Kingthor

-Hombre kingpin, tú por aquí. Qué delgado se te ve.

-¡No soy Kingpin, necio insufrible! ¡Soy Lex Luthor!

-Hubiera jurado que…

-Es culpa del pomposo patán de John Byrne, que no contento con quitarme mi hermosa armadura me ha hecho ganar estos *tosecill* kilillos de más.

-Bueno, ya sabes lo que dicen, no hay retconeo que cien episodios dure. ¿Cómo van esos planes malvados megalomaníacos?

-De maravilla, necio patético. Ahora mismo estoy construyendo una plataforma de almacenamiento de gas en España que…

 


 

-¡Hombre, Lex! ¡Por fin con armadura otra vez! ¿No era verde y morada?

-¡No soy Lex Luthor, necio obtuso! Soy KingWilson Fisk, un honesto emprendedor que por algún error burocrático se ha visto mezclado en esto del Marvel Future Fight

-Claaaro (guiñ) claaaro (guiñ). Y ahora me dirás que ese que está contigo NO es el Joker sin maquillaje…

…sino, yo qué sé, Bullseye ¿no?

-¡Justo! Si te fijas en su fr…

-Que sí que sí, lo que tu digas. Oye, en qué planes malvados megalomaníacos andas metido.

-Ahora mismo ninguno, necio rimbombante. Me quisieron vender un equipo de fútbol español pero bufs, hasta yo tengo mis límites y…

Héroes del ganduleo (I): John Byrne

John Byrne es un artista en evolución constante: lleva cuarenta años de carrera buscando la forma de trabajar cada vez menos. Vamos a repasar algunos de los hitos de su trayectoria

1977: Empiezan a desaparecer los fondos de algunas viñetas. Total, para qué: el lector ya sabe dónde están los personajes, el resto es estorbar a la narrativa

ByrneAvengers165

1981: Deja la Patrulla-X para ahorrarse tener que discutir los argumentos con Claremont y se pasa a Los 4 Fantásticos, donde él se lo guisa y él se lo come. Durante esta etapa el artista canadiense descubre que si en vez de dibujar a lápiz y entintar después dibuja a tinta directamente todo es mucho más rápido

ByrneFFff252

1983: El número 6 de Alpha Flight contiene una pelea de dos personajes blancos en una ventisca de nieve. Sí, muchas risas, pero Byrne se ahorró dibujar cinco páginas y parte de otras dos. Años después repetiría el truco en Hulka, incluso echándole más morro aún

ByrneAlphaFlight6

1990: Byrne descubre la rotulación por ordenador antes que casi nadie, con lo que a partir del 8 de Namor deja de escribir sus frases para el rotulista Ken Lopez y las escribe directamente sobre las viñetas

ByrneNamor8

1999: John Byrne se centra en hacer tebeos ambientados en el pasado o fuera de continuidad, con lo que ya no está obligado a leer los tebeos de los demás

ByrneChapterOneGenerationsHiddenYears

2005: Byrne alcanza el zen del dibujante. ¿Currárselo? ¿Para qué?

ByrneActionComics827

2006: Qué raro, mis tebeos ya no venden como antes. Viviré de hacer dibujos por encargo a fans nostálgicos con pasta

ByrneComission

2013: El más reciente paso en su evolución, adelantando por la derecha a Greg Land. ¿Para qué dibujar si puedes poner bocadillos sobre fotografías?

ByrneStarTrekAnnual2013

Eso sí, trabajar menos no le hace ir más rápido: el canadiense solo ha publicado media docena de fotonovelas de Star Trek en tres años, una nadería si lo comparamos con el Byrne ochentero de las cien páginas al mes. Y es que ser un gandul conlleva mucho, mucho trabajo

Lo sabemos de buena tinta

plot8portada

Hace algunos meses que no recomiendo la revista Plot 2.0, la publicación que hay que leer si quieres saber el proceso creativo detrás de cada tebeo de la Patrulla-X de hace cuarenta años, analizado viñeta a viñeta (aunque a veces al editor y hombre orquesta Ferran Delgado se le cuela… yo qué sé, un Spiderman por ejemplo, pero no suele pasar)

plot8contenido

Solo hay que ver los créditos del nº8 para darse cuenta de que Ferran no se detiene ante ningún obstáculo para conseguir la información que sus lectores necesitan. ¡No hay revista demasiado antigua, fanzine demasiado escondido o sitio de internet demasiado recóndito para él!

plot8documentacion

Así que la igualdad era esto

A nadie se le escapa que los superhéroes aparecieron como la plasmación de una fantasía de poder, con todos aquellos hombres musculados calzados con mallas ajustadas, tan parecidos a los modelos de las fotografías de esos libros artísticos de anatomía que se vendían por correo de manera discreta a los muchachos con inquietudes. Seguramente el Dr Wertham también notó este parecido y por eso creyó conveniente advertirlo a los preocupados padres, ya que si dejaban a sus hijos consumir ese material se les podrían volver artistas. Es por esto que durante los años cincuenta las historietas del género podían ser camp, imaginativas, lisérgicas…pero sobre todo siempre, siempre, completamente asexuadas.

