«No vamos a ser nosotros…» (plural mayestático)

 
 img302.jpg
…pero de lo que hagan los que maquetan la página justo siguiente a la nuestra no podemos hacernos responsables, cuidado.
img301.jpg
 

(y no, no he creído conveniente avisar de que podía haber spoilers porque supongo que los visitantes de aquí consultais Internet ¿o no?)

Ante lo inususal, sed clementes

Otro metatexto, lo siento. Cuando se lleva un tiempo tecleando sobre tebeos hay veces en que sale un texto atinado y cuando toca subirlo se cae en la cuenta de que se ha dejado de lado un detalle nada trivial: cómo titularlo. Y el título de un posteo, al igual que el asunto de un mensaje, es la carta de presentación que puede marcar la diferencia entre ser abierto y disfrutado nada más llegar al agregador o caer en el olvido hasta el borrado masivo periódico. Hay veces que la musa de ese título acertado no acude a tiempo y puede retrasar la subida del texto, o se le termina titulando de cualquier manera para darle pronta salida. Ojo, que a veces también ha sucedido al revés: venirte a la cabeza un título TAN bueno que sabes que vas a usarlo aunque no tengas todavía ni idea de qué vas a escribir a partir de él. Este último caso sería el equivalente a aquellos bocetos de Alex Ross para Wizard que por si sólos dieron para tres miniseries y varios especiales de Tierra-X y compañía. Pasa menos veces, pero cuando ya llevas algunos escritos termina sucediendo, cuestión de probabilidades.

Esto lo cuento a santo de que la pasada semana quise hacer notar las dos series que están acompañando a Ultimate Spiderman en la revista de Ultimate Marvel, pues considero que de esos Todosnuevos Ultimates y UltimateFF se está hablando demasiado poco. Como introducción a eso os confesé aquella sensación de cuando abrí el primer episodio de Clandestine post-Alan Davis y la certeza de que a aquello le quedaba poca vida nada más nacer; y de como fue exactamente el mismo cosquilleo que me produjeron esta última (y cuando digo última quiero decir la última, la definitiva) encarnación de los Ultimitos. Y lo de los UFF tampoco era moco de pavo. Total, que a aquello me dio por titularlo de esta manera:
 

azidente.jpg

Que no sé si se terminó entendiendo o si directamente la gente cuando llega al final de los textos está tan groggy que no cae en la cuenta. Y eso que lo cavilé un rato, ojo. Con eso quería reflejar esa sensación de cuando sabes que algo va a ser malo, que no convendría ni echar un ojo, que va a terminar mal, pero hay algo que atrae…algo que…algo que tres días despues del posteo expresó mucho mejor Julian Clemente en la sección de la última entrega de la revista Ultimate Marvel. Antes lo planteo, antes lo suelta:

nopuedodejardemirar.jpg
No en vano dedica casi una página entera hablando sobre esos Ultimate FF. La otra es para Ultimate Spiderman. De los AllnewUltimates no dice nada, debe pasarle como a mi, que por primera vez encuentro útil el parrafo de resumen de lo sucedido en el número anterior para enterarme de lo que ha pasado hasta entonces…y eso que me estaba leyendo todos sus episodios seguidos.

img291.jpg

"Estoy horrorizado, pero no puedo dejar de mirar". Como debe ser si hasta Clemente lo dice. Y recordemos que ahora se trata del dibujante que buscaron para remontar la serie tras el fiasco del anterior.
 
 
  img292.jpg  

Venga, superAdlo!

img293.jpg
Vuelvo a insistir por tanto, si no lo estáis siguiendo os estáis perdiendo algo que en poco tiempo se convertirá en material de culto. Y apuesto mucho a que esto será de lo poco que no terminarán reeditando en tomo ni pronto ni tarde. Es ahora o nunca.

Y no va de broma ¿cuándo hemos necesitado bromear con cosas así? y si con la frase final de la sección no acudís a las librerías a montar guardia para el próximo es que no tenéis sangre en las venas.

finaleful.jpg
A mi me ha demostrado que Clemente sería capaz de redactar textos haciendo interesante cualquier material. Incluso hasta si estuvieran publicando DC.

