Maravillosos Tebeos Presentes (1)

Entre los tiempos del hundimiento de Goldkey y el surgimiento de los hijos de Image existió una era inimaginable. Y en ella apareció Marvel Comic Presents, destinado a publicar el origen de Lobezno en una narración problemática. Sólo nosotros, adláteres, podemos narrar tal saga. ¡Dejame que os hable de aquellos días de MOLONIDAD!

Como bien relata el teórico Alan Moore en las apéndices de From Hell un siglo viene predeterminado por los sucesos de la última década del anterior. Así que no resulta extraño que la MOLONIDAD! y la GENIALIDAD! que reinarían imbatibles en los años 90 aparecieran por primera vez a finales de los 80. Aceptad la palabra de uno que sabe cuando os digo que en septiembre de 1988 algunos sabíamos que estábamos ante un evento especial.

Marvel apostaba por un formato semanal híbrido entre el tradicional comic book y la revista europea (¡claro que ya entonces se discutia apasionadamente de formatos, criaturas!) con cada número conteniendo tres historias cortas serializadas y una autoconclusiva. Y lo inauguraba con una segunda aventura en solitario de nuestro mutante feral canadiense preferido tras su primera miniserie que finalmente sirvió como preambulo a su propia serie regular. Sí, UNA sóla serie regular, que eran los locos LOCOS ochenta.

Porque si las historias cortas y complementos eran el tradicional medio de testear la valia de nuevos artistas, eso para lo que hoy existen los contratos basura y los becarios, MCP servía para probar nuevos conceptos y personajes en una versión ultracompacta de lo que habían sido las series limitadas del principio de la década. Y desde luego los más variopintos personajes desfilaron por sus páginas.

Por ejemplo Havok, al que aquí vemos en el episodio en que Lobezno aparece como estrella invitada.

O Spider-Man, a quien aquí vemos en el episodio en que Lobezno aparece como estrella invitada.

También Hulk, a quien aquí vemos en el episodio en que Lobezno aparece como estrella invitada ¿con acaso un metalinguístico texto de portada?

Sin embargo lo maravilloso de la fórmula del MCP era que su variedad anulaba toda posibilidad de aburrimiento. Si el actual serial principal de Lobezno no te gustaba…

…sólo había que tener un poco de paciencia porque en tres, a lo mucho seis números se iba a terminar…

…y seguro que el nuevo serial principal de Lobezno que comenzaba en el siguiente sí que te iba a gustar.

Pero si alguien se está llevando la impresión de que Lobezno era el único protagonista de MCP que sepa que nada más lejos de la realidad. De hecho su serial más recordado, el que más veces ha sido reeditado, no lo protagoniza Lobezno…

…sino Arma-X.

Y además no todo era Lobezno y amiguetes mutantes. No señor. Sus páginas fueron visitadas con asiduidad por el Motorista Fantasma.

Al que aquí vemos cuando sólo era un brillo en el ojo de Lobezno. Tan fijo se hizo el Espíritu de la Venganza que llegó a protagonizar portadas en las que NO aparecía Lobezno.

Y este un buen momento para abordar una maliciosa leyenda urbana, sin duda pergreñada por deceitas sediciosos, que dice que a estas alturas MCP tenía dos portadas para poder dedicar la otra al serial de Lobezno que tocaba sí o sí.

Y confirmar que no sólo es completamente cierta sino que en ocasiones hasta servía para homenajear a los dos míticos montajes de la original King Kong vs Godzilla. El oriental en que ganaba el reptil…

…y el occidental en que triunfaba el primate.

Pero tampoco hay que dejarse llevar por las apariencias…

…y pensar que tras su primer centenar de episodios el MCP había pasado de ser una serie dominada por Lobezno…

…a una dominada por Lobezno y el Motorista Fantasma. ¡En absoluto!

Eran más bien como una pareja liberal que podían tener aventuras ocasionales con otros personajes.

MUY liberal y nada partidaria de conceptos casposos y caducos como la exclusividad de terceros, todo sea dicho.

