El Spiderman de los 90. Parte 4: Crisis también quiere decir Oportunidad

El regreso de Norman Osborn a la vida de Peter Parker ocasionó un notable impacto que afectó a todas las facetas de la vida del trepamuros, pero especialmente a su labor como superhéroe. Ayudado por Pete Pote de Pasta, Norman hizo creer a la opinión pública que Spiderman era un asesino. Para reforzar estas teorías, Norman utilizó el periódico que recientemente había adquirido, el Daily Bugle, para crear más (¡MÁS!) propaganda anti-spiderman y así obligar a Peter a abandonar su identidad de vigilante. Aparecía entonces uno de los más sugerentes cruces de colecciones arácnidas de la década, Crisis de Identidad. Durante este evento, cada una de las cuatro cabeceras arácnidas contaría la historia de una de las cuatro falsas identidad con las que Peter Parker intentaría seguir ejerciendo como superhéroe sin usar el traje o las habilidades conocidas de Spiderman.

De este modo, DeZaggo y Wierringo contarían las incursiones de Peter como Hornet, un héroe de aspecto noventero con un jetpack, aguijones sedantes y un casco a lo Dredd.  DeFalco, por su parte, continuaría en Amazing contando las aventuras de Ricochet, un supuesto criminal con el que Spiderman pretendía investigar a sus enemigos criminales, dibujado por un GENIAL Joe Bennett.

Por su parte, Romita Jr dibujaría a Dusk, un cazarrecompensas con una traje alienígena de la Zona Negativa creado por Howard Mackie. Y finalmente, en las páginas de Spectacular Spiderman conoceríamos a Prodigy, de la mano de DeMatteis y Luke Ross. Aunque la idea era muy interesante y sugerente, durante un mes los lectores se tuvieron que enfrentar a 4 exposiciones sobre la situación descrita más arriba, y lo que es peor, a 4 perspectivas autorales diferentes al respecto. Y es que llegados a este punto, cada guionista estaba gestionando aquello un poco como le daba la gana. Mackie quería insistir en el drama de pareja entre MJ y Peter, mientras que DeZaggo los representaba como la pareja perfecta. DeFalco escribía a una MJ divertida, y DeMatteis, como poco menos que una bruja gruñona la mitad del tiempo. El equipo arácnido seguía sin la claridad de ideas suficiente. Todas las colecciones tenían sus virtudes, y todas tenían sus defectos.

Bendecida por un Wierringo con todo lo bueno de los dibujantes de la época pero con el suficiente tono clásico como para no saturar, Sensational Spiderman entregaría dos números más que sólidos con la breve andadura de Hornet. En Spider-man, Romita y Mackie continuaban siendo el equipo más solvente de los 4. DeMatteis intentaba dar mayor profundidad emocional a Peter e implicar a más secundarios. Los trabajadores del Bugle, Flash Thompson, Anna Watson, todos ellos tendrían un pequeño espacio en estas páginas, y Luke Ross hacía lo que podía por mantener cierto nivel de calidad que justificase el “Spectacular”.

Mientras tanto, la colección de DeFalco, cabecera principal de la colección, no podía resultar más enrevesada y tediosa. Incluso en Amazing Spiderman 435 se salta las reglas, haciendo vestir a Peter todos los uniformes de la Crisis de Identidad, haciendo que Ricochet fuera, de todos los uniformes, el que menos espacio vería durante los dos meses de duración del evento. Y luego está el asunto del dibujo de Joe Bennett. Cada cual puede juzgar si esto es bueno o malo.

Sin embargo, mientras la escuela Image se resistía a abandonar las páginas de Spiderman, un vistazo al futuro se aproximaba. Y es que en Sensational Spiderman 29 entraría en escena el dibujante Roberto Flores, con un estilo de dibujo que sin duda…

…nos recuerda lo que estaba por venir. El famoso amerimanga contra el que tantísimos ríos de tinta corrieron a mediados de la década siguiente como una perversión del clásico estilo Marvel ya estaba presente en las vidas de los aficionados al trepamuros, que pudimos disfrutar de una primera cata de proporciones anatómicas imposibles, caras de dibujos animados y manos más grandes que la vida misma. Es cierto que Roberto no hizo demasiada carrera en Marvel, pero ya antes de aparecer en este número de Sensational Spiderman tan especial, había trabajado con los mutantes en un número de X-Nation 2099 cuyo portadista era nada más y nada menos que ¡Humberto Ramos!