Ve despacio y veremos el accidente

En los inicios de eBay era todavía posible conseguir series completas añejas a precio de cuasiganga contando los gastos de envío, situación que aproveché para hacerme con unas cuantos títulos marvelianos que tenían cierta aura de misticismo marcada por alguna extensa etapa con un equipo creativo especialmente afortunado: Master of Kung-Fu, Moon Knight con Doug y Bill, Ka-zar de Jones y Anderson…números y títulos que devoré con gran afan, pero al placer previsible de la lectura de aquellas etapas se le sumó uno inesperado, que fue el contemplar los últimos estertores de aquellas series cuando esos equipos creativos, muy respaldados por la crítica pero bastante menos por el público, abandonaban el barco y eran sustituidos en los números finales por aventuras autoconclusivas con poca o nula relación con la etapa anterior. Se trataba de los fillines.
Una de las cosas todavía sagradas por la época en que aquellos tebeos se publicaban era el cumplimiento estricto de la periodicidad mensual de las series. Y por si acaso alguno se retrasaba en la entrega, los editores disponían de un fondo de unas pocas historias atemporales realizadas por autores con menos nombre y que podían colocar en cualquier momento en la serie si surgía la necesidad. Y cuando la serie tenía ya los días contados, esas historias se publicaban en sus números finales porque total ya estaban hechas y pagadas. Y es curioso como en aquellos fillines había algunos nombres que se repetían con bastante frecuencia, tanta que uno ya debía comenzar a sospechar que a su serie preferida no lo quedaba ya demasiada cuerda si de un mes al siguiente te ponían una aventura anodina escrita por Peter B Gillis o David Anthony Kraft, o entintada por Danny Bulanadi. Se adquiría un instinto especial para detectar a los fillineros.

Fue cuando descubrí esa situación y esa sensación que fui consciente de la primera vez que había experimentado aquello cuando aún ni siquiera sabía ponerle nombre. Me sucedió en el primer momento que vi los lápices de Pino Rinaldi para Clandestine tras la marcha de Alan Davis del título. Era algo independiente de si era o no un artista indicado para el título, se trataba de algo más profundo, del convencimiento de que desde ese preciso instante la serie olía a cancelación que tiraba de espaldas. Y así fue, la serie en origen duró solamente cuatro números, que en la edición española fueron dos entregas dobles. Es decir, que un mes aquello me olía a cierre y al siguiente ya anunciaban el adiós. Menuda puntería, no tuve tiempo de reacción ni para abandonar la serie antes de que la cancelasen.
 

MB_ClanDestine09_18.jpg
Todo esto viene a cuento de que tanto tiempo después encontré hace poco unos lápices muy parecidos a los de aquel Pino Rinaldi, o al menos tuve una sensación muy similar, unos de un autor con un nombre parecido, en una serie coral anteriormente celebrada y que de la noche a la mañana los personajes dejaron de parecerse a ellos mismos y comenzaron a actúar como autómatas sin alma ni motivación: hablo de Amilcar Pinna para los All-New Ultimates, que ocupan parte de la publicación Ultimate Marvel en nuestro país desde su número 27 en lo que viene a ser el tercer relanzamiento de la línea Ultimate.
 
All-New Ultimates (2014-) 001-002.jpg
De Pino a Pinna
 
Y es que la línea Ultimate comenzó siendo un gran bombazo a base de fichajes de postín en sus números iniciales, pero a medida que otros autores con menos bombo fueron cogiendo el relevo el sello comenzó poco a poco a decaer, de manera que se hizo necesario un evento con su consiguiente renumeración para sacudir un poco las cosas y que las ventas volvieran por el buen camino. Esa es la explicación de Ultimatum, que dio lugar a una nueva numeración para Ultimate Spiderman y varias minis encadenadas de los Ultimate Vengadores.

