El Spiderman de los 90. 1ª Parte: Donde caben 3 caben 4

Han pasado 25 años desde que comenzase la publicación de la infame Saga del Clon, y para celebrarlo, voy a pasarme un mes reivindicando la valía del tan denostado Spiderman de la década de los 90. De modo que durante las próximas 4 semanas os espera una buena brasa arácnida.

Para esa historia vamos a ir un poco atrás en el tiempo, cuando el resto de redactores de ADLO! todavía no eran viejos y aún se hablaba de los kioskos como un sitio donde se podía comprar cómics. Vamos a 1987. A finales del año 87 el bastón de editor en jefe de Marvel cambia de manos después de una década de control de Jim Shooter. El artífice de la época más sólida y aplaudida de la historia de Marvel se había ganado mucho enemigos por ejercer demasiado control sobre los artistas y para sustituirle ponen a Tom DeFalco, que llevaba tiempo siendo el guionista del trepamuros. A Spiderman el equipo Shooter-editor y DeFalco-guionista le había sentado maravillosamente. Uno pensaría que con DeFalco a los mandos de todo Marvel, todo iba a salir a pedir de Peter Parker. 

Así de entrada, el cambio le pilló en medio del arco narrativo de La última cacería de Kraven, y dos números después de que este terminase, entraría a hacerse cargo de los lápices de The Amazing Spiderman un chavalito que venía de dibujar Hulks con Peter David: Todd McFarlane

Una de las cosas por las que DeFalco tuvo mejor aceptación que los últimos años de Shooter fue porque era más abierto a ideas ajenas. Para demostrarlo, dejó que los artistas de The Amazing Spiderman hicieran lo que les saliera del rabo llevasen a cabo sus atrevidas propuestas, como por ejemplo, crear a un villano únicamente para obligar a Spiderman a llevar el uniforme “clásico” que llevaba más de 5 años sin aparecer.

¿Pero qué pasaba mientras tanto en las demás colecciones arácnidas? Porque claro, el éxito sale caro, y es que además de la cabecera principal, Spiderman contaba con otras 2 colecciones mensuales. La segunda en importancia era The Spectacular Spiderman, guionizada por Gerry Conway (el señor que mató a Gwen Stacy en los 70) y Sal Buscema. Al poco tiempo los guiones de Spectacular recaerían sobre J.M.Dematteis, autor intelectual de La última cacería, y uno de esos guionistas a los que les da igual 8 que 80.

¿Qué hizo Marvel con Conway? Le movió a Web of Spiderman, tercera serie regular del cara de red, un sin dios que durante años dio tumbos sin demasiada dirección cerrando los arcos de Conway de otras cabeceras e ideas descartadas de los 70.

Nota mental: escribir sobre la obsesión de Conway con los hombres lobo…

Conway acabó largándose y fueron probando guionistas de todo pelaje, siendo el más habitual Terry Kavanagh, al que nadie recuerda ya pero que llegó a ser el hombre más importante de la habitación. Ya volveremos sobre Terry.

Como a DeFalco le parecía que 3 colecciones regulares (regular usado aquí de forma polisémica) no eran suficientes, en 1990 crea simplemente “Spider-man”, dibujada y guionizada enteramente por TODD y por tanto, la serie más GENIAL de las 4. McFarlane no puede hacer tanto arte cada mes, de modo que en The Amazing Spiderman entra a sustituirle Erik J. Larsen, dibujante cubista y contorsionista en sus ratos libres.

Estos tebeos se venden como churros gracias al auge de las tiendas especializadas en cómics, lo famosos que eran sus artistas y a la aparición desbocada de los coleccionistas completistas y de portadas alternativas. Y a que no eran malos, salvo Web of Spiderman. Claro que tenían defectos horribles y que han envejecido como el culo, pero sobre todo Amazing y Spectacular fueron hasta 1992 un laboratorio de ideas nunca vistas en el personaje y diversión a raudales.

