Los tuiteos de Julio (no, Iglesias no)

Que se acaben las vacaciones no es motivo para dejar de hacer el vago. ¡Redifusión de tuits para hacer bulto!

Spider-Man y sus espectaculares amigos

La semana pasada repasábamos la solitaria carrera inicial de Spider-Man, y comprobábamos que durante los tres años que el tándem original Lee-Dikto marcó los caminos del trepamuros, estos no pararon de cruzarse con los de otros héroes. Sin embargo, en 1966 el dibujante emprendió un nuevo rumbo, y la editorial colocó a John Romita a los lápices de Amazing Spider-Man. Después de esto, Peter Parker no dejó de encontrarse con nuevos y viejos conocidos del Universo Marvel. Así, para el tercer Annual de la colección arácnida, Spidey hizo una prueba para ser reclutado como uno de los Vengadores, enfrentándose de paso al Increíble Hulk, al que ya se había encontrado en una ocasión anterior. La cosa no salió demasiado bien entre otras cosas porque el Peter de los sesenta era un tremendo cretino.

Pocos meses después, en X-Men 27, veríamos al bueno de Spidey  por primera vez en un tebeo de la Patrulla X (en un cameo). El primer encuentro real entre el cabeza de red y los mutantes se produciría en 1967, en X-Men 35. Esto si no contamos su presencia en el Fantastic Four Annual 3, con la boda de Reed y Sue, ni la presencia de unos robots de la Patrulla que Misterio utilizó el primer Annual de la cabecera arácnida. 

Los cameos de Spidey ya eran algo habitual, puesto que el viejo Stan se dedicaba en muchos cómics a enumerar a los distintos héroes del resto de colecciones con la esperanza de tejer un universo compartido entre todas ellas. Así, en número 61 de los 4 Fantásticos estos se enfrentaban al Hombre de Arena, con pequeña mención a Spidey, mientras que en el 62 de Amazing Spider-Man este se encontraba con Medusa, parte de los Inhumanos que habíamos conocido en los cómics de la Primera Familia unos meses antes. El trepamuros también aparecería en Strange Tales 156, con Marie Severin dibujando a la otra criatura de Ditko, el Doctor Extraño. Con algo más de enjundia, podríamos ver el traje rojo y azul en la portada de Daredevil 27, espaciando en apenas una decena de números la última aparición del personaje en la revista del Hombre sin Miedo.

En Abril del 68 volveríamos a ver a Daredevil y Spider-Man hacer equipo, junto con Thor, contra los 4 Fantásticos. En el número 73 de la cabecera del cuarteto, un malvado plan del Doctor Muerte llevaba a este inusual choque entre héroes. Unos meses antes Spidey y la Antorcha Humana firmaban una página más de su relación de amor-odio en las páginas de cuarto Annual arácnido. Y al final del 68, en Avengers 59, veríamos un breve cameo de J.J.Jameson y Spider-Man, aunque no llegaría a cruzarse con el equipo protagonista. Sí lo harían en el siguiente número, como invitado a la boda de Chaqueta Amarilla y la Avispa, en una espectacular splash page dibujada por John Buscema.

El personaje volvería a las páginas de Daredevil en su número 54, y mientras tendría tiempo de volver a cruzarse con la Antorcha en su propia colección o con Ka-Zar, originario de las páginas de los X-Men y con el que se enfrentaría en Amazing Spider-Man 57. En general la diversificación de cabeceras de Marvel durante la segunda mitad de la década de los 60 no aumentó la cantidad de encuentros y cruces de Spidey con otros personajes, pero tampoco podemos decir que se redujera, pues contamos en tres años escasos unas diez apariciones con otros héroes, algunas más relevantes que otras.

Durante los 70 Spidey no solo visitaría las colecciones de héroes ya instituidos, sino que comenzaría a ser habitual la presencia del trepamuros en números inaugurales de las nuevas cabeceras, así como la presentación de importantes personajes nuevos dentro de las páginas del propio Amazing Spider-Man. Todo esto sin dejar de aparecer ocasionalmente con los Vengadores, Daredevil o los 4 Fantásticos, llegando en 1972 a la cabecera Marvel Team Up, donde el cabeza de red coincidía todos los meses con un héroe o personaje relevante del Universo Marvel hasta 1981 en Marvel Team-Up 104. Pero si una década de publicaciones y más de cien números continuos no te pueden convencer de que Spider-Man es un chico gregario y acostumbrado a trabajar en equipo, la semana siguiente seguimos otro poco. Que aún queda verano para rellenar.