Poco tiempo después el evento-excusa para relanzar la línea de nuevo fue la muerte de Peter Parker y la recogida del testigo arácnido por parte de Miles Morales. Aquí se fue ambicioso y se otorgó un equipo de relumbrón a los Ultimates, con Jonathan Hickman como Arquitecto y Essad Ribic de albañil, que lo hicieron tan bien que alguien en las oficinas dijo en voz demasiado alta que ese tipo estaba desaprovechado en la línea Ultimate y que debería estar haciendo algo más grande con los Vengadores de verdad, y le hicieron caso y…pero eso es otra historia. La línea Ultimate se completaba además con una serie de los X-Men en la que nunca se tenía claro qué estaba pasando o quiénes eran los protagonistas, pero aún así era bastante mejor que los últimos números de su serie anterior. Se le suma a esto que cada mes de alguno de estos tres títulos siempre salía más de una entrega y Panini tuvo el perfecto material servirnos una revista mensual de 96 páginas con lomo conteniendo cuatro historietas americanas por el ajustado precio de 5.95.

Y fue todo bien por un tiempo, pero Hickman se marchó y fue sustituido por Joshua Hale Fialkov, un tipo cuyo currículum se limitaba a haber escrito una serie legible de las de los Nuevos52 (aunque dicho así tiene su mérito), y en Ultimate X-Men llegó un Brian Wood que estiró y ralentizó una trama hasta que personajes y público se quedaron apáticos. La cadencia de salida de los tebeos también se relajó hasta llegar al momento en que Panini sólo nos pudo ofrecer tres números en cada tomo, pero para que el cambio no fuera traumático siguió manteniendo el formato y el ajustado precio de 5.95.

(En honor a la verdad no solamente ofrece las historietas, sino también material de elaboración propia en cada entrega, como una serie de artículos por entregas de la Marvel en los 2000 por Julián Clemente, de dos a cinco páginas con letra grande, una página con el checklist del mes, la sección de Miguel G Saavedra con dos a tres páginas de letra apretada, algún anuncio que otro, un checklist a doble página con lo más mejor del mes y la doble página de Clemente con comentarios sobre las series en curso)

Era por tanto momento de una nueva revolución, aunque ya comenzamos a ver que pasa como con las Crisis en DC, que el tiempo entre una y la siguiente se va acortando y los resultados tardan menos en estropearse. Y los estrenos de la nueva serie de los Ultimates con Michel Fiffe y Amilcar Pinna no hacía presagiar nada bueno.

¿Que quién es Michel Fiffe? en seguida nos lo contestan:
 

img289.jpg
Pero es que además el tercer título en discordia ha sido Ultimate FF, protagonizado por una Fundación Futuro con mucho potencial, encabezado por Susan Richards y acompañada por Tony Stark, Sam Wilson y el Doctor Muerte; cuatro cerebros con actitud encargados de vigilar y proteger el Multiverso de las amenazas que lo acechan por brechas dimensionales.
 
ultimateis.jpg
    
Un diálogo como este parece sacado de la mismísima Authority. Pero si ampliamos el campo vemos que algo fallaba.
 
img288.jpg
(ese símbolo son dos efes, que lo sepais)

Y los créditos indican bien claro que está pasando.

groumet.jpg
Que no puedes idear una serie con espíritu palomitero noventero y encargar los bocetos a un tipo tan rancio como Tom Grummett. Le quita toda la gracia.

Para el cuarto número Grummett fue sustituido por André Araújo, pero el mal ya estaba hecho y se anunció que la serie terminaría en la sexta entrega, cuya publicación tiene prevista Panini para su número de Diciembre, por lo que tenemos este mes y el próximo para ver con qué tramas y dibujos nos deleitan. Y se verá qué hará la editorial con la publicación del Universo Ultimate a partir de Enero, aunque lo suyo sería bajar las páginas a 48 pero mantener el lomo y el precio, por eso de no romper la uniformidad. Se hace la letra más grande en los artículos de Saavedra y nadie lo notará.

En fin, que el olor a serie muerta de un fillinero ha terminado contagiando a la que se publicaba al lado, pero no hay nada que indique que las dos series que todavían quedan estén mal de salud ni…
 

Ultimate_Universe_The_End_2015.jpg
…o tal vez sí, claro.

