¡La competencia aumenta!

El Blog de Jotace y el de ADLO! tienen un nuevo competidor. A partir de este mismo mes, ¡la propia Marvel nos hace la competencia con una sección de descontextualizaciones en sus propios tebeos!

Bueno, nos queda el consuelo de que al menos ellos no nos pisarán ninguna viñeta de Batman y Robin…

Poder Absoluto

Hoy en nuestro programa traemos el testimonio de una víctima de la vigorexia. Cada día miles de jóvenes sucumben a la desesperada búsqueda de un cuerpo físicamente perfecto. El relato que van a escuchar de boca de nuestra protagonista, a quien llamaremos PG, es terrible. Incluso dificil de soportar en algunos momentos. Pero hemos preferido no mitigar su crudeza a fin de dar un toque de aviso a esta sociedad obsesionada por la belleza y el poder.

Entré en el negocio en 1976. Eran buenos tiempos.

PA01.jpg

Como mucho tenías que pelearte con alguna entidad descontextualizable. Pero ni siquiera salpicaban.

PA02.jpg

Si, lo reconozco, me aproveché de mis lazos familiares. Pero ¿quién no lo hacía en aquella época? Las cosas me iban bien. Tenia éxito en un trabajo que me llenaba como persona. Tenía familia. Tenía amigos. Por un tiempo pareció que nada podia destruir mi felicidad.

Y entonce sucedió.

De repente la empresa cayó en una mala racha. Y cuando las cuentas no cuadran, comienzan los recortes de plantilla.

PA03.jpg

Todo el mundo entró en pánico. Nadie tenía asegurado su puesto de trabajo. El supervisor de mi departamento nos comentó que los primeros en caer serían los personajes redundantes. Asi que hize lo que cualquiera habría hecho:

PA04.jpg

Cambié mi uniforme. Fue un cambio radical. A muchos otros les bastó con eso.

Pero a mi no. Tuve que volver a cambiarme de uniforme.

PA05.jpg

…literalmente.

Pero eso tampoco bastó. La crisis económica ya había pasado, pero nos había dejado como recuerdo una permanente inseguridad laboral. Nadie, absolutamente nadie estaba seguro en su puesto. Ni siquiera Los Grandes. Tenía que hacer algo.

PA06.jpg

No me arrepiento. Yo sólo hice lo que me recomendó mi agente. Decía que a Carol le había funcionado. Y, aparentemente, funcionó. Mi contrato fue renovado.

PA07.jpg

Lástima que no durara demasiado.

Los noventa se estaban conviertiendo en una década muy dura. La portadas estaban llenas de golfas enseñando las domingas. Si quería sobrevivir debía tener algo que ellas no tuvieran.

PA08.jpg

¡Musculos!
¡No podeis poneros implantes de silicona en vuestros biceps, guarras!

PA09.jpg

Esa era la solución a todos mis problemas. Necesitaba cada vez más músculos. No importaba la manera de conseguirlos. Empecé a consumir esteroides y no pasó mucho tiempo antes de convertirme en adicta.

PA09b.jpg

Y de repente, una mañana me levanté…y descubrí el precio que había pagado mi cuerpo.

No… no puedo describir cómo me sentí. Incluso pasado el tiempo, el recuerdo es doloroso.

Afortunadamente desde entonces he recibido ayuda psiquiátrica y he podido reorientar mi carrera acorde con mis características físicas.

PA10.jpg

Ojalá mi historia sirva de ejemplo y de advertencia.

¿Esteroides?

¡Di NO!

Supliendo a Jotace (I): Barry Allen, el auténtico superhéroe español

Como Jotace está de vacaciones voy a intentar rob… er… contentar a su público colgando durante el mes de Agosto una serie de posteos sobre la DC pre-Crisis

Para empezar, viajemos a los años 70. El Flash de la época era Barry Allen, un tipo aparentemente muy serio y estirado, pero que a la hora de la verdad quizá no lo fuera tanto…


Para empezar, al de la izquierda dan ganas de gritarle un rotundo «¡Hola, don José!». Y en cuanto al de la derecha… ¿de verdad piensa que Barry Allen tiene algo de sangre española? ¿Acaso los españoles de la era pre-Alonso tenían fama de ser veloces? ¿O será porque…


