Ni Pa’ Qué

Dimito.

¿Qué sentido tiene intentar crear algo divertido, inteligente y de actualidad -generalmente elijo una de esas tres. Bueno, seré sincero, intento hacer pasar un relleno por alguna de esas tres- cuando la actualidad se empeña en superarnos semana tras semana?

Hellcat, Angouleme, Kevin Smith, parece que no hay un momento en el que no intenten llamar nuestra atención. Y cuando parece que ha llegado el tema definitivo hacen algo como Marvel ha hecho con el New York Daily News de llevarse a un periodista a su retiro para guionistas en el que planificaron la nueva saga. Civil War II. En serio, le han puesto un II detrás.  Y ya. Ni siquiera un subtítulo. Con lo bien que suena Civil War II: Electric Boogaloo. Lo que cuenta de cómo eligen a quién matan y quién lo mata es lo suficientemente ridículo como para que no merezca la pena intentar superarles.

Pero ya sé lo que pensáis. Pensáis que vamos a colgar el texto en inglés y a largarnos.

¡En absoluto!

Sabemos que muchos lectores de cómic español no saben inglés -de ahí que sigan comprando los cómics en español- y posiblemente acabaran recurriendo a comentar la imagen de acompañamiento y tratar de discernir el texto principal en un spanglish chapucero. Algo que nos dolería ver tanto como los efectos de esta transformación en nuestra sección de comentarios.

Así que os lo vamos a traducir. Siguiendo la tradición de esta Desorganización. Así que…

¡¡¡DENTRO ALTAVISTEO!!!

Cacareando como una cábala de súper villanos, un grupo de 50 personajes sospechosos se reunió recientemente en una sala de conferencias Manhattan para trazar en secreto la desaparición de un gran superhéroe de Marvel.

Mientras que el Doctor Doom y el Duende Verde fumble regularmente sus malvados planes, este grupo realmente tener éxito y matar a su víctima. Y seguramente choque fans de los cómics y las películas de Marvel, ya que viene de la mano de un héroe disfrazado compañeros en una historia de la próxima serie de eventos, "la Segunda Guerra Civil."

Bienvenido a retiro editorial Marvel Comics secreto semestral, en el que se una lluvia de ideas de los próximos años de historias de cómics de la editorial.

Es un asunto de alto secreto, restringido a los escritores y editores, pero este año un reportero del Daily News fue invitado a observar - con una severa advertencia contra estropear demasiado para lectores más de seis meses antes de que puedan leer la historia por sí mismos. Retiros anteriores produjeron "Guerra Civil", "Age of Ultron" y "Soldado de Invierno", todas las historias que se adaptaron en última instancia, para la gran pantalla.

"Si usted quiere ver realmente una hoja de ruta de donde nuestras películas serán (van) en los próximos cinco, 10 o 20 años, leer los cómics", dice Joe Quesada, director creativo de Marvel. "Debido a que son casi siempre un precursor de lo que está en el horizonte en nuestro universo cinematográfico y nuestros universos de televisión."

La parte superior de la agenda: para trazar los detalles para "Segunda Guerra Civil", una secuela de la exitosa serie de eventos 2007 que enfrentó a Iron Man contra el Capitán América en una alegoría sobre la seguridad nacional frente a las libertades personales. Esa historia original se convirtió en una película, "Capitán América: Guerra Civil", que llega a los cines el 6 de mayo, un mes antes de que el primer número de la secuela llegará a las tiendas.

Así que hay mucho en juego para no defraudar.

"Usted quiere que sea 'El Padrino, Parte II," pero por cada' El Padrino II ', hay un' padrino III, '' 'Marvel editor Dan Buckley dijo a The News, refiriéndose al eslabón más débil de la trilogía de la mafia.

Durante el retiro, sin embargo, el optimismo abunda entre un grupo que incluye a El corresponsal del Atlántico Ta-Nehisi Coates, quien está haciendo su debut cómics escribir el "Negro Pantera". 

"Guerra Civil 2" escritor Brian Michael Bendis y Marvel editor en jefe Axel Alonso descomponen la premisa. 

"Un nuevo personaje misterioso Marvel llega a la atención del mundo, el que tiene el poder para calcular el resultado de eventos futuros con un alto grado de precisión", según la sinopsis. "Este poder predictivo divide a los héroes de Marvel sobre la mejor manera de sacar provecho de esta información agregada, con el Capitán Marvel que lleva la carga al perfil crímenes y futuros ataques antes de que ocurran, y Iron Man adoptar la posición de que el castigo no puede venir antes del crimen." 

Capitán Marvel es un personaje superhéroe femenina que Marvel está tratando de mostrar más con su propia película programada para un lanzamiento marzo 2019. 

