RECUPERANDO HALCON Y PALOMA (II) : KING OF COMEDY

En el número dos de la edición española de la limited Halcón y Paloma (Biblioteca YA!) la sección de correo seleccionaba algunas cartas de lectores norteamericanos. Entre ellas destacaba la de Mr. Malcolm Bourne. Así que me permito el lujo de reproducir un extracto de la misma:

No había visto muchas cosas de Rob Liefeld antes y, evidentemente, aquí tiene la gran ventaja de estar respaldado por uno de los mejores entintadores del panorama actual. Pero aún así se puede apreciar su habilidad, con excelentes bocetos que revelan un buen sentido del storytelling, y un buen despliege de expresiones y características faciales. Las escenas en el bar, particularmente, estaban muy bien realizadas.”

Así que , ni cortos ni perezosos, los New Adlaters! nos hemos abalanzado sobre el ejemplar para constatar, nerviosos, ese maravilloso storytelling y esas increibles expresiones y características feca.. digo faciales. Buff. Impresionante. A continuación tienen la sucesión de viñetas, unas viñetas (y un storytelling, no lo olvidemos) que revelan una de las facetas más olvidadas de RÖB! (AVIV): su enorme sentido para la comedia splastick.

Robstory_01_WEB

Robstory_02_WEB

Robstory_03_WEB

Robstory_04_WEB

Esta sucesión demuestra de manera diáfana que nuestro alabado Genio de San Diego (o sea, RÖB!) es también un maestro de la comedia. De hecho, si hay alguien en el mundo capaz de adaptar a la narrativa dibujada los grandes clásicos de la comedia cinematográfica (La Fiera de mi Niña, Luna Nueva) es ÉL! Ya de entrada, sólo hay que observar el último panel doble para considerar que es un artista que captaría con toda su esencia y detalle las expresiones y características faciales de un actor como Cary Grant. Pero no sólo eso, su sentido del storytelling lo hace la persona idónea para este tipo de gags. Por no hablar de su capacidad para la suspensión temporal.
Fíjense atentamente como Paloma golpea en el cuello de la camarera (hermoso peinado, por cierto). Sin que ésta, la camarera, se mueva, Paloma tiene tiempo de girar su cuerpo y agarrar con el brazo que ha causado el accidente la jarra de cerveza que tenía justo encima, tomar una extraña y helénica pose de atleta olímpica y, finalmente, volver a girar sobre sí misma y asentar sus posaderas (su trasero, ¿recuerdan?) sobre la mesa. Impresionante. Casi tanto como la pose de Halcón, de espaldas, en la silla, la típica pose que todos ponemos cuando se nos viene encima una rubia patosa con una jarra de cerveza llena hasta arriba. La típica pose carygrantesca. Mr. Malcolm Bourne no se equivocaba. No señor.
RÖB IVAV!

Fantasias aplasticadas

Estoy convencido de que no hay ni uno solo de ustedes que no recuerde las Secret Wars. Las recordarían por sí mismas, pero entre las últimas reediciones en luxurious mode y que esos eventos megalíticos que afectan a todas las colecciones y que cambian todo para que todo siga igual nunca dejan de estar de moda, es imposible que las olviden. Además, como son el único evento megalítico de esos que hemos leído todos, siempre lo tenemos en la boca para soltar un apropiado “Anda, como en Secret Wars”, o “Eso ya lo hicieron en las Secret Wars” para referirnos a alguna estupidez análoga a lo que le pasó a Dazzler en la última viñeta de alguna ignota colección de mutantes de tercera y que aquí se publicó, sin compasión, bajo el epígrafe Secret Wars II. Que, como saben, es la recopilación hispana de todos los efectos de la onda expansiva todopoderosil en los tebeos Marvel de la época. Anda que no molaría que hiciesen aquí un House of M ” The Series, y luego un House of M II con todos los spin-offs baratos e inútiles. Y cambiando el formato.