«Iba desnudo, con las manos en los bolsillos…

…y a la luz de un farol apagado, leía un periódico sin letras…"

Una composición popular con multitud de variantes, pero que todas inciden para explicar un mismo concepto: el oxímoron (ya sabéis, con ejemplos como "inteligencia militar", "impuesto justo" o "precio por determinar"). Y que me ha venido a la memoria cuando leyendo el reciente tochal de Los 4 Fantásticos de Walter Simonson (¿o es que si no llegan a 50 euros no se les puede llamar tochales?) he asistido en un texto a un silencio ensordecedor. Helo aquí.

 img063.jpg

También lo notáis vosotros ¿verdad? y es que cuanto más se trata de ignorar y esconder más asoma entre los huecos de las líneas.

Como habréis intuído por la ausencia de paréntesis, el texto sobre este material clásico marveliano es de Julián M. Clemente. Y como el mejor desprecio es no mostrar aprecio, obviaremos cualquier comentario, pero dejaré un espacio grande para que quepa mucho silencio. Silencio del bueno, del de Loeb/Lee por lo menos.

Y lejos de mi de decir nada malo del segundo marido de Louise Simonson, pero si pensaba que subtítulando su tebeo como "El Cómic más Confuso del Mundo" iba a ir muy lejos en los años 90, estaba equivocado. Duró hasta el 354. El público no estaba preparado, todavía faltaba hasta Hickman. Pero meter en la rabieta de despedida el mal hacer de su señora en las series que escribía no parece de recibo.

ff352.jpg

Pero ese esfuerzo por no decirlo me hizo pensar ¿puede ser una táctica? ¿es quizá el ignorarle una forma de ningunear y desinformar? tengamos en cuenta que se trata de un artista estrella y que actualmente no trabaja para Marvel, todo lo que se pueda decir de él ahora sólo alimentará el interés sobre su persona para que el público adquiera lo que buenamente quiera sacar la gente de ECC. No interesa, es como cuando en algunos textos los productos propios van resaltados en negrita y los de los demás no. Ejemplos conocéis a montones.

Y ¿esta táctica de ocultación sale a cuenta? podría pensarse que sí, pues el artista silenciado pasó una larga etapa bastante alejado de los grandes medios y editoriales, desde su salida de Heroes Reborn y casi hasta su entrad apor la puerta grande (tan grande que es de dos direcciones) d ela nueva DC. Pero lo cierto es que durante ese tiempo no estuvo quieto, sino preparándose. Y que durante esa época las voces de los que le queremos y defendemos estuvimos activas, difundiendo la palabra a todo aquel que quería oirla o llegaba rebotado de una búsqueda rara en Google.

Lo que muchos creían que era silencio era tan sólo preparación para que el resurgir fuera en comparación más sonado.

Sólo replicar por tanto que mientras exista esta organización y esta tribuna digital habrá voces que dirán lo que muchos no oyen, gente que oiremos lo que otros no dicen, y defensores de lo que no necesita ser atacado. Gente, en definitiva, que es todo lo contrario de lo que es Ambros Martorell.

img061.jpg

Ya sabéis, aquel que escribió a un correo de cuando Authority se publicaba en grapa…¿no habiáis oido hablar de él? ¿ni tampoco de DesAdlo!? uhm, que raro…gente que se reune para meterse con alguien y que no se sabe nada de ella durante más de diez años…ey ¿seguro que esto tampoco es una táctica?

Cosas que pueden decirse al llegar a los 50

A los 50 años y los 600 números de Los 4 Fantásticos, evidentemente. Excelsior!
4f600.jpg
Aunque en Panini no cuadrase justo, justo y la celebración saliera en su número 54, pero cualquier ocasión es buena para sacar números gordos, sobre todo en su serie regular de grapa mensual que arrastraba más retraso (es lo que tiene el ritmo lennto de Hickman, que hasta con entregas dobles pierdes terreno frente a la edición original). Y total, con tantos 1, 600 o 700 en las portadas ya nadie sabe bien por cual número van sus series Ahora! sin dejarse la vista en el intento.