"La responsabilidad personal de las personas es el tema de este", Bendis explica a sus compañeros de su proyecto con el artista David Márquez. "Por la forma en policías están actuando en la cámara, a la forma de hablar unos con otros en línea." 

A medida que la historia se desarrolla esta nueva vidente predice el héroe en cuestión será la causa de un incidente importante de la destrucción de tres días, que requieren los demás chicos buenos para hacer una decisión difícil. El escritor no ha descubierto qué o lo mal que cataclismo será. 

"Se tiene que caer en algún lugar entre Hitler y la auto-defensa", dice Bendis.

A pesar de que tampoco se depositan inmediatamente en un gran nombre héroe para convertirse en el culpable, Bendis mantuvo refiriéndose al héroe condenado como Peter Parker , alias Spiderman.

" ¿Ve usted me preocupa ? No estoy preocupado , "susurra " Amazing Spider -Man escritor " Dan Slott . " Este no es mi primer rodeo . Al final de la tarde , no será Peter Parker " .

Y, por supuesto , Parker se guarda un destino sombrío por la tarde como la opinión de masas desplaza la atención a otros personajes .

Otro candidato es Antorcha Humana de los Cuatro Fantásticos , pero Bendis extingue esa idea rápidamente.

" Se quema la gente y eso es tan horrible ( para ilustrar ) ", dice el escriba .

Otras ideas rebotan alrededor.

" ¿Qué pasa si las causas de presión (el héroe ) para cometer suicidio", indica James Robinson , otro escritor de Marvel , y agregó que podría ser una buena manera de llamar la atención sobre el flagelo de acoso cibernético .

Pero Spidey sentido del editor Tom Brevoort es inmediatamente hormigueo.

"No creo que te gustaría un héroe suicidarse Marvel Super", que interviene.

Después de horas de debate en ocasiones climatizada, Bendis y Alonso revelar que tenían un momento eureka durante un descanso de 10 minutos y se acercó con el superhéroe perfecto sacrificio y un mejor candidato para asesinarlo. La respuesta en realidad recibe una ovación ruidosa de la multitud.

"Eso es como una epopeya", dice Robinson. "Estoy realmente sorprendido."

Fans del cómic, sin embargo, son cínicos acerca de los editores matanza de sus héroes. Héroes Una vez muertas, como el Capitán América y Spider-Man han hecho recuperaciones milagrosas. Rival DC fue noticia en 1992 por matar a la mayoría indestructible Superman - y luego rápidamente lo trajo de vuelta de un solo salto un año más tarde.

"La muerte es el gancho de marketing", admite Buckley. "Lo que es realmente convincente es si hay una historia luego que va a conectar con los lectores y sostenerlo".

Buckley, Quesada y Alonso están seguros, sin embargo, que si la historia lo hizo a través del guante de escritores y editores en el retiro de redacción, entonces será lo suficientemente bueno para los lectores de historietas volubles.

Este crowdsourcing de ideas modelo ha trabajado para la compañía antes.

"Es una alquimia mágica negro de poner a las personas adecuadas en la sala", dice Quesada. "Aquellos de nosotros que trabajan aquí son creativos bebés fondos fiduciarios, porque hemos heredado un pecho increíble lleno de juguetes que obtenemos para jugar. Se termina siendo como un grupo de niños en un lanzamiento de habitación s --- contra la pared ".

¡SUELTAMICROFONEO!

Otra semana bien empleada.

Despedida y Cierre

El rebuteo de DC nos ha permitido una observación sociológica-creativa de importante calado. Y es que no todos los días se cierra un universo de ficción. Un conglomerado de series y personajes, que cambian para siempre (sí, sí, para siempre, seguro) llevados con pulso firme por un puñado de creadores en la cúspide de su talento narrativo. Se produce así un hecho inédito (o casi): guionistas que pueden despedirse de personajes, de situaciones, de historias. 

No es la primera vez que pasa: cada vez que una serie televisiva acaba, se da la posibilidad de que los guionistas escriban un final y digan adiós a los personajes y situaciones. Pero claro, el mercado televisivo es como es y en muchas ocasiones las series acaban de improviso, o cuando los episodios ya llevan mucho tiempo en producción, y ello no da tiempo a los creadores a hacer un adecuado canto del cisne. Ni muchas series pueden lucir en su expediente cincuenta años de historia y treinta de continuidad, lo que hace este rebuteo de DC en especial.

Sin duda esto hace de las despedidas decenianas un objeto cuanto menos de interés. A la espera de que las mejores universidades hagan un estudio como Dios manda, claro. Así que hemos querido echar un vistazo a algunas despedidas significativas.