Spider-man y sus asombrosos amigos

Cada vez más cerca, Spider-man: No way home se perfila como la más esperada y deseada película de superhéroes de Sony, y probablemente también de Marvel Studios. El hermetismo que ha pesado sobre la película en cuestión de material promocional hasta la fecha ha sido el caldo de cultivo para la especulación y los disparates de todo tipo por parte de los youtubers y aprovechados varios, necesitados de producir contenido rápido y monetizable, aún a costa de repetir lo ya dicho o de crear cientos de contenidos idénticos.

Como en anteriores ocasiones, las personas que más odian a Spider-Man ya se han puesto manos a la obra. Hablo, por supuesto, de los fans. Probablemente la mayoría esperaba encontrar la presencia del Dr. Strange de Benedict Cumberbatch en el material promocional para quejarse, pero como es agosto y seguimos sin un trailer, la cosa ya se ha activado en el clásico runrun ya habitual contra el Spidey del MCU: su excesiva dependencia de otros héroes y personajes que le marcan el rumbo. Por supuesto, no hay una explicación sencilla para esto. Hay varias.

Una de las más obvias es que la producción de estas películas parte de un acuerdo complejo y tenso entre Sony y Disney, y cada uno quiere que le otro se gane los dólares. Así, igual que Sony cede generosamente la presencia de Peter Parker para que Marvel haga sus cosas, esperan que a cambio sus socios pongan también un valor lucrativo encima de la mesa que empuje la taquilla hacia arriba. Y si en la primera película no podía ser otro que Iron Man, acusar a Far from home de repetir esta fórmula es un poco optimista. ¿Cuánta gente fue a ver la secuela de Spider-man porque salía Samuel L. Jackson? ¿O John Favreau? Probablemente no mucha, pero eso no detiene a los fans. Para esta tercera entrega tenemos ya confirmada la presencia de Strange, cuya primera película en solitario recaudó doscientos millones menos que la primera del Spidey de Holland. Como vemos, ser un gran fan del Spider-Man solitario, inteligente y científico no implica que sepas matemáticas.

Por supuesto, otro argumento sería precisamente que la presencia de Strange en la película de Spider-man busca situar al trepamuros en el entorno Vengador para los próximos años, creando una mayor presión sobre Sony para no jugar con el acuerdo que permite a Disney utilizar al personaje. Quizá una película demasiado independiente pudiera hacer que otras personas perdieran parte de la fiereza con la que el público ha reclamado que Spidey permanezca dentro del MCU, o incluso, darle a Sony la equivocada idea de que puede prescindir del universo compartido con Marvel y lanzarse a hacer películas en solitario del personaje, en lugar de conformarse con hacer películas de… los Slingers y Jackpot.

Pero hay otro motivo posible. E igual aquí estoy siendo un poco exigente con los fans de Spider-Man. Una cosa loca, disparatada, una cosa llamada “memoria”. Porque cada vez que oímos hablar del Spider-Man solitario, independiente e individualista, hay que hacer este repaso, una y otra vez. De modo que durante los próximos días voy a seguir trabajando en un listado lo más amplio posible que podamos reutilizar en cada discusión y debate. Un simple enlace para frenar el ruido, la producción de contenido polémico y la monetización de haber leído pocos tebeos pero haber comprado muchos Omnigolds para tenerlos de fondo en el vídeo de Youtube.

En marzo de 1963 tenemos el primer encontronazo del trepamuros con otros superhéroes. Hablamos, claro, de Amazing Spider-man 1, en el que nuestro héroe intenta relacionarse e incluso asociarse con la gran licencia del momento, los 4 Fantásticos. En julio del mismo año, en el número 3 de la colección arácnida, la Antorcha Humana serviría para inspirar a Peter Parker para enfrentarse y derrotar al Doctor Octopus. Y unos meses después, en Amazing Spider-Man 5, los 4 Fantásticos volverían a aparecer, esta vez debido a la presencia de Victor von Doom en la cabecera.

