Década y media de evolución

Cuando Robert Kirkman empezó Invencible en 2003 incluyó una escena escatológica en el nº1 para probar que en esa serie no iba a tener miedo a forzar los límites del mainstream. Me estoy refiriendo, claro, a esta:

Y si la viñeta os suena, quizá sea porque no es la primera vez que la usamos en este blog

Cuando Gerry Duggan empezó Dead Eyes en 2019 incluyó una escena escatológica en el nº1 para probar que en esa serie no iba a tener miedo a forzar los límites del mainstream. Lo que pasa es que esos límites se habían ensanchado un poco bastante desde 2003, así que la escena que le salió fue esta:

Para la próxima década cuenta conmigo

ADLáteres todos;

Vivimos tiempos oscuros en los que la misma naturaleza de las fechas parece que no puede ser conocida. De manera casi literal. Por supuesto la culpa es de los números por mezclarse y hacerse complicado.

Esto es, ¿no os habéis aburrido ya de las discusiones de cuándo empieza la década nueva? ¿Será el día 1 de este año? ¿Del próximo? ¿Del siguiente? ¿Empezó este mismo año?

Para responder a estas preguntas lo mejor es quedarse muy callado, muy quieto e intentar cambiar de tema. Vamos, lo que en cualquier reunión familiar navideña.

Porque, en realidad, no es tan fácil. Lo lógico es pensar que una década tiene DIEZ de algo. Puede parecer una locura porque hay gente que considera que el sistema métrico no es tan fácil como las medidas de distancia y dinero de los británicos, pero vaya.

De ese modo se dice que una década habría sido:

2010-2011-2012-2013-2014-2015-2016-2017-2018-2019

Pero, claro, del mismo modo se podría asegurar que una década habría sido:

2011-2012-2013-2014-2015-2016-2017-2018-2019-2020

Así que la duda es… ¿Desde dónde se empieza a contar?

Esto a los lectores de superhéroes nos puede parecer ridículo. Ridículo porque todos sabemos que nada gusta más que un buen Espectacular Número 1.

Pero, sobre todo, porque sabemos que el tiempo nunca transcurre de manera tan sencilla. Y es que los taquiones sirven para enturbiarlo todo. Incluyendo en qué número empiezan los cómics. Porque aquí todo parece muy fácil hasta que recordamos que los de DC tuvieron un Mes 0

Bueno, en honor a la verdad en DC tuvieron DOS MES 0.

Tan bien organizado la segunda vez que entre los 52 títulos reunieron 55 con un número 0. Porque aprovecharon para lanzarlo en todos, incluidos tres recién cancelados y los 3 que les iban a reemplazar. ¡El tradicional talento de DC! Sobre todo porque solo quedó una colección, la JLI, que no tuvo Número 0. En su lugar tuvo un anual.

En una obvia copia de la gente que realmente sabe lanzar un Número 0 en condiciones: Image.

Pero, más todavía, que los de Marvel han tenido un Mes Flashback en el que todas sus series (Bueno, todas excepto las del Universo REBÖRN!, ahí anunciaron la de Los Vengadores pero no apareció, porque los taquiones son poderosos en ROB! como todos sabemos)… todas sus series, decía, tuvieron un NÚMERO MENOS UNO.

Así que, por tanto, en los cómics que empiezan en el #1 hasta que no termine 2020 no termine la década. En DC e Image termina la década en unos días. Y en Marvel llevan en una década nueva desde hace un año mínimo.

¡Para que luego digan que es difícil seguir la cronología de los superhéroes!

Y ahora a esperar a que RÖB! se pronuncie sobre cuándo empieza para él, en cuanto nos diga cómo van sus kickstarters (que ya sabemos que tienen sus propios campos temporales), el especial 20 aniversario de Image y todas esas cosas que la gente que vive al margen del transcurso temporal mortal no suele tener en cuenta.

¡FELIZ MARCA TEMPORAL CONSUETUDINARIA!

Por un 2020 lleno de recuerdos

¡Feliz Navidad, lectores de ADLO!

¡Y un próspero 2020!

Un año lleno de promesas, pero también de efemérides, y es que en 2020 se cumplen los 25 años de notables y GENIALES eventos, que en una labor de servicio público, os traigo al recuerdo para que os sintáis viejos los periodistas culturales de turno puedan estar pendientes de dedicarles unas palabras.

Y es que 1995 fue un gran año. La imagen que corona estas páginas nos obliga a empezar por TODD! y su Spawn, y es que en Spawn número 32, publicado en junio de 1995, tendríamos un vistazo al primer gran rediseño del uniforme que McFarlane diseñase para él. Con más capa. Más cadenas. Más pinchos. La labor corrió a cargo de Greg Capullo, autor de la preciosa portada navideña que podéis disfrutar.

Aunque es cierto que no fue un año muy prolífico para ROB!, que se encontraba haciendo todo lo posible por hundir MEJORAR Image, es cierto que hay varias creaciones GENIALES que comenzaron su andadura editorial este año, como Witchblade, donde podemos ver la mano del Maestro.