En Spider-man 93 y en Sensational Spiderman 30 tendríamos a Javier Saltares, que durante más de diez años tuvo relación con diversas etapas, a cual más GENIAL, del Motorista Fantasma, y que en 1995 había dibujado para una importante colección de Dark Horse que fue adaptada al cine unos años después. Estoy hablando, por supuesto, de Alien vs Predator.

Igual que a comienzos de la década la inclusión de nuevo talento dibujando había llevado al trepamuros a uno de sus momentos de máxima popularidad desde los tiempos de Stan Lee, Marvel hizo un sincero intento de ofrecer nuevas ideas y perspectivas a alguna de las 4 colecciones arácnidas del momento, a ver si en algún momento se tocaba la tecla adecuada. La falta de estabilidad en estos movimientos nos impidió, quizá, ver los frutos que podrían haber germinado de esta apuesta de la Casa de las Ideas por dibujantes con nuevas soluciones. Otros invitados interesantes fueron Scott Kolins en Amazing Spiderman 438, con un estilo que ahora nos recuerda a nombres tan reconocidos como Mike Allred o David Aja.

No había sido la única iniciativa. Bob Harras intentó poner a Kurt Busiek, en aquel entonces uno de las mejores promesas de la Casa de las Ideas, a revitalizar el personaje, creando la cabecera Untold Tales of Spider-man, que a pesar de convertirse en una serie de culto, había sido cancelada a finales de 1997. A finales de 1998, Sensational Spiderman también cierra, incapaz de aguantar el tirón. La trimestral colección Spiderman Unlimited también termina a finales del 98, con dos últimos números firmados por otro autor que se haría cargo del trepamuros más adelante, Mike Deodato Jr. Aunque en el caso de Unlimited, sospecho que el motivo fue reutilizar el nombre para la serie de dibujos animados que debutaría unos meses después. Y que también era GENIAL!

También Spectacular Spiderman termina en noviembre de 1998. Y en el golpe final a la década de los 90 cierra también, a dos números de hacer la centena, Spider-man. El equipo creativo de esta última se traslada a una nueva cabecera, renombrada como Peter Parker: Spiderman, que acompaña a la colección principal. Solo The Amazing Spiderman sobrevive, como cabecera principal, a esta limpieza. Pero no lo hace indemne. Por primera vez en la historia, la colección se renumera por completo. La idea era clara: simplificar todo para intentar recuperar el vigor para el personaje. Tanto es así que Howard Mackie se queda como guionista de ambas colecciones, con dos dibujantes de excepción durante los primeros números: Byrne en Amazing y Romita Jr en Peter Parker.

Esto no quiere decir que Marvel renuncie a sacar títulos con Spiderman a carretadas. Para 1999 se lanza Slingers, protagonizada por cuatro adolescentes con los cuatro trajes creados durante Crisis de Identidad. Y también Spider-Girl, donde mandan a DeFalco como el PSOE manda a la gente que tiene quemada al Senado. DeFalco sigue teniendo algo con lo que hacer chantaje a Marvel, porque durante 7 años, e incluso tras la salida Bob Harras como editor, continuó en aquella cabecera contando lo que le daba la gana y llegando a hacer 100 números de Spider-Girl.

Pero no solo eso, también se crea Webspinners: Tales of Spiderman, una cabecera canónica solo de forma suave en la que la mayoría de guionistas de esta última época pudo contar alguna cosa que se le había quedado en el tintero y que, leídas ahoras, se podrían haber guardado ahí, porque son la mayoría un desastre. Un último bastión de los peores 90 arácnidos.

Aparte de garantizarle un sueldo a DeFalco durante una temporada, ninguno de estos lanzamientos dejó una huella destacable en la historia de Spiderman, pero sí hay que destacar Spider-man: Chapter One, una colección enteramente gestionada por John Byrne en la que se “actualizaban” las historias clásicas de Spiderman para un nuevo público con interés por acercarse a ellas pero que no se atreviera con la continuidad actual del personaje. Una idea que acabaría en 1999, pero que no es complicado imaginar que fue una de las claves para inspirar Ultimate Spiderman, apenas un año después, y dibujado por Mark Bagley, que tuvo ahí su segunda oportunidad como dibujante de Spiderman.