Spiderman volvía a tocar temas sociales y de actualidad, aunque el tratamiento de dichos temas fuera un poco rancio (sorpresa, también Stan Lee y Conway eran algo rancios en los 70), se reinventaba a varios de los villanos clásicos y se intentaba darle una nueva dimensión a los secundarios no superpoderosos de Spidey, especialmente a MJ, con la que nadie sabía qué hacer pero que a TODD le parecía guay dibujar medio en pelotas todo el rato.

Esto dura año y medio hasta que McFarlane se cansa de DeFalco y de Marvel, por lo que la colección de Spider-Man se la queda, otra vez como segundo plato, Larsen, y en The Amazing Spiderman se coloca un tal Mark Bagley.

¿Que por qué McFarlane abandona una colección creada específicamente para él, con sus dibujos y sus guiones? Pues porque Marvel le pone pegas con el tratamiento de la violencia, los apuñalamientos y su forma de gestionar al personaje de MJ. Marvel argumenta que sus tebeos los leen niños (¿y es que nadie va a pensar en los niños?) mientras que TODD y una parte de sus fans acusan a Disney Marvel de estar cargándose los tebeos de superhéroes.

Ni una grapa mensual sin su MJ en picardías…

Aquí hay un baile de guionistas y dibujantes donde los tebeos de Spiderman se llenan de cameos de personajes más “molones”, especialmente el Castigador, que sale mes sí mes no en una portada arácnida. La cosa no mejora cuando TODD resulta que saca Image y su propio personaje, llevándose al público que Marvel había seducido con hot-artists a una editorial más radical. Como Ciudadanos perdiendo los votantes fachas en favor de VOX.  También Erik Larsen se larga en 1992 a Image, obligando a DeFalco a tirar de agenda para intentar llenar 4 colecciones arácnidas, una de las cuales tenía como único propósito que los ahora dibujantes de Image se sacasen la polla se lucieran.

¿Resultado a partir del debut de Spawn en el 92? Michelinie y Bagley intentan salvar la papeleta en The Amazing, DeMatteis y Sal Buscema en The Spectacular y Web of Spiderman sigue siendo intragable en manos de Kavanagh y el dibujante que toque en cada momento. No todo lo que sale es malo, especialmente en Amazing, pero está lejos de la imaginación que habían poseído las historias del personaje tan solo un año antes.

La famosa Spider-man pasa a ser un contenedor de artistas que no tienen ni página en la Wikipedia a día de hoy y guionizada a 6 manos por los 3 guionistas de las otras colecciones o por quien estuviera libre ese mes.

Sorprendentemente esta estrategia no solucionó absolutamente nada y las ventas en Marvel comenzaron a irse a la porra (en los mutantes había pasado exactamente lo mismo, cambiando a McFarlane y a Larsen por Jim Lee y Rob Liefeld). Al final rodaron cabezas y Marvel degradó a DeFalco a guionista, y al final quedaría a los mandos Bob Harras, que había sido mano derecha de DeFalco y editor de los tebeos mutantes. Y que fue el peor editor de la historia de Marvel. Ya llegaremos.

¿Qué pasó con DeFalco? Probablemente ya se olía la tostada, en 1994 puso a DeMatteis de guionista en Amazing… y se puso él mismo a la cabeza de los guiones de The Spectacular Spiderman.

De modo que tenemos cuatro colecciones que funcionan tal que así: cada guionista está contando más o menos su historia pero hay subtramas comunes que conectan todas las series del trepamuros. Cronológicamente, cada mes los sucesos de Web of Spiderman continuaban en Amazing, seguían luego en Spider-Man y finalmente en The Spectacular. Ese era el orden de lectura si comprabas las 4 colecciones.

Si os estáis preguntando si obligar a la gente a comprar 4 tebeos diferentes cada mes y a averiguar qué grapa había que leerse primero mejoró las ventas, ya os adelanto yo que no.