Como las de los Green Lantern, que sencillamente… ignoran el tema. No en vano la franquicia verde es una de las pocas inalteradas por el rebuteo, ya que, bueno, no hacía falta. Si las ventas son buenas, no se tocan las series. Aunque el nuevo #1 del Green Lantern nuevodeceniano tenga como prota indiscutible a Siniestro, lo cual seguramente fascinará a aquellos lectores que se bajen el tebeo en su iPad después de ver la peli.

No es la única franquicia que se porta así: las coles de Batman mantienen su estructura, con alguna variación (intercambio de equipos creativos en Batman y Detective, cambio de dibujante poniendo a ese astirtazo que es Capullo junto a ese guionista predecible atrapado por la corrección que es Scott Snyder). La única rareza ha sido la cole de Morrison, Batman Inc., que acaba su último número anunciando un team-up entre Batman y Batgirl. Claro que ahora Batgirl ya no es la misma Batgirl que hace un mes. Así que… ¿quién acompañará al hombre murciélago? ¿La nueva vieja Batgirl o la vieja Batgirl pero con otro nombre? Decisiones, decisiones…

 

Batincend.jpg

Otras muchas colecciones ignoran el cambio completamente. Fundamentalmente porque sus últimos números han sido fillines publicados para llenar la ausencia de sus autores regulares que estaban ocupados escribiendo números de las nuevas colecciones de DC. Es el caso de series como Birds of Prey o Green Arrow. Es lo que tiene el ajuste de tareas, la dictadura del horrible tablón de asignamientos.

Pero afortunadamente, todavía hay guionistas que han hecho un esfuerzo en decir adiós. Como Phil Hester (o quizás haya sido Estrazinsqui, quilosá) en Wonder Woman, donde no puede evitar acabar con (funestas) visiones de un nuevo mundo y una bonita Splash de Wonder Woman, que siempre será Wonder Woman, volando hacia el futuro.

 

wondyend1.jpg

wondyend2.jpg

 
Lo de "doy una pista sobre le que se viene encima y acabo con una imagen del personaje volando,  diciendo que nunca cambiará, con palomas John Woo incluidas" no es la única manera de aforntar este rebuteo. James Robinson, por ejemplo, es de aquellos que quiere demostrar que tenía historias para rato, y nos cuela en su último número de la JLA todo aquello que nos hubiera contado de no mediar el rebuteo.

 

jlaend1.jpg

…invasiones de robots gigantes…

jlaend2.jpg

…embarazos…

jlaend3.jpgjlaend4.jpg 

…guerras interplanetarias…

jlaend5.jpg

…salvar Mundogema de Mordru…

Muchas buenas historias. Tantas que uno se pregunta porqué si tenía tanta trama en la cabeza, se ha limitado a torturarnos con centrarse en su inacabable larguísimo arco sobre Eclipso.

Pero los mejores son los mejores, y eso se nota. Ya os he hablado en otras ocasiones del ínclito Paul Cornell, el hombre que se hizo famoso con el guión del episodio de la tercera temporada del Doctor Who que más le mola a Morrison. El mismo que se marcó el mejor cliffhanger de la historia, con el Drácula de Gene Colan en su castillo en la superficie de la luna diciendo aquello de "Traedme al Doctor Muerte", en su Capitán Britania y el MI-13. Y que justo después nos deleitaba con la invasión vampira de Inglaterra disparando a los invasores directamente desde la Luna hasta Londres, con cañones mágicos. El mismo hombre al que le encargaron que se hiciera cargo de una historia dictada en Action Comics, y él respondió trayendo a la Muerte de Gaiman al universo DC (muuuucho antes de que a Johns le diera porque Carmen Sandiego se trajera de vuelta a la Cosa del Pantano y a Hellblazer).
El genio es el genio, y otro guionista de plantilla hubiera acabado el Action Comics 904 dando carpetazo a esa insulsa historia sobre Doomsday dictada por la editorial y se hubiera ido a Storwatch tranquilamente. Pero Paul Cornell no es un guionista de plantilla más. Él sabe que hay algo que falla, que Clark Kent y Lois Lane ya no estarán juntos otra vez. Y por eso se reserva cuatro páginas. Cuatro últimas páginas para despedir la pareja apropiadamente, con una cena íntima…
 
actionend1.jpg

…donde Lois Lane le suelta un discurso a Clark sobre su papel como Superman que deja el estracinsquiano año de Superman "caminando deprimido" como una pijada absolutamente innecesaria…
 

actionend2.jpg

…y que acaba como Dios manda, con Lois Lane diciendo sus palabras más demoladoras hasta la fecha en cualquier tebeo de Superman.
 

actionend3.jpg
S&
iacute;, habéis leído bien: "Cállate y llévame a la cama". A Superman. A palo seco.
 