…Barry está hecho todo un Don Juan? ¿El Comics Code no protestó por esta escena que muestra la seducción de una pobre niña de ocho años? ¿O es que la niña era prima hermana de la Zuzan de David Ramírez? ¿O de esta otra? No, si la culpa es de los padres…

Las obras maestras tienen dos caras


Las tres viñetas de aquí arriba son para muchos el momento cumbre del Green Lantern/Green Arrow de O’Neil y Adams, que a su vez se considera uno de los grandes tebeos de DC. Vamos, que hay quien la tiene como el no va más del género superheroico. La Escena, con E mayúscula

Supongo que os habreis fijado que sus medidas no son las de una página completa. Durante los años 70 era normal que las viñetas ocuparan dos tercios de una página, dejando el resto para publicidad, y precisamente eso fue lo que se hizo en este caso

¿Qué quiere decir esto? Que, desde 1970, no se ha editado la parte inferior de la página clave de la historia del cómic estadounidense. Eso significa que tanto en las reediciones que ha hecho DC desde entonces como en las ediciones extranjeras jamás, JAMÁS, se ha reeditado esa página de forma íntegra

Pues bien, ADLO! os ofrece hoy el 33% que os faltaba para tener la página completa. Helo aquí:


Ampliación de la portada, por favor…


¿Queda demostrado pues que los tebeos de la Familia Superman son parte integrante de la Historia Con Mayúsculas Mundial del Cómic?

Esto tampoco es un plagio, es otro homenaje

Para completar el post de emea aqui tenemos la pagina 3 del Invaders nº 15
(Editado por Marvel en Abril de 1977, obra de Roy Thomas y Frank Robbins)

Y es que puestos a homenajear a grupos de segundones ¿que mejor que los Freedom Fighters?
¡Estos si que se merecian una oportunidad!

¡Este cómic está impreso en papel higiénico!

La frase «este cómic está impreso en papel higiénico» se ha convertido en un clásico de nuestros foros, a pesar de que las cualidades deslizantes del papel satinado (que es el que está de moda) no permite ningún uso que implique cierta capacidad de absorción. Pero aún así, cada vez que alguien se quiere quejar del papel en que imprime Norma o Panini o Planeta, venga con el papel higiénico arriba y abajo. ¡Ja! Se nota que no teneis este tebeo:







Imaginad, Sicilia, 1979. A alguna mente pensante se le debió ocurrir que sería un buen nogocio vender papel higiénico con un cómic impreso. Y ésta que teneis aquí es la historieta elegida, obra de Jim Salicrup y Michael Higgins. No, malpensados, no es que se estafara al comprador vendiendo poco papel, es que la historieta se repetía muchas veces a lo largo del rollo

Por cierto, recientemente Dan Slott ha conseguido integrar en la continuidad arácnida los anuncios de pastelitos de los que hablamos aquí hace un tiempo. ¿Lo conseguirá también con esta otra historia?

¡Aquí está… H.E.R.B.I.E.!

Imaginad: Estados Unidos, 1978. Se estrena una nueva serie de animación de Los 4 Fantásticos. Ésta tiene una peculiaridad que la distingue de todas las demás series que se han hecho sobre el cuarteto: la sustitución en sus filas de la Antorcha Humana por el robot H.E.R.B.I.E.

¿El motivo? Hay varias versiones: desde que el personaje no podía ser usado porque los derechos de Johnny Storm habían sido cedidos con anterioridad a otro proyecto hasta una hipotética precaución de los productores contra niños que se vierten bidones de gasolina por encima y padres con abogados beligerantes (¿alguien ha dicho «Tommy Hanson»?)

Y, conociendo como conocemos a Marvel, ¿alguien se extraña de que en los cómics acabase pasando esto?