Esta relación con la primera familia se mantuvo durante el primer año de publicación del trepamuros. En el primer Anual de Strange Tales, editado en octubre de 1963 y en Strange Tales 115, lanzado dos meses después, Spidey y la Antorcha Humana volverían a hacer encontrarse, manteniendo una relación complicada que oscilaba entre la rivalidad y el compañerismo. Volverían a encontrarse en la portada de Amazing Spider-Man 8, publicado en enero de 1964.

Pero muy rápido las cabezas pensantes de Marvel quisieron relacionar a Spider-Man con el resto del Universo Marvel. Por eso, en Vengadores 3 Tony Stark, el mismísimo Iron Man, pediría ayuda a un ocupado Spidey que le despacharía sin mucho tacto. Unos meses después, en la portada de Strange Tales 119, el trepamuros se encontraba con el Hombre Gigante y la Avispa.

Estos malos humos entre héroes eran bastante habituales entre los héroes Marvel de los primeros años. En Strange Tales 119, impreso un par de meses que el mencionado número de Vengadores, Spidey ofrecía ayuda a un atribulado Johnny Storm, que también le mandaba a freír espárragos. Podemos ver que aquí Peter Parker no es un solitario, sino un joven solícito y dispuesto a echar un cable siempre que no seas el puñetero Iron Man.

Mientras tanto, en la cabecera arácnida seguirían apareciendo estrellas invitadas. En julio de 1964 encontraríamos al Increíble Hulk, y dos meses después a Daredevil. En ambos casos hablamos de personajes mucho menos populares que el trepamuros, cuya aparición por aquí debería ayudar a mantener cierto interés sobre ellos.

Pero además durante los siguientes meses la presencia de la Antorcha Humana en los cómics de Amazing Spider-Mans sería constante, apareciendo en varias de las portadas y en los interiores de los números 17, 18, 19 y 20, en algunos casos acompañado del resto de la Primera Familia. La relación entre ambos personajes se haría más estrecha, siempre con un cierto margen de rivalidad, hasta la llegada en los 70 de Marvel Team-Up, cabecera donde Spidey compartiría protagonismo con diversos héroes, siendo el primer elegido el más joven de los Storm.

Pero como decíamos, este no es el único cruce importante en la vida de Peter Parker. En Vengadores 11 Spidey ayudaría a los Vengadores a librarse de un doble robot del trepamuros creado por Kang, y unos meses después podríamos verle en Daredevil 16, en su primera aparición en la portada de El Hombre Sin Miedo. También podríamos verle en el tercer Anual de la cabecera de los 4 Fantásticos, esta vez salvando a Ojo de Halcón de una caja fuerte que le iba a caer encima al más puro estilo Wile E. Coyote.

Pero si hablamos de cameos importantes para Spider-Man, el Amazing Spider-Man Annual 2 le haría encontrarse con Dr Extraño, la otra exitosa creación Marvel dibujada por Steve Dikto. Algo que al parecer el propio ilustrador y cocreador del personaje quería poder plasmar, y que pudo hace unos meses antes de abandonar ambas colecciones por «diferencias creativas.

En total, en los 38 meses que Ditko dibujó la colección arácnida, los tres años y pico que podemos considerar los más puros y esenciales del personaje, podemos contar 19 crossovers entre todas las colecciones de los héroes de Marvel (que, recordemos, en aquella época no eran tantas, apenas una decena). Sale a una cada dos meses, aunque lo cierto es que el último año de esta etapa las apariciones del trepamuros con otros héroes ya eran bastante más escasas (7 meses entre Amazing Spider-man 20 con la Antorcha y este Anual, y otros 7 meses entre el Anual y el encuentro con Daredevil en su propia cabecera).

¿Sería Spider-man más o menos sociable a partir de entonces? Pues ya os puedo garantizar que el personaje no dejó de tener encuentros tanto en su propia cabecera como en las del resto de personajes. Pero hablaremos de algunos de esos encuentros en futuros posteos. Si algo nos ha enseñado toda esta polémica es que de un mismo tema debería poder sacar posteos para todo lo que queda del mes.

Esto sale de Strange Tales 115, por si os lo estabais preguntando.

Tuiteos de del segundo marzo pandémico

Probablemente ya los hayas visto, pero seguramente ya los habías olvidado

Instagrameos de un verano confinados

¡Reposiciones! ¡No castigues tu cerebro leyendo cosas que no hayas leído antes!