Os aseguro que las lágrimas saltaron a mis ojos al ver cómo ha habido que esperar a su final para ver cómo un guionista aprovechaba el matrimonio Kent – Lane. Una genialidad de sabor clásica para la mejor despedida del viejo DCverso. Te echaremos de menos, viejo universo donde todos los superhéroes están lisiados o han matado a un malo a sangre fría. Nos veremos en las relecturas.

 

No te fíes nunca de lo que te diga un Green Lantern; la mitad será mentira

 A veces, en un tebeo nos cuentan las cosas según el punto de vista de un personaje. y eso no deja de ser la visión parcial de un elemento de la historia. Interesante, puede ser ser, pero por naturaleza, subjetiva e incompleta. Pocos autores se dan cuenta de ese fallo en la estructura narrativa de nuestros tebeos, pero afortunadamente algunos hay. Como Gail Simone, por ejemplo. Y es que… ¿os acordáis de aquel número del Justice League: Cry for Justice en  el que Hal Jordan confesaba habérselo más que montado con la Cazadora y con Lady Blackhawk…

Imagen Thumbnail para jlacj_2_dylux-1-copy.jpg

…y que provocó que Gail Simone pusiera el grito en el cielo diciendo que en DC eran unos machistas y que si no le hubieran chapado la colección de Birds of Prey se iban a cagar todos la patabajo? Pues… ¿a que no sabéis que colección ha "resucitado" aprovechando todo aquello de la Blackest Night y tal?

 

BirdsOfPrey1.jpg

¿Y a qué no sabéis quien es su (antigua, nueva) guionista? ¿Y había alguien que se preguntara cuánto tiempo tardaría Gail Simone en revelar lo que auténticamente pasó entre Linterna Verde y las dos miembr@s (pongo la arroba para que Bibiana no se cabree, que luego igual hasta los de Facua montan una web para que me denuncien anónimamente) de las Aves Rapaces?

 

birdprey001.jpg
 

Siete meses, exactamente. Y lo que pasó fue exactamente lo mismico que hubiera o hubiese pasado en la  vida real:  que Hal Jordan [un personaje que se comporta icónicamente como el macho que se regocija en todos los tópicos masculinistas] se tajó hasta el hígado,  cayó redondo por la bebida y se inventó que luegó triunfó y mojó, y fue contando la trola a todos sus amigachos, que le hicieron el favor de creérselo porque así molan todos mucho más. Una jugada típicamente machista, con un marcado tono discriminatorio y que rebaja a las mujeres a la mínima calidad de objeto sexual. Menos mal que todavía hay mujeres guionistas sensibles como Gail Simone que nos enseñan la importancia de la igualdad, haciendo que sus personajes femeninos, con una simple conversación, desmientan los topicazos masculinos y recuperen su dignidad de género…
 

birdprey002.jpg

birdprey003.jpg             birdprey004.jpg
 

…mientras le meten dólares en el tanga a unos boys en un local tres al cuarto. Si eso no es coherencia, que venga ROB! y lo vea. Por todo ello, por enseñarnos la importancia de tratar a los dos sexos con respeto y no resuciendo a la categoría de mero divertimento sexual, y por educarnos en valores, que falta nos hace a todos, pandilla que somos de degenerados, os pido que entonéis conmigo un firme, enérgico y exultante…
 
…¡¡¡¡AVIV LIAG ENOMIS!!!!

 

La mejor funeraria

– ¡Ayudante! ¡A-yu-daaaaanteeee! Ven aquí un momentito, anda.

– ¿Quería algo, señor Didio, señor?

– ¡¡¡Aaaaaaah!!! ¿Quién eres tú?

– Su ayudante, señor Dan Didio, señor. Desde hace por lo menos cinco años, señor Didio, señor. Casi llega a dolerme que no me reconozca, señor.

– No es cierto. Mi ayudante es un tipo algo bajito, como una mesa camilla, mayor y con gafitas y bigote…

– Ese es Paul Levitz, señor Didio, señor. Y no es su ayudante, sino  su jefe, señor.

– ¿Mi jefe? ¿Un tipejo como él? ¡No me lo puedo creer! Todo el mundo sabe que los jefes han de ser apuestos y apolíneos. ¿Cómo te crees que conseguí yo este trabajo? ¿Por mis méritos? ¡Pues claro que no!

– Puede estar tranquilo, señor Didio, señor. El señor Levitz dejó de ser su jefe el día en que nos convertimos en DCEntertainment, señor.

– ¿Y ahora quién es mi jefe?

