Dinamitando la diversidad forzada

Aunque ya nos pusimos un poco en antecedentes el lunes, hay que seguir con atención lo que pasa en Dynamite Comics, porque uno nunca sabe por dónde pueden salir las cosas. ¿Por dónde nos habíamos quedado?

Ah, sí, Dynamite, que está ahora muy ocupada aprovechando que tiene los derechos de The Boys ahora que le están haciendo una serie de la tele, saca un proyecto por Indiegogo (¿veis? Lo de hacer crowdfundings es una cosa que hacen las editoriales serias). El asunto es una colaboración de la editorial en su NÚMERO 1 de Vampirella con un tal Cecil, que tiene un montón de proyectos en Indiegogo incluyendo una NOVELA GRÁFICA de 48 páginas y que tiene serias vinculaciones con los comicgaters. Y aún peor, es Youtuber.  La gente se queja, algunos autores dicen que van a dejar de trabajar con Dynamite y entonces la editorial recula y decide cancelar el proyecto.

.

Hasta aquí, todo parece un día normal en el mundo editorial estadounidense.

Pero entonces llega Ethan Van Sciver y suelta la bomba. Resulta que Nick Barrucci, fundador y editor de Dynamite, ha estado ayudando y asesorando a Van Sciver y a otros comicgaitas durante estos últimos años a lanzar sus creaciones a través de plataformas como, precisamente, Indiegogo. ¿Quién iba a decir que el jefe de una editorial de tebeos podía ser una mala persona? ¿Qué será lo próximo, que los directivos de las empresas de videojuegos también son escoria?

Seguiremos informando sobre este tema, a la espera de que alguno de “la prensa” de los tebeitos en castellano diga algo. Están muy ocupados viendo a ver qué dicen sobre lo de Warren Ellis, que todavía hay algunas zonas de internet donde no se ha mencionado el asunto…