Esperando lo Inesperado

Entre las incontables series de antologias de historias cortas con giro sorpresa Tales of the Unexpected destaca por derecho propio gracias a un conocido hito.

No, no es que hubiera una serie de TV con el mismo título pero que no tuviera nada que ver (y a los que habeis reconocido esta intro ¿ya habeis pedido cita para la revisión de la próstata?).

Y no, tampoco.

Tampoco es porque hubiera OTRA serie de TV con el mismo título pero que no tuviera nada que ver. Avatares del azaroso destino dictaron que una fría y tormentosa noche de Octubre el número 14 de TotU, llevado por una virulenta ráfaga de viento, atravesara la cristalera del dormitorio de un joven e inocente infante…

…marcando su futuro destino blogero y ensuciando su mente para siempre.

Pero no nos engañemos, hay mucho más en la larga andadura de TotU que gorilas verdes que sólo uno puede ver.

También hay gorilas de color normal y perfectamente visibles. Y es que durante su dilatada trayectoria que comenzó en 1956 y terminó en 1978 a TotU le dió tiempo a ser un magazine de historias fantásticas…

…la cabecera contenedora de personajes clásicos e inolvidables…

…como el Ranger Espacial…

…o Robotman el Robotman de la Golden Age Automan…

…hasta terminar siendo otra colección de relatos de terror clásico con portadas de Neal Adams. Y en ese tan extenso como furctífero período tuvieron cabida todo tipo de narraciones. Las que apuntaban a una cierta tensión sexual…

…las que prácticamente anunciaban en titulares su inevitablemente erótico resultado con cuasi pornógrafa alegría…

…y las que, lejos de toda frivolidad carnal, simplemente buscaban explorar nuevos horizontes de la ciencia ficción…

…penetrando sus más remotas fronteras, por así decirlo.

Una trayectoria tan alargada implica necesariamente altibajos en su calidad. No todas las ideas presentadas en TotU germinaron con tanto éxito como las arriba mencionadas. Sus páginas fueron testigo de desvaríos afortunadamente condenados a las nieblas del olvido. Personajes que en este moderno mundo de memes no llegarían ni a la esquina.

Argumentos absurdos como el de ese adolescente terrícola que repentinamente descubre ser el hijo del lider de un lejano imperio galáctico.

Ideas ridículas como ese momento en que un político corrupto teme ser descubierto y planea fugarse a un pais que le acoja favorablemente…

…y el primero en que piensa es España.

O como esta tontísima historia de un Kirby sin duda en plena resaca y con los plazos de entrega echándosele encima…

…sobre un poderoso alieno que viaja por el cosmos coleccionando civilizaciones reducidas guardadas en botellas.

En su debe también hay que incluir los en ocasiones excesivamente prometedores títulos de las historias. Más de un joven de la época debió correr hasta su casa apretando el último número contra su pecho y al llegar a su habitación y abrir ávidamente la página que daba comienzo a «EL SEMENTAL HUMANO«…

…llevarse un chasco sólo superado por aquellos que encargaron por correo unos monos marinos o unas gafas de rayos-X.

Pero sin duda lo positivo sobrepasa a lo negativo. Años y años de historias sólidamente escritas y profesionalmente ilustradas. Estamos ante un quintaesencial tebeo clásico de los que ya no se hacen hoy en día. Una reliquia de tiempos de artistas cumplidores y editores inteligentes e intuitivos. Tan astutos que si de repente la tirada del TotU de este mes había salido con el clásico error de imprenta de inversión de los fotolitos de color y ya era tarde para repetirla…

…lo podían arreglar todo cambiando la portada y reescribiendo el texto de la historia.

El agosto del estreno más improbable

Hoy no trabajo, hoy tocan reposiciones de lo que escribí en agosto

Aunque ya no sea mayo, ¿te puedo tuitear?

Una segunda oportunidad para que podáis leer chorradas que en su mayor parte no se merecían ni una primera oportunidad

Instagrameos de febrero

¡De los años 60 del siglo XX a los años 20 del siglo XXI!

Ver esta publicación en Instagram

El destacado papel de la mujer en Asgard #marvel #jim120

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Ver esta publicación en Instagram

¡Nadie succiona como el poderoso Thor! #jim94 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Tuiteos de febrero

¡Ahí vamos con febrero!