La efeméride, publicada en Junio del pasado año, contó con artículo conmemorativo de Raimon Fonseca, el único articulista capaz de engancharte a un texto con una sola frase, como consiguió volver a hacer la semana pasada en Ojo de Halcón.

img025.jpg

Si una introducción así no te engancha es que tienes sangre de horchata. Seguro que es por esto que el tomo está volando de las estanterías.
Lo que hace Raimon en el celebratorio del 600 de Los 4 Fantásticos es dar un repaso a los distintos volúmenes españoles de esta serie desde la primera editorial que lo publicó, haciendo hincapié sobre todo en los distintos estilos de los logotipos en castellano.
fantasios.jpg
Y nos hace notár un detalle que se os puede haber pasado, que es la costumbre de, al contrario que en el logotipo original, utilizar el número 4 en vez de la palabra "Cuatro" en el título; circunstancia que se rompió una única vez, de la que además Fonseca comenta lo siguiente:

img027.jpg
 
El peor. En 50 años, que ya es decir. Porque en tanto tiempo ha habido de todo.
 
vast4fm.jpg
4flaida.jpg  
 
Pero es que además como bien dice cometer el sacrilegio de eliminar el número del título ya fue para nota. El peor.

Aunque ante todo esto, Raimon, lo único que podemos decirte desde aquí es lo que tantas veces sucede, que el tiempo pone a cada uno en su sitio. Espera y verás.
 

4f66mattmark.jpeg

 

Y cuando alguno se de cuenta además de que lleva el acento catalán (¡Feliz Sant Jordi!) ya la tendremos liada…

Pues eso era. Un día de estos a ver si puedo contaros también lo de las cosas que pueden decirse al llegar a los 13

img026.jpg

…aunque para que llegue ese día tengan que pasar más de cuatro años.

SUPERDOLMEN

 
Dolmen-209.jpg

Con tantos esfuerzos que se hacen desde las más altas esferas intelectuales por dignificar el arte de la historieta, resulta anacrónico que una vez se ha conseguido relegar el formato de grapa a únicamente las cochambrosas aventuras de colorines de héreos hormonados para adolescentes, la única publicación de referencia sobre historieta siga publicándose en ese formato menor.

(También resulta anacrónico que dicha publicación no se haya ofertado todavía en plataformas digitales saliendo al tiempo que en papel por menos de un euro, pero ese es otro tema)

Hace MUCHO que industria y público dejaron atrás el concepto de "tebeo", las páginas grapadas son algo que ya no se lleva, ahora nos encontramos ante el auge de la NOVELA GRÁFICA.
 

supercomic.png
Pero el público de la era post-normalización también precisa estar informado; y ¿qué tenemos para ofrecerle? ¿papel grapado? ¡por supuesto que no, por ROB! ¡se merecen mucho más!

 

marvehisteria.jpg

Hay que ofrecer al lector lo que este quiere, aunque éste no sepa todavía lo que es. Y lo que quiere para informarse sobre sus Novelas Gráficas favoritas no son meras revistillas de información, por supuesto que no. La época en que este tipo de publicaciones tenían salida ya pasó.

le catalog2012.gif
Nos encontramos ahora ante un formato nuevo, acorde con las pretensiones del medio normalizado. Nunca grapa.
chicosque.jpg

Las viejas "revistas de información sobre historieta" han claudicado para dejar paso al dinamismo de las nuevas "Novelas Informativas sobre Novelas Gráficas" (NING)

 

Panorama.jpg

Si quieres saber sobre tebeillos busca una revista, pero si tus aspiraciones culturales son más elevadas concédete una NING con papel bien satinado. Da igual tu onda, siempre habrá una NING para ti.

