Todos tenemos un pasado…

Lo que ya no es tan habitual es tener un futuro. ¿Pero pasado? Lo que quieras. Por ejemplo, en ADLO! antes de este vuestro blog tuvimos Nuestra Ya Clásica Lista de Correos. ¿Significa eso que no acabará habiendo un MySpace TikTok de ADLO!? ¡No (necesariamente)! Significa que antes del presente había un pasado. Pongamos como ejemplo ATLAS.

Creo que a estas alturas todos sabemos que Marvel salió de un sitio muy concreto (excepto si somos youtubers, en cuyo caso hay unas posibilidades similares a las que tiene TRUMP! de ganar las elecciones de 2020 de creer que la fundó Stanli con sus manos desnudas y un sueño en su mirada) como es la editorial Atlas. O como dirían en un artículo de los Cuadernos Coloreables: La antigua Atlas Cómics.

En realidad debería comenzar la historia con Timely, que es la primera idea que tuvo la persona realmente responsable de todo el asunto: Martin Goodman.

Goodman era un hijo de emigrantes lituanos que salieron por patas de la Rusia zarista porque allí a los judíos se les tenía cariño relativo. Goodman tendría una vida azarosa (incluyendo historias de vagabundos) pero nosotros vamos a avanzar hasta 1929, que fue un año realmente tranquilo, en el que conocería a Louis Silberkleit. Sí, el co-fundador de Archie, efectivamente. Ambos estaban trabajando en una distribuidora de revistas. Así que estos dos y unos pocos inversores más fundaron un (entramado no muy claro de) empresas que salieron en parte como Columbia Publication (que abandonaría Goodman en 1932) o la Mutual Magazine Distributors o la editorial de Silberkleit Newsstand Publications en la que se dedicaría a la publicación de revistas. Pongamos ejemplos:

Sí, unos aparecen como A STAR MAGAZINE, otros como A RED CIRCLE MAGAZINE. Estas cosas pasan. ¿Qué por qué una empresa iba cambiando el nombre a la editorial, el sello o la empresa? Uy, que se nos hace tarde, ya si eso otro día.

Que Goodman es un visionario no hace falta ni que decirlo, con contaros que en 1937 se iría de luna de miel a un viaje por Europa. De modo que mientras aplicaba su criterio empresarial en los magazines -ya con Silberkleit fuera de la empresa, pero intentar explicar el jaleo empresarial en este periodo requeriría de varios posteos más- que se traducía por: Si algo está teniendo éxito lo copiamos.

Por ejemplo, en 1939 lo que estaba en ascenso era… Ya, bueno, ¡ADEMÁS! En 1939 estaban en ascenso los cómics de Superhéroes. Así que hizo lo que cualquier buen editor haría. Contratar un packager.

Según a quién leas fue Frank Torpey el que convenció a Goodman de publicar cómics o Goodman el que pensó en lanzarse y contacto con la gente de Funnies Inc. La idea era probar a sacar un cómic con algún nombre con potencial, a ver qué tal iba..

Salió bien. Tan bien que Goodman hizo lo esperable en un empresario de su categoría. Ofrecerle a uno de los miembros de la empresa que tenía contratada que se fuera a trabajar para él. Y así aparece Timely y su primer empleado contratado: Joe Simon. Simon junto con un freelancista llamado Jack Kirby crearon uno de esos personajes patrióticos. Luego contrataron a un entintador, Syd Shores. Luego el entintador y el dibujante se largaron. Y entonces pasó otro de esos momentos de cualquier empresa seria. El jefe dijo: Bueno, esto lo puede hacer el primo de mi mujer.

Claro que también decidió que para qué mantener el nombre de la editorial si podía usarla directamente de la compañía de distribución que era suya: Atlas News Company.

Total, que con el primo de su mujer y el nombre de Atlas ya podían dedicarse a la filosofía empresarial de Goodman:

¿Parecidos razonables? ¿Qué parecidos? Yo solo voto taquiones. Por suerte también tenían cabeceras que podían haber salido de cualquier lado.

Y, por supuesto, algunas que… evolucionaron.

