Hammer to Fall

En este blog de nuestras entretelas ya hemos glosado con anterioridad las bienaventuranzas de Jason Aaron. No nos cabe la menor duda de que estamos ante uno de los autores más importantes de nuestro tiempo cuya obra será estudiada detenidamente por futuras generaciones como un elemento clave en el devenir histórico del Noveno Arte.

Tan fanes fatales del opus aarónico somos que podemos predecir cuál va a ser su siguiente colección.

Y es que tras su Visionaria Revisión de Thor en la que el ex-dios del trueno se ha visto deconstruido hasta su más minimalista esencia…

…hemos asistido a su Revolucionaria Transformación del Doctor Extraño en la que el ex-hechicero supremo se ha visto deconstruido hasta su más minimalista esencia.

El siguiente paso en el sendero creativo de Aaron es evidente.

El triunfal retorno del Ejecutor del reino de Hela. Con la ventaja de que ya viene deconstruido hasta su más minimalista esencia de serie.

Que además ya le va tocando, qué coño es eso de vivir de las rentas. Hay que arrimar el hombro, que las pensiones no son sostenibles por culpa de la gente que se empeña en vivir hasta los 80 y hasta Tío Ben se ha reincorporado al mercado laboral ¿estamos?

 

 

 

Hombres Refrigerados: Diosas y Dioses y Viceversa

Es la historia de siempre.

Uno comete el error de pensar que por fin hemos avanzado un poco, que por fin hemos logrado acercarnos algo más al aparentemente incalcanzable objetivo de la igualdad plena entre sexos. Y justo en ese momento la realidad se impone con una contundente y cruel bofetada. La todavía reciente celebración del Día del Hombre Trabajador sacó a la luz el habitual aluvión de tweets preguntándose para cuándo un Dia de la Mujer Trabajadora. La clásica gracieta sin gracia de cuñada casposa de los 80 dotada ahora de virtuales alas para recorrer la Red de Redes™. Eso por no hablar de los no menos gastados “pues el varonismo y el hembrismo son lo mismo” que hemos podido leer a diestro y siniestro. Y no os tengo que recordar los abundantes “pues lo que en realidad quereis los varonistas es darle la vuelta a la tortilla y que mandeis los hombres” que sin duda habreis oido ¿verdad?

La imperante cultura heteromatriarcal se aferra al poder con uñas y dientes. Lucha con desesperación por cada centímetro que le hacemos retroceder pues es su ginohegemonía lo que está en juego. Y en cuanto paramos la lucha un breve instante para tomar un respiro empieza a recuperar el terreno perdido. En todos los ámbitos de la vida.

En todos.

¿Recordais las alegrias que nos daba Canary cada semana? Pues adivinad en QUÉ serie su protagonista esta temporada ya NO tiene una escena de ejercicio físico en sujetador en cada episodio.

HORE01

Se veia venir desde que cambiaron de actriz y de traje. Y alguno habrá que diga que le parece bien, que a los hombres no nos gusta ver mujeres ligeras de ropa, que no nos erotizamos a través de la vista como las simples féminas.

Y el resto del panorama no mejora. La otra gran apuesta televisiva de la DC es Supergirl, CLARO. Y no, no me digais que la otra serie la protagoniza un hombre. El personaje principial de The Flash es uno de los casos más claros de mujer escrita como mujer y cambiada de sexo a ultima hora desde que las productoras de Depredador decidieron cambiar el de la coronela jefa del equipo de mercenarias.

¿Y qué pasa con el noveno arte? Ese ámbito cultural en el que, antes que en cualquier otro, los lectores masculinos pudimos disfrutar de historias protagonizadas por hombres que no eran novios ni maridos sino individuos libres e independientes. Aventuras en las que demostraban que no eran inferiores a ninguna mujer, a menudo escritas y hasta dibujadas por hombres.

Pues pasa que la cosa no está mucho mejor. Hace un par de años, cuando la Marvel desplegó a su flamante plantilla de creadores en la mesa redonda Men of Marvel de la Comicon de San Diego albergamos la esperanza de que algo empezara a cambiar. Vana esperanza.

HORE03

¿De verdad esperan las directoras de la Marvel que los chicos compremos un tebeo en cuya portada SÓLO los personajes masculinos (Groot y Drax) aparecen desnudos y las mujeres, FALTARÍA MÁS, van tapadas hasta el cuello? Eso por no hablar de Estela Plateada y esa piel pintada que pretenden que llamemos “traje”. ¿En serio creen que vamos a tragarnos esa intolerable cosificación de los hombres?

En realidad les da igual. No han cambiado de política. Ese leve barniz de moderno varonismo no logra disimular que su público objetivo sigue siendo las mujeres. Allí y aquí, como bien demuestra el reciente evento internetero dedicado a jalear la cosificación del hombre celebrado por ESE blog que no pienso mentar y que, como patente declaración de intenciones…

HORE04

…adivinad cuál de estas dos versiones del personaje tiene como mascota, la que va medianamente tapada o la que anda por ahí en ropa interior…

Nada está a salvo de los invasores tentáculos de la heterocracia ginocentrista. Si, muy de vez en cuando somos testigos de algún triunfo. Pero no duran demasiado.