En la época, todos preferíamos Secret Wars a Crisis. Primero, porque Secret Wars se entendía aunque el dibujo fuera mucho más feo (y lo dice un fan de Mike Zeck, pero es que madre mía, madre mía, los bocetos directos a imprenta que se llegaron a ver). Y segundo, porque había muñecos. Muñecos que aún estando yo en EGB con un tamaño relativo entre piernas, brazos y cabeza absolutamente desproporcionado (yo, no los muñecos), me parecían horrorosos. Nos parecían horrorosos. Eran una mierda. Aparte de que muchos de ellos, o eran horribles (Iceman, ¡¡Doom o Magneto sin capa!!), o nos sudaban la polla (Falcon, que sí, que tenía alitas y un pájaro, pero maldita la gracia, o villanos de primerísima división como Constrictor), estaban esas libertades artísticas que aún entonces (les vuelvo a poner en situación para que no se pierdan la foto: un Tones de diez años, con una estructura fisiológica y una apostura general parecida al número ochenta y siete) nos parecían aberrantes. Me refiero a los escudos, claro. Los escudos que llevaban todos y cada uno de los héroes y villanos, con un holograma de cagarse en su puta madre. En el caso del Capitán América, miren, viéndolo así de lejos y en escorzo, podía dar la impresión de que, bueno, ahí quedaba eso. El Capitán América y su escudo. Pero la estampa de Black Spiderman (Te Eme) con el escudo rojo holográfico gigante era un poema. Y luego las naves, los accesorios, como de película de Chuck Norris del futuro o de Masters del Universo venidos a menos. Que si su Doom Roller, su Turbo Cycle, su Torre de la Libertad o su Torre Acorazada en la que se refugiaba el Hobgoblin malo y de identidad ignota (llantos).


Yo, como todos mis amigos, tenía a Spiderman y a Wolverine. Unos festivales de siete spidermans contra cinco wolverines (todos sin garras, extraviadas desde el mismo momento de apertura de la caja) que se montaban en el patio que ni les cuento. Bien, pues con cada muñeco venía un cupón. Enviando ese cupón a Mattel, los sabios jugueteros mandaban, a vuelta de correo y previo pago de los gastos de envío con sellos, un librito con fichas de todos los héroes que tenían encarnación en plástico (que no eran los mismos que salían en el tebeo, como saben) y que siempre he guardado como oro en paño.


El subgénero periodístico “Fichas de tebeos” siempre me ha encantado, por lo insensato. Intentar resumir en un texto asequible (en teoría es eso, ¿no?) a un completo neófito en materia superheroica la torrencial información que se dispone de un personaje, da pie a despropósitos de nivel 7,5 en la escala Stockhausen (mínimo). El tono rimbombante y el uso creativo de la puntuación y la gramática son pluses a tener muy en cuenta, y por eso, La verdadera historia de los Marvel Super Heroes Secret Wars puede presumir de ser la más lamentable recopilación de fichas superheroicas de todos los tiempos, muy por delante de handbooks y otras producciones para aficionados. ¡La gloria y la miseria de las fichas de super-héroes está aquí, amigos! ¡Autor anónimo! ¡Dibujante(s) sin acreditar! ¡Incluye anuncios de los muñecos! ¡Unos degradados de color como fondo de las páginas que dan gloria verlos!

Aunque cada ficha es un festival único, me permito resaltar algunos detalles. La categoría Ocupación da pie a interesantes cargos que seguro que no cotizan el paro: Conquistador en el caso de Magneto y Kang son los más notorios. Es bello esto del conquistismo como profesión reconocida, aunque no tanto como algunas biografías. La del Capitán America es especialmente sindiosista, porque traza sus orígenes en la Segunda Guerra Mundial, pero no habla de su congelación y posterior recuperación por parte de Los Vengadores, con lo que tuvimos que suponer, en nuestra idiocia infantil, que el suero del upersoldado detenía el crecimiento (aunque, como supimos después, no lo hacía del todo con Las Tetas).