Aunque es cierto que algunas cabeceras fueron reaprovechadas más tarde…

…y de Riot hablaremos otro día, sí.

Ah, sí, no he puesto del oeste porque con eso tenemos para llenar otro blog, pero os hacéis a la idea. Sobre todo porque, siguiendo las ideas de Goodman, si algo no funcionaba era reemplazado por otro título… tuviera que ver o no. El Li’l Willie Comics de Timely pasaría a convertirse en Crime Cases Comics. Justice recogería la numeración de Wacky Duck, Joker daría paso a Adventures into Terror (muy lógico visto ahora), y la caída de ventas de los superhéroes llevaría a que títulos de Timely como The Human Torch o Young Allies acabaran convertidos en Love Tales y Hedy of Hollywood Comics respectivamente.

Que, en realidad, no debería de sorprendernos tantos porque estamos hablando del tipo que cuando se olió en Timely que había negocio no dudó en combinar un personaje bien conocido de la editorial en un género que estaba a tope:

Pero esa, de nuevo, es otra historia.

Lo importante aquí es demostrar que siempre hay que tener un ojo en nuestras acciones pasadas, por lo que puedan suponer en el futuro.

Por ejemplo, Goodman vio a principios de los ’60 que los supes volvían a moverse y le dijo al primo de su mujer que se pusiera a ello. Un par de años después y siguiendo esta lógica empresarial suya de abrir y cerrar muchas empresas decidió venderla, venderle la (ahora sí) Marvel a la Perfect Film & Chemical Corporation demostraba tanto que creía en un futuro en los Film para la editorial de cómic como que los juegos de las corporaciones siempre han sido un poco difíciles de explicar.

Eso sí, luego volvería a montar una editorial llamada Atlas. Pero esa es otra historia, porque el que lo hiciera cuando no pillaron a su hijo Chip para dirigir Marvel son malas lenguas, ¡si el nunca había usado el nepotismo! Además, ¿una editorial que se basa en pagar bien a sus colaboradores y darles derechos de autor? ¡Cómo se nota que no había ahí un visionario creador para decirle cómo funcionaban las cosas! Un adelantado a su tiempo era este Goodman.

Pero volvamos a lo importante: Nuestra ya clásica lista de correo. Todo esto venía a que… hum

He olvidado a qué venía esto.

Bueno, seguro que MA lo recuerda. Tanto da.

Lo importante es que os quedéis con esto:

¡Vigilad vuestro pasado!

(Y los procesos de votación. Pero eso, de nuevo, será historia para otro día)

Esperando lo Inesperado

Entre las incontables series de antologias de historias cortas con giro sorpresa Tales of the Unexpected destaca por derecho propio gracias a un conocido hito.

No, no es que hubiera una serie de TV con el mismo título pero que no tuviera nada que ver (y a los que habeis reconocido esta intro ¿ya habeis pedido cita para la revisión de la próstata?).

Y no, tampoco.

Tampoco es porque hubiera OTRA serie de TV con el mismo título pero que no tuviera nada que ver. Avatares del azaroso destino dictaron que una fría y tormentosa noche de Octubre el número 14 de TotU, llevado por una virulenta ráfaga de viento, atravesara la cristalera del dormitorio de un joven e inocente infante…

…marcando su futuro destino blogero y ensuciando su mente para siempre.

Pero no nos engañemos, hay mucho más en la larga andadura de TotU que gorilas verdes que sólo uno puede ver.

También hay gorilas de color normal y perfectamente visibles. Y es que durante su dilatada trayectoria que comenzó en 1956 y terminó en 1978 a TotU le dió tiempo a ser un magazine de historias fantásticas…

…la cabecera contenedora de personajes clásicos e inolvidables…

…como el Ranger Espacial…

…o Robotman el Robotman de la Golden Age Automan…

…hasta terminar siendo otra colección de relatos de terror clásico con portadas de Neal Adams. Y en ese tan extenso como furctífero período tuvieron cabida todo tipo de narraciones. Las que apuntaban a una cierta tensión sexual…

…las que prácticamente anunciaban en titulares su inevitablemente erótico resultado con cuasi pornógrafa alegría…

…y las que, lejos de toda frivolidad carnal, simplemente buscaban explorar nuevos horizontes de la ciencia ficción…

…penetrando sus más remotas fronteras, por así decirlo.

