D de Domingo, D de Defensa: 36

Boy can old Rob design a costume!  Let’s see, half-jacket, turtleneck, matching dance troupe gloves and oh yes GIGANTIC AREA.  Apparently the background artist for this panel was Harold, who was kind enough to lend his magic crayon to the scene.  Hey, no feet in this one!  Score!  Oops, still managed to fuck up Deadpool’s hand pretty bad, though.  Oh well, I’m sure too many people will be unable to tear their eyes from that bulging gray package to give a shit.

Rob Boy edad puede diseñar un traje! Vamos a ver, la mitad de la chaqueta, polera, la adecuación de danza guantes y ¡oh sí GIGANTIC AREA. Aparentemente, el artista de antecedentes para este grupo fue Harold, que tuvo la amabilidad de prestar su lápiz mágico a la escena. Hey, no se pies en este! Score! Vaya, todavía logró coger hasta Deadpool la mano de muy mala, sin embargo. Ni modo, estoy seguro de demasiada gente será incapaz de lágrima de los ojos de color gris que el abultamiento paquete de dar una mierda.

ROB!, entre otras muchas cosas, es Cool-Hunter y creador de tendencias. Puede que sus diseños arriesgados e innovadores puedan asustar a aquellos que prefieren que los diseños se queden estancados en el viejo spandex pero siempre ha logrado dar a su ropa su marca personal.

ROB! en este diseño nos transmite que este personaje va a la moda, ya que se ha preocupado de combinar perfectamente colores y complementos:

Por un lado la chaqueta cruzada (prenda típica de la época) roja combina con los guantes y, posiblemente, con las botas del personaje. Por otro lado, las marcas de la chaqueta en tono gris metálico es de la misma tonalidad con el alzacuellos, que a su vez esta combinado con el metálico de los brazos y el cinturón de bolsillos que lleva en la pierna.

Habría que señalar, es cierto, que la entrepierna de susodicho personaje destaca de forma notable. Pero viendo la postura de Muertopiscina y que las manos de nuestro personaje “se le van solas”, hay que atribuirlo al calor del momento y no a un error por parte de nuestro defendido.

 

(y también por Myca Vykos)
Que ROB! mola es algo que ya sabemos todos. Que es un puto genio del lápiz es de dominio público. Pero lo que quizás el populacho desconozca es que ROB! es uno de los grandes luchadores por la libertad de expresión y contra la censura en los cómics.

ROB! siempre ha tenido las ideas claras. No se pueden poner límites al arte. Y la rígida Marvel no era lugar donde expresarse con libertad, por eso fundó Image (no como el avaricioso de TODD!, que todos sabemos que lo hizo exclusivamente por la pasta). Y ROB! quería hacer historias más adultas, pero el cabrito de Bob Harras no pasaba por el aro. Con el tiempo, le tocó pagar. Bob acabó en Wildstorm, a las órdenes de JIM! Lee.

Y como todo GENIO que se precie, se las arreglaba para camuflar lo que quería en su arte. Y si a ROB! le apetecía dibujar sexo bizarro, había sexo bizarro, quisieran sus jefes o no.

36.jpg

Una contemplación superficial de la imagen hace pensar que Garrison Kane es un cyborg que ha disparado su mano izquierda hacia el cuello de Muertopiscina. Pero no. Si hay algo que ROB! domina, son las líneas cinéticas. Las rayitas, que dicen los no creyentes. Limpiemos la imagen y veamos de dónde viene la mano y hacia dónde se dirige.
 

Limpieza.JPG
Ahí queda claro. La mano viene del arriba en el centro y va hacia abajo en el centro. Piensen de dónde ha salido esa mano y hacia dónde se dirige. ¿Que ha salido de ahí un puño? Pues claro. ¿Es que no han visto el paquetorro que se gasta Kane? Y ya puestos a hacer un cyborg, la imaginación es el límite.

Sí, señores. Los diálogos dirán misa, pero esta viñeta nos enseña claramente cómo son las prácticas sexuales entre los miembros del Proyecto Arma X. Cyberfisting, señores. Superen eso.

