Si vas a reimaginar adlo bien

El que en los cines se estrene una secuela de algo es señal inequívoca de que en Antena 3 simultanearán el "estreno en televisón" de la primera parte, de manera que creí lo que decían los periódicos y me planté a las 21:50 del sábado frente al aparato, 20 minutos antes del anunciado estreno en televisión de la primera entrega del Star Trek de J.J.A. Habiéndome ahorrado su emisión en salas, crei esta una buena oportunidad para volverme a interesar por este peculiar universo reimaginado para la nueva centuria por el genial creador de Alias (la cual la visiono con agrado poniéndome el chip de que estoy viendo una comedia) y Perdidos (me pongo el chip de comedia y la visiono, no puedo decir más). Con las películas anteriores de la saga espacial lo intenté una vez, no se qué película ni en qué siglo fue, recuerdo que fue en Tele 5 por el logo que salía cada 10-15 minutos para introducir los anuncios, que a los actores ya se los veía mayores y fondones, y que no recuerdo que en toda la película la acción saliese afuera del puente de mando de la Enterprise (más que "cifi de salón" parecía "cifi de mesita camilla"). Los que estaban conmigo viéndola me miraban mal por no cambíar de canal, de eso sí que me acuerdo perfectamente.

Total, que ya eran las 22:20, pasaban 10 minutos de la hora anunciada para el inicio de la película, y en el canal estaban en una rueda de promociones propias anunciando la morralla panoplia de grandes series para el verano, a saber: Pulseras Rojas, Dallas y Érase Una Vez. Y tras el tercer anuncio de Pulsera Rojas ¡naves! ¡explosiones! ¡Spock de joven! ¡ruido! y un anuncio que dice
 

"Star Trek. Hoy a las 22:00"
 
¡taquiones!

y vuelta con los anuncios. Así que el horario de verano es esto…total, que con tanto tiempo para esperar a que aquello empezara fui hurgando en la pila de cosas por leer, con la esperanza de que el momento taquiónico que estaba viviendo inspirase mi elección aleatoria con alguna reimaginación que poderos contar en el día de hoy (porque sí, es verano y con el calor que hace estos textos salen por divina providencia, no vamos a engañaros. Expectantes tengo a los compañeros a ver si se me pasa la pereza y subo de una vez la sección veraniega y así podemos mandaros una temporada a tomar viento. Viento fresco, eso sí). Así fue como llegué a Space: Punisher, de Frank Tieri y Mark Texeira.
 

Space-Punisher_1-674x1024.jpg
Uno pensaría por el título que el bueno de Frank Castle se ha metido en traje de astronauta y se va para arriba a dar su merecido a algún maloso, casi seguro que ruso o algo. Pero es algo más. Algo más que voy a tener que destripar en parte, habida cuenta de que su fecha de publicación original (de Septiembre a Diciembre de 2012) indica que una edición en castellano se antoja más que difícil. Primera por estar enclavada temporalmente en todo el jaleo de Marvel Now! pero sin pertenecer al mismo, y segundo por publicarse en el formato más puñetero para sacar aquí por parte de Panincover.jpgi: la miniserie de cuatro míseros episodios, mucho para grapa y poco para tomo. De manera que lo que haré será poneros los huevos duros dientes largos pero sin culminar, a ver si por Torroella oyen vuestros aullidos y os complacen con una edición de algún tipo algún día.

 Space: Punisher es una reimaginación espacial del concepto del Castigador. En Marvel tienen claro que el personaje de Frank Castle se les ha quedado anciano, pasa mucho con personajes que no son top y cuyo origen está ligado a un conflicto armado. Castle es un veterano de guerra, un Rambo, y al igual que el John fílmico a cargo de Stallone ha ido ganando en experiencia, años y kilos a sus espaldas, allá por los noventa ya se nos pintaba como un viejo y el proyecto de modernizarlo con aquel reclutamiento por las huestes celestiales mediante los Marvel Knights no pasó de intentona en cuanto lo volvieron a dejar en manos del gamberro Ennis. Así pues Space: Punisher asume la vejez del personaje pero cambia todo lo demás con una única intención: MOLAR.

¿Un viejo armado y peligroso? Steven Seagal o Los Mercenarios pueden ser buenos referentes, y seguramente en ellos debe haberse inspirado el artista Mark Texeira (un placer siempre volver a ver algo suyo). Aunque con ese pelo patrás y entradas Namorianas bien podría ser The Spider, otro descacharrante personaje muy añorado por estos pagos.

