¿Quién paga la cuenta?

Seguro que todos hemos vivido esta situación alguna vez, y la consideramos la mar de española

letspacheco

Pero no, la pelea por pagar la cuenta es un rito que no conoce fronteras. Y que puede ser bastante espectacular en el Universo Marvel

TheTotallyAwesomeHulk15a

Sobre todo si están sentados a la mesa Sang-Chi y Jimmy Woo

TheTotallyAwesomeHulk15b

Pero Amadeus Cho sabe que la forma de llevarse el gato al agua no es insistir más que los demás, sino escabullirse en silencio y pagar la cuenta antes de que sus compañeros de mesa hayan dejado de berrear

TheTotallyAwesomeHulk15c

[Secuencia de The Totally Awesome Hulk 15, por Greg Pak y Mahmud Asrar]

Cómo el MoBbing puede ayudarte en tu trabajo

"-¿Que autores piensas que te han influido o admiras?

-En general, todos los que tienen una formación sólida en escenas de grupo, pero que saben plasmar también la realidad y acciones cotidianas. Está George Pérez, desde luego, por encima de todos, y luego tengo también en un altar a Alan Davis, Arthur Adams, John Byrne, Kevin Maguire y, por supuesto, Carlos Pacheco.

– …

-¿Qué? ¿¿tampoco esta vez??

-Pues no, te has olvidado de Immonen. Vamos mal, venga, volvamos a empezar que no terminaremos nunca ¿Que autores piensas que te han influido o admiras?"
 

 Esta es una situación que podría darse en las tomas falsas de las entrevistas que se hacen a los Men of Bronze, el escuadron de artistas instruido por Pedro Angosto para ser la próxima gran mobbing.jpgesperanza para la industria americana (aunque ya han dejado claro que no piensan salvar DC mientras esta no deje salvarse, se siente). En su sitio se suben frecuentemente dibujos y páginas de muestra, mudas y desprovistas del contexto necesario para saber si nos encontramos ante unas ilustraciones guapas sin más o si realmente los artistas tienen idea de narrativa más allá de una escena espectacular. Que también hay que decir que eso es algo que desde el punto de vista de Adlo! nos da un poco igual, que nosotros tenemos claro que lo importante es un dibujo molón y lo demás ya irá rodado, lo de las viñetas, los bocadillos y las historias ya te lo hace algún otro. Pero bajo el particular prisma artístico de Angosto, el artista ideal debe tener ese cierto plus que le permita dibujar la guarida del Doctor Fate (versión precrisis) con los ojos cerrados y las manos atadas a la espalda.

¿Y en qué punto están esos Men of Bronze? pues no lo sabemos. Huyen de los focos y las bambalinas, se parapetan tras sus tableros de dibujo (¿todavía se usa eso?) y echan horas y pestañas para conseguir ese producto que contente a su mentor. Pero ¿cómo debe ser ese resultado deseado? podríamos decir que debe ser como las que hacen la retahila de autores influyentes que recitan cuando les entrevista, pero para satisfacer mi curiosidad he tratado de huir de esos autores consagrados y he ido a fijarme en otro autor del que también habla muy bien Angosto y que no lleva tanto tiempo en la industria. He supuesto que esas páginas de un autor que comienza a despuntar y del que el Hombre de Bronze habla bien deben ser representativas de ese ideal que también sostiene para sus apadrinados. Por eso hoy voy a hablaros de arte de Mahmud A. Asrar.

mahmud_asrar.jpg Tras ese nombre de malo secundario de Homeland nos encontramos con un autor que ahora se encuentra en la cresta de la ola, a punto de coger los lápices de la renovada serie de Lobezno y la Patrulla-X, recién salido de algo tan difícil como una extensa temporada en una serie de la nueva DC, Supergirl. Pero antes de trabajar para las grandes, hizo otras tareas para otra gente, que fue con la que asomó la cabeza para que se fijasen en él en las grandes ligas. No, no voy a ser tan noble_causes.jpgmalo como para mostrar sus trabajos en el parvulario. Voy a remontarme a la vuelta de la esquina, a 2009, fecha en la que estaba terminando de hacer su gran obra de presentación junto con Jay Faerber para Image, Dynamo 5.

Jay Faerber, un autor fogueado en docenas de especiales de medio pelo y fillines para títulos de héroes juveniles o grupos de sidekicks, que terminó hallando acomodo en Image y podría haber sido una suerte de Robert Kirkman para ellos si no fuera porque ya tenían uno. Su serie coral Noble Causes hizo hincapié en la acción superheroica pura y dura mezclada con las relaciones familiares en la más pura tradición stanleeniana de mezclar melodrama personal y épica cósmica. Empalmando series limitadas (la primera de las cuales llegó a ver la luz en nuestro país de la mano de Planeta en grapa) llegó hasta los cuarenta números (que se han editado también en origen en dos tomacos que tienen una pinta bastante apetitosa, hay que decirlo). Y en 2007 lanzó con el principiante Asrar una serie parecida con la que compartía universo, Dynamo 5, partiendo de la premisa de un héroe que muere, se revela que era un algo vivalavirgen y que sus cinco hijos ilegítimos han adquirido metapoderes, de manera que la sufrida y cornuda viuda se hace cargo de su formación.