El camino a la normalidad fue lento. Spiderman no volvería a recuperar del todo su pulso hasta que no llegase Joe Quesada a la silla de Editor Jefe y J. Michael Straczynski a los guiones de Amazing en 2001. También es cierto que hasta entonces aquellas dos cabeceras mantuvieron un buen nivel, y que los dibujantes que fueron pasando por las dos colecciones arácnidas principales eran todos excelentes. Hasta esa nueva inyección de vitalidad era complicado alcanzar el nivel de calidad que Spiderman tuvo a comienzos de la década con TODD! Y ERIK!, pero salvando el bache de los clones y visto con la perspectiva de dos décadas de por medio, los últimos 3 años de los 90 dieron una buena ristra de tebeos interesantes y divertidos. ¿Y qué más se le puede pedir a un tebeo de Spiderman?

Con esto termino este repaso a la década más GENIAL! de Spiderman, por lo que la semana que viene volvemos a la programación habitual: quejarnos del periodismo cultural.

Sé lo que tuiteaste el último verano

Para fastidiar a los que se niegan a seguir mi Twitter o mi Instagram os obligo a leer algunas de mis chorradas de julio y agosto también por aquí

Las tramas románticas elaboradas y realistas son de cobardes #ta80 #marvel Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

 

El modo de vida americano se ve amenazado por esos malditos europeos #bettyandveronica1 #adamhughes Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

 

Stan Lee y uno de sus temas recurrentes: los comunistas #af13 #marvel Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

La diferencia en 0’45

Hay tebeos especiales, especialísimos. Puntos de inflexión en la historia de las grandes compañías comiqueras que, después de tanto tiempo en el limbo empresarial, hoy en día son por fin consideradas grandes emporios del entretenimiento a nivel mundial. Pero a veces esos tebeos son acompañados de una edición depauperante e inmerecedora de la magna obra que contiene.

No es el caso de Panini, afortunadamente. Ellos saben que si publican un crossover importante han de dejarse la piel en la edición española, con el objetivo de hacerla todo lo interesante que puedan. Y sí, estoy hablando de ese crossover absolutamente GENIAL! llamado Vengadores contra X-men en el que los X-men arreglan el mundo y los Vengadores les combaten en una hostigadora táctica de guerrillas porque seguro que hay gato encerrado.

Pero dejemos atrás el argumento y centrémonos en la edición, que es lo que hoy vamos a loar hasta la extenuación. Y es que es difícil hallar un tebeo que valga lo que cuesta y eso, en el caso del VvsX nº 5 (que contiene el AvsX #9 y 10 USA), son 3’70€. Cuarenta y cinco céntimos más que el resto de tebeos dobles de Panini, lo que supone aproximadamente un 14% de aumento sobre el precio de un número que contenga dos episodios americanos. Y ese 14% no es una subida arbritaria buscando sólo una rentabilidad mayor del cómic, no. Es el justo pago por unos complementos imprescindibles para el pleno disfrute del contenido tebeístico propiamente dicho que desglosamos para vuestro deleite; a saber:

1. Una página con el típico rooster de los implicados en el crossover y el estado de cada grupo al iniciar el primer de los dos número americanos publicados, imprescindible para recordar en qué punto nos habíamos quedado el mes anterior.
 

AvX001.jpg

2. Otra página con el típico rooster de los implicados en el crossover y el estado de cada grupos al acabar el número 9 americano y antes de empezar el número 10, imprescindible para que recuerdes cómo han quedado las cosas en las primeras 22 páginas que acabas de leerte. Imprescindible, en serio.
 

AvX002.jpg

3. Las portadas de los tebeos americanos originales, incluida la que calca el diseño de la portada de la edición española. Porque sería una guarrada que los lectores de alguna de las dos ediciones españolas del tebeo se pierderan el incuestionable ARTE que Jim Cheung vuelca en todas y cada una de dichas portadas. Algo a lo que Panini nos tiene gratamente acostumbrados gracias a la existencia de las ediciones especiales, que todos sabemos que lo hacen por nosotros los fans y no para no romper el contrato de exclusividad que firmaron en su día con cierta distribuidora.

4. 3 páginas de publicidad de otros productos de la compañía.

5. Una página con habitual checklist mensual de los tebeos de Panini (¡hazte con todos, entrenador marvelita!) y otra con el checklist propio del crossover. Un lego en la materia se sentiría tentado de incluir estas dos páginas en el apartado anterior, pero los lectores avezados sabemos que estos checklists no son propaganda, sino una herramiente indispensable para organizar nuestras compras, lecturas y estanterías.

6. 10 paginitas 10 con portadas alternativas de la edición americana. Habéis oído bien: DIEZ páginas que en cualquier otro cómic sería un relleno hinchaprecios vergonzoso, pero que en el caso de este tebeo constituyen una pieza recopilatoria de arte en estado puro. Ríete tú de ARCO, el lugar donde las esculturas van a morir. Porque ¿qué lector en su sano juicio podría preferir un tebeo a precio normal a la posibilidad de disfrutar de semejantes mustras de talento? Si Panini hasta incluso repite cuatro de esas portadas, cuatro, en color y en blanco y negro, para que podamos apreciar en todo su esplendor el maravilloso trabajo del colorista y/o el rotulista…

 

AvX005.jpg
Salvador Larroca pensó: "La próxima vez le va a dibujar las alas al Ángel su puta madre"
El rotulista pensó: "Hala, ya me toca taparle las alas, que éste no se ha enterado que hace seis meses que las vuelve a tener de plumas, no metálicas"
El editor pensó: "¿Por qué el Ángel tiene paquete y Daredevil no? ¿Por qué se han puesto a bailar en medio de una guerra? Baaaah, yo la publico y yastá".

Y es que deleitarnos con estas obras maestras es un placer por el que pagar 45 céntimos es poco. ¿Mi preferida? La obnubilante portada de Humberto Ramos…
 

AvX006.jpg

…que me permite disfrutar del heroísmo de mis personajes preferidos. Porque, ¿qué, sino el heroísmo en estado más puro, podría hacer que una Spiderwoman indudablemente aquejada de un caso agudísimo de anorexia nerviosa siga en la lucha? ¿Qué, sino un espíritu combativo inefablemente quijotesco, podría hacer que Gambito siga luchando tras haber recibido un trasplante de pierna derecha, claramente donada por un macho cabrío? ¿O es dicha pierna quizás una sutil referencia a las voraces necesidades sexuales quasifauniles del bueno de Remy Lebeau? Aaaah, cuan maravillado estoy ante los auténticos genios como Ramos y su capacidad para hablar de varios temas al mismo tiempo.

Muestras de talento artístico acaparador, de genio en su estado menos disuelto por la mediocridad, que no podríamos disfrutar si no fuera por esos 45 céntimos de más que Panini nos cobra a cada lector, tebeo a tebeo, tienda a tienda. Por ello, desde nuestra organización queremos animaros a que deis las gracias a Panini por el indeleble esfuerzo que hacen para todos y cada uno de sus clientes, que, como sabemos, somos más guapos que el resto. Entonad conmigo un fuerte y vibrante…

¡¡¡SAICARG, ININAP!!!

Un verdadero artista, a fe mía

Son tiempos raros los nuestros. Vivimos rodeados de rebooteos, retocneos, de tebeos que se tapan con una bolsa para que no veas lo que llevan dentro mientras que su contenido sale en las noticias de las nueve, de discusiones sempiternas gafapastiles entre si un género es un género (como dicen sus autores) o sólo una etiqueta (como dice el gremio de alfareros y plateros). Tantas ideas, tanta información, que a veces se nos olbida lo que es importante en nuestra vocación de lectores de tebeos.

Y lo importante es el ARTE.

Afortunadamente, siempre hay genios dispuestos a devolver nuestra atención hacia allí donde debería estar. Talentos cuyo trabajo sólo necesita un microsegundo de contemplación para cautivar nuestro espíritu por completo e imbuirnos de esa sensación que llena nuestros corazones durante horas y horas: la satisfacción de tener ante nosotros la GENIALIDAD.

Supongo que cada cual tendrá su fetiche personal. El mío es (aparte del digna pero nunca suficientemente venerado ROB!) el ran dibujante Humberto Ramos. Un autor al que últimamente había perdido de vista, pero ha vuelto a sorberme el seso con una sencilla portada para los Agentes de Atlas. Mirad, mirad y deleitaos con ella:
 

ramooos001.jpg

De toda esta magna obra, a mí lo que más me fascina es ese Capitán América, que Humberto clava en su descripción.
 

ramooos002.jpg

Un Capi hambriento de victoria, tan hambriento que está a punto de darle un bocado a esa gran Oreo metafórica en que Humberto transforma su fiel escudo. Un Capi henchido de gloria, tan henchido que el cuello está a punto de petarle y cuyos hombros difícil encaja en unos hombros normales, razón por la que Humberto toma una decisión radical y arriesgada: no le dibuja hombros a su personaje. Un Capi combativo, sin margen para dobleces, razón por la cual también prescinde de sus muñecas. Toda una alegoría, una carta de amor a uno de los personajes más icónicos, amados y respetados del mundillo del tebeo mainstream.

Y por si fuera poco, ahí tenemos al Hombre Gigante…
 

ramooos003.jpg

…recordándonos lo que es tener una inteligencia superior, de esas que se notan en la mirada. En su magnificiencia, Ramos dota a Hank Pym de una expresión multitarea que nos permite imaginar al personaje haciendo cualquier cosa, como hacen los mejores aventureros, ya sea pegar a un malo al que mira amenazante, posar para un retrato hierático de Leonardo da Vinci o soltar un tremendamente erótico "Busco a Jacques". Y es que Ramos aprovecha este trabajo, en origen un encargo de esos que otros convierten sólo en almenticios, en una declaración de intenciones sobre la estructuras del pulp más referencial. Una pasada.

En fin, que si no fuera por perlas como ésta trabajo, no me merecería la pena leer tebeos y me hubiera dedicado a otras aficiones mucho más satisfactorias, como ver culebrones por la tele (o el espectáculo equivalente para gente que no puede seguir una trama: ver partidos de Wimbledon). Así que debo agradecer a Humberto Ramos que mantenga mi fe en este medio en estos tiempos en los que pocos lo intentan siquiera. Es por ello que hoy quiero entonar (y ya son varias veces) un sonado…
 

…¡¡¡AVIV OTREBMUH SOMAR!!!
 

Un buen día para tener Iniciativa

Siempre es un placer abrir un tebeo de Vengadores: La Iniciativa. Y el último número más, y por varias razones. La primera, que esta vez te abres el tomete de Panini de Vengadores: La Iniciativa y te encuentras con tebeos de La Iniciativa. Y todos sabemos que eso no ha pasado siempre. Pero es que, además, si abres el Vengadores: La Iniciativa número 6 te vas a encontrar con el tarbajo de un hombre que no ha sido loado suficientemente por nuestra organización (y eso que sí le hemos loado, pero no lo suficiente). Un hombre cuyo trazo es perfectamente reconocible; un hombre que cuando coge un lápiz, hace que las ideas griegas sobre proporción, allá en el platónico mundo de las Ideas, se echen a temblar. Sí, señores, estoy hablando de…

 

thoor.jpg

…¡¡HUMBERTO RAAAAAAAMOS!!

Del Humberto Ramos de estos numericos de la Iniciativa podría decir muchas cosas. Podría haceros un desglose de los diferentes métodos que usa Ramos para no tener que dibujar los pies de los personajes. Total, para que acusen de hecerlos grandes yo tampoco los dibujaría…

 

pieses1.jpg pieses2.jpg
Montañicas de escombros, micros… cualquier cosa es buena si tapa los pieses

Pero no, hoy quiero dejar aparte los mensajes estilísticos. Hoy quiero centrarme en los mensajes sociales, de gran calado, que Ramos infiere en su obra. No he podido evitar fijarme, por ejemplo, en que durante estos pocos número que ha hecho para la colección de La Iniciativa, Ramos se ha esforzado muchísimo en dar apoyo a La Mujer. Así, en mayúsculas, La Mujer. Ramos no se priva de transforma su etapa en La Iniciativa en una oda a la femineidad de este nuevo siglo XXI. Y eso pese a que el guionista, Christos N. Gage, no le pone las cosas fáciles, ya que en estos tebeos las mujeres tienen poca, muy poca importancia. La más relevante es Mutante Cero, pero no puedo poner imágenes de ella porque le revelaría su identidad a los que no se han leído el tebeo, y eso sería espoiler, y seguro que vendría Isaac Hernández de donde quiera que esté a pegarme con un palo, desde donde quiera que esté. Pero aún sin el apoyo de su guionista, Ramos se las apaña para homenajear a todas las mujeres.