(Y si se pregunta alguien dónde está entonces la mano izquierda de Kane, la respuesta es fácil: se ha ido a dar una vuelta con el pie derecho).

 

(y en la próxima entrega…
35.jpg
)

D de Domingo, D de Defensa: 37

(por Uriondo)
 
La imagen que nos acompaña esta tarde es, como todas las de su autor, un prodigio de composición que no siempre es valorado como tal por ciertos críticos intolerantes. "¿Por qué Rob Liefeld piensa que las armas tienen dos agujeros al final del cañón para que salten las balas?", discrepa algún opositor de la obra de Rob!. Muy sencillo, listillo. ¡Porque es MUCHO más lógico!

Todavía recuerdo, hace algunos años, cuando era obligatorio que los turismos tuviesen sólo un retrovisor. El otro era optativo. "¿Para qué diablos querría alguien un segundo retrovisor?", pensábamos aquellos que no estábamos dotados con el toque divino de la innovación. Sin salirnos del ámbito de la automoción ¿qué vehículo hizo popular a la Citroen? Efectivamente, ¡el dos caballos!. Una mente sencilla habría pensado que un coche debería sustituir sólo a un caballo.

Otto Octavio creía que con dos brazos no bastaba,  y nadie discutió a Stan Lee su dominio de la anatomía. Por supuesto que él sabía que las personas normales tienen sólo dos brazos. Pero las personas más que normales tienen todo el derecho a tener los brazos que les venga en gana.

De hecho, los incrédulos pueden comprobar cómo la industria armamentística de los EEUU ha aprendido las lecciones oportunas de Rob.


Se denuncia también el fondo amarillo y la iluminación. ¿Por qué los personajes se enfrentan al enemigo con un fondo amarillo y sometidos a una intensa una luz cenital? Es aquí donde nos encontramos con ese componente alegórico que convierte a Rob! en algo más que un simple pintamonas. El color amarillo es, en inglés, el de la cobardía, mientras que en España simboliza la mala suerte. Usarlo como fondo supone una constatación de que Rob! no teme a la superstición y nos recuerda que fue lo suficientemente valiente como para crear su propia empresa. Si contraponemos el color y esa luz ominosa con el brillante color rojo que domina de un modo u otro las indumentarias de sus protagonistas, nos encontramos con un tipo de dinamismo poco habitual en los tiempos que corren. Es fácil hacer como Frank Miller o Spielberg y enfatizar con un color sobre el blanco y negro. ¿Pero hacerlo en los 90? Amigos, eso no era nada fácil.

Por último, y no menos importante, hay que destacar el juego de palabras que nos deparan los nombres compuestos de nuestros protagonistas.

BloodShoot
DeathMate
YoungBlood
Blood4You

Es aquí donde Rob! demuestra su amor por las letras. No todo el mundo sabría aprovechar la aliteración del Blood como él. Nos recuerda al sonido de las burbujas de un refresco (blublublu). Es un sonido joven y vibrante con el que ganarse a la juventud.

Pero no acaba aquí su ejercicio literario. Aunque hay quien ha querido detectar algún que otro homoioteleuton en la obra de Rob!, yo difiero claramente de dichos postulados, al considerarlos equívocos, y creo más bien que el poder del fraseo típico de las locuciones de Liefeld está en su uso de la annominatio y, más concretamente, en el de los políptoton. Si Pedro Salinas recitaba "lo que queremos nos quiere, / aunque no quiera querernos", Rob! nos sorprende con un "This Bllod is For You at da Deathmate Red, BloodShoot and Youngblood".

Enjuago mis lágrimas de admiración y me despido por hoy, amigos de la obra de Rob!


(y en la próxima entrega…

)

D de Domingo, D de Defensa: 38

(por Scari Wó)

Siguiendo una antigua tradición marveliana, el tercer número de la colección que envió a ROB! directamente al estrellato contaba con la presencia estelar del asombroso Spider-Man, junto al cual X-Force se enfrentaría al temible Juggernaut, uno de los mutantes más poderosos. ¿Cómo representar tal amenaza, la potencia de una locomotora fuera de control, en una sola imagen? No es tarea fácil y sólo un artista con el talento de Rob Liefeld podría cumplir con éxito semejante empresa.