No, no se atrevieron a sustituir a la Antorcha por el botijo flotante, pero sí le dieron un papel como creación/ayudante/mascota de Reed Richards


Al menos hasta que pasó lo que tenía que pasar…


Estos científicos de Marvel son de lo que no hay. ¿Es que no se acuerdan de lo que le pasó a Hank Pym con Ultrón? Y a pesar de eso, siguen metiendo los dedos en el enchufe una y otra vez, con el total convencimiento de que con el siguiente invento no meterán la pata


Pero ya no hay nada que hacer, una entidad maléfica ha poseido a Herbie, que podría vencer a los miembros de Los 4F (o al resto de, ejem) con una mano atada a la espalda. Una cualidad muy útil en un robot-mascota, por eso Richards lo construyó así

El caso es que el bicho tiene un momento «humano» de esos que tamto gustan a los lectores (vale, a algunos) y decide suicidarse antes de seguir fastidiando a los fans de los 4F


Herbie muerto, se acabó la rabia. Un cabo suelto que había que atar: la desaparición definitiva de un personaje incómodo para autores y lectores. Fin de la historia. ¿O no?

¡No! Marvel no sería Marvel sin sus bandazos y recontrabandazos, muertes y resurrecciones, incoherencias y retcons. Así que…


…ya tenemos a un Herbie de nuevo en danza, esta vez en el papel de un Hobbes del siglo XXI. A ciertos autores deberían obligarles a soplar por el nostalgiómetro antes de dejarles trabajar

¿KIRBY A COLORES? ¡DÓNDE ESTÁN MIS BIODRAMINAS!

Hay gente que se preocupa por nuestra salud. Existen datos que demuestran que los dibujos de Jack Kirby, coloreados, son causa de mareos, ofuscación cerebral, desconcierto e incluso algunos científicos han constatado casos de ataques de epilepsia y esquizofrenia. Poner a Kirby a colores al alcance de los niños es un acto irresponsable como pocos. Fíjense, sino, en esta esplash paje.

new_gods_2_2_WEB

¡Por Dios! ¡Qué mareo! Además, es ridículo: una civilización del espacio que pinta sus ciudades con rosas y amarillos de tonos pastel. ¡Aparten la vista¡ ¡Insensatos! ¡A ver si les va a dar un yuyu! Mucho mejor que reposen sus ojos en la armonía del blanco y negro español.

New_gods_2_2_bn_WEB

Menos mal. Esto es otra cosa. Fíjense. ¡Qué sentido del volumen! ¡Qué lápices, por RÖB! Sin colorines farragosos que difuminen lo espectacular de la ilustración, la belleza del paisaje, la paz y armonía cerebral que provoca, la verosimilitud que transmite. Y aún así, en Adlo! nos decantamos por la opción americana. Al fin y al cabo el mundo no es en blanco y negro, una idea ideológicamente retrógada y dicotómica. No. No. No. El mundo es una intensa y variada gama de grises. Observen, observen.

New_gods_2_2_gr_WEB

¡Por RÖB y MilgroM! Aquí el realismo es genial! Además, no hay que olvidar el importante factor nostálgico que retrotrae a la infancia. «Pepito, he fotocopiado el tebeo». O incluso el nivel universitario que se adquiere con esta técnica. En adlo siempre hemos preferido la fotocopia al simple escaneo moderno. Es como comparar el viejo King Kong con el de Peter Jackson. Quite, Quite. Pero prosigamos el análisis. Alerta. ¡CAUTION! A continuación viene una nueva viñeta de Kirby a colores. Pasen rápido su mirada ante ella, no se detengan demasiado. El riesgo es grande.

new_gods_2_11

¡ARGH! Como duele la jodida. Además… ¡Darkseid es Rosa! Y sus secuaces visten de violeta… La máquina es verde. ¡Pero qué es esto! ¡Qué drogas consumía el colorista! No No No. Esto no puede ser ni bueno ni sano. Afortunadamente, nosotros podemos disfrutar de la imagen sin sufrir síncopes, gracias a un tratamiento en blanco y negro que es pura gloria.

New_gods_2_11_bn_WEB

Menos mal. ¡Qué alivio! Aunque tras este remanso de paz viene la tormenta. Prepárense. Busquen si pueden las gafas del eclipse. ¡Aparten a los niños de delante del monitor! Gentes propensas a la lipotímia, ¡hagan zapping!. Preparados… listos… ¡YA!

new_gods_2_16

Buff. casin ni piedo escrinbir. Tingo timbloris por todi minj cuuerpo. Eperen que me repon gui

Ai. Qué mal lo he pasado. Lamento haber sido tan desagradable. Sé que esto restará visitas y me ganará más de una critica de Juanmito. He puesto en riesgo la capacidad ocular de los lectores. Perdón, perdón, perdón. Pero debía hacerse. Por cierto… ¿Alguien puede explicarme qué coño pinta Prince ahí en medio?