Para empezar, para Humberto Ramos las mujeres son muy solidarias entre ellas. Las mujeres se ayudan, las mujeres no compiten entre ellas. No hay ninguna que pretenda destacar por enciima de las otras. Es por ello que todas las mujeres, protagonistas, secundarias o anónimas, que dibuja Ramos tienen el mismo físico.

 

tias1.jpg tias2.jpg tias3.jpg tias4.jpg tias5.jpg

Tetacas, cinturilla de avispa, culaco. Tetacas, cinturilla de avispa, culaco. Allá donde mires, tetacas, cinturilla de avispa, culaco. Las mujeres de Ramos son felices todas entre ellas porque entre ellas hay auténtica Igualdad.

El tema de la igualdad es uno que parece preocupar a Ramos especialmente. Y es que, vale, las mujeres son iguales entre ellas, pero el auténtico problema es conseguir la igualdad entre el hombre y la mujer, ¿verdad? Pues veamos como nos habla de este menester Ramos, aplicando una vez un sagaz recurso narrativo. Fijaos en ese personaje disfrazdo de Miss Marvel:

 

igualdad1.jpg
 

Es claramente una mujer, ¿verdad? Entre otras cosas, porque tiene las tetacas de Ramos. Pero si cambiamos de punto de vista dejando las tetacas fuera de plano…

 

igualdad2.jpg

…¡el personaje parece talmente un tío! Así, con toda la sutileza del mundo, Ramos nos hace llegar la idea de que las mujeres son como los hombres, y merecen la Igualdad que llevan décadas buscando.

Pero… ¿las mujeres de Ramos son guerreras? Pues hombre, sí. Se lanzan a la lucha igual que los tíos, pero con tacones. Sin dudarlo, sin titubear, sin vacilar, sin…

 

bizqui.jpg

…bizquear.

Eso sí, se nota que Ramos es de la opinión de que la lucha distorsiona el carácter de la gente. Una opinión muy extendido por el mundillo cultural americano y que le ha valido a cierta directora un Óscar y barra libre en  la clínica de estética preferida de la productora. Sin embargo, Ramos ya expresó estas ideas meses antes del estreno de El Armario Que Dolía. Meses en los que Ramos viene insistiendo en que la violencia distorsiona el alma de las personas…

 

portadon.jpg

… y lo que no es el alma.

En definitiva, un tebeo extraordinariamente bien dibujado por Ramos, con tetacas, culacos, ostias y sin fondos de esos que distraen al ojo de lo que es verdaderamente importante. A por él todos ya.
 

La importancia de una buena portada

Aprovechando que Pedro nos ha permitido experimentar en estos días las dificultades propias del acto de creación de una portada, querría aprovechar el día de hoy para recordar la importancia que tiene para un tebeo el tener una buena portada.

La portada de un cómic no es sólo un reclamo comercial, no. A pesar de ser la primera llamada al cliente potencial para obligarle a fijarse en el tebeo, hojearlo y luego llevárselo a casa, la portada del tebeo ha de ser también la síntesis de lo que el tebeo contiene, de las intenciones de los autores, de la línea editorial de la compañía que lo publique… Componer una portada es por lo tanto una tarea harto compleja, donde hay múltiples factores diferentes que hay que hacer encajar de una manera u otra.

Y eso en Marvel lo saben bien, y es por ello que sus portadas siempre merecen la pena. Como muestra, unos cuantos botones, unas catas elegidas de entre mis portadas favoritas de lo que va de mes. Comencemos por la portada de la obra más polémica de la historia de Marvel…

spiOMD.jpg

… el Spiderman: Un Día Más. Una obra que nos presenta cómo se rompe el status quo de nuestro hombre araña preferido. La portada de la edición de Panini (sacada de la viñeta final del Amazing 544) es perfecta en cuanto nos muestra a un Spiderman en una clara actitud de lucha, a pesar de que todo su cuerpo está torcido, descoyuntado , como una metáfora del dolor que sufre nuestro protagonista. Mención especial merecen la posición de la pierna derecha, la del lado contrario al corazón, y también el dibujo del pie derecho, claramente inspirado en las articulaciones que dibuja nuestro venerado ROB!

spiOMDpie.jpg

Otro artista al que nunca debemos de olvidar es a Humberto Ramos. Ya llevaba tiempo sin mencionar su trabajo, pero su exquisito buen hacer en la portada del X-Men número 30 de España y 203 de Alemania ha merecido que vuelva a centrar mi mirada en el insigne arte del mejicano.

