontraba difícil encontrar más esceniarios llenos de sombras en los que meter al Capitán América para aparentar que era un tebeo de género negro, llega Rick Remender tras el sorteo NOW! Y lo primero que hace Rick es llevarse al Capitán América a una dimensión paralela en la que pasa años encerrado mientras, esteeee, llora y recuerda su desdichada infancia. Un arco intenso cuyo final hará que a más de uno se le caigan las bragas (pero que no puedo revelar por aquello de los espoilers y tal), pero sí que diré que en las buenas historias siempre alguien tiene que pagar un precio. Y en las grandes historias alguien paga el precio muriendo. Aunque no haya salido en todo el arco argumental. Aunque no sea la primera vez que muera. Y no digo más para que no destripar la sorpresa, salvo aplaudir una vez más a los gerifaltes de Marvel.

Pero el capitán no es el único que siente en sus carnes la juvenil adrenalina de Rick Remender, quien tiene otra serie en el apartado de los…
 

MUTANTES
Y es que Remender es agraciado con una colección nueva, Imposibles Vengadores, con una formación que incluye Vengadores y mutantes. Una colección en la que retoma las tramas que empezó a desarrollar en su Uncanny X-Force, colección internacionalmente aclamada por ser el tebeo que más lámparas necesitaba para leerse gracias a una paleta de colores que mezclaba sabiamente el añil y el rosa en tonos pastel. En Imposibles Vengadores, Remender hace gala de su juvenil entusiasmo y, aparte de seguir con sus tramas centradas en la relación de Apocalipsis con los Celestiales, hace que pasen cosas en su colecci&oacu
te;n. Cosas como que un remedo de Cráneo Negro robe el cerebro del cadáver de Xavier para hacerse un injerto y obtener poderes mentales, lo cual fue celebrado entre el fándom como el tipo de audacia que necesitaba Marvel NOW!. Brillante.

Mientras tanto, las colecciones mutantes menores asumen su status de series menores. X-Men Legado, la herencia de la clásica X-Men, bordea la cancelación mientras se centra en un personaje que a todos nos importa mucho: Legado, el hijo de Xavier que lo mejor que ha hecho en su vida ha sido ser uno de los cuarenta personaje que en un momento u otro han matado al mentor mutante. X-Men, la serie que llenó el vacío de X-Men cuando pasó a llamarse X-Men: Legado, languidece sin tener rumbo fijo, si bien los editores de Marvel han encontrado la manera de darle personalidad propia haciéndola una cole de chicas-X, y celebrarlo devolviéndole la cresta a Tormenta. Astonishing X-Men ha dejado de ser la cole en la que se daba cancha a autores superhot como Whedon o Ellis para que hicieran lo que quisieran con los mutantes. Mientras, en Lobezno y la Patrulla-X, de la que ya hemos hablado antes, Jason Aaron hace que Lobezno monte una Academia para jóvenes mutantes. Y que el Club del Fuego Infernal monte una Academia para jóvenes mutantes (y ya van dos). Pero es que a estas colecciones de la franquicia mutante no les queda más remedio que doblegarse ante el gran cambio del Marvel Now!, ni más ni menos que la llegada como arquitecto-X de…
 

¡¡¡  BENDIS !!!
Bendis es el principal activo de Marvel. Los editores lo saben desde hace años. Bendis lo sabe desde hace años. El resto de guionistas lo sabe desde hace años. Los lectores lo sabemos desde hace años. Y su llegada a la franquicia X se hace notar. Y Bendis llega con ganas de hacer algo nuevo. Después de pasarse años en la franquicia vengadora a la que rescató de la indolecia con la exitosa estructura de "crossover anual" + "seis meses de episodios de la franquicia donde los personajes reflexionan sobre el crossover en curso" + "otros seis meses donde los personajes viven aventuras efímeras a la espera del próximo crossover", ha llegado el momento de cambiar de franquicia, de personajes, de estilo, dotando a Marvel NOW! de su principal característica: la voluntad de cambio. Cambio, cambio, cambio. Marvel NOW! es cambio y lo sabemos gracias a Bendis. Por eso, nada más llegar a la X-región del marvelverso, lo primero que hace Bendis es traerse a la Patrulla-X original desde su pasado de niñatos, y contar en su La Nueva Patrulla-X como se enfrentan al presente de los mutantes, que es su futuro. En las apasionantes páginas de esta gran serie, piedra angular de la nueva Marvel, tenemos ocasión de ver como la Patrulla X original se encuentran con sus versiones del futuro. O con las versiones del futuro de sus amigos. O con las versiones del futuro de sus familiares. Y eso es lo que hemos visto en sus primeros trece números. Y es que trece números son pocos para tantos encuentros que contar.

Mientras tanto, en las páginas de la otra cole mutante de Bendis, La Imposible Patrulla X, el guionista se centra en contarnos la vicisitudes de Cíclope como nuevo líder del movimiento quasiterrorista mutante. Y que se centran en la decisión de Cíclope de… montar una Academia para jóvenes mutantes (y van tres, ¿no resulta enternecedora la coherencia de la coles mutantes?). Pero Bendis ha cambiado, porque Marvel NOW! es cambio, y es por ello que a estas alturas, en EEUU, Marvel ya ha empezado la publicación de La Batalla del Átomo, el primer crossover anual de la franquicia mutante tras Marvel NOW! y la llegada de Bendis.

Pero la franquicia mutante no es el único plato en la mesa de Bendis, no. Ante la perspectiva de la próxima película marveliana centrada en los Guardianes de la Galaxia, había que buscar a un guionista que relanzara la parte cósmica del Marvelverso después de que Dan Abnett y Andy Lanning la dejaran hecha unos zorros resucitando conceptos cósmicos a tutiplén aprovechando la porquería de la que otros guionistas se libraban lanzando al espacio porque sí a lo largo de los años (desde Ultrón a los Inhumanos pasando por el recién creado hermano mayor de los Summers). Hacía falta un guionista-ingeniero con mano firme que pusiera orden y reactivara la franquicia. Y qué mejor que Bendis, quien reclama del olvido de la cancelación la colección regular de los Guardianes de la Galaxia y la convierte en la piedra angular del sello cósmico, a la espera de Infinity, el primer crossover anual de la franquicia. Cambio, cambio, cambio.

Cambio que ha afectado especialmente al personaje protagonista de la colección, Starlord. Fundamentalmente porque ha pasado de estar como lo dejaron Abnett y Lanning, es decir: muerto, a mejorar repentinamente y sin explicación (Bendis ya ha prometido que lo hará en el futuro, como ya hiciera en su momento Busiek con Tony Stark). Pero esta oleada de cambio no se ciñe sólo al cómic, no. Marvel nos sorprendió a todos cuando anunció al mundo que el actor encargado de interpretar al bueno de Peter Quill en la película iba a ser Chris Pratt, actor poco conocido excepto por los fans de Parks & Recreation quienes lo tenemos más que visto como el simpático y orondo Andy…

 

chris-pratt-2-300.jpg  

…actor al que oleada de cambio desatada por el Marvel NOW! ha golpeado profundamente ante el rodaje de la película, como el mismo ha tuiteado…

 

pratt2.jpg  

Y es que es lo que tiene Marval. Que cambia. Y que hace cambiar a la gente que la rodea. Y eso es, definitiva la conclusión de lo que ha venido la nueva marvelution: cambio. Porque ¿qué sería de las editoriales pijameras sin cambio? Posiblemente, nunca lo sabremos, pero, hasta entonces, disfrutad vuestro tebeos, adláteres.
 

Conciertos de verano (III): We could have had it all

 

488392_10151064039194376_1237938091_n.jpeg

524467_10151066081724376_1976875067_n.jpeg

524492_10151061969034376_1777807322_n.jpeg

526604_10151064287064376_564072599_n.jpeg

527150_10151085230554376_1331795994_n.jpeg

527379_10151065607389376_1640651619_n.jpeg

528108_10151085302919376_1655921576_n.jpeg

528526_10151065612274376_683565687_n.jpeg

528705_10151079429389376_1670311115_n.jpeg

528894_10151048901839376_774720569_n.jpeg

531666_10151062145054376_1947535205_n.jpeg

536738_10151062132754376_152714556_n.jpeg

539056_10151061399919376_152994489_n.jpeg

539169_10151054872404376_1042036331_n.jpeg

540433_10151065587114376_1533719654_n.jpeg

540442_10151064101439376_534369315_n.jpeg

547668_10151063481119376_840075445_n.jpeg  

Allí donde nunca vas a mirar…

De la gente con talento se aprovecha todo, hasta los títulos de crédito de los tebeos. Porque cuando hay calidad, cuando hay arte, donde menos te lo esperas, hasta en los datos técnicos y de derechos esos en letra pequeña que nadie se llega a leer nunca…
 

irrecomplet.jpg

…puedes encontrar Genio en estado puro.

irre1.jpg

Cualquier parecido con personas reales, demonios, anticristos,

irre2.jpg

extraterrestres, vampiros, lamecaras o…

irre3.jpg

…figuras políticas, ya sean vivientes, muertas o no-muertas,

irre4.jpg

o con cualquier hecho real o sobrenatural es puramente una coincidencia…

irre5.jpg

…inintencionada. Así que luego no nos vengáis llorando

Es por ello que hoy os pido que entonéis, adláteres, conmigo, un vítor firme y potente que resueno por todo el cielo invernal. Cantad ahora:

AVIV ELBAMEEDERRI !!!!

AVIV KRAM DIAW !!!!

AVIV MOOB SOIDUTS !!!!

Reestructura, que algo queda

– ¡¡¡Ayudante!!!

– ¿Llamaba otra vez, señor Didio, señor?

– Pues claro que llamaba, ¿acaso no has oído ese grito que sonaba como "ayudante"? Pues eso era que te estaba llamando, ayudante. Creía que en la Universidad te habían enseñado a reconocer cuando te están llamando, pero parece ser que no es así. Debía ser sólo mi recalcitrante optimismo que me dirigía hacia una concepción equivocada de la realidad de la raza humana.

– No parece que esté hoy de muy buen humor, señor Didio, señor.

– Pues no, ayudante, no lo estoy.

– ¿Puedo preguntar por què, señor Didio, señor, si no es demasiada molestia?

– Pues claro que puedes, ayudante.

– …

– …

– …

– ¿y bien? ¿Vas a preguntármelo o no?

– Bueno, de hecho la pregunta estaba implícita en la petición de permiso para hacer la pregunta, señor Didio, señor. Es una fórmula de cortesía para evitar hacer una pregunta directamente alguien, ya que hay quien se ofende si le hacen una pregunta personal formalmente.

– Ajá. Cortesía has dicho, ¿no?

– En efecto, señor Didio, señor.

– Ayudante, tú eres consciente de que yo la cortesía me la paso por el forro de los huevos, ¿verdad?

– En ocasiones me ha parecido sutiles pistas, casi imperceptibles, que me han llevado a deducirlo, señor Didio, señor.

– Bien, me alegro de que tengamos eso claro. Ahora, sigamos hablando deee… esteeeee… ¿De qué estábamos hablando?

– Le había preguntado el por qué de su mal humor, señor Didio, señor.

– ¡Por Dios, ayudante! ¡Qué poco tacto tienes! ¿Cómo se te ocurre pedirme que abra de esa manera tan brutal mi alma y mi corazón a un casi desconocido  como tú? ¡Qué poco pudor!

– No sé porqué, pero me imaginaba una respuesta como ésa, señor Didio, señor. Así que le ruego que disculpe mi descortesía, señor Didio, señor.

– No pasa nada, ayudante. Si total, algo de confianza entre nosotros hay, ¿no? Dos hombres que mean uno al otro mientras intentan evitar, sin conseguirlo, mirarle la chorra al otro son amigos para siempre.

– Yo nunca he intentado mirarle la chorra, señor Didio, señor. ¿Acaso usted me ha mirado mientras m…

– ¡¡¡Pero querías saber por qué estoy triste!!!, ¿no es así, ayudante? Pues es que me he dado cuenta de que no soy tan macho como me pensaba. Y eso me pone triste, muy triste, tristísimo.

– No se me ocurre que podría hacerle dudar de su machismo, señor Didio, señor. Y lo digo en serio. De hecho, creo que es lo más en serio que he dicho en toda mi vida.

– Pues sí, ayudante. He estado leyendo el Batman: Odissey y me he dado cuenta de que Batman es mucho más macho de lo que yo jamás podré.

– ¿Batman, señor Didio, señor?

– Sí, ayudante, Batman. Mira, mira, cuando una mujer buenorra, de esas en las que los hombres viriles y sanotes como yo pensamos mientras estamos haciendo el amor a los callos malayos que nos ligamos en la discoteca a las seis de la mañana…

– ¡Cof, cof! Demasiada informacióóóóóóóon. ¡Cof, cof!

– … cuando una mujer de esas que sólo conoces una vez en la vida se te echa encima y te mete la lengua hasta el corvejón…

 

besbatman1.jpg
– …una persona normal como yo nos la tirariamos en el instante, pero Batman es tan pero tan macho que sabe como mantenerlas a raya y quitárselas de encima…

 

besbatman2.jpg
– …de un tironazo de pelo. ¡Eso si es un hombre de verdad y no los que escribe la tía esa gorda que contratamos para cubrir la cuota de guionistas femeninas!

– Espero que no se refiera a Gail Simone, señor Didio, señor. Que ya sabe usted que la Simone es muy reivindicativa y nos puede montar un buen berenjenal.

– No creas, ayudante, que desde que hizo cantar a las Bird of Prey en las serie de dibujos de El Intrépido batman que Flash tiene eyaculación precoz y que Aquaman la tiene la pequeña está muy ocupada contando a todo el mundo lo graciosa que es por el Twitter.

– Me alegro que lo lleve tan bien, señor Didio, señor.

– ¿Bien? No lo llevo bien, ayudante. Estoy triste. No tenía la autoestima tan baja desde aquella vez que se me ocurrió llerme uno de mis guiones para los Outsiders. Estoy muy deprimido, ayudante. Hundido en el hoyo. Hechico polvo, vaya.

– Bueno, señor Didio, señor, cuando yo me encuentro tan mal intento hacer algo bueno por alguien con el que haya tenido problemas antes. Eso me hace sertirme tan bien que me cura de todos los males.

– ¿Hacer una buena acción? ¿A alguien con el que haya tendio roces antes y que me tenga manía por ello? No creo que haya así en el mundo, ayudante. Ya sabes que todos me adoran.

– Bueno, señor Didio, se&ntild
e;or, no creo que a mí me costara demasiado hacerle una lista de gente que le odi… esteeeee… que puede no amarle tan incondicionalemente como el resto de la humanidad.

– ¿En serio, ayudante? ¿Hay alguien en el mundo que no me idolatre?

– Mmmmh, señor Didio, señor. quizás podría empezar por Jim Lee.

– ¿Quién?

– Jim Lee, señor Didio, señor. El hombre con quien comparte el puesto. Ya sabe, sobre el que estuvo usted sentado varios meses en esa misma silla.

– Mmmmmh… ¿Quién, dices?

– Jim Lee. Ya sabe. Al que le hace la broma de publicar portadas alternativas como si fueran suyas pero que en realidad están dibujadas por niños de tres años mancos, porque usted encuentra divertido el hundirle la carrera, señor Didio, señor.
 

legionlee.jpg
– ¡¡Aaaah, el chinito cudeiro!! Sí, sí, la verdad es que es divertido putearle. ¿Y sugieres que he de hacer algo por él?

– Podría ser un buen punto de inicio, señor Didio, señor.

– ¡Naaaaah! Prefiero seguir triste y deprimido. En cambio…

– ¿En quién esta pensando, señor Didio, señor?

– Estoy pensando en Mark Waid, ayudante. Un guionista más que competente, que nos ha dado grandes tebeos y al que nunca he permitido cumplir sus ambiciones de guionizar a Superman y subir en el escalafón de la empresa… Quizás me he pasado mucho con él.

– Me sorprende oír esas palabras de su boca, señor Didio, señor. Gratamente, para variar.

– ¿Sabes lo que te digo? Que todavía no he cubierto el hueco de editor jefe que dejé libre cuando me ascendí. Quizás sea el momento. Márcame el teléfono de Mark Waid, ayudante.

– ¡Con mucho gusto, señor Didio, señor! He de decir que me alegro mucho de que ver como toma una decisión generosa y opuesta al rencor, señor. Es usted un gran ejemplo para mí. Tome el auricular, señor Didio, señor. El teléfono ya está sonando.

– ¿Mark? He hola, colega, ¿Cómo va todo por ahí? Soy Dan Didio. Sí, sí, yo también te quiero mucho. He oído que te va bien por la editorial esa pequeñita que editas. Mira, te llamaba para decirte que sé que te he maltratado mucho como tu jefe a lo largo de mucho tiempo, y ya sabes que ahora tengo el puesto de editor jefe de DC vacante, y después de meditarlo largo y tendido he decidido que el mejor para ocupar ese puesto…

– Creo que voy a llorar de la emoción…

– … es  ¡¡¡ BOB HARRAS!!!