La escena escogida para evaluar sus capacidades combina la inevitable acción asociada al género con las gotas de cotidianidad que es lo que al final distingue a los artistas con estilo de los que encajan peleas con plantilla. Son las tres páginas que abren el episodio número 21 de los 25 que tuvo la serie. Por tanto Asrar ya no era ni mucho menos un recien llegado sino el principal valor de la serie (como lo demuestra el que esta duró poco más de lo que estuvo el dibujante por mucho que Faerber trató de reflotarla posteriormente en forma de miniseries). Lo vemos primero en conjunto y luego vamos al detalle:

 open1.jpg
open2.jpg
open3.jpg
Abrimos con una toma panorámica del Central Park de la ciudad ficticia de turno. Arboleda, caminos, viandantes y runneras, la urbe al fondo, un momento indeterminado del día, a principios de otoño, cuando comienzar a caer las hojas pero la gente no se pone de acuerdo en seguir de corto o pasarse a la manga larga. Todo claro de un vistazo. Escena cotidiana típica superada.
open11.jpg

 

Avanzamos en el nivel de dificultad, familia típica, incluyendo niño y bebé, pasando la jornada en el parque. El niño quiere un helado y el padre pasa por el cajero para pillar metálico.
 
open12.jpg

Bueno, en realidad no es un cajero, sino lo que
ellos llaman una magic money machine. No tiene sentido construir un cajero automático techado al uso en el recinto de un parque, pues su función como hospedaje nocturno de homeless sería redundante. Esa es una explicación, la otra sería que lo de la magic money machine fuese un recurso del guionista para explicar algo discordante en lo que se encuentra dibujado y no necesitar de correciones artísticas (algo parecido a un bocadillo como "caramba, Ángel, pensaba que tenías la piel azul ¿a que estás usando el inductor de imágenes, a que sí?". La tercera opción es que realmente se trate de una máquina mágica que da dinero, sería la mejor para salir del apuro, como dice hasta la mujer.
 

open13.jpg
Y se acabó lo cotidiano (a menos que vivas en Burgos). Podría pensarse que los maleantes han esperado a que el padre se acerque a la magic money machine para birlarle la tarjeta, pero no es así. Le golpean por gusto alejándole del mágico artefacto y a continuación proceden a la destrucción del mobiliario urbano/campestre. Porque sí, la violencia es mejor cuando es gratuita. Porque son feos, hacen muecas y se les marcan venas.
 
open21.jpg
 
Y aquí se nos ofrece un nuevo dato sobre el cajero del parque (y de la capacidad de salto del alguno de los vándalos). Si suponíais que se encontraría anclado al suelo por cuestiones de seguridad, o de cableado, o de lo que sea, sus equivocastéis. La magic money machine es tan modular como una máquina de refrescos. Dos empujones y le abres el fondo. Tan fácilmente hackeable que es normal que apenas las veamos por lares tan incívicos como los nuestros. Pero si aquí vemos una es que deben existir, por supuesto.

Lo que sigue ya entra más en los convencionalismos del género, incluyendo giros del horizonte para ofrecer sensación de dinamismo, tanto que hasta los caballos llegan derrapando,…
 

open22.jpg
…una escena que para que continúe con la anterior los caballos han debido cruzar sus trayectorias haciendo una X, al tiempo que el maleante se da media vuelta y se abalanza sobre el caballo gris derribándolo (o lo derriba o el policia se lanza, una de dos).
 
open23.jpg
Su compañero centinela también pasa apuros, los otros truhanes han abandonado la violencia sobre algo inanimado para dirigir su furia hacia caballo y jinete.
 
open31.jpg
Y terminamos con otro campo que todo buen MoB debe dominar, la pose del grupo al completo, manteniendo distancias, proporciones, personalidades definidas y todo eso.
Tres páginas con registros variados para un autor con dos años fogueados en un título importante y a punto de pasar a encargo mayores para las editoriales más importantes. Para la industria es por tanto ya un nivel profesional con aspiraciones. Pero la pregunta es ¿pasarían estas páginas el test de Angosto? si Asrar fuera con ese nivel un recién aterrizado en el plantel de aspirantes a la corte del bRonzero ¿habría pasado el corte? lo chungo es que sea cual sea la respuesta, nopinta bien. Si no hubiera pasado el corte tendríamos una idea de por dónde está de subido el listón, y las muuuuuuchas páginas que tendrán que emborronar los demás aspirantes hasta que el jefe les de siquiera un levantamiento de ceja como aprobación. Y de contestar que pasaba sin dudarlo, lo más posible es que comenzásemos a encontrarnos magic money machines por todas partes, y por extensión acabaríamos teniendo cajas de zapatos para plasmar edificios, vasos que parecen misiles, o bebés con proporciones inquietantes. Dicho de otra manera, el canon de ROB! Liefeld para representar escenas de no-acción con veinte años de retraso.
 
judg_01_01.jpg
judg_03_02.jpg

Chungo para el aficionado no iniciado, por supuesto, los que tenemos el liston de calidad puesto en ROB! lo dsfrutamos todo siempre, no puede ser de otra forma. Sólo queda por tanto desear la mejor de las suertes a los esforzados muchachos y muchachas de los Men of Bronze Studios, que esperamos hayan tomado buena nota de todo. Seguiremos atentos a vuestras evoluciones, pero de algo estamos desde ya seguros: que hagáis lo que hagáis nos divertiremos.