Xmen30.jpg

Y es que no hay nada como maravillarse ante el minimalismo trascendental que inspira a Humberto Ramos esta portada donde todo es negro, salvo las caras de los malos del episodio y las tetas de Lady Mente Maestra. Minimalismo y simbolismo, porque Ramos nos hace partícipes de la caótica situación de la Patrulla X presentándonos los elementos de la portada desordenados,  colocados de cualquier manera en la portada, llegando hasta incluso a no dibujar la cara entera de Mística . Una portada que habla, que nos transmite muchas sensaciones, gracias al indudable talento de su dibujante.

Aunque sin lugar a dudas, la que sí se merece estar entre las tres mejores es la portada del DD: Battlin’ Jack Murdock #2 (y del DD28 Edición Especial de Panini), obra de Carmine de Giandomenico.

DD28.jpg

Una maravilla de la composición, una portada que nos habla de lo que nos podemos encontrar en el tebeo, un trazo innovador y valiente que combina múltiples elementos en una pirueta gráfica difícil de superar. Y sobretodo, un buen gusto excelente, una elegancia decimonónica tan sugerente que podríamos enmarcar esta portada y colgarla en la lápida de nuestra abuela. Sólo hubiera faltado que nos hubieran sacado la portada en 3D, para sentir las salpicaduras de sangre aún más cerca de nosotros, pero la competente y coherente Dirección Artística de Marvel no permite hacer esas chorradas con sus tebeos. Esas cosas pasadas de moda las hacen otros.

Tampoco puedo dejar de pediros que miréis (y disfrutéis) la portada del Wolverine 58 (Lobezno 30 E.E. de Panini).

lobechno30.jpg

Un prodigio del uso del color y de la anatomía humana. Y es que yo pensaba que  la portada la protagonizaba un labrador manchego que llevaba en la mano era una horca para ventar la mies, pero resulta que no, que es un Lobezno zombieficado con el uniforme roto y la garra derecha dibujada con un atrevido escorzo. Tan atrevido que yo, en mi ignorancia, no había notado que era un escorzo y pensaba, simplemente, se le había hinchado la mano de tanto darle a la zambomba… pero no. Es un escorzo. Seguro que sí.

Aunque sin duda alguna, la portada de este mes que más me ha gustado ha sido la del Ultimate Power usaca #6, obra del magno Greg Land. (No sé qué me pasa, pero últimamente no puedo ni plantearme el redactar un post sin pensar en Greg Land. ¿Estaré enamorado?). El bueno de Land siempre introduce en su portada elementos para hacernos pensar, para generar debate y discusión de alto nivel filosófico. Yo, nada más ver esta portada…

ultipower6.jpg

…supe que lo que Greg estaba haciendo era intentar sembrar una duda en nuestros corazones, una duda que llegara hasta nuestras cabezas permitiendo así que la portada sea en realidad la portadora de un mensaje, una pregunta que nos hiciera reflexionar sobre los tópicos, las apariencias y la desigualdad que generan. Una pregunta que seguramente sería muy parecida a…

«de entre estas tres mujeres,

ultiputilles.jpg

¿cuála es la más puta?»

El grato regreso de Humberto Ramos

Creo que a muchos de vosotros ya os sonará el nombre de Humberto Ramos. Un dibujante que, coincidiendo en el tiempo con los inicios del estilo que nuestro GRAN Madureira creó y dio en llamar amerimanga, destacó por obras como Impulso o DV8. Su éxito sería tal que justo después cofundaría el sello Cliffhanger de Image, junto con esas obras maestras de Madureira y del no menos grande J. Scott Campbell que son Battlechasers y Danger Girl. No obstante, su estrella fue apagándose y su siguiente colección, Out There, no tuvo demasiada repercusión, pobre. Desde entonces, lo cierto es que el chico ha estado un poco perdido, haciendo alguna cosilla para Dark Horse y poco más. Pero los viejos roqueros nunca mueren, así que Humberto Ramos ha vuelto al mainstream, y además lo ha hecho a lo grande. Desde la serie de Lobezno nos viene a demostrar cómo ha absorbido las mejores técnicas de los mejores dibujantes.