Llegados a este punto sería fácil concluir que MCP no era más que un rápido sacacuartos. Un producto de consumo intrascendente que recurría al renombre de dos personajes famosos para hacer pasar por caja a los aficionados completistas. Y no, amigos, no. Sus rutilantes nombres eran el cebo que los astutos editores ponien frente al incauto lector para que picara y comprara el cómic. Porque su verdadero objetivo era, como ya había hecho con Lobezno en sus primeros números, lanzar la carrera en solitario de prometedores personajes nacidos como secundarios en otras colecciones y listos para protagonizar sus propias aventuras. Y, como el mutante responsable de que Hugh Jackman tenga la hipoteca pagada, muchos son los heroes que dieron sus primeros pasos hacia el éxito, la fama y la inmortalidad en las páginas del MCP. Nombres que ahora nos cuesta creer que un día fueran prácticamente desconocidos como Slag de la Manada de Lobos…

…Osa Mayor…

…Cold Blood…

…Leir el Señor del Trueno (celta)

…Le Peregrine…

…y por último pero no menos importante, Wormwood.

Ahm… ¿Wormgod…? ¿Goodwood…? ¿¿¿Woodwood??? Bueno, el sátiro ese

Pero, ay, nada dura para siempre. Llegó un día en que Danny Ketch, nuestro bienamado Motorista Fantasma noventero, nos dejó. Pero bien dicen los Emprendedores™ que en chino el mismo ideograma que significa «crisis» también quiere decir «oportunidad» y su ausencia nos permitió descubrir a un nuevo personajes que exploraba innovadores conceptos y rompedoras narrativas.

Venganza.

Y así llegamos al MCP 155, que es un número histórico por dos motivos fundamentales. Estamos a mediados de 1994 y tras decenas y decenas de portadas y salvo por el paréntesis del crossover Asedio de Tinieblas…

…tenemos una no protagonizada por Lobezno… Y por si esto fuera poco… ¿estais sentados? Por si esto fuera poco ES EL ÚLTIMO MCP EN EL QUE APARECE LOBEZNO…

Sabia que no me ibais a creer así que aquí teneis las siguientes portadas.

¿Lo veis?

Tristemente sin Lobezno ni el Motorista Fantasma como puntales de carpa el MCP ya no tenia razón de ser. Duró dos decenas de titubeantes episodios antes de cerrar en el 175 apenas alcanzando la mitad de la década de los 90. Cualquier otra colección habría aprovechado para traerlos de vuelta una última vez a modo de despedida nostálgica pero el MCP, genio y figura, fiel a sus principios fundadores, concluyó su recorrido editorial tal y como había vivido…

…apostando por presentar personajes de prometedor futuro…

Una despedida agridulce del Marvel Comic Presents, lo más cerca que hemos llegado a estar…

…de esa serie del Capitán Ultra que no nos merecemos pero sí necesitamos…

El género que FRANK! construyó

En 1987 un FRANK! Miller en el momento más dulce de su romance con crítica, público y Lynn Varley publicó un pequeño arco en los números 404 a 407 de la serie regular de Batman

Las posibilidades no pasaron desapercibidas para la Casa de las Ideas Ajenas, que empezaron timidamente a explotar la idea, a veces con descaro, a veces con disimulo

En DC se dieron cuenta de que estaban dejando de ganar dinero con la idea, así que se abalanzaron sobre ella. Primero con cuentagotas y cuidando la calidad

Pero luego sin complejos, inundando el mercado con personajes no siempre punteros y autores no lo suficientemente preparados. Y hasta con un logo único para englobarlos a todos

Este abuso del término llevó a que cualquier editor lo usara para vender las precuelas comiqueras de cualquier franquicia que tuviera alquilada

Y claro, siempre acaba saliendo algún cantamañanas que quiere ser más que los demás

Visto todo lo anterior no es extraño que FRANK! haya decidido dar un puñetazo sobre la mesa y volver a tomar posesión de lo que es suyo. Damas y caballeros, con ustedes el bombazo editorial de 2019

A veces no hace falta una pareja para pasar un buen rato

En este revival de los Maravillosos Años Noventa que estamos viviendo, había un aspecto que pensaba que no podrían volver a recuperar: los Amalgam Comics.