Bello también es el origen de Black Spiderman: “En un antiguo enfrentamiento con las fuerzas del mal los Cuatro Fantásticos y Spiderman se vieron arrastrados, en una peligrosa persecución, hasta la dimensión desierta. Recuperado por sus camaradas Spiderman apareció con un cuerpo extraño, de color negro y origen desconocido”. Que no deja de ser extraño (aparte de, ya les digo, el fascinante uso de la puntuación) porque, por ejemplo, que en la biografía de Spiderman prescindan de toda mención al tío Ben y demás, bueno, cuestiones de espacio, todo eso. Pero es que en el propio libro de las Secret Wars… no tendrían que tener miedo de citar las Secret Wars… vamos, ¿no? ¿O en Mattel tenían miedo de que algún despistado se comprara los tebeos y se percatara del apocalipsis icónico que habían montado? En cualquier caso, respiren aliviados: “Ni las autoridades locales saben que Spider-Man y Black Spider-Man son la misma persona”. A pesar del nombre. Ay, estas autoridades locales…


Me gusta mucho, también, la descripción de poderes de cada personaje, en la que se entra en una palabrería polisilábica, un ñañañañañañá sin sentido ni sensibilidad que, por ejemplo, convierte las palabras acabadas en “ónica” en una especie de comodines que lo mismo te sirven para un roto que para un descosido: la única energía que podría penetrar el traje del Doctor Doom, dicen, es la psiónica, mientras que el traje de Constrictor está protegido de las radiaciones de las ondas sónicas. Una de las armas predilectas de Kang es el, ejem, GROWING MAN, “un autómata que crece aumentando de tamaño a medida que
se le induce energía cinética”
. Y así se nos pasa la tarde, hojeando detallitos, contemplando dibujos y recordando viejos tiempos.

Hasta que llegamos al apartado Armas de Daredevil en el que se dice, cito textualmente: “Daredevil lleva una sola arma, un bastón multi-uso llamado “Billy Club”

Y ya ahí pues se nos va desmoronando todo.

TEBEOS DE MIERDA (I) ” Miasma # 1

Estoy convencido de que es poco o nada salubre tener un tebeo como el número 1 de Miasma en compañía del resto. Les he escaneado la portada, que es como de un Fernando Fernández con la cara sin lavar (literal, baby), para que se hagan cargo: miren qué chorretones, qué lámparas. Detecto, de un primer vistazo, no menos de cuatro sustancias distintas que hace décadas que dejaron de corretear por su portada… no puede ser bueno que mezcle esto con los Don Mikis. Pero lo conservo, ¿saben por qué? Porque pocas veces (ni siquiera en futuras entregas de esta sección) se puede llegar a una fusión tan metafísica entre continente y contenido. MIASMA ” Comic Extremadamente Profundo, pone en la portada. Y uno traga saliva.

Miasma se editó en Valencia en 1981. Poco más puedo decir. De los autores, igual. Algún trazo me suena, como Ecu, a quien me parece recordar de alguna parodia de intención gruesa en las páginas de Manolo & Irene (no pregunten). Veo historietas muy de la Transición, como el impepinable Emilio, un gay & proud que el König más militante acogería en su seno con gusto.

Veo historias como de los concursos de autores noveles que organizaba Toutain para Zona 84 y Creepy, con este estilo tan de medio acabar con plumilla barata que a algunos nos hace salivar. Veo páginas delirantes como (agárrense) Acojonant World (O el Mutante de la Polla de Acero), un homenaje confeso a Corben protagonizado por un superdotado calvo y musculado llamado Denmento.

Veo una reflexión en verso libre (o algo) sobre el cómic español y que no me resisto a escanearles aquí, para que vean que catorce años no son nada, diantre. Que las hartistas se han ido, pero aún queda gente que dice las cosas sin… con… de esa manera.

Veo cosas más de El Cuervo, como Puri de la Selva. Veo a un tal Lord Susei / Jesuscelli que dibuja casi la mitad del tebeo y unos cuantos horrores marginales, como Sergio Aragonés en el MAD, pero protagonizados por unos seres extraños, con ojos enormes, fisonomía de polla y multitud de fluídos que les salen por todos los poros. Parecen salidos de una pesadilla de un Cronenberg niño. Les dejo un pin-up hecho por el tiparraco, del que tristemente no he vuelto a saber.

Miasma. Profundo todo, ¿eh? Caca de primera.