– Querrá decir jefa, señor Didio, señor. Se trata de…

– ¿Una mujer?

– En efecto, señor.

– ¿Me estás diciendo que hay una mujer en el edificio y nadie me ha avisado para que me arregle? ¿Qué pasa si me ve con estas pintas? ¿Qué pensara ella de mí?

– Mmm… No sabía que su imagen le preocupara tanto, señor Didio, señor. Especialmente, teniendo en cuenta que ya había otras mujeres en el edificio traba…

– ¡Claro, Gail Simone por ejemplo! ¿Por qué te crees que voy tan desarreglado? ¡Para no llamar la atención de las depredadoras desesperadas, ayudante! Ahora que tengo yo una presa, no debo dejarla escapar. Tiene que ser mía, ayudante.

– Bueno, señor Didio, señor. Quizás pueda usted asombrarla con un talento creativo especial.

– ¿Un talento creativo? ¡Esa es una treta facilona y burda, pero lo cierto es que las mujeres son tan ingenuas que seguro que funciona! Podría sorprenderla con un poema. O hacerle un dibujo con macarrones. Aunque lo mejor sería… ¡Ya está! ¡Ayudante!

– ¿Sí, señor Didio?

– ¡Desde este momento soy el nuevo guionista deeee… no sé, los Outsiders, por ejemplo!

– Enhorabuena, señor. ¿Y qué se supone que pasará con el actual guionista de Outsiders, señor?

– No sé, ayudante. Despídelo, mátalo, encuéntrale otra cosa… ¡me la pela! Lo que importa es como voy a fardar delante de la nueva jefe. Seguro que le tiemblan las piernas al estar ante un artista vocacional como  yo.

– Son muchos los que tiemblan en su presencia, señor Didio, señor.

– Muchas gracias, ayudante. Se agradece que tus subordinados sepan reconocer tus méritos.

– De nada, señor Didio. Me alegra poder ser útil. Y hablando de utilidad, ¿no me había llamado usted para algo, señor Didio, señor?

– En efecto, ayudante. ¿Han salido ya las cifras de venta? ¡Estoy impaciente por saber que tal nos ha ido!

– Bueno, pues básicamente nos ha ido bastante bien, teniendo en cuenta que cualquier cosa con el "Blackest Night" en la portada se vende como churros.

– ¿En serio? ¡Guau! Ya sabía yo que era una buena historia, ayudante. Es que tengo un olfato para las buenas historias. Veo una buena historia y digo "¡Zas!, ya está aquí el pelotazo del año". Así soy yo, ayudante. Instinto para las historias.

– No sabe de lo que le hablo, ¿verdad, señor Didio, señor?

– ¡No te rías de mí, ayudante! ¡Ya sabes que la medicación contra la euforia me produce algunos fallos de memoria! ¿Qué es eso de la Blackest Night?

– Es la historia de Johns sobre el cuerpo de malvados lanterns formado por superhéroes zombies, señor Didio ¿recuerda?

– Algo, algo. ¿Y se vende bien?

– En efecto, señor Didio, señor.

– Entonces, habré dado la orden de sacar miniseries laterales intranscendentes para sacarle la pasta a los lectores, ¿no?

– Sí, señor Didio. Tres al mes. Menos en enero, durante el cual se producirá un parón en el evento y…

– ¿Qué has dicho?

– He dicho, señor Didio, que el crossover se detendrá durante un mes, el de enero, para permitir que el dibujante tenga tiempo de acabar los números posteriores de la saga.

– ¿Y paramos el crossover? ¿Así, sin más? ¡Pero eso no puede ser! ¡Los lectores aprovecharán para dejar la historia y ir a la acera de enfrente a comprarle cosas a Quesada! ¡Y no me gusta que le compren cosas a Quesada, que se le sube el pavo a la cabeza y luego, cuando quedamos a cenar alitas de pollo en el KFC, no deja de restregármelo por la cara.

– Creo que no le sigo, señor Didio, señor.

– Que tenemos que hacer que el pardillo… digoooo… el lector se deje su pasta en nosotros, y no en la competencia. No podemos permitirnos un mes del crossover en blanco. Hay que llenarlo con algo.

– ¿Con qué, señor Didio, señor?

– No sé, no sé, déjame pensar… A ver… Blackest Night… colecciones… muertos… zombies… especiales… resucitados… ¡¡YA ESTÁ!! ¡Ya lo tengo! Ayudante, dime títulos de series nuestras que estén muertas.

