ComicGator or ComicGateter or ComicFlakes o Yo Qué Sé.

Actually it’s about no-se-qué in comic industry.

Los de siempre con sus cosas.

Explicar broncas siempre es medianamente entretenido. Es entretenido porque, bueno, es una bronca. Pero es medianamente porque tener que explicar una y otra vez lo mismo, o descubrir que hay gente que respeta manteniendo posturas que no es -sorprendemente- menos divertido de lo que parecía en un principio.

En este caso concreto resulta que el problema es… bueno, la verdad es que es difícil de saber. Digamos que la brillante luz de líder que irradia Donald TRUMP! ha animado a todos aquellos que estaban esperando una excusa para sentirse impunes. Y es que si en internete se está librando aquello de La Guerras de la Crítica no es menos cierto que el estado de La Era de la Impunidad ha acabado resultando más importante.

Porque parece que intentamos olvidar que el GamerGate vino antes que la victoria de TRUMP! y que muchas de las… estrategias de comunicación de la AltRight se probaron en ese campo. Así que en realidad estamos ante un reboot, remake o adaptación. Claro que no nos puede sorprender demasiado eso del Mundillo, digo yo.

Tranquilos, no vamos a ponernos a discutir de si el gremio tocando fondo o tocando el contrabajo. Esa es otra guerra, como lo de Narcos.

Así que vamos a contar la última bronca. La de Ethan Van Sciver que ha terminado tan mal como de costumbre. EVS es, o debería ser, suficientemente conocido por, en segundo lugar, su trabajo como dibujante y, en primero, por sus broncas interneteras. Bien sea su actuación como trol en Millarworld, sus casos anteriores de acoso internetero o aquella vez en verano del año pasado que tuvo que desmentir que fuera un nazi sólo por haber sacado un sketchbook titulado My Struggle. La gente, que se queja de todo sólo porque aplicara la página del manual de la AltRight que dice que hay que presentarlo sólo como una broma, decir que el de en frente se queja porque no tiene sentido del humor y porque es un delicado que sólo sabe quejarse de cosas, jajaja, antes no se ponían tantos reparos, pero mira, cualquier cosa que hagas ahora cómo son esta gente -aquí puedes elegir entre usar como insulto snowflake, millenial o SJW. Quizá todas. Total, definen más al que los usa como insulto que al insultado.- y sentarte tranquilo a que aparezca más gente con pruebas I-RRE-FU-TA-BLES de que EN REALIDAD el ataque lo estás sufriendo tú y que todas esas historias que están apareciendo han sido creadas por la Desnortada Progresía para hacerte quedar mal. ¡Y tú estás en contra de esas noticias falsas! ¡A favor de la ética periodísticas en las… Ahm… FAKE NEWS! SAD!

Total, que todo iba como de costumbre. Ese tipo tan poco sospechoso llamado Diversity and Cómics o el One Angry Gamer -que en absoluto nos dan desde su nombre una idea de cuál es su tendencia, por supuesto-  se dedicaban a acosar a creadores de cómics, en este caso Darryl Ayo, solos o en compañía de EVS.

 

Y entonces apareció el enemigo natural del pueblo: Un periodista.

 

Peor aún, un tipo decidido a hacer un artículo sobre los lazos de EVS con esta gente y su ‘seguidores de ataque’. Eh, el propio EVS decía que él era inocente, que lo que pasa es que como es un Republicano tradicionalista los izquierdistas del mundillo del cómic le quieren eliminar. Así que, ¿qué problema podría haber en un artículo?

Porque mira que a EVS no le importa usar aquello de la libertad de expresión y de la necesidad de confrontación para lograr un bien mayor y blalblabla cuando quieren. Pero parece que si es para escribir y exponer sobre ellos y sus tácticas ya no les gusta tanto. Y ahí sí que está bien escribir al medio del periodista -en este caso The Atlantic- para intentar que le despidan.

Por supuesto EVS no controla lo que sus seguidores hacen o deciden de hacer así que si ellos se dedicaron a unir a Elbein a la lista de gente a la que freían a tuits, preguntas, discusiones, etc… Eh, ¿cómo podía él saberlo?

Al fin y al cabo… ¿qué había pasado?

Bueno, según él que había habido algunos tipos de izquierdas que habían olido sangre. Por supuesto todo esto podría remitirse a cuando en abril pasado hubo aquella bronca sobre la Diversidad en los cómics -en lugar de hacerla sobre ¿Vaya, cómo es posible que la edad media del comprador de cómic está sobre los cuarenta años?–  y a cómo ante el pánico y la necesidad de esperar un poco a hacer un universo nuevo con nuevos números uno  -que es algo que mejor dejar para el verano o el próximo invierno- han decidido volver a la Carne con Patatas. Eh, eso siempre funciona. Si entendemos como Funcionar: Vaya, cada año hay menos compradores de cómics. Pero, bueno, conservar a los que están antes que hacer nuevos porque, dios no lo quiera, haya que explicar a los que ya están que NO TODOS LOS CÓMICS SE HACEN PARA ELLOS. Imagínate despertarte un día y descubrir que hay oferta para la que no eres el target. Vamos, no solo sería como descubrir que se escriben libros o se ruedan películas de temas que no te interesan o con un enfoque o perfil que no podría darte más lo mismo, es que además ¡¡¡compartirían espacio con los que sí!!! ¿Hay algo peor que ir a comprar un cómic y sentirte atacado porque no están intentando venderte algo A TI? ¡¡¡¿Cómo se atreven?!!!

Total, que si existe esa posibilidad y resulta que empieza a haber diversidad entre los protagonistas en plan cantidades locas como, por ejemplo, uno o dos cómics en tu universo favorito protagonizados por alguien que no es heterosexual ¡¡¡y que no lo usa como broma!!! sino, de verdad, con relaciones serias y tal. Pues intolerable, hombre, que ahí cabía otro tipo más. Un poco como ver la CBS, vaya. Tú imagínate que metes Supergirl en un sitio en el que hubiera cabido otro NCIS. Pues no, hombre, no. Supergirl fuera.

De modo que hay que buscar la forma de darle la vuelta a todas estas cosas. Por ejemplo, moviendo la idea de que Pantera Negra es una película racista. Bueno, no sólo racista… ¡Anti-Blanca! Así que si se hace una película que lo mismo no te tiene como público objetivo, ¿qué haces? Pues lo lógico:

 

 

Eso sí, aquí también resulta que no son AltRight ni nada de eso. Qué va. ¿Tú ves algún Nazi aquí? Son fanes de DC. Sí, eso. Fanes de DC. Que están preocupados porque las películas de Marvel tienen una buena prensa imposible. Es como si les gustara. Y eso no puede ser. Lo que pasa es que, claro, los izquierdistas por un lado y los maletines por otro, pues es normal que los periodistas a sueldo hagan estas cosas y por eso es por lo que hay que lanzar estas campañas. No porque el protagonista sea negro, en absoluto, que va. En realidad, es por la ética en el periodismo de superhéroes.

-No, no es como para ir a los periódicos a señalar los datos falsos o incorrectos, todos sabemos que los medios digitales serían incapaces de hacer algo así, mucho menos de mantenerlos más allá de un año y medio después. Imposible, os digo.-

Así puedes dedicarte a hacer bromas sobre que se cambie de nombre a un personaje. Eh, lo hacen por POLÍTICA. ¡Malvados izquierdistas! Meter la política en esto. Decir que a los africanos y sus descendientes americanos se les ha llamado peyorativamente monos y sus derivados durante años, o se hayan usado para caricaturizarles, especialmente con los Obama por medio y con distintos niveles de bronca como resultado

 

De todo esto se puede decir, por supuesto, que una cosa es que no haya rusos por medio -bueno, no muchos– o que la gente cómo es que no sabe tomarse un chiste inocente -etc- y otra, por supuesto, que no haya gente tan burda como para usar uno de estos dibujos o un gif de Wesley Snipes o lo que sea que toque esta semana, para lanzar sus ataques racistas.

Por otro lado, siempre habrá gente dispuesta a decir que el problema es que esto es politizar el cómic. Porque, como todos sabemos, el cómic jamás ha sido político. Entendámonos, no en el sentido de Jamás ha sido políticos de Eh, siempre ha preferido no tomar partido por ninguno de los dos lados y, por tanto, no estaba tomando partido, porque si ves a una persona con poder pegar a una que no puede defenderse y te quedas a un lado mirando obviamente no estás tomando partido o Neutral? You’re not neutral. You’re choosing sides. como decía aquel antiguo pensador, el Juez Dredd.

No, se refieren a la tradicional falta de discurso político en los cómics. Por ejemplo, los nazis es muy raro que aparezcan en ellos. Y si lo hacen es para discutir sus puntos de vista tal y como la libertad de expresión indica.

En ningún caso se tratarían asuntos de actualidad o con un fondo sociológico,

y, por supuesto, no se crearían elaboradas metáforas rollo Un tipo tiene que huir de su localidad natal porque ha sido destruida y se encuentra en un sitio nuevo en el que se siente concretamente extraterrestre pero decide, pese a todo, combatir la injusticia. Mucho menos por parte de algún tipo de minoría con vínculos históricos.

El mundo del cómic, como decimos, siempre ha permanecido al margen de este tipo de comportamientos.

De modo que era necesario que sitios cercanos -je- a la AltRight Nazi como Encyclopedia Dramatica -ya sabéis: Es solo una broma, os ofende todo, etc…- nos fueron avisando de que eso no era permisible y que algo habría que hacer. Lo que nos lleva de nuevo a los tipos antes mencionados. Que estaban examinando con humor el estado de la industria o el cortafuegos de turno que hayan decidido usar.

Y, claro, eso funcionó como uno podía esperar.

 

 

 

 

 

 

 

a
 

 

 

 

 

 

Al final la cosa ha terminado con EVS largándose de tuiter. Pero abriéndose un patreón, claro. Tampoco es que parezca algo de lo que preocuparse demasiado. ¿Qué es lo peor que puede hacer un dibujante rechazado de ideas extremistas? Por supuesto, como suelen pasar en estos casos aún quedaba un último giro sorpresa:

 

 

Así que podríamos decir que, por una vez, las cosas no han terminado tan mal como de costumbre, o, si lo preferís expresar así…

 

Ni tan mal.

Así que, una vez más, terminamos como hay que terminar estas cosas. Al grito de…

AVIV BÖR!

Los tuiteos del octubre de la DUI

Lo de siempre, cuando no tengo ganas de escribir os reciclo cosas viejas de aquí y os las repito. Vamos, lo que Marvel y DC llaman TPBs

-Mira, Martha… ¡un alien! -¡Pues anda que tú!

El Follonero nos ha dejado una colaboración en los comentarios del post anterior. Como hay mucha gente que solo lee la portada del blog, voy a copiar aquí lo que nos ha dejado

Superman/Batman v2 nº3 (edición española, por supuesto)

edicionanormalsb30.jpg

Que pedazo de efecto psicotronicophotoshopero que se marca Van Sciver, Jonathan Kent ve un repugnante alien y se le descompone la cara (y se le duplica el sombrero)

edicionanormalsb30detal.jpg

Lo que pasa es que siempre te queda la duda y busque la portada original en Google (demoniaco invento, por cierto)

edicionnormalsb30.jpg