Recuperando Halcón y Paloma (I): El Trasero de Paloma

Que RÖB! es Grande! no es algo que vayamos a descubrir ahora. Que los New Adláteres antes que New somos Adláteres. Y ustedes, amables lectores, tampoco. Al fin y al cabo nos visitan. Pero en un día de enormes pen… digo gusanos, y de tebeos de mierda, es necesario continuar con las temáticas adultas, de autor y gafapastosas. Porque lo gafapasta es sólo eso, sexo y mierda tratado desde una perspectiva seria. Rigurosa. Y RÖB! es el autor más grande! Es, por lo tanto, indispensable analizar la perspectiva del más grande! sobre el tema. Y ya desde sus inicios.

¿Quién no recuerda Halcón y Paloma? Era 1988. Eramos jóvenes. Y ahí estaba el más Grande! en su primera serie limitada. Sentando cátedra con la desverguenza propia de la juventud genial! Veamos, sino, este sin par recorrido por el trasero de Paloma (sí, ¿qué otra parte de la anatomía nos remite a los temas serios y adultos de hoy?) Observemos atentamente esta viñeta:

Paloma_trasero_01_WEB

Fijemos nuestros analíticos ojos en el trasero de Paloma. Sí. El pompis. Es un trasero normal y corriente. Fondón. Caído. No demasiado atractivo (pero con chicha que agarrar). En nuestro recorrido diario por las calles de la ciudad observamos cientos, diría que miles, de estos traseros. Ahí está el genio! de RÖB!. Acerca la divinidad del mito icónico superheroico a la absoluta nimiedad de la esencia humana. A su imperfección. Cualquiera puede ser un superhéroe. “Tú puedes serlo” parece decirnos. Y con un simple culo. Pero continuemos este breve apunte de lo genial! con otro panel gráfico:

Paloma_trasero_02_WEB

Efectivamente, por si había alguna duda, el trasero de Paloma resulta de lo más vulgar. Es cierto que aquí se denota una cierta estilización de las extremidades inferiores. Y sabido es que toda estilización supone espiritualidad (y si no que le pregunten a El Greco, artista del Siglo de Oro con quien sin duda RÖB comparte inquietudes) . Los New Adlaters consideramos que esa espiritualidad no tiene otro propósito que rebajar la contundencia sexual de una imagen en que la protagonista se abre de piernas rodeada de numerosas simbologías fálicas (troncos, obelíscos y hasta figuras humanas del tipo cráneo-capullo). Una imagen que tiene el punto de perspectiva situado justo ahí. Sí. Ahí.

Y ya para terminar por hoy…

Paloma_trasero_03_WEB

¡Con el trasero por los suelos! ¿Se puede encontrar mejor metáfora sobre la esencia del humano común y moliente aplicada a un/una superhéroe? ¡Quién no ha caido de culo alguna vez! ¡Quién no ha sentido ese dolor en la rabadilla (o hueso sacro)! La humanidad del mito. Pura disgresión gráfica. Y es que los dibujantes piensan con sus manos al trazar líneas sobre el papel, no sólo dibujan. Fíjense, de hecho, que el trasero de Paloma ha perforado la tierra en su caída. Y luego está el deje autoral, el sello del genio!, que aquí se acerca a un abigarrado cubismo en la construcción de la nalga izquierda del personaje y en su encaje con el fémur, que sale disparado desde la entrepierna. Es tan maravilloso que me emociono en su contemplación como pocas cosas me han emocionado en esta vida. Y ustedes, adláteres de pro, también deberían emocionarse. Así que acompáñenme y entonemos todos juntos un alto y claro…

AVIV BÖR!

TEBEOS DE MIERDA (Intro)

Prosiguiendo con nuestra línea de investigación y análisis de clásicos del noveno arte que va a caracterizar esta nueva y presumiblemente longeva etapa de ADLO!, inicio la serie Tebeos de Mierda, en la que daremos cabida a unos cuantos tebeos selectos de la cripta de John Tones, caracterizados por el elevado volumen de mierda que tienen en la portada.