Para ello, utiliza una composición dinámica, para dejar claro que Juggernaut es imparable, una fuerza de la naturaleza. La mayoría de los héroes se convierten en meros espectadores de este espectáculo; el único que se cruza en su camino, Estrella Rota, es arrollado sin opción a usar sus letales espadas. Juggernaut cruza la portada con dinamismo. Su brazo derecho sirve para subrayar el título del cómic y con él enfatiza la dirección que toma el coloso. Siguiendo la dirección del brazo vemos la figura del veloz Bala de Cañón, cuyo diminuto tamaño indica su lejanía y que ni siquiera él puede alcanzar al Juggernaut.

Además, para evitar que el espectador distraiga su atención de lo que realmente importa, Liefeld omite cualquier tipo de fondo o decorado, el cual se ve reducido a un peñasco que sirve de pedestal al terrible villano. Pero Liefeld nos da pistas sobre la localización de los personajes: La presencia del héroe neoyorkino por excelencia y su postura, colgado de algún alto edificio, revelan que la acción se sitúa en Nueva York. Sobre el pedestal, una nube de humo da a entender que la carrera de Juggernaut es del calibre de una estampida de reses. Además, compositivamente, el peñasco sirve para incluir los textos sin tapar a ningún personaje.

Sin duda, una compra obligada para todo aquel que viera esta atrayente portada en su quiosco habitual.

(y en la próxima entrega…

37.jpg
)

D de Domingo, D de Defensa: 39

(por Albertini)
Dicen los estudiosos del arte que un retrato es quizás el cometido más difícil de un artista. Pintar bodegones y paisajes es medianamente fácil, pintar una escena cotidiana o una escena con varios personajes es algo más difícil pero el retrato es la expresión máxima tanto del retratante como del retratado ya que refleja mucho de ambos. Mucho se ha escrito ya, y se seguirá escribiendo de este retrato:
 
una.jpg
 
La Gioconda, de Leonardo da Vinci, también conocido como la Mona Lisa (sin duda el típico mote de esos que se ponían en el renacimiento). De este cuadro se ha discutido sobre todo, desde el uso de los colores hasta la hora en la que fue pintado pero sobre todo la enigmática sonrisa. Nunca se ha sabido muy bien quien era la retratada (aunque la tesis más aceptada sería Lisa Gerardhini) pero el estudio completo del cuadro nos permitiría saberlo todo de ella.
 
…un momento… esto es un blog sobre comics ¿de qué estamos hablando?
Paciencia que ya me meto en faena

En la vida de un dibujante se llega a dibujar miles y miles de páginas, cientos de miles de viñetas y probablemente mil y un personajes de todas las formas posibles y, ciertamente, muchas viñetas en primer plano o multitud de splash pages mostrando al héroe o villano de turno. Pero sin embargo no es muy común encontrarse con retratos como este que iguala (cuando no supera) en complejidad al ya mostrado.

Sí ES ROB!
 
Observad la ilustración, cuidadosamente, y no os dejeis distraer por la inoportuna rotulación que, quizás, nos impide contemplar la imagen en todo su esplendor. Y es que no es la típica revelación de personaje a la que el mundo del cómic nos tiene acostumbrados. Es una ilustración que aúna la tradición pictórica y la tradición comiquera, adaptándolo todo a los geniales años 90.
 
En sí es un retrato, en el término más clásico de la palabra… Liefeld se inspira en tantos y tantos retratos de reyes, nobles e incluso intelectuales que inspiran, a su vez, respeto a la par que temor. Fijaos en el sombrío rostro, en cómo sujeta su yelmo como si de un señor de la guerra se tratase, en cómo está en una extraña posición entre erguido y relajado en su trono, más bien en su sillón de mando. 
 
Pongamos la imagen en su contexto antes de continuar. Estamos hablando de la imagen que cierra Los Nuevos Mutantes la colección de 100 números que evolucionó por obra y gracia de Liefeld. Gracias a Rob los nuevos alumnos de la Escuela Xavier maduraron bajo el mando de Cable hasta el punto de independizarse del calvo para formar su propio cuerpo X-Force. Discordia sería uno de los villanos a batir en esta etapa.
 