Pero Kavanagh dió con una sorprendente idea que, quizá, podía dar olor a nuevo y volver a atraer al público hacia Spiderman. Una idea atrevida y tan osada que DC la acababa de probar con Batman unos meses antes. ¡Sustituir al personaje por una alternativa más GENIAL! Mi teoría, por cierto, es que rebuscando en la papelera Kavanagh encontró una servilleta con anotaciones de Gerry Conway, que llevaba ahí desde 1990. Y es que retomaba una vieja trama de Conway en los 70, el clon de Spiderman. Rápidamente, y con aquella idea en mente, DeFalco y el resto de guionistas crean un arco breve que marcará un antes y un después en la historia del trepamuros. El mayor pifostio editorial de Marvel. La saga del Clon. La semana que viene os cuento.

La dura vida de los superhéroes y sus familias

Lois Lane llega a casa tras un duro día de trabajo y lo primero que hace, como todo hijo de vecino, es quitarse los zapatos

Después de los zapatos se sigue poniendo cómoda. Y ya puestos, una duchita no le sentaría nada mal

Especialmente si es en compañía de su superhombre favorito…

…o eso cree ella, porque el que se encuentra en la ducha, en un giro digno de las mejores películas de Mariano Ozores, no es su marido…

…sino su hijo Jon, que mañana mismo, para sorpresa de nadie, se irá de casa y se alistará en la Legión

[Viñetas de Lois Lane 3 (2019)]

Diversión de interior (II)

Está siendo una Semana Santa lluviosa y, a no ser que seas muy devoto, no da ninguna gana de salir a la calle. Afortunadamente la sociedad de hoy en día nos provee de mogollón de alternativas de ocio de interior, no como en 1965, cuando lo único que los niños podían hacer dentro de casa era…

Qué Negro era mi Abismo

Amigos, adláteres, en estas fechas tan señaladas sé que todos estais pensando en lo mismo: el Día de Reyes. Que hay que ver, para eso sois todos monárquicos ¿verdad? Ese día se os olvidan todo eso de reivindicar de república ¿eh, malandrines?

Tranquilos, si yo lo comprendo perfectamente. Porque si es un placer recibir un regalo no lo es menos darlo y una fecha que propicie ambas actividades simultaneamente es en verdad apreciable. Tal vez demasiado pues, con preocupante frecuencia, estos días se convierten en una vorágine de desesperación, en un pandemonium de búsqueda de ese elusivo regalo cuya satisfacción esté garantizada.

Yo ya lo tengo, por supuesto.

Corría el año 1979 cuando la Disney decidió expandir los horizontes creativos de su división de cine de imagen real y adentrarse en la ciencia ficción. Un terreno que ya habían pisado, quizá tangencialmente, con clásicos imperecederos como Un Astronauta en la Corte del Rey Arturo o El Gato que Vino del Espacio. Era Walt Disney, la exitosa productora conocida internacionalmente como una infalible factoría de diversión y entretenimiento. ¿Qué podría salir mal?

Nada, obviamente.

Os sonará extraño pero en aquellas lejanas fechas era costumbre editar libros que aprovecharan el tirón de un estreno importante y El Abismo Negro no fué una excepción.

La mítica editorial Everest fué la escogida para traernos un lujoso libro de portada exquisitamente maquetada que aunaba texto con fotos para narrar el apasionante argumento del filme.

Incluyendo los hilarantes lances y las estremecedoras aventuras del simpático robot V.I.N.C.E.N.T. Porque hay muchas escenas protagonizadas por V.I.N.C.E.N.T. De hecho hace falta examinar el libro con mucho detenimiento para encontrar alguna página en la que no aparezca V.I.N.C.E.N.T. (sin duda debida a algún error de maquetación).

Esta joya impresa culmina con tres páginas dedicadas a explicar sus efectos especiales. Que pueden parecer pocas pero ya son más extras que más de un DVD «edición de coleccionista» que anda por ahí. ¡Y además nos permiten poder disfrutar de más fotos de V.I.N.C.E.N.T.!