Una trayectoria tan alargada implica necesariamente altibajos en su calidad. No todas las ideas presentadas en TotU germinaron con tanto éxito como las arriba mencionadas. Sus páginas fueron testigo de desvaríos afortunadamente condenados a las nieblas del olvido. Personajes que en este moderno mundo de memes no llegarían ni a la esquina.

Argumentos absurdos como el de ese adolescente terrícola que repentinamente descubre ser el hijo del lider de un lejano imperio galáctico.

Ideas ridículas como ese momento en que un político corrupto teme ser descubierto y planea fugarse a un pais que le acoja favorablemente…

…y el primero en que piensa es España.

O como esta tontísima historia de un Kirby sin duda en plena resaca y con los plazos de entrega echándosele encima…

…sobre un poderoso alieno que viaja por el cosmos coleccionando civilizaciones reducidas guardadas en botellas.

En su debe también hay que incluir los en ocasiones excesivamente prometedores títulos de las historias. Más de un joven de la época debió correr hasta su casa apretando el último número contra su pecho y al llegar a su habitación y abrir ávidamente la página que daba comienzo a «EL SEMENTAL HUMANO«…

…llevarse un chasco sólo superado por aquellos que encargaron por correo unos monos marinos o unas gafas de rayos-X.

Pero sin duda lo positivo sobrepasa a lo negativo. Años y años de historias sólidamente escritas y profesionalmente ilustradas. Estamos ante un quintaesencial tebeo clásico de los que ya no se hacen hoy en día. Una reliquia de tiempos de artistas cumplidores y editores inteligentes e intuitivos. Tan astutos que si de repente la tirada del TotU de este mes había salido con el clásico error de imprenta de inversión de los fotolitos de color y ya era tarde para repetirla…

…lo podían arreglar todo cambiando la portada y reescribiendo el texto de la historia.

Latinos de antaño

Ya sé, ya sé… ¿cómo hemos acabado aquí?

La existencia del Batman con bigotes a.k.a. Bat-Hombre en realidad no es tan interesante por sí (bueno, un poco sí) como por lo que dice esto de los latinos en los cómics.

Ya, ya sé, habrá una parte de gente que pensará que esto son cosas de la diversidad forzada y blablabla que antes no existía. Así que hoy vamos a hablar de cómics y personajes inexistentes, claro.

Comenzando por el final. Bueno, casi. Porque podríamos ir a 1958. Ahí estaría en el Adventure Comics #250 nada menos que Flecha Verde.

Por supuesto, antes de eso estuvo Anthony Rodriguez, más conocido como Big Words, que debutó en Star Spangled Comics #7 (Abril 1942). Pero que posiblemente os suene más por su grupo, la Newsboy Legion.

¿Que quién es Big Words? Os dejo una página y seguro que lo descubrís.

Se empieza ahí, creado por Simon y Kirby, y se termina siendo padre de Superboy. Estas cosas de los cómics funcionan así.

Pero aún podemos irnos más atrás. Lo más atrás posible. Porque en enero de 1940 tuvo lugar el número uno de Flash Comics que incluía la primera aventura de The Whip.

Y lo primero que supimos de The Whip a.k.a. El Castigo es que es Don Fernando Suarez Rodrigo.

Por supuesto este señor que en absoluto se parece a nadie desapareció para ser sustituido por una versión más moderna, más blanca y con un nombre menos propenso a hacer chistes como es Elwood Gaynor.

Dos de tres tampoco está tan mal.

Y ahora que ya hemos mareado lo suficiente la cosa nos vamos al Batman #56 de diciembre de 1949.

Resulta que el presidente de un país sudamericano quiere tener su propio Batman, supongo que porque sabe que de las formas de intervención estadounidense que te manden a Batman siempre es mejor que un golpe de estado. Al final lo que deciden es que entrene a su propio Batman sindicado: Bat-Hombre. Por supuesto Batman tiene OPINIONES sobre cómo debe de hacer su trabajo:

Sí, El Papagayo es el malo. Qué queréis que os diga. En cualquier caso, acaba encontrando a un sustituto aceptables, que es este:

Y así hemos regresado al principio.