Los mismos estudiosos del arte que nombraba al principio de este texto quizás no entenderían del todo la imagen, incluso la tacharían de vulgar o incluso de retrato mal ejecutado. Pero no saben de quien están hablando. Liefeld, ante todo, es un visionario y ha innovado el arte del retrato adaptándolo a su estilo, un estilo que capta por completo la esencia de Discordia.
 
En primer lugar por el uso de las sombras. Si la luz viene de la izquierda del personaje (a juzgar por el color) ¿cómo es que su cara está ensombrecida? ¿mal juego de luces y sombras? Nada más lejos de la realidad. La cara ensombrecida refleja el alma de Discordia. Liefeld busca dejar claro que, aunque es clavadico a Cable, si lleva sombra en la cara eso significa que es el malo. Por cierto, detalle a tener en cuenta el del ojo derecho perfilado en medio de la sombra. 
 
Segundo punto: las líneas. Mientras que para que un retratista pudiera parecer que sobran, en realidad Liefeld las sabe usar ya que es una de sus marcas personales. Líneas=dinamismo y una persona dinámica lo es sentada y corriendo.
 
Tercer punto: ¿boca abierta en un retrato? La defensa rápida sobre este aspecto es que es necesidad del guión. En ese momento Discordia pronuncia una frase por lo que estaría justificado que tuviese la boca abierta. Pero sin embargo todos sabemos lo que significa una dentadura perfecta en la metodología de ROB! pero no estamos aquí para hablar de dientes sino del mero gesto que tiene con la boca indicando su autoridad.
 
Cuarto punto: la mano izquierda. Observadla ¿no veis nada raro? ¡Exacto! el dedo índice es más largo que el resto de los dedos. Siempre se ha puesto en entredicho los conocimientos de anatomía del artista, que si pone músculos donde no los hay, que si los pies, que si las rodillas… Pero he aquí que nos encontramos con un conocimiento absoluto sobre la simbología de las partes del cuerpo, bebiendo directamente de la quiromancia y la iconografía oriental. Y es que el dedo índice es símbolo de autoridad y poder y si, además, es largo representa la ambición y el orgullo.
 
Quinto punto: el casco. Con las manos en esa posición… ¿cómo diablos está sujetando el casco? ¿falta de dote del artista o astucia sin par? Como ya he dicho el retrato representa todo lo que es Discordia, no solo refleja su físico sino su interior… y, evidentemente, sus poderes. ¿Qué es Discordia? ¡Un mutante! ¿y qué poderes tiene? pues entre otros ¡Telekinesia! ¡Eso es! Discordia está sujetando el casco con la mente, las manos son puro adorno.
 
Y es que hay artistas que se limitan a esbozar un par de l&
iacute;neas que capten el aspecto físico del retratado y después está ROB! que logra que sepamos, a través de una splash page, tanto el aspecto como la personalidad de un villano. Y es que nadie ha logrado dotar a un retrato de tanto simbolismo desde el de aquel artista multifacético con nombre de Tortuga Ninja.


(y en la próxima entrega…

38.jpg
)
 

D de Domingo, D de Defensa: 40

 
(por Eme A)
Los atrevidos y arrogantes entes pensantes de Progressive Boink acusan a ROB! de no saber dibujar mujeres, e incluso dicen que parece que nunca haya visto una en su vida. Qué atrevida es la ignorancia

En los dibujos que se muestran de ejemplo lo que dibuja ROB! no parecen mujeres… porque son SuperMujeres. Son avatares de la Fémina Suprema. Ningún varón heterosexual (ni hembra homosexual) podría quitar la vista de ellas. En resumen, y poniéndolo en palabras que hasta ellos podrían entender: están buenísimas

Pero el arte de la representación bidimensional tiene sus limitaciones. Incluso ROB!, el dibujante más grande de los dos últimos siglos, se ve incapaz para representar de forma realista las peazo
jacas que la historia requiere. ¿Cuál es la solución que encuentra este gran narrador? La subjetividad

En esas imágenes vemos las mujeres a través de los ojos de un observador externo, y ni siquiera él puede soportar la visión de semejantes diosas. Se está mareando, tiene alucinaciones, el cerebro no puede retener la imagen de la perfección hecha carne. ROB! no dibuja mujeres deformes: dibuja la deformidad en la visión del observador causada por dichas mujeres

Así de grande es ROB!