Pero no, no es este el mitológico regalo perfecto que os prometí al principio. Tal honor corresponde a un libro no editado por Everest sino por la igualmente legendaria Montena y que responde al titilante título de…

Un Libro Mágico. Basado en una producción empapada de la magia Disney. ¡Eso es magía al cuadrado!

¿Y en qué se aplica esa magia? Pues en el uso de arcanas técnicas de impresión y de secretos procedimientos reprográficos que logran dotar de tridimensionalidad a sus imágenes.

¡Parece que las mismas naves van a saltar de la página y a pasarte por encima! Mediante este misterioso procedimiento podemos experimentar la cósmica maravilla y el estelar asombro de las escenas de El Abismo Negro como si nos hubieramos sumergido de lleno en ellas.

Y luego dicen que el final de 2001 Una Odisea Espacial es dificil de entender.

Pero por si esto no fuera suficiente en los bordes de las páginas hallamos lenguetas que al ser activadas desencadenan un impresionante efecto de movimiento. Gracias a ello podemos ser testigos del giro de las arremolinadas energías del titular abismo. O contemplar cómo el USS Palomino orbita alrededor del Cygnus cual delicada bailarina.

Y sí, claro que podemos gozar de más ingeniosoas ocurrencias de V.I.N.C.E.N.T.

Por ejemplo tirando de la lengueta para desplegar su cabeza verticalmente con un firme y potente desplazamiento…

…en dirección a su estratégicamente colocado nuevo amiguito.

Pero la verdadera piéce de rèsistance, la página que hace de este Libro Mágico de El Abismo Negro un valioso incunable, es la que nos permite revivir el dramático clímax de la película.

En el que un bloque de maquinaria se desploma aplastando al malvado Doctor Reinhardt.

Míradlo ahí, más aplanado que el techo electoral de Podemos.

«¡Oh no! ¡¡¡NOOOOOOO!!!«

KKK-CRUNCHHHHSSSssskkk k k k

¡Horas y horas de diversión para los más pequeños de la casa!

Sin embargo debo avisaros de que quien adquiera esta maravilla esperando encontrar un buen surtido de chistes sobre pederastia va a quedar severamente decepcionado ¿eh?

Héroes en Crisis

-… Y por esto considero que tenemos que volver a hablar de cómics. – Pero si ya hablamos de cómics. – Seré más concreto. Que tienes que hablar de cómics. – ¡Pero si YA hablo de cómics! – No, hablas de Series, Películas, Animación, de las Broncas del Mundillo… ¡Pero no de los Cómics, de sus Interiores, de su Historias! ¡Eso es lo que reclama el público! – ¡¿TENEMOS PÚBLICO?! – A callar, ponte ya con esto que no tenemos todo el día…

Brmpfff…

Hablemos de cómics. Por lo visto hace falta que comentemos nuestras últimas lecturas o algo porque si no pensaríais que en realidad no nos gustan los cómics, solo la atención y la posibilidad de acabar publicando un libro en alguna editorial especializada. Y queremos dejar claro que no, que nosotros jamás firmaríamos cómics hechos por otras personas. Vamos, no firmamos nada en lo que aparezca nuestro nombre como para eso.

Así que hablemos de las novedades importantes porque esta misma semana ha salido El príncipe y la modista que…

-¿Se puede saber qué haces? – Hablar de cómics, ¿no era eso? Yo tenía hoy pensado hablar de que Marvel ha decidido que ya estaba bien con los grupos nazis… que no podían usar la imagen del Castigador sin pagarles derechos de autor. A ellos. – ¿Qué tiene que ver eso con lo que hemos hablado? – Bueno, entiendo que si no es eso de lo que quieres que hable es de los cómics que… – ¡¡¡PERO DE LOS CLÁSICOS!!! – Vale, vale, qué genio de verdad…