Como también pueden seguirse sus pistas en las páginas de Scott Campbell para la renumeración de Gen 13.

Y es que ROB! Está en todas partes, pero nunca ha estado TAN en todas partes como en 1995. Estaba en la renumeración de las colecciones mutantes en marzo, preparando la Era del Apocalipsis, a través de los nombres de Epting o Kubert.

En las manos del GENIAL Joe Madureira.

En el número 100 de la segunda colección regular del Castigador. En la Saga del Clon que este año acabaría con la vida de Tía May, con la carrera de Peter Parker como Spiderman y con las ventas de la colección.

Está en la llegada de Mike Deodato Jr. a la colección de los Vengadores:

Y es que en Marvel, sabían que volvería. Al fin y al cabo, un año después comenzaría Heroes Return. Pero es que ni siquiera en DC podían resistir la influencia de ROB! Por eso en 1995 lanzarían la cabecera Extreme Justice…

O la incomprendida BloodPack.

De modo que comed, celebrad y festejad este final de año, y preparad la lista de los Reyes Magos del año que viene, porque con tanta efeméride por celebrar, alguna reedición tendrá que caer. De lo que les queda por reeditar.

¡FELIZ NAVIDAD!

A contracorriente (II)

Ya os conté el miércoles el repaso que Howard Chaykin le estaba dando a Stan Lee con el personaje de Bob Rose en la serie Hey Kids! Comics! Pero desde entonces ha salido el nº4 de la serie, en que Chaykin trata temas tan delicados como la autoría de los personajes…

hey kids 4a

…el robo de ideas (con chiste sobre su peluquín de propina)…

hey kids 4b

hey kids 4c

…o el atribuirse méritos ajenos

hey kids 4d

Mientras tanto, en Mister Miracle Tom King va en una dirección opuesta pero con el mismo destino, y hace que Funky Flashman (recordad que ya desde los años 70 teníamos un Stan Lee con otro nombre) haga gala de una modestia inusual en el personaje al admitir que solo pone palabras a las historias de Jacob

mister miracle 10

(Por cierto, la secuencia de Funky la podéis ver entera en Brainstomping, que la han publicado precisamente hoy acompañando un extenso texto sobre Mister Miracle)

A contracorriente

El año pasado Howard Chaykin estaba feliz cual perdiz con su serie The Divided States of Hysteria, hasta que tras nosequé polémica politicorrectista la editorial y él decidieron que lo mejor era «congelarla» una temporada

Mientras tanto el enfant terrible de los cómics (ojo con lo de enfant, que va camino de los setenta años), para mantenerse ocupado, decidió contar su versión de la historia de los cómics (estadounidenses (mainstream (del siglo XX))) en un tebeo llamado Hey Kids! Comics!… pero cambiando los nombres a lo Carlos Giménez. Por ejemplo, este no es Stan Lee sino Bob Rose de Verve Comics

hey kids 2a

El guionista Bob es la cara pública de Verve, mientras que el dibujante Sid Mitchell, además de quejarse de que Bob escribe lo justito, empieza a olerse que le están haciendo la cama

hey kids 2b

Y hace bien en sospechar, porque poco después Bob se revela como el avatar de la versión más despiadada del capitalismo salvaje

hey kids 2c

Y justo cuando Chaykin está publicando esto va el Stan Lee de verdad y se muere. Y mientras llueven los homenajes, los elogios y los panegíricos por doquier, y por respeto hasta las voces más tradicionalmente anti-Lee guardan silencio, en los kioscos (figuradamente hablando) los lectores pueden encontrar una versión de The Man tan distinta como esta

hey kids 3

Howard Chaykin, siempre a contracorriente. Aunque no lo pretenda

Una comparativa bastante verde (II)

Hoy volvemos con el Savage Dragon de Erik Larsen. Pero como en el posteo del miércoles nueve personas eligieron la opción «habéis perdido un lector, guarros» esta vez vamos a ser más discretos y las imágenes completas NSFW solo se abrirán si pulsas sobre las imágenes detalle que hay en el texto. [Y, por supuesto, si eres menor de 18 años no puedes pulsar sobre la imagen. Las Leyes de Internet te lo prohiben]

El caso es que en el número 228 de Savage Dragon el escritor/dibujante/entintador/editor Erik Larsen incluyó el siguiente gag visual que hará las delicias de todos los seguidores de (el vago de) Jotacé

Pero en el número siguiente, sin motivo aparente, Larsen repite el mismo chiste sin más variaciones que pequeños cambios de ángulo y de ritmo

¿Qué pretendía el autor con esta repetición?