Aquellas fusiones locas entre los héroes preferidos de dos universos representó el punto en que las Dos Grandes demostraron que juntas eran capaces de hacer grandes cajas, digo grandes cosas. Doce números especiales en un evento irrepetible…que tuvo su continuación al año siguiente con otra miniserie y otros doce especiales, y concluyó años después con una tercera miniserie.

Batclaw, Iron Lantern, Thorion… toda una panoplia de sugerentes conceptos que vista la deriva de las respectivas compañías pensábamos que no podrían volver a suceder. Y es que ya no hablamos sólo de gente haciendo tebeos, sino de grandes corporaciones, de imperios audiovisuales. De personajes, de contratos, de royalties, de claúsulas, de derechos de imagen. Volver a poner de acuerdo a estos dos gigantes en un cruce que comprometería el status de sus personajes principales se antoja harto imposible.

Pero que no consigan juntarse las dos no significa que no podamos rememorar aquellos tiempos. De manera que si gracias a la película de los Vengadores, te picó la curiosidad con Thanos y las gemas del Infinito, y no sólo no has tenido suficiente con los Starlin en tapa dura sino que además te atreviste con la precuela-evento Cuenta Atrás a Infinito, y sigues con avidez las Guerras del Infinito, tu recompensa está al caer:


Martillo de Hierro y Stephen Rogers, el Soldado Supremo, son sólo la avanzadilla del Mundo Trenzado (no, no podían llamarse Amalgam), lo que puede suceder cuando una mente desquiciada adquiere poder para cambiar las cosas, cosa que también sucede dentro del tebeo.


Vivimos tiempos maravillosos, y si es así es porque recrean los Noventa. RecordAdlo!, recordAdlo! siempre.


Atlantis is Calling

Bienvenidos a un nuevo Dia de los Muertos. Una vez al año podemos contemplar cuerpos muertos moviendose ante nuestros atónitos ojos con espasmódicos pasos animados por el leve recuerdo de cuando estaban vivos.

Y si cambiamos de cadena para no seguir viendo a Cospedal nos topamos con zombis.

Este día la magia oscura lo invade todo. Las calles, los campos, los oceanos, y los cielos. Sí, incluso los mismísimos cielos.

Noticias de Halloween, Telemadrid, vía agencias, octubre de 2018

Las Crónicas de Atlantis #1, Peter David & Esteban Maroto, enero de 1990

¿Coincidencia? ¿Serendipia? ¿Taquiones?

¡Tú decides!

Para mi que va a ser…

Homenaje
Taquiones
Disisjaloguin disisjaloguin jaloguinjaloguinjaloguin
La Atlantis de la Marvel es mejor
Created with Quiz Creator


¿Eh? ¿Cómo? ¿Que el Asteroide Calavera no va a destruir la tierra en Halloween? ¿Que en realidad ni siquiera tiene forma de calavera? ¡Imposible!

Por cierto, ¿ya lo ha visto Jotacé?

 

Cosas de Brujas

La División de Estudios ArchieLógicos debe una vez más aparecer por aquí para hablar de Archie Comics. Una editorial que no deja de darnos alegrías.

Por ejemplo, esta semana, el estreno de la serie Chilling Adventures of Sabrina.

Una serie que, resumiendo mucho, adapta este cómic.

Sí, sí, ya sé. Posiblemente hayáis oído que adapta este otro.

Pero todo tiene una explicación.

Ah, perdón, no, en realidad el principio era el final. Bueno, ya sabéis cómo va esto en realidad. Lo primero es lo último así que esa es la historia más fácil de contar, cómo siempre esperamos que lo último que sabemos de algo sea lo primero que hay que saber cuando, en realidad, ni el principio ni el fin están realmente claro.

Obvio, ¿verdad?

Son los taquiones.

Por eso lo que la gente recuerda de Sabrina suele ser la serie.

 

Ah, sí, claro, que no os referís a esa, que normalmente os referís a la que reciente.

 ¿Qué? Esa es la reciente pero no la última. La última es esta:


Pero, claro, no siempre es tan sencillo diferencias lo que se ve en los cómics de lo que se ve en la televisión.

Por suerte somos una sociedad avanzada.

