La maté porque era mía

En el número de Lobezno que publica Panini este mes (el 62, que contiene, entre otros, el Wolverine Origins 46) nos encontramos una bonita historia en que Logan recuerda junto a su amigo Kurt la gran historia de amor de su vida: la que vivió junto a Mariko Yashida. Historia que, como todos vosotros, como buenos frikis gordos lectores veteranos sabéis, acaba con la muerte de la japonesa

memuero.jpg

La historia de su muerte, narrada por Larry Hama, cuenta cómo los enemigos de Mariko logran envenenarla para que tenga una muerte lenta y dolorosa. Logan, para impedir que sufra más, la mata. Un bonito final a una bonita historia de amor…

…hasta que llega Daniel Guay y le añade el siguiente epílogo:

quebonitoeselamor.jpg

ADLO!, desde 1999 dando ideas para celebrar San Valentín

Qué grande es el cine español (y la tele, y la música)

Uno es que desde pequeñito tiene el (mal) vicio de leer todo lo que cae en sus manos, aunque sean revistas que no tengan nada que ver con mis gustos y aficiones, como la que ha caído esta mañana en mis manos: el suplemento del diario El País de moda para hombres, EP[S]HOMBRE. Y gracias a esa costrumbre, me he encontrado hoy esta joyita: un reportaje fotográfico de jóvenes talentos españoles, posando caracterizados como las identidades secretas de algunos superhéroes. ¡Si esto no es adliano, no sé yo qué lo es!

Hugo Silva como Logan:


Álex González como Bruce Wayne:


Arturo Valls como Clark Kent:


Óscar Jaenada como Bruce Banner:


Deluxe como Peter Parker:


¡ComprADLO! Aviv SIÄPLE!

Big Julie, el gangster gorila contra J2, el hijo de Juggernaut

(No me direis que el título del posteo no es bizarro…)

La línea Marvel Comics 2 se caracteriza por la fusión entre pasado y futuro, las viejas historias de la Marvel de siempre con nuevos personajes que tendrán su momento de gloria dentro de quince años. Y entre los conceptos de ayer, hoy y siempre a tratar no podía faltar el arquetipo del gorila parlante:


Eso sí, la amenaza de Big Julie no surtió efecto (¿qué caso le harías tú a alguien que se llama Big Julie?) y la serie de J2 se canceló tres meses después. Una lástima, porque en la colección aparecieron momentos tan brillantes como el team-up entre el hijo de Juggernaut y Lobezno. Aquí vemos a Logan enseñando al novato los trucos del oficio…


¡Claro que los trucos no tienen por qué funcionar siempre!


No puedo cerrar el post sin colgar la viñeta que nunca creeríais ver: ¡Lobezno durmiendo con un niño!


Espero que Logan tenga tanto dinero para abogados como Michael Jackson…

¡¡Bachalo-mon digievoluciona en… Bachalo-nator!!

La teoría de la evolución es curiosa. Las especies sobreviven a través de un proceso de selección natural gracias a su capacidad de adaptación al medio que las rodea. Por lo tanto, se supone que la evolución es buena. Excepciones como el ornitorrinco o Ámbar (a.k.a. Tamara) no hacen más que confirmar la regla.

Chris Bachalo no es una excepción. La evolución artística de este dibujante demuestra que la adaptación al medio es imprescindible para sobrevivir en la jungla editorial.

En sus inicios no se preocupaba nada más que de contar las historias. Su simpleza narrativa no obligaba al lector a releer cada página para entender que pasaba. Sus composiciones de página no te volvían loco. Sus viñetas no eran recargadas… En conclusión, era un principiante que no entendía que la espectacularidad se tiene que anteponer a todo lo demás. Que un tebeo está para mirarlo y no para leerlo, que mucho es sinónimo de mejor y que si te pierdes pues te jodes y te buscas mejor.
Hoy en día un dibujante tiene que ser la estrella. Los juntaletras, los calcadores, los del fotochop e incluso los lectores no dejan de ser un mal necesario.

Entre muchas otras cosas, las expresiones faciales de sus personajes son un ejemplo muy claro de su crecimiento como artista.

De dónde viene y hacia dónde va Bachalo se plasma en las caras de sus protagonistas. La sutileza, la elegancia y el sentimiento (noñerías al fin y al cabo) han evolucionado en algo que sólo se puede definir como indefinible. Lo sucio es bello, la rayitas molan y en cada viñeta nos aguarda una sorpresa

Ojalá en el futuro, este adalid de la teoría de la evolución, siga por este camino. Si es así, nos esperan grandes obras y cantidades industriales de muecas imposibles, cuerpos retorcidos y páginas ilegibles.

Adlo! ama a Bachalo. Pero cuidado, al de ahora.

Dolmen 101

Ya está a la venta el Dolmen 101. Y siendo el 101 un número tan señalado dentro de la tradición adliana, la revista ha querido ofrecer una portada del gusto de nuestra desorganización. Analicemos diferentes aspectos de ella:

El dibujo: En esta ocasión, GeMarch nos muestra que también él sabe asimilar las enseñanzas de ROB!, modificando su estilo habitual para ofrecernos una buena ración de dientes. Y ya que en esta ocasión el primer plano impide al artista dibujar músculos inventados, lo compensa inventandose arrugas y tendones para dar caracter a un Lobezno más auténtico que el auténtico. Tal despliegue de medios tiene más mérito sabiendo las circunstancias en que se realizó la obra:

“Para publicar portadas en Dollmen, la cosa consiste en estar en la redacción en el momento adecuado, oséase, cuando hay que cerrar la edición y no hay ninguna ilustración disponible para portada ni tiempo para encargarsela a nadie. Eso, y la promesa de que estará lista para la mañana siguiente” (GeMarch, foro de Dolmen)

La descarga de responsabilidades: en la parte inferior de la portada, en pequeñito, se advierte de que Lobezno no aparece en la revista, así que si has comprado el Dolmen por la portada (?), mala suerte. Esto invita a hojear el contenido para ver si es verdad que han tenido huevos de editar un ejemplar de una revista friki que no menciona a Lobezno. Falsa alarma; Logan aparece al menos en seis ocasiones

El resto del sumario: a destacar la expresión “Los Ultimates”, que demuestran que en Dolmen está en la onda y utilizan el spanglish tan bien como en Forum (pioneros con sus “Nuevos X-Men”). Y, por supuesto, los Premios ADLO!, que Dolmen viene publicando desde hace varios años por su gran interés informativo (¿cómo que por ahorrarse pagar un artículo de tres páginas, malpensado?), aunque en formato B.M.: en blanco y negro y con letra pequeñita. Bueno, si sirve para que conquistemos el quiosco…