marvel_ahora.jpgartesecu5915.jpg

De hecho, es tanta y variada la oferta que existe en la actualidad, que la actual coyuntura y dificultad para escoger lectura en plena época Salonera se suma también qué NINGs hay que leer y si tenemos presupuesto para ello ¿no sería hora de sacar alguna publicación informativa sobre NINGs para guiarnos? dejo aquí la idea, pero entre tanto que cala y cuaja , ahí va mi recomendación para estos días: si la pregunta es ¿en cual de las presentes y próximas NING debo gastar mi escaso dinero? la respuesta debería ser obvia, tanto para el lector veterano, casual, adliano o despistado: la última con Dave Sim.

s260x420.JPG
NING que como su subtítulo reza contiene 160 páginas (con esa extensión seguramente será un extracto) con la correspondencia íntima, faxes incluidos entre Dave Sim y su última ex-novia, Laura Palmer Susan Alston.
cerebustv_susan_alston.jpg

Dave Sim es, personalmente, uno de los artistas de historieta más fascinantes que uno puede encontrarse, uno al que ni una ni cien NING le harían justicia, de manera que cualquier publicación con o sobre él debería ser de compra obligada para aquel cuyas inquietudes intelectuales le impulsan a vistitar sitios como este para estar bien informado.

La portada mostrada arriba incluye enlace a un conocido portal para reservar en línea su compra por menos de 12 euros. Una NING barata, pues la prosa de Sim se compra a peso por arrobas.

Susan Alston, aparte de ser la última novia conocida viva de Sim durante el periodo de 1994 a 1999, ha sido directora ejecutora del Comic Book Legal Defense Fund, dato que aporto para dar más empaque a la obra por si el morbo no era razón suficiente para su compra y lectura. Aporto también en su idioma original un comentario de Alston en un posteo del año 2008 en el que ya avanzaba algo sobre la obra que en breve verá la luz. Y así veréis que verborrea tampoco le faltaba a la mujer. El libro no se hará corto en plan "Mi ex era un cabrito Fin".

I have to say though, as Dave Sim’s last known girlfriend, that this was not the rhetoric/speak/persona he used in my presence in the almost five intimate years that I spent with him (1994-1999). He was a very contemporary thinking and emancipated guy. Yes, he had feminists issues, not unlike the anti-male rhetoric from us in the 80’s, (and yes he had mother/sister/girlfriend/wife issues from his past) – but a true misogynist – not in my opinion. We discussed such things at great lengths – but I could never keep up with him on any subject – he is a brilliant well-read person, and would obsess about certain subjects for weeks at a time, reading everything he could find about whatever he wanted to know about.

He supported my efforts as the Executive Director of the Comic Book Legal Defense Fund, oftentimes coaching me for media interviews or writing my ‘stump speeches’ for convention appearances etc. He adored my little dog, Smutty Nose, and pampered her like a baby! He was a very romantic guy too; he would call me on the phone and sing me Frank Sinatra songs. Sometimes he ‘cooked’ for me! He was very fair about equally dividing t
ime between his home and mine (500 miles apart). Sometime we would decide to connect at Cons.

His oratory did change after he started reading the King James’ version of the bible. But not at the beginning. At first he would read me passages in complete jest, his inflections and emphasis on certain words and phrases (taken out of the intended context) would have laughing so hard I had to wipe back my tears! Then, suddenly, he stopped reading to me from the bible, even though I asked him to. The bible traveled with him everywhere after that, never far from his eyes. We broke up within a year or so from the start of his relationship with the bible, when his love affair with god began. Was I dumped for god?

I am not defending him; he did disappear into his own void for days at a time, and came out elated and refreshed. We agreed not to communicate when his hair started to grow and he began to snarl. I used to track them on my calendar, every 30-45 days, like a menstrual period! I am not sure what he did there, perhaps became his evil twin Viktor Davis. Is he bi-polar, a schizophrenic? Maybe. I’ll reveal more when I publish my own book, “Dave Sim’s Last Girlfriend” – coming soon from Denis Kitchen’s press!

 

Si sólo puedes comprarte una NING este año que sea esta. Y a tenor de las últimas noticias, si sólo puedes comprarte una obra de Sim este año tendrá que ser esta.