– &ique
st;Muertas, señor? Pues así a bote pronto yo diría que Teen Titans, Titans y Detective Comics están bastante muertas. Y Black Canary/Green Arrow también está muy muerta. Y Booster Gold, las de Jim Starlin y las de Keith Giffen también están muy muertas. Y las cuatro cosas que salieron de Final Crisis, las de Escape, Run y tal, también están muertas, señor. Nacieron muertas, creo yo. Y…

– No, ayudante, no me refiero a eso. Me refiero a colecciones que estén muertas, quiero decir, clausuradas, chapadas, canceladas. Vamos a elegir unas cuantas y vamos… ¡A RESUCITARLAS!

– Perdón, señor Didio… ¿ha dicho "resucitar" coles?

– Sí, ayudante. ¿No es una idea genial? Cogemos una serie cerrada, como por ejemplo… ¡la de Catwoman! Y la resucitamos durante un mes, sacando un número más. Además, siguiendo la numeración de la cole original, que así igual alguno de los lectores hemos perdido en los últimos años pica y vuelve para no quedarse sin el "último" número de aquella cole que él creía que tenía acabada…

– Bueno, señor Didio, lo cierto es que le he visto vender basura más descaradamente, pero… ¿no habría que buscar alguna relación entre las coles resucitadas y el crossover?

– ¿Relación? ¡Por el amor de Dios, si con este crossover no hay más fácil! Sencillamente, coges a un amigo del prota o a un villano de la cole que esté muerto, lo zombificas y ya está: Blackest Night Catwoman listo para ir a la imprenta. La jugada es tan facilona que debo confesar que me avergüenza hasta a mí.

– Eso sí que me parece increíble, señor Didio. Y dígame, ¿cuáles van a ser las series afortunadas?

– Pueeeees… no sé. Ves por ahí, ofreciéndoles a la gente una posibilidad de escribir un número más de la cole que quieran, y seguro que ya nos darán ellos las ideas. Asegúrate de decirle a Rucka si quiere escribir un número de The Question, que seguro que la hará ilusión al pobre. Y dile a James Robinson que quiero un Starman #81. Necesito como mínimo que uno de los especiales se venda como churros si quiero chulear a Quesada cuando quedemos a tomar café y jugar nuestros juegos especiales.

– ¿juegos espe…? Esteeee… ¿está usted seguro que es buena idea? Robinson siempre ha dicho que quería dejar en paz a Jack Knight…

– ¿Ha dicho alguien que tenga que salir Jack Knight? Él que haga el número, aunque no salga Jack Knight. De hecho, por mí, como si no sale nadie relacionado con Starman. Lo bueno del previews es que los tebeos se venden dos meses antes de que nadie pueda ojearlos y darse cuenta de que no lleva dentro lo que uno creía.

– Pero, señor Didio, señor… ¿Eso no es engañar al cliente?

– Sí, ayudante. Pero las personas civilizadas lo llamamos márketing.

– De acuerdo, señor. Pasaré sus intrucciones a Rucka y a Robinson. Aunque estoy seguro que a Robinson no le va a hacer mucha gracia el asunto, señor Didio, señor.

– ¿Y qué? ¿Qué va a hacer Robinson? ¿Avisar a los lectores vía twitter de que Jack Knight no sale en el tebeo para que no piquen? ¡Nadie es tan idiota, ayudante!

– Seguro que no, señor Didio. Seguro que no...
 

No sé si pasó así, pero si no pasó así, no quiero saber cómo pasó…

 

¡Toc, toc!

 

– ¿Llamaba, señor Didio, señor?

 

– ¡¡¡Hombre, ayudante!!! Sí, sí que te he llamado yo. ¿Qué querías?

 

– Mmmmh. Supongo que quería saber porqué me había llamado, señor Didio, señor.

 

– ¡Ah! No, no, no quería nada. Es sólo que me han puesto este nuevo teléfono tan chulo en la mesa del despacho, y Barbie, la gorda de administración, me ha dicho que las llamadas van a cuenta de la empresa, así que estoy probando que tal funciona el teléfono.

 

– ¿Y funciona bien?

 

– De puta madre. De hecho, ahora mismo, estoy llamando a Grant Morrison.

 

– En ese caso, creo que lo mejor es que le deje solo, señ…

 

– No, no, hombre, quédate y así… ¿Grant? ¡Soy Didio! ¡Sí, sí, ese mismo! Verás, te llamaba para saludarte y eso. Sí. Sí. No. Si ya sé que estás muy ocupado y tal, sí, sí, si ya me dijiste que no volviera a llamarte si no había una buena razón para ello. Sí. Sí. Sí, mi madre ya me castigó por aquella otra vez, pero es que esta vez sí que tengo una buena razón para llamarte, de verdad. Sí. Pues es queeeeee… esteeeee… mmmh… es que le he tenido que cambiar el final a las Final Crisis.

 

– ¡Señor Didio!