La caca, entendida como tal, es decir, como residuo o deposición, no tiene connotaciones positivas o negativas más allá de lo que la Madre Naturaleza nos tiene a bien comunicar. Curiosamente, me he venido percatando, los tebeos que tienen mierda en la portada son así: objetos más allá del bien y del mal, injuzgables, etéreos, heteróclitos, multiformes, sui géneris, muy suyos ellos. A más mierda, podríamos decir, menos juicio estamos preparados para emitir.Los tebeos de mierda que hay en mi casa, pues, son radicales cantos a la experimentación, odas a lalibertad, desafíos al espíritu crítico. Pero en Adlo!, en el Adlo! Reloaded (me atrevería a decir) es espíritu crítico lo que sobra. La caquita de mis tebeos será la mejor prueba de ello.

Alf y la Guerra de la Evolución

Los lectores veteranos seguro que recordais La Guerra de la Evolución. Los que no, pinchad en este enlace, que en la Wikipedia os lo explican. Y los que seais demasiado vagos para leer en inglés, que sepais que es un crossover en que participaron todos los anuales de Marvel durante 1988. ¿Todos? ¡No, al parecer en una pequeña aldea parecían resistir ahora y siempre al invasor! Me refiero al anual de Alf, realizado por el elenco habitual: Michael Gallagher, Dave Manak y toda una institución, Marie Severin (por cierto, ¿”institución” es un eufemismo para “llevo toda la vida haciendo el mismo trabajo en la misma empresa porque no he encontrado nada mejor”? Lo siento, divago, sigamos)

En el anual de Alf, como decía, todo transcurría por sus derroteros habituales: Brian era enviado a un campamento de verano y Alf decidía ir a rescatarle. Y para solucionar el problema del transporte, nada mejor que mandarse a sí mismo por correo. Pero al llegar Alf al campamento se produce la Temida Interferencia Editorial…



La historia del campamento prosigue sin mayores complicaciones, pero el Alto Evolucionador no se olvida de la charla pendiente y por tanto, dos días y algunas páginas después…



¡Hop! Los autores recurren a la pirueta del sueño-o-historia-imaginaria, y la continuidad y la coherencia del universo de Alf quedan a salvo (iba a decir que la del Universo Marvel también, pero pensandolo mejor ya era tarde para eso…)

Una cosa lleva a la otra

Todo empezó al rebuscar en mi carpeta de imágenes de Batman y Robin descontextualizables alguna que pidiera relacionar de forma peregrina con el día de hoy o algún acontecimiento reciente (aquí se puede apreciar el caso que le hago a los comentarios del blog). Allí me encontré esta imagen que se nos había traspapelado: Wonder Woman atravesando las torres gemelas con un avión


La imagen en cuestión (procedente de WW 287, enero de 1982) nos la envió el veterano adlátere WWFan para que formara parte de un post de profecías en viñetas, así que me dije que ya iba siendo hora de retomar la idea. Entonces recordé algo que había leído en un All-Winners Comics de 1941:


¿El director de cine Cameron? ¡El Tiemporriva® se había vuelto a poner en acción! Supongo que estaba en el buen camino para el dichoso post de profecías, pero una visión más cercana del casco del Zumbador me hizo cambiar los planes


¿Pero qué demonios es eso? ¿Un pollo salvaje? ¿Un pato cabreado? ¡Por ROB!, es GENIAL! Olvidad todo lo que he escrito y colgado más arriba: el post de hoy es lo que lleva puesto el Zumbador y las dos líneas de debajo

Mork de Ork

Ésta es una viñeta del número del mes de Spiderman de John Romita (por cierto, que dentro de nada empezará la etapa de John Romita Jr., así que no tendrán que pensarse más excusas para mantener el nombre)


¿Una referencia a Babylon 5 en un tebeo de 1980? Cualquiera diría que el traductor se ha tomado demasiada libertad en traducir el nombre. A ver qué pone en el Amazing original…


La traducción es fiel al original, por tanto el error debe de estar en la nota. Un breve vistazo al reparto de Babylon 5 me hace darme cuenta de que no hay ningún Mork de Ork allí metido (sí, he tenido que mirarlo… no vi la serie. ¿Qué clase de persona se levanta los sábados a las siete de la mañana para verla? Supongo que una que no sabe programar el video… Pero estoy divagando)

Total, que aún te estarás preguntando quién demonios es el dichoso Mork de Ork. Pues este señor de la foto…