Con los sesenta y la irrupción de Marvel se siguió echando en falta el componente sexual en el material superheroico, aunque la principal razón de esto es que el Kirby sería muy cumplidor en plazos, entregas y todo eso, y plasmaba muy bien la acción, pero lo que es dibujar chicas…guapitas como mucho si se esforzaba, pero no daban para estímulo. Este es el material suyo más fuerte que he podido encontrar, para que os hagáis una idea:

kirbyx

A medida que el género superheroico se fue popularizando hubo una evolución en la complejidad de las tramas y también un realce de la parte artística. En esta última parte, durante los años setenta y ochenta los dibujantes, sensibles a la belleza como son, fueron virando tanto a los personajes clásicos como a los nuevos a una mayor sexualización. Sirva como ejemplo este pinup byrneano.

suestorminvisiblegirlpinupbyjohnbyrne1984

Esa vela goteante no está censurada por casualidad ni mucho menos.

Y con la llegada de los noventa, los autores Image, la Catwoman de Jim Balent, la explosión de las bad girls, aquello fue un festival de tangas, redondos senos más grandes que las cabezas de sus portadoras y escotes imposibles. Si en las películas Marvel sale Scarlett Johansson haciendo de Viuda Negra en vez de Mayim Bialik es por contuinidad de los cánones de esta maravillosa era, que se prolongó hasta bien entrados los años diez.

Sin embargo, en el presente ha entrado en juego la corrección y la igualdad. Porque ya no estamos hablando de lectores de tebeos, sino de clientes de los conglomerados Disney/Lucas/Marvel o Warner/DC. Hablamos de taquillas en cines y compras de merchandising en tiendas. Hay que estar atentos a las tendencias sociales y responder a ellas. Es posible que las mujeres aun siendo el 50% de la población no representen ese porcentaje en lectura de tebeos, pero a buen seguro si miramos el público comprador en general, tener a las mujeres de tu parte es fundamental. Y si por eso hay que tragarse algún principio o construir un chicaverso deficitario se hace. Lo que se pierde por un lado, se gana por otro. Aunque con ello tengas que traicionar la continuidad de tu personajes, no tanto a nivel histórico sino a nivel anatómico. La evolución de Hulka, gracias a la sección El Origen de Las Especies de Es La Hora de las Tortas es tal vez un ejemplo algo exagerado.

hulka

patsy2

Pero es que sin irnos a extremos raros, esta era la imagen que tenemos algunos en las memoria de Carol Danvers

f14fc4d8a5bc75822c2000facd0c8ce5

…y en 2016/2017 hemos pasado a esto.

the-mighty-captain-marvel-2016-000-002 the-mighty-captain-marvel-2016-000-016

Podemos aceptar algo así como una mutación secundaria en el caso de la smutantes, como cuando la Bestia pasó por una fase de look felino, o la Emma Frost con paquete. Pero fuera de ese ámbito, metamorfosis estéticas de tal calibre y de un número para el siguiente no podemos aceptarlas.

Y no sólo en este lado. Mirad, mirad en pocos años lo que ha cambiado el cuento:

catwoman-1-cover-by-guillem-march

Por lo visto, la manera de ganarse a la otra mitad del público potencial ha pasado por eliminar cualquier resquicio de sexualización. Tiene lógica, pues como todo el mundo sabe el sector femenino no tiene pulsiones. Ni tampoco defeca, ni expele ventosidades. Se trata de seres de luz, impolutas, ajenas al terreno de lo carnal.

Esto es lo que ha elegido plasmar el mercado. Pero pudo haberse hecho de otra manera.

Porque puesto a igualar, tanto podía hacerse bajando el nivel a todo, como se ha terminado haciendo, como subiéndolo a ambas partes.

¿Que cualquier chorba que sale en los tebeos parece sacada del MyHyV? pues hagamos lo mismo con los maromos ¿que la ropa de las gachis dura nada o menos en cualquier pelea? pues lo mismo para los tetes.

Ey, podría haber resultado.

Y el caso es que hubo un intento. Con un artista de Italia, con un nombre de cuatro letras y un apellido de seis. Con estos datos, sabéis ya de quién hablo ¿verdad?

 

 

 

Efectivamente, de Sara Pichelli.

Y es que remontándonos a sus inicios marvelianos, concretamente a la miniserie de X-Men: Pixie Strikes Back, escrita por Kathryn Immonen, con el hada aquella que normalmente dibujaba Greg Land, tuvo la oportunidad de tomarse la revancha sexualizadora ¿no dibujaba Land homenajeando esas revistas que tanto denigran a la mujer? ¿no son las portadas variantes de Manara un canto continuo a la hermosura jamonil? pues poniéndose en el mismo plan bien podía la buena de Sara

xmpsb_01_015 xmpsb_01_017  xmpsb_01_02

xmpsb_01_01

…dibujar alemanes con un rabo de dos metros.