Bueno, sin duda hay otra cosa que habéis notado… ¿Qué? ¿Que es un doble agente a las órdenes de El Papagayo? ¡No, hombre, yo hablaba de EL BIGOTE!

YES, IT’S-A ME BATMARIO!!!

Ah, no, que es mexicano. Bueno, tanto da.

En cuanto al plan… Bueno, Batman lo descubre, el Bat-Hombre muere… ACCIDENTALMENTE y entonces Robin…

Bueno, Robin robinea, claro.

Pero casi mejor porque el plan entero… bueno, os pongo toda la página que se entiende mejor. Incluso que la forma de disfrazarse de Batman es con un bigote postizo. ¡Ah, los (cómics) clásicos que nunca fallan!

Por supuesto el resultado es el esperable, por un lado Batman apresa a los malos. Por el otro…

El Presidente electo muere con una sonrisa en los labios y el nombre de Batman y Robin. Al final las intervenciones norteamericanas siempre terminan igual.

Tanto da, lo importante es que hemos podido comprobar dos cosas fundamentales:

Que ya en la década de los cuarenta había personajes hispanos en DC.

Y que esos tipos con bigote tienen cara de… ahm… de Batman. Sí. Eso.

Mundos Extraños (pero todos en este)

-¿Puedo pasar, Stan?

-Adelante, Steve, pasa, pasa.

-¿Y este crio?

-El hijo de la nueva secretaria, que hoy la ha dejado tirada la niñera y se lo ha tenido que traer al tajo. Di «hola» a Steve, Timmy.

-Hola.

-Steve es uno de los señores que hace los dibujos de los tebeos que publicamos aquí en Atlas.

-¿Ah sí? ¿Sabe usted quién es más fuerte? ¿Gracoom o Meccano?

-Cómo son estos pequeñuelos.

-En el número 42 de Historias para Asombrar aparece una Isla Diablo en la que vive un alienígena varado. Sin embargo en el episodio 37 de Relatos de Asombro en la Isla Diablo vive un monstruo mágico causado por una maldición. ¿Nunca se encuentran porque la vegetación es muy tupida? ¿Acaso coexisten en planos de realidad paralelos superpuestos?

-Verdaderamente creen en todo. Bueno, qué argumento me traes para el siguiente número de Extraños Mundos.

-No me acaba de convencer este método de trabajo que te has inventado, Stan.

-Pensaba llamarlo «el Método Atlas™ de los Cómics»

-Y el nombre menos todavía.

-Bueno, ya habrá tiempo para discutir. Una de esa discusiones amigables que tenemos que nunca romperán nuestra inquebrantable amistad. A ver esas páginas. Oye, no será otra movida de ese escritor con el que te has puesto pesadito, ese Ian Rand, ¿verdad?

-Es AYN Rand, Stan (maldito parásito social)

-Lo que sea. Que no tenga luego que arreglarlo en los diálogos gracias al Método Atlas™ como la última vez.

-Tranquilo Stan, he aprendido la lección. Nada de política, nunca más, esa es la cuestión. Mi historia empieza así, con un viejo científico que ha inventado una máquina del tiempo y llega a los tiempos del Rey Arturo en busca del legendario Merlín el mago.

-¡Y al final resulta que él acabará convirtiéndose en el mago Merlín!

-Ehm… N-no necesariamente, niño… Ve… verás, Stan, nada más desembarcar un fortuito accidente hace que la nave explote, asustando al supersticioso caballero…

-¡Y dejándolo atrapado en el pasado, donde acabará convirtiéndose en el mago Merlín!

-P-puede que NO… Porque al quedarse sólo reflexiona sobre los acontecimientos que le han llevado a este punto. Cómo sus colegas científicos se reian de su teoría sobre la identidad real de Merlín el mago, un…

-¡Un científico llegado del futuro en una máquina del tiempo al que tomaron por mago por los artilugios tecnológicos que llevaba consigo!

-Ahm… No… no necesariamente, ¿sabes, monín?

