Legando

A veces, debo confesarlo, me da miedo el futuro.

ROB! no estará siempre con nosotros. Algún día volverá a las estrellas de las que provino a continuar Su Divina Labor allende los confines del cosmos. Y nos quedará su obra imperecedera. Y su huella en las obras de otros. Pero ¿alguien continuará su legado? ¿Algún artista osará no igualar sus planteamientos estéticos, pues es imposible, pero sí proseguirlos?

Entonces recuerdo a qué grado de GENIALIDAD! están llegando artistas antes conocidos por su *PUAGH* realismo…

…y se me pasa la tontería…

 

Lo que ADLO! vota va a misa (American Edition)

 Atención, pregunta:

En la actualidad el uniforme oficial del Capitán América es…

CALO01.jpg  

La clásica combinación de spándex y gruesa cota de malla de escamas complementada con rodilleras y blosillos variados que nos presenta Cassaday en No Puedo Creer Que Sean Vengadores.

CALO04.jpg

Un diseño tendencia de cibermalla en base a tejido inteligente rematado por broches en plástico con acabados en blindaje de kevlar que podemos ver en Simplemente Vengadores.

CALO03.jpg

La tan iconoclasta como explosiva mezcla de látex blanquirrojo con abrigo de pelo de marta teñido de azul que nos propone Brian HITCH! en su innovador Ultrón Ya Tiene Una Edad.

Y en el episodio de la semana que viene: por qué Tony Stark se ha hecho una armadura de Nocilla Bicolor.

Todos tienen derecho

Un genialidad te la encuentras donde menos te la esperas. Sólo es cuestión de tiempo.
Si los nombres de Stuart Immonen, Paul Smith y John Cassaday aparecen en el blog de Adlo! lo mínimo a lo que te expones es a que te corran a gorrazos pero, aunque parezca mentira, también ellos tienen dercho a su momento de gloria.
El tema escogido es… “Dibujemos rostros”. Un dos tres, responda otra vez.

Stuart Immonen (Ultimate X-Men 62 – Año 2005)

Paul Smith (What If Dr. Domm Had Become the Thing – Año 2005)

John Cassaday (Astonish X-Men 9 – Año 2005)

(Si no quieres ver a un resucitado que por aquí todavía está muerto no pinches en la imagen.)

Ahora se lleva mucho lo del minimalismo. Expresar lo máximo que se pueda con el menor número de trazos es lo que impulsa a estos tres artistas a refinar su técnica para lograrlo.
Immonen confía plenamente en que lo importante para distinguir a los personajes no es la cara, es el peinado. Smith experimenta hasta el límite y demuestra “que pa qué” les va a dibujar cara si en realidad no la necesitan. Por su parte, Cassaday realiza un regresión artística autoinducida y utiliza sus recuerdos infantiles para rescatar la famosa técnica del “con un 6 y un 4 hago la cara de tu retrato“.

Que sí, que siempre habrá criticones que dirán que es que no llegaban a las fechas de entrega. Otros más condescendientes cargarán sus iras contra el entintador, que siempre es muy sufrido, pero yo prefiero pensar que a un dibujante, se llame como se llame, siempre le asiste el derecho a sentirse protegido y apoyado por Adlo!. Lo único que tiene que hacer, como en los ejemplos, es poner un poco de su parte.