– ¿Ein?

– ¿Te acuerdas de Bob Harras, eeeeh? El tío que te puso como segundón de Scott Lobdell para que aprendieras a guionizar a los mutantes, ¿eeeeh? El tío que cambió tus diálogos del número del Capitán América dedicado al Cráneo Rojo al que tanto tiempo habías dedicado, ¿eeeeh? ¿Te acuerdas? ¡¡Pues pienso ofrecerle a él mi antiguo puesto!! Así que olvídate de jamás guionizar a Superman, pringao. ¡Hala, te dejo que seguro que estás muy ocupado escribiendo What ifs de qué pasaría si Superman se volviera malo y eso! Muy buenos tebeos, seguro que cuando me los lea en la residencia porque ya no me quedará otra cosa que leer antes de morir los disfrutaré mogollón. Hala, hasta la próxima.

– No sé porqué me sorprendo…

– Oooye, ayudante, pues tenías mucha razón. Me siento muchííísimo mejor ahora. No sé como me cuesta tanto seguir tus consejos, si siempre son buenos. de hecho, ¿cómo has dicho que se llamaba el rollito de primavera ése del que hablábamos antes?

– ¿Jim Lee, señor Didio, señor?

– Ése. Márcame el teléfono y retírate a tu mesa del lavabo de señoras a hacer como si siguieras trabajando, que ya me encuentro mucho mejor y no voy a necesitarte. Para hacer buenas obras me basto y me sobro. ¿Jim? ¿E"l"es tú, amiguito? mira, he estado pensando y… ¿te acuerdas de esos tebeos que creaste con tu antigua compañía invirtiendo tanto esfuerzo, cariño y de eso que tú entiendes por creatividad? ¿Los que te compramos por cuatro duros hace unos años porque no dabas penita? eso, eso lo de Wildstorm. Pues mira, que se ha ocurrido una cosita que hacer con ellos

 

No sé si pasó así, pero si no pasó así, no quiero saber cómo pasó…

 

¡Toc, toc!

 

– ¿Llamaba, señor Didio, señor?

 

– ¡¡¡Hombre, ayudante!!! Sí, sí que te he llamado yo. ¿Qué querías?

 

– Mmmmh. Supongo que quería saber porqué me había llamado, señor Didio, señor.

 

– ¡Ah! No, no, no quería nada. Es sólo que me han puesto este nuevo teléfono tan chulo en la mesa del despacho, y Barbie, la gorda de administración, me ha dicho que las llamadas van a cuenta de la empresa, así que estoy probando que tal funciona el teléfono.

 

– ¿Y funciona bien?

 

– De puta madre. De hecho, ahora mismo, estoy llamando a Grant Morrison.

 

– En ese caso, creo que lo mejor es que le deje solo, señ…

 

– No, no, hombre, quédate y así… ¿Grant? ¡Soy Didio! ¡Sí, sí, ese mismo! Verás, te llamaba para saludarte y eso. Sí. Sí. No. Si ya sé que estás muy ocupado y tal, sí, sí, si ya me dijiste que no volviera a llamarte si no había una buena razón para ello. Sí. Sí. Sí, mi madre ya me castigó por aquella otra vez, pero es que esta vez sí que tengo una buena razón para llamarte, de verdad. Sí. Pues es queeeeee… esteeeee… mmmh… es que le he tenido que cambiar el final a las Final Crisis.

 

– ¡Señor Didio!

 

– Sí, sí, es que no me ha gustado nada ese final, así que le he… jijijiji… dado la vuelta por completo.

 

– Señor Didio, no sé si es prudente que le diga eso a uno de nuestros guionistas estrella, señor…

 

– No, no me he fijado en si el final contradice o no lo del Superman Beyond, no. Efectivamente, como pasó con Countdown. Pero todavía no sé qué tienes en contra del final de Countdown, si a mi me pareció… mmmmpphh… buenísimo… ¡¡¡BWA-HA-HA-HA!!! ¡¡¡Que era broma, tonto!!! Sí, sí, te llamaba porque estoy probando mi nuevo teléfono y… ¿Qué me lo meta por dónde? ¿Por qué iba a hacer eso? Sí, sí. ¿Un buen viaje? ¿Mejor que la coca? Bueno, tú eres el experto, así que si tú lo dices… Pero ahora mismo no puedo, que está el ayudante delante y no quiero mostrarle mis vergüenzas…

 

– …de nuevo

 

¡¡BWA-HA-HA-HA!! ¡Pero qué cachondo es este Grant! ¿A quién podría llamar ahora?