(y en la próxima entrega…

39.jpg
)

Panini tiene una novadad para todos vosotros

Viturtia y Julián Eme son unos cachondos. ¿Pues no dicen que van a sacar un tomo de Nova? Pero no un tomo de los que sacan habitualmente del personaje, no… Un tomo con esto:

rubenjoeerikynova.jpg

Sí, es la serie de Nova de 1999, con Erik Larsen y Joe Bennet. Que no es que me queje (cada uno tira su dinero como quiere), pero la elección resulta al menos chocante, ¿no?

(Que conste que Bennet es un pelota, dibuja a Larsen con más pelo del que tiene)

Esta noche toca Chyna

En un comentario del posteo de la semana pasada, Lokkie dijo "La semana que viene,Chyna! xDDDD", y como sus órdenes son deseos para mí, aquí está Joan Marie "Joanie" Laurer, más conocida como Chyna

chyna1.jpg

Esta señorita hizo carrera entre 1997 y 2001 en la WWE. A veces luchaba con otras mujeres, pero por lo que más se le recuerda es por sus apariciones junto a D-Generation X (el grupo formado por Shawn Michaels, Triple H y compañía). La luchadora se hizo tan popular que consiguió lo que no lograron ninguno de sus compañeros de D-X: un one-shot en Chaos! Comics

chyna2.jpg

Curiosamente, este tipo de tebeos tenía su público (¡recordemos que por entonces Xena tenía serie regular!) y Chyna volvió a superar a luchadores masculinos como Mankind o The Rock consiguiendo protagonizar un segundo one-shot. Chaos! apostó tan fuerte por Chyna que tiró la casa por la ventana consiguiendo que la estrella Mike Deodato Jr. firmara ese segundo cómic (que lo dibujara realmente ya es otro cantar)

chyna3.jpg

La historia tiene un triste final. La editorial cerró, Chyna dejó la WWE (cosas que pasan cuando tu novio te deja por la hija de tu jefe) y ahora anda haciendo el Paris Hilton por ahí (vamos, endrogándose y rodando porno). Quien quiera saber más de la historia desde este punto, que pregunte al tío Google: en este blog nos centramos en los tebeos

Hard as a Rock

Ni el blog ni el Twitter: el lugar donde los adláteres seguimos la actualidad más de cerca es nuestra mundialmente conocida lista de correo. El tema del mes, por supuesto, ha sido la película de Watchmen, incluyendo su evolución en taquilla. Y no solo anarroseando las cifras de recaudación, sino analizando datos y extrayendo conclusiones

Por ejemplo: Watchmen perdió el número uno en taquilla en su segunda semana en cartel, pegándose un batacazo como no se recordaba desde el Hulk de Edward Norton. El verdugo de Hulk en su segunda semana fue Get Smart, la puesta al día del Superagente 86. La película que ha superado a Watchmen ha sido Race to the Witch Mountain, una película de aventuras para todos públicos (una de Disney, vaya)

¿Y sabéis qué tienen Get Smart y Race… en común? A The Rock

therock1.jpg

¡No, ese The Rock no, que hoy no toca! ¡El otro!

therock2.jpg

¡Eeeste sí! ¡Dwayne "The Rock" Johnson! Bueno, a lo que iba. El caso es que, aunque la mayoría de la gente lo ha olvidado, The Rock fue un personaje de tebeo

therock3.jpg

Vale, en esa página no se le reconoce bien. Pongo otra:

therock4.jpg

Como iba diciendo, The Rock tuvo su propio one shot gracias a Chaos! Comics, editorial que se hundió poco después (no, no hay relación probada entre ambos sucesos), así que ¿sería descabellado pensar que el señor Johnson, hombre amigo de sus amigos, intente vengar la memoria de la extinta Chaos! hundiendo la recaudación de las películas de Marvel y DC?