Pero, como iba diciendo, eso fue en otra época. De 1996 a 2003. La serie de imagen real. La primera, digo. Porque la primera animada es de 1971. La segunda de animación es de 1999. La tercera es ya de 2002. Y la cuarta de 2013. ¿Qué? Claro, la cuarta, la de CGI.

Ah, es cierto, la que no os había puesto era la tercera. Perdón:

Así que, como decía, esto de que cada vez que se toma una adaptación se realice de manera distinta y se adapte a los gustos, modas y necesidades es… bueno… casi inesperado.

Puede salir mejor,

salir peor,

pero lo raro sería que saliera igual.

¿Que si se han hecho cosas raras en los cómics con Sabrina?

Os diré. Pero, venga, hagamos un poco de historia, que sé que es lo que os gusta.

La primera aparición del personaje tiene lugar en Archie’s Madhouse #22, en 1962. Hace 56 años. Se conserva bien, se nota que es bruja. En aquel entonces no era protagonista aún de nada, y no lo sería de manera más regular hasta que en 1969 -y una Embrujada de por medio- se convirtiera en un personaje fijo de Archie’s TV Laugh-Out. A partir de ahí acabaría teniendo título propio en 1971.

Sí, le dieron título propio a la vez que serie de TV. ¿Quién lo hubiera pensado?

Es el título que todos nos podemos imaginar con Sabrina viviendo junto con su tía Hilda y su gato Salem. ¿No le veis ahí en la portada? Es ese gato que es un gato, no habla, no tiene poderes mágicos y es de color naranja. Classic Salem!

En esas historias hacía lo habitual en ella de enfrentarse a Della

la jefa de las brujas Spellman. Mucho antes de que llegara Enchanta, la jefa del Consejo de Brujas. Aunque es cierto que un poco de remplazo también era, porque la primera gran enemiga de Sabrina había sido otra bruja. Rosalind.

Pero seguro que sabíais ya todo eso.

La tía Zelda tardó un poco más en llegar, los cambios son así.

Zelda se une en 1968 mientras que Hilda, que había sido la presentadora de Archie’s Madhouse desde antes de que hubiera aparecido la propia Sabrina, se unió a ella mucho antes. Ah, sí, Zelda es la del pelo verde.

En los cómics, quiero decir. Así no tenéis que jugar a Which witch is wich?.

En cualquier caso, esa serie regular duró hasta 1983. No volvería a tener hasta 1996, a cuenta de ya sabéis qué y con los cambios esperables:

Bueno, unos más que otros.

Es curioso como cosas como la forma de actuar de Salem se unificó a la versión de la televisión, aunque eso significara cambiar al que era el pariente habitualmente metido en líos, de apariencia flamboyant y… bueno, en realidad ya le conocéis.

Quiero decir, está dos portadas arriba, a la izquierda, con la chaqueta azul.

La serie de Sabrina de los años noventa tuvo, por su parte, una serie de evoluciones. En 2001 decidieron que la serie de animación tendría más interés para los lectores de cómics que la de acción real, así que…

Aquello duraría poco más de 3 años hasta que pensaron que había que darle un giro. La cancelación de la serie seguro que no tenía nada que ver.

¿Qué? Sí, Salem en la serie de animación era gris pero para esta versión vuelve a ser blanco y negro como el de… sí, bueno, el blanco… Mirad, it’s very difficult todo esto. Casi os explico la continuidad de Donna Troy. Sobre todo porque para el 57 pensaron que, en realidad, lo que le gusta a los jóvenes es el manga.

Lo cierto es que, ya que estaban, decidieron hacer un Manga take-over completo y

Ya que estaban en esto, empezar a sacar recopilatorios en blanco y negro y formato manga con esta pinta.

Eh, que llegara hasta el número 100 demuestra el interés.

Igual que lo demuestra la mini-serie que tomaría el relevo a la numeración durante los 4 meses posteriores.

Donna Troy, como decía.

Tanto da, ahí comenzaron los problemillas judiciales de la editorial. *cof* Y por eso no volvimos a tener serie de Sabrina.

Hasta que llegaron esos cómics de terror que decíamos antes, ya sabéis.