Como ven, Kirby a colores es pernicioso. Un riesgo. Un peligro. Podemos dormir tranquilos. Alguien vela por nosotros… O no. ¿Se han enterado? ¡Los Nuevos titanes de Pérez y LoboHombre se editarán a colores! ¡Insensatos! Debemos organizar una campaña…

¡INTENSIDAD CROMÁTICA NO!
¡POR EL BIEN DE NUESTROS HIJOS, TITANES EN B/N!
¡COLORISTA, CABRÓN, IRÁS AL PAREDÓN!

El dardo en la palabra

La crítica de cómic es muy complicada, niños. La crítica en general, de hecho. Ustedesvosotros se sientan ahí, en sus piltras, mirando cómo nos devanamos los sesos cuatro mataos para juntar letras con cierto sentido, y ni se les pasa por la cabeza lo que se sufre. Y más si uno procede de la estirpe de los gafapastas, como un servidor. No saben, no llegan ni a imaginar la cantidad de textos teóricos que me zampé yo en mis años de universitario, intentando elucubrar cuál era la medida justa, el poso correcto de opinión sintáctica y opinion morfológica, cuál era el equilibro estable, dorado, entre paja mental y tesis férrea. Yo lo sé. Lo que se sufre, digo. Porque yo he defendido Psicosis de Gus Van Sant. A mí me gusta DK2. De lo otro, de cuál es el equilibrium del amor no tengo ni idea aún.

Y si se mezclan crítica de cine y de tebeo, ni les cuento el sindiós semiológico que se arma. Ahí están esos líos que se hace la gente, que llegan a decir que Sin City de Robert Rodríguez es un buen tebeo en movimiento (risas) o, agárrense, que el comic de Sin City es como una película en viñetas (más risas).

Pues dejen de reirse. Estos líos vienen de la continua retroalimentación de lenguajes (avisen si empieza a parecer que estoy en otro blog), que está todo muy contaminado. La culpa es nuestra por reírle las gracias a Stan Lee cuando hace cameos en las películas de la Marvel (anda que no molaría verlo de súcubo con rabo «no, esperen… ¡¡con dos rabos!!- en Ghost Rider), pero les juro que había un tiempo en el que esto no pasaba. O se disimulaba más. Era cuando se editaba todo desordenado, cuando las viñetas hacían cosas raras, los increíbles textos menguantes, qué les voy a contar yo sobre temas que han sido tan comentados por estos lares. Y pongo a Dios por testigo que no echo de menos esos tiempos de mierda. Echo de menos la primera vez que vi Vestida para Matar, echo de menos coger un tebeo de los Nuevos Vengadores y que un escalofrío no me arrase el espinazo, pero ya está. Y quien lo eche, es imbécil.

Sin embargo, lo reconozco, había tiempos en los que era más sencillo teorizar. No había toda esta maraña de narrativas que se cruzaban, que si el videojuego ad hoc extiende pasajes de la película ad hoc que se han prologado en el libro ad hoc. Todo muy ad hoc, ad hoc siempre hasta el ad hoc final. Pero cuando Dardo Gómez escribió Superman Superstar para Bruguera en 1979, con motivo del estreno de la película de Richard Donner, era todo más sencillo. Acumulas toda la información que puedes de las tres fuentes medio reconocidas que tienes a mano (los caóticos archivos de la propia Bruguera, las necrológicas de George Reeves y un par de conversaciones con Javier Coma), algo de prosa sugerente (ahora veremos unos ejemplos) y, hala, tochito de Superman para los niños. ¿Quién va a discutir las frases de cinco líneas, los datos sin contrastar? ¿Los pajeros lactantes, Lolo Rico, algún precedente de Miguel G. Saavedra? Ay, anda que no hubiera yo dado nada por ser escribiente en aquellos tiempos.