Desde ADLO! permaneceremos alerta, vigilando los futuros movimientos de este irascible personaje

World Championship Wrestling en el país de las Marvels

En el post de la semana pasada pudisteis ver lo que fueron los tebeos de wrestling de Chaos! Comics.Hoy, para comparar, vamos a echarle un ojo a qué hizo Marvel con el mismo tema

WCW0101.jpg

Estamos en 1992. Pocos años antes el millonario Ted Turner, tras fracasar en su intento de comprar la WWF, había creado la WCW a partir de conceptos y luchadores de la NWA (una alianza de promociones territoriales de wrestling). En plena fase de expansión de la nueva federación Marvel publica este tebeo, protagonizado por las estrellas del momento de la compañía

WCW0103.jpg

Lo que se contaba en estos tebeos principalmente eran… combates de lucha libre. Sí, puede parecer obvio, pero en las cabeceras de la WWF (Undertaker, Chyna, Mankind, The Rock, Stone Cold…) los protagonistas no pisaban un ring aunque los mataran

WCW0105.jpg

El trabajo de Mike Lackey (guionista y editor noventero todoterreno que se encargaba lo mismo de Beavis and Butt-Head que de Spiderman) y Ron Wilson (el dibujante de La Cosa y… de la otra serie de La Cosa) fue evolucionando conforme avanzaba la serie, alcanzando cotas de verdadera genialidad

WCW1112.jpg

Aquí tenemos una lección de perspectiva creativa. El malo parece gigante, casi invencible. String y Rick Rude se ven impotentes ante él

WCW1130.jpg

Anatomía metalingüística: Ron Wilson no dibuja personas. Son personajes, simples estereotipos diseñados para ser vendidos como muñecos articulados. ¡Supera eso, Mickey Rourke!

WCW1131.jpg

Lamentablemente, la serie fue cancelada tras solo doce números (otro triste caso de lectores poco preparados para asumir las genialidades de un dibujante incomprendido) y la WCW tendría que esperar hasta 1994 para su despegue definitivo, de la mano de Hulk Hogan y Eric Bishoff. Pero esa es otra historia que deberá ser contada en otro blog. ¡Este trata de tebeos, no de lucha libre!

Alan Moore, el guionista versátil.

Desconozco los motivos, pero desde hace unos días Alan Moore está en boca de todos. Quizá se deba a sus guiones de 100 páginas para un tebeo de 24, o, lo más seguro, a una de sus cualidades más destacadas: saber adaptar sus guiones a los dibujantes encargados de plasmarlos gráficamente. Seguramente, el mejor ejemplo de esta última afirmación irrefutable lo encontremos en el cuarto número de su estancia en los WildC.A.T.S. , hace ya una década.

Moore, en la escena en que Maul se interna en los bajos fondos del planeta Khera y sabedor de que la parte gráfica de ese número correspondía a dos puntales de la ilustración como Ryan Benjamin y Jason Johnson, indicó cláramente en los cuadros de texto cuáles eran los referentes clásicos que se adaptaban mejor a su estilo.

alanmooreversatil1.jpg  

Como ven, referencias de altura: las recreaciones del infierno Doré para la Divina Comedia de Dante…

alanmooreversatil2.jpg  

y de William Blake para su The Marriage of Heaven and Hell

alanmooreversatil3.jpg  

Ryan Benjamin o Janson Johnson (tan buenos ambos que no puedo distinguirlos) supieron trasladar gráficamente los deseos del guionista británico.

Aún así, la capacidad de Ryan o Janson (tanto monta) para el clasicismo de pesadilla brilla con luz propia en la siguiente y espectacular viñeta del tebeo. Las indicaciones del paisaje infernal de los submundos de Khera que Alan Moore sabía se adaptaban como un guante a sus colaboradores gráficos queda patente en el siguiente cuadro de texto.

alanmooreversatil5.jpg

El espectacular paisaje opresivo ideado por Moore permite el lucimiento gráfico, y más cuando aparece, de nuevo, un referente clásico de altura: Piranesi.

alanmooreversatil6.jpg

Ryan & Janson supieron sintetizar de manera espectacular la imagen propuesta por el barbudo de Northampton.

alanmooreversatil7.jpg