-Estoy intrigado, Steve, continua.

-Bueno, el caso es que nuestro protagonista echa a andar en busca de Merlín. Pero por algún arcano e incognoscible motivo todo el mundo conoce al Rey Arturo pero nadie ha oido hablar del mago.

-¡Porque él todavia no se ha convertido en Merlín!

-¿NO TIENES NADA QUE HACER EN ALGUN LADO, PEQUEÑA SABANDquiero decir pequeñuelo?

-Un poco de cuidado con las nuevas generaciones, Steve. Son nuestra cantera de futuros lectores que se renueva cada ocho años.

-Pero Stan…

-Venga, continua con la historia, que me tienes super intrigado.

-Nuestro protagonista continua su búsqueda. Y a cada encuentro con los aldeanos medievales los sorprende con sus conocimientos científicos y su uso de tecnología desconocida para ellos.

-¡Oh qué coincidencia!

-Las coincidencias pasan, chico.

-¡Un científico que ha construido una máquina del tiempo ha viajado al pasado para demostrar su teoria de que Merlín el mago era un científico que había viajadao al pasado en una máquina del tiempo! ¿HOLAAA?

-No veo nada extraño.

-Y además un gato de dibujos animados acaba de entrar en las oficinas.

-No hombre, ese es Roy Thomas, el nuevo becario.

-Maldito hippy parásito. Una guerra en el sudeste asiático es lo que necesitan.

-Deja de rezongar por lo bajini en cursiva y acaba de mostrarme las páginas, Steve. Cómo acaba la historia.

-Eso, Steve, ¿cómo acaba?

-Pues finalmente nuestro heroe es llamado a la presencia del Rey Arturo…

-Ajam…

-…y acude emocionado pensando que por fin va a conocer a Merlín…

-¿Ajjjaaaammmm…?

-…y… y se encuentra con que… con [SNIFS] que…

…con que en realidad [SOB] él es el científico venido del futuro al que confunden con un mago y… y acabarán llamando Merlín…

¡OH QUÉ SORPRESA MÁS SORPRENDENTE!

-En fin, Steve, no puedo negar que ciertos indicios apuntaban en esa dirección.

-¿Sabes lo JODIDO que es hacer historias con final sopresa, Stan? ¿Una detrás de otra? ¿TODAS con final sorpresa? ¿SIEMPRE? [CHOKE] ¿Finales que NADIE se vea venir NUNCA? [SOB] ¡No puedo más! ¡Si le pidieras eso a un director de cine a la altura de su tercera película TODO el mundo se vería venir sus finales sorpresa! ¿QUÉ tienen de malo las historias tradicionales con moraleja final donde los malvados parásitos perecen consumidos por su propia mediocridad y codicia y los heroes festejan su superioridad física e intelectual practicando sexo sadomasoquista?

-Estooo… quizá deberías tomarte el resto del dia libre, Steve. No te preocupes por esto, gracias a mi inimitable Método Atlás™ le pondré unos dialogos y un título que hagan que la revelación sea una sorpresa.

Y tú, chaval, es el tercer dibujante al que haces llorar. Estarás contento. ¡Señora Powers, venga a llevarase a su hijo antes de que me deje sin autores!

No hay que dormirse en los laureles

La compañía de rifles Daisy estaba en su apogeo en los años 40 y 50, pero las leyes del capitalismo hicieron inevitable que quisiera crecer aún más. Así que echaron mano de una de las figuras favoritas de la chavalada para soporte publicitario: el vaquero de los tebeos y los seriales Red Ryder

Por cierto, esta alianza para vender rifles a los niños (y a los padres o abuelos nostálgicos) continúa hoy en día

El camino al estrellato de Ronald Reagan

Entre 1949 y 1950 DC publicó una serie llamada Miss Beverly Hills of Hollywood. La mayor parte de las historias, de corte cómico, estaban protagonizadas por la actriz de segunda fila que da nombre a la colección, y que contaban con cameos de gran parte del star system del Hollywood de la época