Dardo Gómez, un buen hombre, pero no un buen seudónimo (ni malo: es su nombre real, y hoy día es presidente del Sindicato de Periodistas de Cataluña, con todos los respetos que nos merece tal institución), arranca ofreciendo una breve historia del comic-book, de la que yo resaltaría este párrafo.


Estoy completamente convencido (entre mis numerosas virtudes no está la de ironizar) de que Dardo sabía, como todos nosotros, que Yellow Kid se llamaba así… porque era oriental. Pero sin duda, no queriendo redundar en estereotipos raciales que en 1979 ya empezaban a ser de mal tono, improvisó una excusa apresurada e incoherente. Que como no tiene nada que ver con Superman, ya nos va bien.

El tomo prosigue con el capítulo Vida y Milagros de Superman, sin duda una obra titánica. Porque hay que tenerlos cuadrados (icosaedrales, diría yo) para resumir en veinte páginas (que se pasan volando, miren a mí cómo me está quedando este post y aún no he dicho nada) y li-ne-al-men-te toda la vida de Superman. Y estamos en terreno pre-crisis, pero ni Tierra 2 ni hostias. Plas, plas, plas, que si Villachica, que si Superboy, que si Krypto (aquí jocosamente denominado Supercán, que a la hora de poner a caldo a Novaro a todos se nos llena la boca, pero hay que reconocer que eran unos dioses). Y Dardo, nuestro dardo, dice cosas como que Bizarro es de Krypton (un TIO FEO de Krypton, será), y hay párrafos como este, que es bellísimo:


Me permito recalcar la importancia no ya de resumir la ingente catarata de disparates conceptuales que supone la historia de Superman en veinte páginas (con tipografía de tamaño 16), sino de ignorar Tierras alternativas y zampárselo todo a un desprevenido infante lector, que me lo imagino pillando el libro a la salida del cine, recién vista la película, pensando sólo en toalla=capa y balcón=volar, y encontrarse con este maremagnum, con datos como


, y preguntarle al padre que por qué eso no salía en la película, y el padre cagándose en dios. Aunque todo se perdona, piensa el padre con una… euh… paternal sonrisa si los jefazos hollywoodienses se han encargado de que los ancianos Siegel y Shuster, responsables de la ilusión de millones de niños y del enriquecimiento exagerado de miles… no… un puñado de adultos encuentran al fin su merecida recompensa. Porque si lo dice el libro, será verdad:


Posiblemente, entre esto y el resumen de la película, quedó un libro un poco mustio. Me imagino al gerifalte de Bruguera mesándose las barbas y diciendole a Dardo que, hombre, que a ver si se curraba una historia de la editorial esta de supermán. Una historia completa. Los «Pe… pe… pero» del señor Dardo valdrían bien poco ante estos estajanovistas de la información, y hallamos así el capítulo El Rey del Comic, en el que el futuro sindicalista resume la historia de DC en menos espacio del que ha tardado en resumir la del propio superhombre. Ahi nos encontramos semblanzas de Batman tan diestras como esta:


El capítulo culmina con una acertada visión de Superman en la vida cotidiana: sus combates contra las hordas hitlerianas, sus misiones a las órdenes de Kennedy o sus aventuras pacíficas a las órdenes de Unicef y otras Organizaciones Del Bien.

Y luego
el cine, la gran pantalla, la tierra de los sueños. La hipérbole y el pleonasno. ¿Ven a lo que me refería? Sin cambiar de registro, este Dardo puede hablar de cine, de tebeos, de lo que le salga de los cojones, oigan. Eran tiempos felices y sencillos. Una simple palabra, un cambio de capítulo, y júrolo, no se liarían ni un ápice. Todo está perfectamente desgranado. ¿Qué tiene que hacer un making of? Pues nos cascamos un


recreando perfectamente el habla incesante, chispeante, el burbujear dialéctico de Hollywood. ¿Que hay que hablar del reparto? Dardo sabe. Miren qué
precioso fragmento de la semblanza de Marlon Brando:


He disfrutado como un poseso del libro de Dardo Gómez: tiene sentido del humor, es completo, y sobre todo, me ha descubierto encarnaciones de Superman que desconocía.

Pero del todo.

Por completo: