A la semana siguiente.

Decíamos la semana pasada que a ver qué hacía la industrilla con los suyos y…

[No, yo no voy a hablar de los saraos. Por-fa-vor. Si todo ha salido estupendamente salvo alguna cosa. *cof*. El día que rescate yo el No se lo digas a nadie, pero…  Pero, eh, ya sabemos la forma de hacer más amable a nuestra desorganización. ¡Que no vaya yo a hacer preguntas y fotos! NYA-HA-HA!!! En fin, ya le preguntaré a Miller el año que viene qué opina él de nuestro protagonista de hoy. ¿Cómo? Claro que tendrá que volver el año próximo. Digo yo que querrán que siga acudiendo gente. Pero estoy diva gando.]

Volvamos a la semana pasada y a la queja por que nadie pareciera estar haciendo caso a Berganza pese a que lleváramos desde 2012 con él a vueltas.

Las historias sobre lo sucedido son varias y variadas y aún así no parecía que hubiera mucho movimiento…

 

Pero durante la semana hemos tenido novedades.

Concretamente: Ha salido en un medio fuera del mundillo.

 

¿Quién iba a decir que con la JLA a la vuelta de la esquina el que salga en un medio generalista iba a hacer cambiar las cosas? Bueno, a ver, como cambian las cosas aquí.

Porque, bueno, quizá no haga falta y la película de la JLA pueda hacer frente a cualquier tipo de controversia.

 

 

O quizá es mejor actuar o algo. Porque seguro que dentro de DC son conscientes de lo que Berganza significaba para ellos…

 

… bueno, yo qué sé. Hablamos de una empresa que para lograr arreglar el problema dejó de contratar mujeres. Así que quizá solo tenía que ir cogiendo algo de tracción en otros medios…

 

 

Y, oye, lo mismo en una de esta incluso los medios de dentro del cómic empiezan a hacerle un poco más de caso. Es decir, obviamente los de siempre van a hablar…

 

pero al resto les costó un poquillo más…

 

De hecho, dentro de la industria la cosa estaba bastante paradilla. Salvo por gente como, bueno, ya os podéis imaginar:

 

La cosa es que empezaron a realizarse llamamientos para que personas con un perfil importante en la industria dijeran algo.

 

Por aquello de que no solo fueran creadoras las que hablaran.

 

 

 

Y aunque al principio el llamamiento dio comunicando al final empezaron a salir nombres:

 

 

 

 

 

 

Por supuesto uno podría pensar que quizá en DC estaban esperando una señal más clara. Como, yo qué sé, que les sacaran en portada en un periódico afeándoles la conducta.

 

O que la división de televisión manejara con mayor rapidez su propio escándalo -y no mayor rapidez como Desde 2012 sino Desde que se ha hecho un artículo– aaa

 

 

 

 

El caso es que, finalmente, DC reaccionó.

 

De aquella manera, por supuesto…

 

(Por cierto, este es el primer tuit de Busiek sobre el tema. Se ve que estaba muy ocupado tuiteando sobre Roy Moore.)

Que parece que les fue llevando a una decisión más… permanente.

 

En fin, parecía la decisión más lógica relacionada con superhéroes desde que en FOX decidieran sustituir a Bryan Singer por Brett Ratner en las pelis de los X Men. Quiero decir, ¿qué podría salir mal?

Pero nos nos desviemos. Porque, claro, no es como si el propio Berganza hubiera avisado antes a DC de que se iba a publicar el artículo y la empresa estuviera esperando a ver cómo de grande era el revuelo antes de tomar una decisión.

 

Probablemente.

Quiero decir, ¿cuando te llama la atención por tu comportamiento un político es el momento de decidir hacer algo?

 

Es decir, seguro que nadie sale en su defensa, ¿no?

 

Ya, claro…

Pero, en fin, parece que al menos esto nos lleva al final. Momentáneo aunque sea. De una de las historias más sórdidas del mundillo de los cómics.

Al menos mientras no aparezca algo peor.

Pero, claro, ¿qué podría ser peor? ¿Una ex-actriz de Smallville en los puestos principales de una secta que marca a las mujeres?

 


No sé ni para qué hablo.

A ver si tenemos una semana tranquila y puedo hablar la que viene de Enlogated man. Aunque, la verdad, me fío lo…

 

justo.