Mirad si no la portada del último número publicado por estos lares de Lobezno:

logancover20.jpg

Un lector casual no podrá apreciar la multitud de detalles que hacen de esta portada una obra maestra del cómic. Pero cualquier adláter de pro reconocerá esos detalles que distinguen a los grandes dibujantes: la proporción entre la cabeza y el resto del cuerpo, esos brazos como troncos, la aparición de músculos extras por todo el cuello (que Humberto centra sobretodo en los brazos, piernas y cuello)  y sobretodo el diseño del traje, con los oportunos complementos ocultando cada una de las articulaciones: los guantes tapan las muñecas, las hombreras tapan los casi inexistentes hombros y ese cinturón tocho no permite ver la cintura, como todo buen dibujante sabe que tiene que ser. Mención aparte merecen las botas, esas botas que tapan esos pies enormes, que como todos sabemos, es la firma del dibujante. Si los personajes no calzan un 47, no es un cómic de Humberto Ramos.

Sin embargo, me da la impresión de que a lo largo de este número de Panini (que ya sabéis que incluye dos tebeyos usa), Humberto vuelca toda su habilidad como dibujante en un detalle muy específico. Y, no, no me estoy refiriendo a las piernas de Maria Hill,

maria%20hill.jpg

que también soy muy destacables, sino a otra cosa. Me estoy refiriendo al cuello de Lobezno. Sí, sí, al cuello. Mirad otra vez la portada, pero esta vez fijaos en el cuello. ¿No veis nada? ¿No notáis la potencia de ese cuello poderoso, con sus músculos fuertes, perfectamente triangulares y totalmente tensos sosteniendo una cabeza chiquitina y mediocre, del montón? ¿No? Quizás lo veáis mejor con esta otra imagen:

loganpie.jpg

¿Aún no? Esperad, lo centraré un poco más y aumentaré el detalle para que lo puedan ver aquellos que son un poco más torpes y no saben apreciar el auténtico arte por sí mismos:

loganneck1.jpg

¿Ya lo véis? ¿Y no os parece maravilloso? Un cuello que nos define a la perfección el carácter de Lobezno: extremo, violento, salvaje. Un cuello largo, duro y acabado en una perfecta protuberancia redondeada…

Perdón, se me ha ido el santo al cielo ¿De qué estábamos hablando? ¡Ah, sí! El cuello del Lobezno de Ramos no sólo es más potente, más bestia, más CAÑERO. También tiene funcionalidades que no tienen los cuellos de las personas normales, que ni siquiera tiene el cuello de Chuck Norris.

loganmovneck.jpg

En efecto, vuestros ojos no os engañan. El cuello de Lobezno no sólo da movilidad girándola hacia los lados, o subiéndola y bajándola. El pedazo de cuello de Lobezno permite que su cabeza se desplace lateralmente sobre la línea de los hombros. Fíjaos bien, otra vez:

loganneckdet2.jpg  

¡No me digáis que no es genial! De esta forma, nadie puede pegarle un tiro en la cabeza a Logan porque este puede esquivar las balas apratando su testa hacia un lado. ¡Un brillante diseño anatómico del genio mejicano!

Debemos estar contentos de que Humberto Ramos haya regresado al cómic mainstream. Yo confío en que siga trabajando para convertirse en uno de los puntales del comic-book USA. De momento, va por muy buen camino. Y para despedirme, mirad la cara que se le queda a Emma Frost cuando Lobezno le dice a Cíclope que la muy zorra está conchabada en secreto con Iron Man:

emmafrost.jpg

¡Qué expresión de terror! ¡Fijaos como se ha quedado la pobre mala pécora: desencajada, rota, incapaz de reaccionar, sola, abandona por el destino en una colina solitaria a la luz mortecina de la luna nueva! Si hasta casi me duele el corazón al verla. Pocos autores son capaces de expresar tantos sentimientos con tan poco. Pocos autores son capaces de dotar a sus personajes de una expresión facial tan vívida y compleja, tan colmada de dulzura y sutileza. Pero el autor que tenemos aquí no es un autor cualquiera, no: él es Humberto Ramos.

Es por esto que sin alargarme más, que lo mucho cansa,  proclamo…

…¡AVIV OTREBMUH SOMAR!