Puedes sacar al chico de Kansas, pero…

Los años 50 tocaban a su fin. Una década que quedó marcada por el estudio del doctor Wertham sobre lo maliciosos que son los cómics, y que dejó el mainstream USA más blanco que una patena (por otro lado el underground aún no existía, así que imagináos)

Aquí va un ejemplo de argumento blanco e ingenuo: el del Action Comics 260, con portada enero de 1960. La cosa va de que a Superman se le ocurre morrearse con una desconocida para ver si así la pesada de Lois pillaba la indirecta y dejaba de acosarle

kansas1.jpg

¡Venga, otra vez, que aún no se da por vencida!

kansas5.jpg

¡Que te pires, pesada! ¡Mira, delante de tus morros!

kansas3.jpg

Pero ¿a quién creéis que habrá elegido Superman para que fingiera ser su novia? A ver, hablamos de Superman, que siempre está rodeado de macizas, que puede elegir casi cualquier mujer del mundo, de cualquier época, de los planetas cercanos o incluso de dimensiones alternativas. Y el tío elige enrollarse con…

kansas4.jpg

…su prima de quince años. Parece que todas esas historias sobre el medio-oeste americano eran ciertas

No me gusta que a los toros te pongas la minifalda

[Antes de empezar con el posteo, me pinchen por favor aquí para leerlo con la banda sonora apropiada. Gracias]

Todos sabemos que Lois Lane es como el reporter Tribulete, que en todas partes se mete. Y claro, si va a una corrida de toros se tiene que meter en medio de la arena. Porque…er… era el camino más rápido a la sala de prensa. Que sí, en serio

ll51.jpg

Ahora saldrá algún listillo diciendo que el que el vestido de Lois sea rojo no tiene nada que ver, porque los toros no distinguen los colores. Sí, claro, ¿y tú cómo lo sabes? ¿Te lo ha dicho un toro? El caso es que la loca esa pide ayuda y, cómo no, Superman acude al rescate

ll52.jpg

¿"Solo hay una forma de salvarla"? Me imagino que te refieres a volar a supervelocidad hasta ella y sacarla de delante del bicho, ¿no?

ll53.jpg

"Tengo que romper esto, pero arreglaré los daños después". Apuntaos esa excusa por si alguna vez os pillan decapitando a la Cibeles después de un partido de fútbol

ll54.jpg

Aquí se demuestra que de kryptoniano nada: Superman es de la América profunda. Solo a uno de ellos se le ocurriría que la única forma de detener a un toro es echándole el lazo, en plan rodeo

[Ficha técnica para los más frikis: la secuencia se publicó en Superman’s Girlfriend Lois Lane nº5, Noviembre de 1958, dibujo de Curt Swan y guión de alguien que consiguió borrar su rastro suficientemente bien]

Pa chulo chulo, mi pirulo

Recién sacado de las páginas del nº75 de Superman’s Girlfiend Lois Lane, les presentamos al torero más tonto del mundo


Que sí, que dos toros a la vez, fantasma. ¿Y para la próxima corrida, qué? ¿Con los pies atados? ¿Sin manos? (“Mira, mamá…”) ¿Es que te crees que estás en el circo?


Hala, ya te ha pillao el toro, por tonto. A ver si te das cuenta de que los toros de lidia no son lo mismo que las vaquillas. La próxima vez que quieras hacer el indio te vas con la compañía del Bombero Torero, melón

¡Luisa Lane es negra!

A ver si hoy no se repite la polémica de la semana pasada. Sí, ya sé que muchos de vosotros habíais visto alguna vez la portada del número 106 de Lois Lane…


…¡pero reconocereis que verla en edición de Novaro es incluso más adliano! Me llena de orgullo y satisfacción anunciar que soy el afortunado poseedor de un ejemplar del número 851 de la revista Supermán (recordad que las palabras agudas acabadas en “n” llevan tilde)

Los excesos de las comilonas navideñas

Esta maravilla de historieta salió en el nº5 de Lois Lane de 1958. La acción se inicia cuando Lois sufre un espectacular aumento de peso por efecto del rayo de un científico (mira que perdían el tiempo en cosas raras los científicos de los años 50, estando aún por inventar el teléfono móvil o el mando a distancia). El caso es que a partir de entonces la mayor preocupación de la protagonista es evitar a Superman porque si la ve así no querrá casarse con ella (recordemos que casarse es el auténtico objetivo de Lois Lane durante esta década, como toda mujercita WASP que se precie). Podría destripar el final de este tebeo, pero creo que es mejor que bombardeeis a e-mails a Norma para que publique en castellano el Lois Lane Archives vol. 1 donde se incluye esta auténtica joya del arte secuencial