Pero ese no era el único contenido de la revista. En cada número se incluía, entre otras secciones fijas, una historieta de tres páginas bajo el título genérico de The Road to Stardom en que se repasaba la carrera de diversos intérpretes desde sus humildes orígenes, con tintes más hagiográficos que biográficos. Y en el nº8 esa sección se centró en un actor que por entonces estaba aparentemente en la cumbre de su carrera, ocupando incluso el puesto de Presidente del Sindicato. Pero, para sorpresa de todos, no lo estaba

Tuiteos de primavera

De mi tuiter para el mundo, sin contextualizarlos ni nada

Y un instagrameo de propina

Ver esta publicación en Instagram

El Capitán América pre-Englehart #cap76 #1954

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Dándole a Perico, el Conejo Travieso

Vale, a fuerza de retrasarlo han llegado los dinosaurios y ya no tiene tanta gracia, pero aquí estamos. Vamos con la imagen de siempre:

Pues aquí estamos. Hace un par de semanas tenía más gracia porque estaba en 5ª posición y era una de las pocas películas en haber llegado a los 100 M$ este año, pero tendremos que jugar con lo que tenemos. Porque, como veis, de las 5 primeras películas 4 son de Disney. Y la quinta es de ROB! Y detrás va la de terror que costó 17 M$ y que dem… Pero sigamos. Y luego lo de los dinosaurios, que sí, que ha funcionado porque costaron 170 M$ y parece que antes del viernes lo van a recuperar, y Ready Player One que costó 175 (+ marketing) y no tiene mucha pinta de que logre recuperar el gasto. Vamos, con deciros que consideramos Ghostbusters todo un fracaso y sólo quedó 16 M$ por debajo de su presupuesto, imaginad esto.

Pero no venimos a hablar de esas otras películas, venimos a hablar de Perico, el Conejo Travieso. No, el puesto número 9 de la lista. Sí. En serio. Cosas de los traductores españoles, a mí no me miréis. Venga, va, Peter Rabbit.

Estamos ante un personaje clásico de la literatura infantil inglesa, obra de Beatrix Potter (sin relación conocida con Harry) y que ha tenido infinitud de versiones y adaptaciones y blablabla… Ya, ya sabemos que en realidad el favor del pueblo está ahora con Paddington, pero ya sabéis cómo funciona esto. Ven que algo funcionan y dicen, ¿qué es lo más barato que podemos comprar para hacer algo parecido? Y claro.

Pero la cosa es, ¿qué tiene que ver este Peter Rabbit con los cómics? ¿Era un personaje de Fables o algo? ¡Más aún! El primer cómic de Peter Rabbit es de 1922:

Ya sabéis, de aquella época de sacar viñetas y poner debajo ¿Es esto un cómic?

Pero no contento con aquello resulta que para 1947 le dieron su propia serie. Y ya entonces demostró madera de héroe con unos cambios en el título que sólo le faltó ponerle Reborn. Mirad lo que dice la Comic Vine, mirad:

Published from 1947 to august/September 1956 with 34 total issues numbered 1-34.

Issues #1-5 «Peter Rabbit Comics» on cover: Issues #6-8: «Adventures of Peter Rabbit» on cover. Issues #9-24: «The New Adventures of Peter Rabbit» on cover. Issues #25-34: «Adventures of Peter Rabbit» on cover. Indicia has just «Peter Rabbit Comics» on issues #1-5 and «Peter Rabbit» on the remainder of the issues.

Esperad, que os lo altavisteo. ¿Qué? ¿Cómo que Altavista ha puesto límites a la traducción? Bueno, pues lo gugleo o algo…

Publicado desde 1947 hasta agosto / septiembre de 1956 con 34 números totales numerados del 1 al 34. Números del 1 al 5 «Peter Rabbit Comics» en portada: Números 6-8: «Las aventuras de Peter Rabbit» en la portada. Números 9-24: «Las nuevas aventuras de Peter Rabbit» en portada. Números 25-34: «Las aventuras de Peter Rabbit» en la portada. Indicia tiene solo «Peter Rabbit Comics» en los números del 1 al 5 y «Peter Rabbit» en el resto de los números.