 

– Señor Didio, no sé si es la mejor manera de tratar a nuestros creadores, señor. Alguno podría tomárselo a pecho y enfa…

 

– ¡¡¡James, tío!!! ¿Cómo va todo?

 

– Señor, quizá debería colgar ese teléfono antes de que pase algo por lo que deba luego arrepentirse…

 

– ¿Sabes, James? Creo que nunca te he contado mi opinión sobre los homosexuales…

 

– Ay, Dios…

 

– No, no, yo tampoco estoy conforme con el resultado de la votación de California. Yo siempre he defendido que los maricones puedan casarse… ¡¡¡si antes uno de los dos se corta el pito!!! ¡¡¡BWA-HA-HA-HA!!!

 

– …hostia puta

 

 

– ¿Sí? Quizás podrías contestarme a una cosa que nunca he entendido: ¿por qué los homosexuales se la chupan antes de darse por culo? ¿No lo sabes? ¡¡Porque si lo hicieran al revés les sabría la polla a mierda!! ¡¡¡BWA-HA-HA-HA-HA-HA!!!

 

Mañana mismo echo ese currículum en el Carrefour. A mi edad, no tengo porqué aguantar esto.

 

– No, no, si no te hace gracia la culpa no es mía, que a mí me lo acaba de contar Kevin Smith hace un rato… ¡Ups! Será…  ¿pues no me ha colgado el teléfono? Pues vaya… si es que desde las críticas a la peli de los Caballeros ha perdido por completo el sentido del humor. ¿Y ahora a quién podría llamar? ¡Ah, ya lo sé! A ver donde he metido la agenda… ¿Qué es ese ruido?

 

– Es mi móvil, señor Didio, señor. Creo que lo mejor es que vaya a mi despacho y responda a la llamada.

 

– No te cortes, hombre, contesta aquí mientras yo busco el teléfono de… ¡¡Aquí está!! 555 – M – A – R – V – E – L.

 

En fin… ¿Diga? ¿Señor Robinson? Le noto algo tenso, señor. Sí… ¿Que acaba de hablar con el señor Didio? Esteeee… no, no sabía nada.

 

– ¡¡¡¡JOEY!!!! ¿¡¡¡Qué tal hombre!!!? Pues mira, es que me han puesto un teléfono nuevo y… ¡Anda! ¡Que a ti te han puesto un fax nuevo también! ¡¡¡Entonces ya sé quién me ha enviado esa fotocopia de su culo!!! ¡¡¡BWA-HA-HA!!! Sí, tío, eres muy grande, joder. Psss… ¿ayudante?

 

– No puedo creer lo que me está contando, señor Robinson. Creo que lo mejor es que hable con el señor Didio para aclarar… disculpe un momento… tengo una llamada en la otra línea… ¿qué desea, señor Didio, señor?

 

Consígueme un scáner-fax nuevo para mañana. Último model ¡¡Y asegúrate de que pueda sentarme en él!! Sí, sí, Joe, sí que le he ganado la apuesta a Levitz. El muy idiota se apostó 5$ a que las cifras de ventas no podían bajar más. ¡¡¡BWA-HA-HA-HA!!! ¡¡Sí, hace falta ser cortico!! Y encima va el muy soplapollas y me pide la revancha, y ahora se ha apostado 50$ a que de aquí a tres meses suben.

 

– Tranquilícese, señor Robinson. A decir verdad, desde que al señor Didio le pusieron la nueva medicación no ha estado muy estable. Sí, sí, en efecto. A veces dice lo contrario de lo que quiere decir, sí; el farmacéutico de la mutua le llama el síndrome Bizarro, jeje, señor. No, señor Robinson, señor, no tiene gracia, no. Sí, sí, eso mismo. Estoy convencido… Intentaré…

 

¡¡BWA-HA-HA!! ¡No tranquilo, que Levitz no me la pega! ¡De hecho, ya he sacado a Morrison de Batman y a Johns de Action! Sí, sí, así seguro que en marzo no vendemos una mierda… ¡BWA-HA-HA-HA!. Y para después, me he asegurado que ni Superman ni Batman estén disponibles en ningún título del DCverso esos meses. Vamos, que son los 50$ que más fácilmente habré ganado en la vida… ¿Qué? ¿Qué llega Bendis? ¿Con qué? Joder, tío, tus guionistas sí que molan. Los míos son una caterva de friquis. Vale, vale, te llamo luego. Hasta luego.