Como iba diciendo, ha sido una gran semana esta para el cómic. Porque ha vuelto con fuerza Bruguera. Y lo ha hecho recuperando una selección de las mejores historias cortas de Mortadelo y Filemón dibujadas en solitario por Ibáñez solo y nadie más que él y el que diga lo contrario es un mentiroso señor agente, y también un tomo de Lo mejor de Sir Tim O’Theo que era algo muy esperado desde hace por lo menos cuando el de RBA porq…

-¡¿En serio?! – ¿Qué? ¿Qué pasa ahora? ¿Es que hay algo más clásico que Bruguera? Porque, mira, no sé si la reedición del Rip Kirby es la misma que la última vez y entonces podríamos reaprovechar las… -¡Que no! ¡Que tienes que hablar de cómics! – ¿Y qué es esto? ¿Pinta y colorea? De verdad que pareces los tipos que están intentando vender Leñadoras ‘al lector adulto’ como si hiciera falta. – Pero no es ESTO de lo que tienes que hablar. – Si es que no me dejas hablar de nada. Mira, yo tenía la idea de hacer algún chiste sobre DC usando Batgirl para promover una agenda política, literalmente, per… -¡Que no! – ¿Y del lío del jefazo de Marvel con los Veteranos como miembro de la Administración TRUMP! ? – ¡QUE! ¡NO! Ya sabes de lo que tienes que hablar. Aventuras planetarias, acción y gente con disfraces. DE ESO tienes que hablar. – OK, OK. De verdad que…

¡Como iba diciendo! Vivimos tiempos interesantes, tanto que no es de extrañar que al llegar a nuestras librerías de confianza tomos como el de Zita, la viajera espacial hayamos ca…

– ¡YA VALE LA BROMA! – ¿Qué broma? – ¿En serio? ¿Zita? – Sí, claro, un cómic de viajes interdimensionales, alienígenas pintorescos, aventuras, ¡un traje y todo! – ¡NO ME REFERÍA A ESE TIPO DE TRAJE! – A veces los lectores de cómic sois muy complicados de entender. – ¿Sois? – Ahm, claro, somos. Eso. Mira, déjame que hable de Las Hermanas Benson, que siguen esa forma de actuar de las grandes compañías de darles un puesto y echarlas antes de que de tiempo de nada, que a estas al menos les han dejado que salgan sus cómics aunque no hay… – NO. – Pero eso es hablar de Green Arrow. – Claro, como que vas a hablar del cómic y no de la bronca o de esas Hermanas Benson que a saber de dónde salen. – Pues de Batgirl & the Birds of Prey… (y quizá algo de TV) – ¡Lo sabía! Nada. A hablar de cómics, ya sabes, de esos de mucho éxito, muchos números y gente esperándolo.

Sí, podemos hablar de cómics porque por fin ha aparecido…

-¡NO! ¡DE LOS QUE REÚNEN A UN GRUPO DE HÉROES!

– ¡NO! ¡GENTE INTRÉPIDA, ARROJADA, AUDAZ!

-¡NO! ¡CON PODERES!

– ¡NO! ¡CON DRAMA!