 

– Sí, sí, es que no me ha gustado nada ese final, así que le he… jijijiji… dado la vuelta por completo.

 

– Señor Didio, no sé si es prudente que le diga eso a uno de nuestros guionistas estrella, señor…

 

– No, no me he fijado en si el final contradice o no lo del Superman Beyond, no. Efectivamente, como pasó con Countdown. Pero todavía no sé qué tienes en contra del final de Countdown, si a mi me pareció… mmmmpphh… buenísimo… ¡¡¡BWA-HA-HA-HA!!! ¡¡¡Que era broma, tonto!!! Sí, sí, te llamaba porque estoy probando mi nuevo teléfono y… ¿Qué me lo meta por dónde? ¿Por qué iba a hacer eso? Sí, sí. ¿Un buen viaje? ¿Mejor que la coca? Bueno, tú eres el experto, así que si tú lo dices… Pero ahora mismo no puedo, que está el ayudante delante y no quiero mostrarle mis vergüenzas…

 

– …de nuevo

 

¡¡BWA-HA-HA-HA!! ¡Pero qué cachondo es este Grant! ¿A quién podría llamar ahora?

 

– Señor Didio, no sé si es la mejor manera de tratar a nuestros creadores, señor. Alguno podría tomárselo a pecho y enfa…

 

– ¡¡¡James, tío!!! ¿Cómo va todo?

 

– Señor, quizá debería colgar ese teléfono antes de que pase algo por lo que deba luego arrepentirse…

 

– ¿Sabes, James? Creo que nunca te he contado mi opinión sobre los homosexuales…

 

– Ay, Dios…

 

– No, no, yo tampoco estoy conforme con el resultado de la votación de California. Yo siempre he defendido que los maricones puedan casarse… ¡¡¡si antes uno de los dos se corta el pito!!! ¡¡¡BWA-HA-HA-HA!!!

 

– …hostia puta

 

 

– ¿Sí? Quizás podrías contestarme a una cosa que nunca he entendido: ¿por qué los homosexuales se la chupan antes de darse por culo? ¿No lo sabes? ¡¡Porque si lo hicieran al revés les sabría la polla a mierda!! ¡¡¡BWA-HA-HA-HA-HA-HA!!!

 

Mañana mismo echo ese currículum en el Carrefour. A mi edad, no tengo porqué aguantar esto.

 

– No, no, si no te hace gracia la culpa no es mía, que a mí me lo acaba de contar Kevin Smith hace un rato… ¡Ups! Será…  ¿pues no me ha colgado el teléfono? Pues vaya… si es que desde las críticas a la peli de los Caballeros ha perdido por completo el sentido del humor. ¿Y ahora a quién podría llamar? ¡Ah, ya lo sé! A ver donde he metido la agenda… ¿Qué es ese ruido?

 

– Es mi móvil, señor Didio, señor. Creo que lo mejor es que vaya a mi despacho y responda a la llamada.

 

– No te cortes, hombre, contesta aquí mientras yo busco el teléfono de… ¡¡Aquí está!! 555 – M – A – R – V – E – L.

 

En fin… ¿Diga? ¿Señor Robinson? Le noto algo tenso, señor. Sí… ¿Que acaba de hablar con el señor Didio? Esteeee… no, no sabía nada.

 

– ¡¡¡¡JOEY!!!! ¿¡¡¡Qué tal hombre!!!? Pues mira, es que me han puesto un teléfono nuevo y… ¡Anda! ¡Que a ti te han puesto un fax nuevo también! ¡¡¡Entonces ya sé quién me ha enviado esa fotocopia de su culo!!! ¡¡¡BWA-HA-HA!!! Sí, tío, eres muy grande, joder. Psss… ¿ayudante?

 

– No puedo creer lo que me está contando, señor Robinson. Creo que lo mejor es que hable con el señor Didio para aclarar… disculpe un momento… tengo una llamada en la otra línea… ¿qué desea, señor Didio, señor?

 

Consígueme un scáner-fax nuevo para mañana. Último model ¡¡Y asegúrate de que pueda sentarme en él!! Sí, sí, Joe, sí que le he ganado la apuesta a Levitz. El muy idiota se apostó 5$ a que las cifras de ventas no podían bajar más. ¡¡¡BWA-HA-HA-HA!!! ¡¡Sí, hace falta ser cortico!! Y encima va el muy soplapollas y me pide la revancha, y ahora se ha apostado 50$ a que de aquí a tres meses suben.