 

– De acuerdo, señor Robinson, comprobaré si ya se ha repuesto de los efectos y haré que le llame. De acuerdo, señor. Le llamo luego, señor.

 

– ¿Qué pasa algo, ayudante? Porque tienes una cara queee…

 

– Bueno, acaba de llamarme el señor James Robinson para decirme que  ha decidido dejar de trabajar para nosotros con efectos inmediatos debido a cierta llamada que ha recibido hace unos cinco escasos minutos, señor… ¿Me está prestando atención ,señor Didio, señor? ¿Se puede saber a quién llama ahora?

 

– Nada, no te preocupes, hombre. Tú sigue hablando que yo te escucho.

 

– Pues… esteeee… Como le iba diciendo, el señor Robinson había decidido no trabajar más para nosotros, lo que dejaba especialmente en serio peligro la colección de Superman, que quedaba sin guionista justo cuando Johns dejaba Action, así que…

 

– ¿Waid? Sí, soy yo. ¿Qué tal, tío?

 

– …no sin cierto esfuerzo…

 

– Que el enfadica de Robinson se ha pirao sin avisar y nos ha dejao tiraos…

 

– … he podido convencerle…

 

– …sí, como tú hace unos meses con Flash, sí…

 

– …de que en esos momentos usted no estaba todo lo centrado que debería…

 

– …te llamaba para ver si querías guionizar la cole de Superman.

 

– ¡Señor Didio, señor, creo que debería escucharme un momento antes de continuar con esa…!

 

– …sí, ya sé que es el sueño de tu vida, por eso te he llamado a ti el primero…

 

¡¡¡Señor Didio!!!

 

– Vale, vale, quedamos así. Aprovecha para echarle el polvo de tu vida a tu mujer ahora que estás con el alegrón. Venga, te dejo, que mi ayudante quiere no sé qué. Venga, campeón, nos vemos mañana.

 

¡¡¡Señor!!!

 

– Vale, vale, no veo a qué viene tanta prisa. ¿No ves que estaba solucionando lo de Superman?

 

– Precisamente, señor Didio. Pero es que lo que pretendía decirle es que el señor Robinson ha decidido pensárselo mejor y no dejarnos todavía, señor Didio, señor.

 

– Bien, bien. Mmmmh… vaya. ¡Es la hora, me voy a almorzar!

 

– ¿Cómo que se va a almorzar? Pe… pero… ¿Qué pasa con la cole de Superman?

 

– ¿Pues que va a pasar? Nada. Si Robinson no se va, no veo qué problema hay…

 

– Pero… ¿Y Waid? No debería alguien decirle que no va a escribir Superman? Porque ahora mismo debe estar haciéndose ilusiones.

 

– Bueno. Si se hace ilusiones, es su problema, no el mío.

 

– ¡Señor, debe usted llamarlo!

 

– Mira, ayudante, hay un momento para cada cosa. Antes era la hora del trabajo. Y ahora es la hora de almorzar. Así que me voy a almorzar.

 

– Pe… pero… podría llamarle antes. Así podría usar otra vez su teléfono nuevo ese que le gusta tanto y…

 

– Ayudante: madura. A todos nos llama la atención un juguetito nuevo, pero un profesional como yo no le presta la menor importancia a minucias como esa. Y te garantizo que Waid se enterará de que no escribe Superman.

 

– Bueno, señor, ya me quedo yo más tranqui…

 

– Porque Waid leerá el Newsarama, ¿verdad? Porque si no, igual no se cosca. Bueno, lo dejo, que siempre me estoy quebrando la cabeza con asuntos que no me corresponden y luego no duermo bien. Nos vemos, ayudante. Y sal más, da paseos o algo, que te veo muy blanco. Taluego.

 

 

(otra versión de los hechos, menos interesante, eso sí, aquí)