Es un flashback
Es un running gag
Se le olvidó que ya lo había dibujado
Tengo menos de 18, no he visto las imágenes completas
Created with Survey Maker

Una comparativa bastante verde

El sexo con un humanoide verde al estilo de 1986 (Infinity Inc 23 USA/20 Zinco de Roy Thomas y Mike Harris)

infinity 23

El sexo con un humanoide verde al estilo de 2018 (Savage Dragon 237 de Erik Larsen)

savage dragon 237

 

Pues a mí me parece que…

Mejor antes, más bonico
Mejor ahora, más abierto e inclusivo
Todo me parece bien mientras sea consentido
Habéis perdido un lector, guarros
Created with Poll Maker

Flequillo presidencial

Ronald Reagan en Doom Patrol and Suicide Squad Special (Erik Larsen, 1988)

Donald Trump en Spawn 289 (Jason Shawn Alexander, 2018)

 

Para mí que va a ser…

Homenaje
Coincidencia
Taquiones
La Casa Blanca lleva tres décadas con el mismo peluquero

Algo está cambiando en el mainstream

[OJOCUIDAO: este posteo tiene destripes de un tebeo de The Wicked + The Divine publicado este verano en Estados Unidos. Si leéis la serie a ritmo Norma Editorial daos por avisados]

Kieron Gillen y Jamie McKelvie llevan unos años revolucionando el mercado estadounidense primero con la versión más hipster de Young Avengers, luego con la popera Phonogram y actualmente con The Wicked + The Divine, una serie que para los tebeopuertas representa todo lo que está mal en el cómic americano, toda lleno de personajes ambiguos o queers, cuando no directamente maricones

Pero bueno, lo que yo venía a contar todo entusiasmado es que Gillen y McKelvie le han declarado la guerra a la estúpida moda del decompressive storytelling (palabro que esconde la costumbre de los escritores sin ideas de alargar sus tramas durante las páginas que sean necesarias hasta alcanzar la extensión de un tomo) mediante una memorable secuencia en que nos narran noventa años de sucesos en tan solo diez páginas

Lástima que en esos noventa años en concreto no pasara nada de nada, pero lo importante no es lo que cuentan, sino cómo lo cuentan. ¡GENIOS!

A Swimsuit Hashtag Appreciation

Desde 2004 que empezara el blog llevamos ya haciendo cada verano un hueco para los Swimsuit Special. Y es mucho lo que nos ha pasado en esos tres o cuatro años que llevaremos haciendo esto. Aunque, la verdad, tendríamos que habernos dado cuenta de que estas cosas interesan a más gente.

Pero es normal, ¿cómo no íbamos a tener gente pidiendo el regreso de obras tan magnas?

En los últimos años se han recuperado, añorado, pedido e, incluso, parece que alguna intención de recuperarlo ha habido.

Tanto tiempo llevaban con ello que hasta hubo editores haciendo guiños. A saber por qué, pero guiños…

Pero por una o por otras parecía que no acababa de llegar el momento de recuperarlo. Y es una pena, conste. Porque así tendríamos hecha esta entrada con mucho menos trabaj podríamos comprobar la evolución en la representación pictórica sin necesidad de montarnos una paja mental de éxceles sobre Byrne. La evolución del medio y todo eso. Aunque es cierto que estos especiales tienden a reaparecer como tema en cierto tipo de artículos comiqueros. Que por otro lado es lógico, a ver dónde habéis visto al Hector del Panteón últimamente.

En cualquier caso y como decía, en Mayo de este año pareció llegarse a un punto de inflexión con el tema. Y es que a fuerza de ir mencionándolo…

acabó pasando lo que uno presuponía que acabaría sucediendo. Hubo autores, que habrá quien diga que ‘fan’ pero todos sabemos que todos es fanfic/ todo es fanart, que decidieron que si Marvel no les daba bola ellos mismos se pondrían a subir a las redes Swimsuits.

Así que primero de manera más o menos desorganizada y luego ya con el hashtag #MarvelSwimsuit2018 para allá que tiraron.

Y, por supuesto, pronto empezaron a llegar las imágenes. Alguna bastante icónica, incluso.

 

Porque, por supuesto, hay que dar lo que el público pedía en sus cartas.

Aunque, obviamente, siempre hay un hueco para que brille ROB!

Y es que al final esto va de crear imágenes icónicas:

Hasta que pasó lo que pasa siempre. El curso natural de las cosas las va haciendo avanzar.. hasta que las webs especializadas deciden convertirlo en contenido.

Qué descaro, ¿verdad? Aprovechar las creaciones de los demás para rellenar un posteo en plenas vacaciones y ‘vender’ contenido. Qué coraje.

Pero sí que terminó bastante antes de lo que me conviene para tener un posteo lo suficientemente larg lo que merecía el tema. Así que ya sabéis, podéis apuntaros en el hashtag o esperar a que a nosotros se nos ocurra alguna otra cosa. O lo que sea.

Al fin y al cabo ya sabéis qué día es hoy:

Así que más visibilidad que esto no sé qué podráiis querer.

Y, quién sabe, quizá vuestra creación sea tan icónica que el año que viene haya alguien pidiéndola de vuelta. Ya sabéis.

¿Qué? ¿De verdad esperábais que no la pusiera de nuevo? ¿En serio?

¡Pero si es que hay que ponerla incluso a tamaño total!

Y ya sabéis, ¡el año que viene podriáis ser vosotros!