Que son los que han servido de inspiración para la serie de televisión.

Aunque, claro, los cómics son más para adultos que la serie.

Ya sabéis cómo es ese medio, el streaming. No es como si pudieras hacer cosas como en las cadenas generalistas, como esa que echa The CW, esa Riverdale que incluye historias de webcams sexuales, crusing en el bosque, sectas, sacrificios de bebés o un juego de rol comandado por un tipo con un disfraz muy extraño que puede estar detrás de varios crímenes. Eso es material para la televisión en abierto, igual que el feismo, la violencia y las decisiones algo extremadas en las decisiones de los personajes lo son de los cómics.

El streaming tiene que aprender a mantenerse más abierto a un entretenimiento familiar. No podemos pedirle que llegue a donde los otros medios.

Y así estamos ahora. Con un primo Ambrose, un gato Salem que se aparta del que todos conocemos porque no es naranja y, en fin, todas esas cosas que lo llevan al material original. Lástima que Zelda no lleve el pelo exactamente verde.

Por supuesto es un cómic que se basa en uno anterior,

que aparecía nada menos que en Red Circle.

Sí, lo de los macizos sin camiseta, pero cuando era lo de los cómics adultos de Archie.

De hecho, habían cogido la publicación en el número 6. Del 6 al 11 en el que lo cancelaron. Como tantos otros cómics de terror de la época. Y mira que, como a muchos de ellos, los pasaron a esos sellos adultos desde otros generalistas.

Sí, desde el número 3 estaban ya poniendo lo de Red circle, aunque sin oficializarlo. Del 3 al 5. Y mira que lo intentaron con ganas porque, claro,

venían de los dos primeros números con Sabrina haciendo de anfitriona y presentadora del mismo.

Para eso había que aprovechar la época. Que era 1972 y Sabrina había tenido serie de TV y todo eso. Sí, esta es la primera versión, al setentera. La que os he puesto antes.

Ya os lo había dicho, ¿verdad? Estamos yendo en círculos. Lógico, ya es casi Halloween.

Efecto Dominó

-Buenas, señor librero, ¿tiene el tebeo de Dominó?
-Pues ahora mismo no sé. ¿Tiene que ser el de Dominó?
-Sí, porque es para mi hija de once años y me he informado bien. La guionista, Gail Simone, es una feminista que retrata a la protagonista como una mujer emponderada. Y el dibujante, David Baldeón, hace unos dibujos supercuquis y para nada cosificadores

domino 2018

-Pero es que eso es muy reciente y todavía no ha salido en español. ¿Le interesa en inglés?
-Claro, así la niña practica idiomas
-En inglés ahora mismo tengo este recopilatorio. No es lo de Simone y Baldeón, pero es justo lo anterior

domino tpb

-¿Pero es el mismo tebeo que le he dicho?
-Claro, es igualito. Con la misma protagonista. Para tías y tal

Y estos fueron los tebeos feministas y nada cosificadores de Dominó que leyó la hija de la mujer bien informada:

domino 1997

domino 2003

domino 2010

La X-pinita clavada

Una (más) de las cosas buenas de conseguir el éxito es poder hacer aquellas cosas que antes no te permitían. No se trata necesariamente de grandes excesos ni dispendios grandiosos, basta con que el mismo portero que antes no te dejaba pasar en aquel restaurante sea ahora el que te acompaña sonriente hasta tu mesa reservada en un rincón privilegiado.

En el caso de ROB!, como cualquier otro fan amamantado con la Patrulla-X de Claremont y Byrne, y los Titanes de Wolman y Pérez (que no deja de ser La Patrulla de DC), uno de sus fetiches iniciales fueron los mutantes. De tal manera que cuando por 1987 quiso por primera vez publicar unos personajes de creación propia, George Pérez ya estaba ahí.

Y sí, eso son pies. Todavía estaba puliendo estilo.

 Y tanto Titanes con Mutantes estaban presentes en el mensaje publicitario.