-¡¡¡SABES PERFECTAMENTE DE LOS QUE TE HABLO!!! – No te creas que lo veo yo tan claro. – ¡SUPERHÉROES! ¡QUIERO HABLES DE SUPERHÉROES! ¡CUANDO LA GENTE DICE CÓMIC QUIERE DECIR SUPERHÉROES, SI QUISIERA DECIR MORTADELO DIRÍA TEBEO, SI QUISIERA DECIR GOKU DIRÍA MANGA, Y SI QUISIERA SERVICIO DE PRENSA DIRÍA NOVELA GRÁFICA! ¡SUPERHÉROES! ¡HABLA DE SUPERHÉROES! – Pero… ¿para qué? Si cada vez venden menos. Las cifras de tirada de Raina Telgemeier son muy superiores, sin hablar de que Van Sciever está exhibiendo el despido de Wending por Marvel como una medalla, lo que no le está haciendo mucho bien a la compañía. Pero, vaya, es como lo de Netflix cancelando series de Marvel, posiblemente algo que ver con Disney y no sólo cosa suya.  o los Titanes estrenándose con más pena que gloria sólo porque no sabe si es Legion, Arrow, Netflix o ninguna de las dos.  si quieres una serie basada en un cómic que funcione como un tiro tienes que irte a Riverdale. ¡El estreno de la temporada parece que va a ser Sabrina! ¡Nick Spencer se ha ido a guionizar Archie -aún no sabemos si para hacerlo nazi-! ¡Han dado una nueva serie de la sección de terror a los Blossom! ¡Si hasta Salem ha andado por la Alfombra Roja

– Pero… pero… pero… – Cuando hablaban de lo de Héroes en Crisis estoy seguro de que hablaban de su propio medio. Que el nuevo evento no está interesando a nadie, no te digo ya las ventas que parecen desmayadas, cada vez son más eso que se usa para las series y las películas y se cambia lo que haga falta, como en los gloriosos años iniciales de Alfred y a Batgirl. Mientras los compradores van subiendo en edad y creando un entorno endogámico. – Pero… pero.. pero… – Así que mejor seguimos hablando de lo de siempre, como si esto no pasara, como si una autora a la que no se le hace ni caso fuera a tirar un millón de ejemplares de su próximo cómic. Y confiamos en que ROB! nos salve a todos, aunque ahora esté más interesado en las películas también él. – Pero… pero.. pero… – AVIV BÖR! -… AVIV!

Autoría

Uno de los errores más comunes y retierados cometidos por el gran público es confundir al creador con su creación. Pensar que las ideas que plasma o representa son un reflejo de sus deseos reales o, peor aún, su verdadera personalidad. Y no, claro, por eso lo llamamos «ficción».

Alfred Hitchcok era un maestro dirigiendo escenas de criminales asesinatos…

…pero no un criminal ni un asesino.

Stephen King es un genio creando monstruos aterradores…

…pero no es un monstruo aterrador.

Clint Eastwood lleva décadas siendo la quintaesencial imagen del heroe íntegro y honesto…

…pero nunca ha sido íntegro y mucho menos honesto.

William Moulton Marston creó a Wonder Woman, una heroina fuerte que siempre acababa atada e indefensa…

…pero eso no quiere decir que le gustaran las… ahm…

Estooo…

¡BOB KANE!

Bob Kane nos dió a Batman. Un individuo con afición a vestirse de cuero negro y realizar actividades nocturnas con jovencitos semivestidos…

…y sin embargo en su vida privada era una persona normal y corriente. El verídico tebeo autobiográfico editado por la DC en 1946 que revela cómo Kane creó en solitario al Caballero Oscuro y su impresionante panoplia de gadgets, secundarios y villanos nos regala con escenas de su vida cotidiana tan mundanas e inocentes…

…como cuando invita a amigos a su casa por la noche para que se pongan disfraces de cuero que (tosecill) ha cosido su madre por motivos que les explicará después.

No, no hay que confundir al autor con la obra ni asumir que lo que narra son sus deseos o aficiones.

¡Que se lo digan a Gerard Jones!

¡Preséntame a tu hermana!

Todos sabíais que G.I.Joe era una serie capitalista (se creó para vender juguetes), imperialista (soldados estadounidenses combatiendo por todo el mundo a un enemigo al que etiquetan como terrorista), violenta (los conflictos se resuelven siempre por la fuerza, no dialogando) y heteropatriarcal (los personajes masculinos superan a los femeninos en proporción de cincuenta a uno). Pero lo que igual no sabíais…

gijoe hermana

…es que tampoco podrán dirigir Guardianes de la Galaxia Vol. 3

[Escena de G.I. Joe nº9 Forum, nº11 USA]