 

– Tranquilícese, señor Robinson. A decir verdad, desde que al señor Didio le pusieron la nueva medicación no ha estado muy estable. Sí, sí, en efecto. A veces dice lo contrario de lo que quiere decir, sí; el farmacéutico de la mutua le llama el síndrome Bizarro, jeje, señor. No, señor Robinson, señor, no tiene gracia, no. Sí, sí, eso mismo. Estoy convencido… Intentaré…

 

¡¡BWA-HA-HA!! ¡No tranquilo, que Levitz no me la pega! ¡De hecho, ya he sacado a Morrison de Batman y a Johns de Action! Sí, sí, así seguro que en marzo no vendemos una mierda… ¡BWA-HA-HA-HA!. Y para después, me he asegurado que ni Superman ni Batman estén disponibles en ningún título del DCverso esos meses. Vamos, que son los 50$ que más fácilmente habré ganado en la vida… ¿Qué? ¿Qué llega Bendis? ¿Con qué? Joder, tío, tus guionistas sí que molan. Los míos son una caterva de friquis. Vale, vale, te llamo luego. Hasta luego.

 

– De acuerdo, señor Robinson, comprobaré si ya se ha repuesto de los efectos y haré que le llame. De acuerdo, señor. Le llamo luego, señor.

 

– ¿Qué pasa algo, ayudante? Porque tienes una cara queee…

 

– Bueno, acaba de llamarme el señor James Robinson para decirme que  ha decidido dejar de trabajar para nosotros con efectos inmediatos debido a cierta llamada que ha recibido hace unos cinco escasos minutos, señor… ¿Me está prestando atención ,señor Didio, señor? ¿Se puede saber a quién llama ahora?

 

– Nada, no te preocupes, hombre. Tú sigue hablando que yo te escucho.

 

– Pues… esteeee… Como le iba diciendo, el señor Robinson había decidido no trabajar más para nosotros, lo que dejaba especialmente en serio peligro la colección de Superman, que quedaba sin guionista justo cuando Johns dejaba Action, así que…

 

– ¿Waid? Sí, soy yo. ¿Qué tal, tío?

 

– …no sin cierto esfuerzo…

 

– Que el enfadica de Robinson se ha pirao sin avisar y nos ha dejao tiraos…

 

– … he podido convencerle…

 

– …sí, como tú hace unos meses con Flash, sí…

 

– …de que en esos momentos usted no estaba todo lo centrado que debería…

 

– …te llamaba para ver si querías guionizar la cole de Superman.

 

– ¡Señor Didio, señor, creo que debería escucharme un momento antes de continuar con esa…!

 

– …sí, ya sé que es el sueño de tu vida, por eso te he llamado a ti el primero…

 

¡¡¡Señor Didio!!!

 

– Vale, vale, quedamos así. Aprovecha para echarle el polvo de tu vida a tu mujer ahora que estás con el alegrón. Venga, te dejo, que mi ayudante quiere no sé qué. Venga, campeón, nos vemos mañana.

 

¡¡¡Señor!!!

 

– Vale, vale, no veo a qué viene tanta prisa. ¿No ves que estaba solucionando lo de Superman?

 

– Precisamente, señor Didio. Pero es que lo que pretendía decirle es que el señor Robinson ha decidido pensárselo mejor y no dejarnos todavía, señor Didio, señor.

 

– Bien, bien. Mmmmh… vaya. ¡Es la hora, me voy a almorzar!

 

– ¿Cómo que se va a almorzar? Pe… pero… ¿Qué pasa con la cole de Superman?

 

– ¿Pues que va a pasar? Nada. Si Robinson no se va, no veo qué problema hay…

 

– Pero… ¿Y Waid? No debería alguien decirle que no va a escribir Superman? Porque ahora mismo debe estar haciéndose ilusiones.

 

– Bueno. Si se hace ilusiones, es su problema, no el mío.

 

– ¡Señor, debe usted llamarlo!

 

– Mira, ayudante, hay un momento para cada cosa. Antes era la hora del trabajo. Y ahora es la hora de almorzar. Así que me voy a almorzar.

 

– Pe… pero… podría llamarle antes. Así podría usar otra vez su teléfono nuevo ese que le gusta tanto y…

 

– Ayudante: madura. A todos nos llama la atención un juguetito nuevo, pero un profesional como yo no le presta la menor importancia a minucias como esa. Y te garantizo que Waid se enterará de que no escribe Superman.

 

– Bueno, señor, ya me quedo yo más tranqui…

 

– Porque Waid leerá el Newsarama, ¿verdad? Porque si no, igual no se cosca. Bueno, lo dejo, que siempre me estoy quebrando la cabeza con asuntos que no me corresponden y luego no duermo bien. Nos vemos, ayudante. Y sal más, da paseos o algo, que te veo muy blanco. Taluego.

 

 

(otra versión de los hechos, menos interesante, eso sí, aquí)