Total, que ahí estaban ellos. Usando todos los trucos. Por ejemplo, los primeros números…

En realidad estaban reimprimiendo las tiras de prensa que ya hemos visto antes. Por supuesto eso duró lo que duró y rápidamente lo pusieron más a tono…

Me refiero, por supuesto, a que a partir de ese número 7 ya tenían que hacer material nuevo, así que resultaba mucho más lógico centrarse en actualizarlo…

Como un conejo vaquero. Lógicamente. Para que los puristas de la continuidad no se quejaran le pusieron con rapidez un NEW en la cabecera, para que supiéramos que era el New Universe New 52 All-New Fresh Start Reborn Rebirth NEW Perico, El Conejo Travieso. Digo… perdón… Perico, el Conejo Cowboy.

Por supuesto el siguiente paso lógico, como siempre con los cómics, fue hacerle más grim’n’gritty.

Y, por supuesto, con el paso de los años fueron llegando los anuales:

O lo de ir probando distintas ambientaciones:

Como siempre pasa con los cómics estos intentos de ponerse al día funcionaron regular porque nadie parecía estar haciéndolo tanto de verdad como por moda:

Lo que llevó, como siempre en estos casos, a una de esas celebérrimas Vuelta a los orígenes.

Pero el intento de regresar a esa época dorada en la que eran NEW de su número 9 no pasó de ahí. Y la serie acabaría cerrando.

Al menos momentáneamente, ya sabéis que en los cómics no hay nunca que confiarse. Porque sólo tuvo que llegar otro momento de gran ebullición creativa e intelectual: ¡Los ’90!

Bien es cierto que no tuvo la suerte de caer en las manos de algún creador-artista-genio realmente AWESOME! motivo posible por el que sus intentos nunca acabaran de funcionar. El más reciente, por ejemplo, fue en 1996 dentro de una editorial llamada Carrot Press.

Pero si realmente queremos ir a aquello que pudo ser y no fue mejor que nos vayamos a su primera aparición en los años ’90. Porque aquello sí que prometía. No tengo más que deciros que se le hizo todo un lanzamiento…

¡EN 3D!

¡CUÁNTAS POSIBILIDADES HABÍA AHÍ! Y, total, sólo porque Eternity no decidiera darle continuidad, ya ves tú. Una empresa serie como esta, que en aquel momento era una parte importante de otra. Pero, claro, cuando a tu empresa madre la compra otra aún más gorda pues pasan estas cosas.

¡Pero yo aún espero que la recuperen! Al fin y al cabo no deja de ser parte de Eternity que era parte de… ¡MALIBU! Así que ya sabéis quienes fueron esos compradores que no continuaron con

PERICO, EL CONEJO TRAVIESO EN 3D.

Así que quizá tendríamos que reconsiderar cuántos de los de ese TOP 10 son DE MARVEL.

Porque lo que está claro es que la mayoría son cómics. Pero de la gente de Topps ya os contaré otro día, no os preocupéis.

(¿Qué? Sí, Walter Simonson, Gil Kane y Dick Giordano. Claro. Ah, no, ya os lo he dicho. Otro día os lo cuento.)

El Hombre (de Acero) Menos Racista del Mundo

Como era de esperar ya han salido los progres podemitas con su caninela de siempre. Que si la de aquí es la de «Rajoy es maaaalooooo» la de allí es «Trump! es raciiiistaaaaa«. Pobre Donald. Es lo que tiene tener enfrente al estabismen ese y a los intelectualillos de salón. ¡Pero si, como él mismo ha dicho, es la persona menos racista del mundo!

¿Vosotros, nefandos radicales rompeespañas, mamelucos consuetudinarios, seriais capaces de llamar racista a Superboy? ¿Eh?

NO ¿verdad? Ni vosotros llegariais a eso. Con Trump! sí que os atreveis, claro, pero con Mahoel joven Kal El no.

Pues sabed que Trump! es tan poco racista como Superboy. Ambos saben que la misma esencia de los Estados Unidos de América es respetar y abrazar las distinas razas, credos y costumbres que forman su legendario melting pot…

…siempre que sean de gente nórdica, aria y rubia como Dios manda, y no de esos sucios morenos que vienen de paises de mierda, POR SUPUESTO.