Sí, la fecha de publicación del Special no queda clara según mirases un anuncio u otro, pero eso no tuvo gran importancia porque ese tebeo nunca se publicó. Megaton Comics quebró justo después de hacer estos anuncios y no sacaron nada más. Podemos hacer cábalas de cómo hubiera evolucionado la historia del comic-book si la salida de Youngblood se hubiera adelantado cinco años. A lo mejor en vez de hablar de Los Noventa nos refeririamos a Los Tardochenta. Pero no pudo ser. Aquel anuncio haciendo referencia a los X-Men no cuajó.

Seguimos adelante. 1992. ROB! ya está en la cresta de la ola con X-Force en Marvel y se plantea migrar a pastos más verdes. Image ya ha sido diseñada como una filial de Malibú Comics y los artistas anuncian en las revistas especializadas sus próximas creaciones.

Pero a ROB! el departamento legal de Marvel le pide que cese y desista con eXecutioners y las referencias a X-Force. Otro anuncio que no cuajó, y ROB! tuvo que echar mano de los Youngblood para iniciar la Era Image.

1996. Marvel y DC han agostado el mercado a base de sacar porrones de títulos sin concierto ni sentido. Mientras los artistas originales sacaban adelante sus estudios y sus títulos en Image, las Dos Grandes inundaron las estanterías con imitaciones que raras veces alcanzaban las cotas de Genialidad del producto a imitar. Inflación, compradores-especuladores que dieron la espalda al fenómeno, cierres de distribuidores y librerías. En este contexto Marvel se plantea un cambio de estrategia, comienzan los crossovers con aquellos personajes que tanto tiempo pretendieron ignorar.

Los tebeos se venden y Marvel comienza tímidos contactos con ROB! y Jim Lee de cara a un posible retorno a la editorial  que fructificaría el año siguiente con los Heroes Reborn.

Y entonces sí que sí.

Aquí no hubo pegas ¡por supuesto que puede, que ingenioso es usted, Don ROB!, adelante!

Y como siempre habrá quien arguya que ROB! no tuvo que ver con este título, que los autores fueron otros, por mucho que la portada del especial fuera un homenaje al artista…

…para eso están las páginas de créditos.

Todo llega. Póngame en una mesa cerca de la ventana, por favor.

Lo que hice el último verano (II)

Entre los tebeos que me leí estaban este tomo de Thor y este otro de Snoopy

La rehén más hermosa #thor184 #marvel #los70

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Lady Sif, el justo trofeo #thor187 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Una sutil forma de sugerir a Lady Sif que quizá esté hablando demasiado #thor195 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

El Hombre Absorbente no pelea con chicas #thor206

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

¡No lo es, Charlie Brown! ¿Quieres dejar de ser tan chungo? #peanuts1992

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Los uniformes de Quasar

Cuando Quasar estrenó serie propia, allá por 1989, lo hizo con su uniforme tradicional heredado de su etapa como Marvel Boy

quasar 01

Pero los 90 eran época de cambios, y no sé si se le ocurrió al guionista Mark Gruenwald, al dibujante Greg Capullo o si vinieron órdenes de arriba, pero Quasar cambió de uniforme a la altura del nº18

quasar 18

A pesar de las elogiosas palabras escritas por Gruenwald estaba claro que el uniforme era más feo que pegarle a un padre, y Quasar sufrió un segundo rediseño tan solo medio año después, en el nº25

quasar 25

Por aquel entonces se publicó un tebeo del que muchos habréis oido hablar (sobre todo en 2018), El Guantelete del Infinito. Y el cambio de Quasar fue tan apresurado que mientras que en los cruces de la serie regular con el Guantelete Quasar lleva el uniforme nuevo, en la miniserie troncal del evento… Bueno, parece que nadie les avisó del cambio

quasar gaunlet

Mark Gruenwald, como buen enfermo de Marvel, parcheó este atentado contra la continuidad en el nº28 de la serie del superhéroe cósmico, haciendo que Wendell Vaughn… se equivocara de uniforme

quasar 28a

Sí, así de sencilla es la explicación de Guenwald al cambio de uniforme en El Guantelete: ¡no fue un error del dibujante, sino del propio personaje! ¡GENIAL!

quasar 28b

Esta semana Mark Gruenwald hubiera cumplido 65 años. ¿Hace falta decir lo mucho que le echamos de menos en este blog?