Y si lo que te echa para atrás es su portada de puro pastelosa Danielle Steel, te sugerimos que busques por la Red a buena resolución la dibujada por Sim sobre el tema y la uses como forro.

 
coverbis.jpg

 

Porque algunos temas requieren ser tratados con tapa dura.

El Espotón siempre tiene razón

thunderbp1017.jpg
Seguimos con Thunderbolts, esa serie que cambia su orientación con cada nuevo macroevento de la Casa de las ideas. En esta ocasión, cuando todavía se publicaban en grapa, se prestó una atención especial al cruce que hubo con Invasión Secreta, no solamente por la repercusión de esta saga en el futuro de la serie, con el ascenso de Norman Osborn en los lobbys de poder, sino porque coincidiendo con la entrada de Andy Diggle a los guiones esta primera aventura estaría dibujada por un español: Fernando Blanco. Tanta era la ilusión por parte de Panini que el primer número del artista en la serie llevaba una entrevista con el mismo de seis páginas. Con un hype así teníamos que estar preparados para lo mejor. Vaya, tanto se publicitó lo suyo que cuando la saga terminó y se cambió de dibujante, lo último que podíamos pensar es que el que iba a sustituir a Blanco y quedarse como artista regular era madrileño, Rob de la Torre. Igual es que no le localizaron para entrevistarle.

La saga de Blanco se dejó leer, lo cual con Diggle ya es mucho (más sobre él otro día) gracias al guión del interino Gage. La cuestión es que desde que disfrute de la saga Bendisiana de la Invasión Secreta skrull, todo lo relacionada con ella me sulibeya, y más en este caso si la sección del Spot On de Julián Clemente nos avisa de que vamos a ver algunas cosas desde un punto de vista diferente:

espotonthundb.jpg

Y tras ver lo que se vió, qué menos que darle la razón. Pues si esto fue lo que pudieron ver los yanquis en su episodio original…
Thunderbolts_#125_013.jpg
Thunderbolts_#125_014-015.jpg
Thunderbolts_#125_016-017.jpg
Thunderbolts_#125_018.jpg

…este punto de vista diferente es el que disfrutamos aquí:

DSCF0967.JPG

DSCF0968.JPG

DSCF0969.JPG      

Detalles de coordinación. Punto de vista diferente. Que no se diga que no ofrecen lo que prometen.
(Aunque si ahora años después de haberlo leído no daros cuenta y disfrutarlo igual tenéis la necesidad de verlo en su esplendor original, recordad que existen otras alternativas, concretamente esta y esta).

¡Ya está aquííííííí, ya llegóóóóóó!

Últimamente, la blogosfera comiquera española está muerta. Porque es impensable la poca repercusión mediática que ha tenido la publicación en España del cómic más esperado, más deseado, más anticipado que jamás se haya publicado en nuestro país. Algo raro está pasando cuando una auténtica obra maestra golpea nuestras estanterías y nosotros pasamos de largo. Como todo buen adláter ya habrá adivinado, se trata del…

 

ultiportada.jpg
 
…¡¡¡ Ultimeits volumen Zri !!!

Se podrían decir muchas cosas de este tebeo, y eso que Pedro ya dijo muchas cosas en su día. No obstante, no me parecería justo para esos maravillosos autores y verdaderos genios que son  Jeph Loeb y Joe Madureira pasar de largo ante la publicación en nuestro país de la que es, sin duda, el evento comiquero de la década.Tan sólo decir que Loeb se marca unos diálogos maravillosos, especialmente en las escenas de acción:

violenciadiag.jpg

(Avispa): ¡Ojo de Halcón! ¡Espera refuerzos!
(Ojo de Halcón): Al cuerno.
(Avispa): Harás que te maten.
(Ojo de Halcón): Sí, ¿y…?
(Venom): Tú. ¡Tú sabes dónde está!
(Ojo de Halcón): Ni lo sé ni me importa. Tengo otra cosa para ti.
(Venom): Ay. Y ahora yo tengo algo para ti.
(Ojo de Halcón): Je.