Como Thor.

Algunos experimentamos un atisbo de ilusión cuando se anunció la nueva colección a cargo de Aaron y Ribic.

HORE05

No tardó en disiparse. Ya desde el principio el Todo-Nuevo y Todo Diferente Dios del Trueno nos es mostrado como un muchacho de moral distraida capaz de dejarse seducir a las primeras de cambio por dos mujeres.

HORE09

Aaron ya nos deja muy claro en qué extremo del complejo santo-puto ha elegido colocarlo. ¿De verdad esperabais que esta ginócrata sociedad en la que vivimos permitiría un cómic protagonizado por un hombre en el que no hubiera escenas de sexo gratuito con su correspondiente desnudez masculina.

Desnudez que no se limita al Hijo de Odin™ Y es que el clásico homoerotismo superheroico tan caro a las tradicionales lectoras del género aquí no está ni siquiera atenuado por la autocensura o el más elemental decoro.

HORE07

La inexistente vestimenta del villano es un importante paso atrás en la representación iconográfica del cuerpo masculino en los mass media contemporaneos. Nos impone a los hombres un opresor e inalcanzable modelo corporal cuyo único fin es titilar los más bajos instintos onanistas de sus lectoras.

Como queda indisimuladamente patente en las escenas de captura y tortura.

HORE06

Porque CLARO que Thor es capturado. Varias veces. Y en todas y cada una de ellas contemplamos cómo se retuerce medio desnudo e impotente, a merced de los perversos deseos del villano. Preso en sus cadenas…

HORE08

…e indefenso ante sus tentáculos. Más de una vez, pues las fantasías masturbatorias de las féminas que acuden al quiosco necesitan combustible una vez al mes como mínimo.

HORE10

Y con poca variación aparte de un constante incremento en su grado de desnudez…

HORE11

…que corre parejo a la cada vez más sexualizada naturaleza de sus sufrimientos.

Y eh, chicos, no podemos decir que las portadas NO nos advirtieran de lo que íbamos a encontrarnos en sus páginas.

HORE12

¿Puede ir a más la femicentrista humillación de Thor?

¡POR SUPUESTO QUE SÍ!

Alguien decide que no resulta creible que un hombre, por muy heroe que sea, pueda resolver por sí sólo semejante desafío…

HORE13

…así que aparecen tres convenientes mujeres que le sacan las castañas del fuego…

Eso es lo que más me desespera cuando oigo a esas desinformadas equiparar varonismo con hembrismo. Aunque ese fuera el caso, que no lo es, una sociedad en la que los hombres tuvieramos la sartén por el mango (y no fuera para preparar la cena) NO sería el simétrico reverso de esta que sufrimos. Una editorial regida por hombres no publicaría historias en las que el protagonismo femenino fuera una mera excusa para la exhibición de mujeres semidesnudas. En las que su presunta fuerza e independencia no fuera otra cosa que un acicate extra en su proceso de doblegación.

Y en el caso imposible de que tal cosa sucediera unos hombres no habrían rematado la faena…

HORE14

…quitándole el martillo para dárselo a alguien del sexo “correcto”…

 

Para mis lectores, sólo lo mejor de lo mejor

Desde que Jason Aaron (el guionista que se hizo famoso por llevar acabo Scalped, el tebeo más marrón de la historia) entro a trabajar para Marvel, ha hecho un esfuerzo denodado por ofrecer al aficionado todo lo que un tebeo ideal debería tener. Los tres números que lleva publicados su Lobezno y la Patrulla X en España son una buena muestra de lo que un delirante guionista puede hacer cuando se lo quiere pasar bien, pero sin lugar a dudas donde Aaron está llegando a extremos de grandeza puros y absolutos es en su Lobezno.

Y es que no sólo basta con llevar a Lobezno al infierno, ni con hacer que mate a unos cuantos "asesinos" entrenados con los que al final tiene más relación de la que parece (y que me callo para que no me caigan por repartir spoilers con agostidad). No. Aaron sabe que lo que la gente busca al leer un tebeo de Lobezno son peleas. Y las peleas hay que mimarlas, hay que hacerlas interesantes, tienen que ser GENIALES!, especialmente si son para celebrar que sumando algunas colecciónes de Lobezno (y otras no) se llega a los 300 números de la cole del personaje. ¿Y cómo hacer que las peleas sean realmente GENIALES!? No basta con meter ninjas a cascoporro…

 

pelea001.jpg

No, a estas alturas de la película hay que ser mucho más original, ir más allá, incluir enemigos nuevos como…

 

 pelea002.jpg    pelea003.jpg

…un comando de Yakuzas paracaidistas armados hasta las cejas con armas automáticas. o incluso mucho mejor si…

 

pelea004.jpg

pelea005.jpg

…van en moto armados con motosierras. Resultado: una señora pelea de esas que no se olvidan por los siglos de los siglos. Un hito en la historia del noveno arte que resonará por la historia una y otra vez. Una genialidad que no nos podía pasar desapercibida. Es por eso que en este sábado de agosto os pido que entonéis conmigo un fuerte y sonoro…

 

¡¡¡AVIV ONZEBOL #003!!!

¡¡¡AVIV NOSAJ NORAA!!!