SpacePunisher_1_TheGroup_002.jpg 
La búsqueda de Castle por la galaxia acompañado de su fiel robot Pluto Astroboy Chip a la caza de los asesinos de su familia le llevará por una suerte de aventuras a cada cual más molona. Que para eso se inventaron las historias alternativas (aunque, como dice Dan DiDio ¿acaso no lo son todas?).
SpacePunisher_1_TheGroup_014.jpg

Mola: La raza del Nido infectada con el simbionte. Pero Castle mola más y no pueden con él.
 

SpacePunisher_1_TheGroup_006.jpg
Mola: Pelearse a laserazo limpio con Dientes de Sable.
SpacePunisher_2_TheGroup_010.jpg
Mola: Un Hulk de cinco cuatro brazos sin pantalones.
 
  SpacePunisher_2_TheGroup_003.jpg 

Que tampoco puede con Castle. Un veterano duro de grandes pistolones.

SpacePunisher_1_TheGroup_018.jpg
A medida que se suceden las batallas se desvelan las pistas que apuntan quienes pueden ser los que están detrás de la organización de Los Seis Dedos, los responsables de la muerte de María, la esposa de Castle, y de sus dos hijos cuyo nombre no recuerdo (pero como su mujer era de nombre latino, me gusta pensar que el nombre de la hija podría ser Punificación). Y estos responsables parecen (y ojo a ese "parecen" ¡dije que no habría espoileos!) ser…
 
SpacePunisher_2_TheGroup_021.jpg
 
SpacePunisher_2_TheGroup_022.jpg
…una legión de Vigilantes de diferentes realidades. Nótese que siendo un tebeo tan testosterónico, lo propio que queda que la cabeza de estos entes tenga forma fálica. Caste va entretanto siguiendo in crescendo sus peleas contra toda una suerte de adversarios a cada cual mejor reimaginado.
 
SpacePunisher-03-002.jpg

Y, a la altura del tercer número (¿cómo puede alguien estar ante esta portada y no comprar el tebeo?)…
 

SpacePunisher-03-001.jpg  
…otro Mola: Un ejército de Hitlers multiformes como primera línea de defensa del planeta de Craneo Rojo.
 
SpacePunisher-03-003.jpg

Pero Castle mola más que ellos y pasa a la siguiente pantalla, en la que va al museo del Mundo Vengador a por un objeto importante en su misión.

 

SpacePunisher-03-010.jpg

Pero para ello tendrá que enfrentarse al guardian de seguridad definitivo: Jarvis.
 

SpacePunisher-03-013.jpg

Me resisto a decir que mola más, dejémoslo en empate y que Castle sigue adelante…

 

Space - Punisher 04-001.jpg

,,,para enfrentarse a los Cabezaconos y enseñarles el juguetito.
 

punisero.jpg

¡El Nulificador Supremo! El Deus ex machina definitivo, el arma que puede destruirlo todo y que siempre se termina usando como farol en las sagas cósmicas más grandes que la vida del Universo Marvel ¡esto si es un reto y no un esmirriado con cara de palo, chúpate esa Benedicto Cucumber! Amenaza con ella a los Vigilantes, los cuales sólo aciertan a decirle "No te atreverás" ¿adivináis entonces cómo termina el tercer número?
 

SpacePunisher-03-022.jpg   
Y, tras esto ¿qué? buena pregunta, queréis saberlo porque lo que veis os está molando. Y siendo así, lo suyo es que la continuación la veamos como se debe, en un tebeo, en algo que debe ser publicado más pronto que tarde. Porque MOLA. Un tebeo hecho con tripas y gónadas y que llega a lo más profundo. Y porque os dije que no habría espoileos.

¿Y la película de la tele qué tal? pues enfrascado en esto no pude fijarme mucho, había mucha sala de mando y cuando se salían fuera porque lo exigía el guionista no tardaban en volver. Por suerte mi señora, que era neutral en la materia, se la tragó con anuncios y todo, y me dió su impresión en dos palabras. Lo bueno es que me dijo que era una película valiente.

"Valiente castaña" fue su opinión literal. Y es que no todas las reinterpretaciones pueden molar, se siente.
 

Space - Punisher 04-000.jpg