Entre 1978 y 1982, este señor (que por cierto no se llama “este señor”, se llama “Robin Williams”) interpretó el papel de Mork del planeta Ork en una teleserie titulada Mork & Mindy que al parecer tuvo una cierta repercusión, tanta como para ser mencionada en un tebeo del trepamuros

Supongo que al colaborador de Panini que puso la nota de la primera viñeta la asociación Spiderman-Straczynski-Babylon 5 le salió de forma automática… Los riesgos del directo, ya se sabe

[Gracias a Latro por sugerir el tema y darme el trabajo medio hecho]

La chica de ayer

Sin duda, Dazzler es la serie de Marvel más ochentera que podeis encontrar (o mejor dicho, que no podeis encontrar, porque en su mayor parte está inédita en España). A continuación incluyo una secuencia del número 33 como muestra de lo marcada por su tiempo que estaba esa serie:


Aquí está Dazzler en plan cadavérico siendo enterrada en vida, en claro homenaje (taquiones mediante) a La Última Cacería de Kraven. ¿Qué siniestro personaje tendrá la culpa?


¡Sí, el traje rojo es inconfundible! ¡Es Mr. Amigo de los Niños en vivo y en directo, rodando su videoclip más famoso! Ya entonces debía tener algo que esconder, porque si no no se explica lo del “no me llamo Michael, llamame Teddy”

Y digo yo… con tanta nostalgia y tanto revival y tanto pasado reciente que nos intentan colar… ¿de verdad no hay hueco en el mercado para un Cuaderno Coloreable: Dazzler? Raimon se lo pasaría de miedo escribiendo los artículos

ADLO! Feat. Abs

Hoy tenemos como escribano invitado al estupendo Absence, destacado miembro de nuestra desorganización. DisfrutADLO!

=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=

apreciados amigos,

en uno de esos momentos en que un buen adlater decide recuperar de sus archivos aquellos tebeos que marcaron su vida, agarré con emoción el annual 7 de Spectacular Spiderman (1986), dedicado a un hecho tan entrañable como la luna de miel del hombre araña; posiblemente una de las fechas en las que se empieza a intuir el fructifero futuro cretaivo de tan entrañable personaje.

No he podido resistir la tentación de escanear la penúltima página, a todas luces realizada por el gran entintador Al Milgrom. Para no hacerla demasiado pesada la he reducido de K’s, perdiendo algo de calidad pero mejorando así la percepción adliana de la misma.

Destaco varias cosas:

1- el incomparable marco paisajístico, sometido a las más terribles variaciones climáticas: de cumulonimbus se pasa a estratocúmulos en un periquete. (y que aún varía más en la página siguiente, vaivenes solares incluidos, pero no era cuestión de cargar el post)
2 – la bonita frase de Peter en la viñeta tres: “El otro día la metí hasta el fondo con Corazón de Fuego”. Siendo el día después de la luna de miel sobran comentarios.
3- en la misma viñeta MJ le responde que “no” pero su expresión facial y el levo bizquear ocular revela todo lo contrario. de hecho, MJ pone una cara que todos los adlateres recién casados (entre los que me cuento) ya han contemplado en situaciones parecidas.
4- En la viñeta 4 los enamorados se besan, aunque realmente Peter lo que hace es morder el labio inferior de la muchacha.
5- La enorme influencia que causaron en Bendis estos diálogos
6- Finalmente, la última viñeta es un claro ejemplo de “voy a dibujar un coche anda la ostia que no me cabe”. Acaso el Puma, un millonario, viaja en un mini? Cómo coño cabe ahí dentro? y el chofer? Si el chofer es un enano (lo más probable dadas las características físicas del vehículo) la cosa está clara: se trata de Hervè Villechaize (el felipe gonzález enano) y la luna de miel la han pasado en Isla Fantasía.

(prefiero no comentar nada respecto a que se revele quién es corazón de fuego al final. Se la metió hasta el fondo Peter? Eso mejor se lo dejo a Eme A)

absence

=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=

Pues la verdad es que no importa si la metió o no. Lo que importa es si a Straczynski le viene bien que la metiera o no: el pasado será reescrito a conveniencia de JMS