Diálogos minimalistas con los que Loeb nos hace ver cómo la violencia desatada bloquea el espíritu del ser humano, limitando sus funciones cerebrales superiores. Toda una oda antiviolencia de un autor cuyos trabajos siempre destilan un simbolismo y una carga metafórica fuera de toda duda.

Del dibujante, el reaparecido Joe Madureira, poco que decir salvo que la emoción me ha embargado al ver su trabajo. Más precisamente, he estado a punto de llorar cuando he visto esa viñeta de la Avispa en posición de persona-pensativa-y-triste-en-pose-brazo-que-se-agarra-el-otro-brazo.

vipapensa.jpg

Eternamente, Madu

Tan sólo me ha faltado que un personaje saliera llorando en un tejado para sentirme transportado a los buenos viejos de la Patrulla X de Madu y Lobdell. ¡Gracias, Madureira, por ablandar un endurecido corazón como el mío!
 
Pero Madureira no usa su arte sólo para hacernos rememorar emociones enterradas: la conciencia política del dibujante hace que meta en su dibujo mensajes de una alta carga simbólica de los que muchos creen incapaz al joven dibujante y ex-adicto a las consolas. Como muestra, dos botones: en primer lugar, esta viñeta…
gujero.jpg

Mi dinero… ¿dónde está mi dinero?
…donde Madu preveé la inminente crisis económica que se venía encima porque hemos ido derrochando el dinero, porque hemos sido unos manirrotos (¡cuánta sabiduría la de Maudreira, y con qué elegancia nos lo recuerda sin restregárnoslo por la cara!); en segundo lugar, cómo el gran Joe exige al mercado mainstream del cómic una mayor presencia de personajes de determinación y/o identidad sexual más variada.
hankchoa.jpg

¡Por más personajes gays en los cómics! ¡Chochoa!
En cuanto a la edición española, remarcar que resulta intachable. No sólo han incluido una portada deplegable para apreciar en su grandeza el arte impagable de Madureira, no. Es que, por el módico precio de 3’75€ han añadido el Ultimates Saga, un tebeo que sacó Marvel para que los que no se habían leído los dos primeros volúmenes de los Ultimates se pusieran al día. Posiblemente, aquellos lectores que se los hayan leído pensarán que la inclusión del Ultimates Saga resulta innecesaria, pero se equivocan. Los resúmenes aportan una visión diferente de los tebeos, y el lector, al leerlos, descubre una nueva dimensión, llena de matices novedosos, sobre aquellos cómics que leyó hace meses. Por si no me creéis, la saga de la invasión chitauri, resumida al estilo Ultimates Saga:
resumenulti.jpg
Además, todo ello viene envuelto en un prólogo/epílogo de cuatro páginas dibujado por el mismísimo ¡¡¡¡TRAVIS CHAREST!!!! ¿Cómo? ¿Que no sabéis quién es? ¡Hombre, si es el dibujante de aquella gran obra que era… esteeeeee… Si este hombre hizo buenos tebeos, superconocidos, ¿no? Si él mismo era una estrella… Dejadme que coja aire un momento para que recuerde… ¡¡¡Pues claro!!! ¡¡El crossover transtemporal entre los X-Men y los WildCATS!! ¡Cómo pude olvidarme de una obra maestra como esa! ¡Con Lobdell de guionista y Charest de dibujante! Pues eso: que el Ultimates Saga lleva cuatro paginitas de Charest. Quizás cuatro páginas de relleno no convenzan a nadie, pero merece la pena. Y no os lo digo yo, que Julián M. Clemente opina lo mismo:
guardatesoro.jpg

Pues eso: un tebeo cojonudo, una portada desplegable, un resumen adictivo y cuatro paginitas de Charest por 3’75€. ¡Si este tebeo no desbanca al Lecturas en ventas, ninguno lo hará! Vosotros, como buenos adláteres, seguro qu
e ya lo tenéis en vustro poder. Si hay alguno que aún no lo tiene, ya puede ir corriendo a su librería especializada antes de que se agote. ¿Qué hacéis ahí leyéndome todavía? ¡¡¡He dicho que CORRÁIS!!!