Más revivals. Más evolución.

Parece que el ejemplo de Rob! con su miniserie de X-Force ha cundido y ya tenemos el retorno del niño feo de la generación Image.
Vuelve ShadowHawk, el personaje que tuvo su primera intervención en las páginas del Youngblood Nº2. (Y pensar que este es uno de los que le dieron con la puerta en las narices a Liefeld en Image…)
Vuelve Jim Valentino que firma el guión, el dibujo y el entintado de este “The Return of ShadowHawk One Shot” que lo mires por donde lo mires no tiene desperdicio.

Y Valentino es de los que también “evolucionan”. Si sigue por este camino se va a cubrir de gloria.
Ahí van unas muestras para gente con el estómago a prueba de sensaciones fuertes.

Primera página. Así, sin avisar. ¡¡¡PLAFF!! Homenaje a Promethea que te crió.

Le añadimos un villano (¡Ah! ¡No! Que no es un villano. Es una villana. Lo dicen en el texto) con un diseño innovador.

Seguimos con unos primeros planos realistas que nos ayudan a entender la motivación de los personajes.

Y acabamos con un guión para gente rápida y despierta que las caza al vuelo del que la viñeta anterior es el máximo exponente.

Una voz misteriosa (que nunca puede faltar) habla sobre un escudo y el protagonista dice algo del escudo y el dibujante dibuja un escudo.
Pero aún hay más. En la misma viñeta la voz nos habla de una espada y ShadowHawk se refiere a esa espada y Jim dibuja una espada.
¿Para qué se puede contar algo una vez si se puede contar tres?
¿Para qué se puede contar algo una vez si se puede contar tres?
¿Para qué se puede contar algo una vez si se puede contar tres?

Rob! empezó. Abrió la caja de Pandora. A partir de ahora a disfrutar y esperar que muchos más artistas vuelvan de sus retiros y sigan evolucionando en su arte. Si este año que empieza aparece algo dibujado por Milgrom y coloreado por la santa esposa de Miller se rompe la baraja, se cierra el chiringuito y hasta aquí hemos llegado.