La Multiversal

Existen muchas razones para leer un determinado título de superhéroes. Las más es por gusto, pero no debemos nunca descartar la rutina, el masoquismo y el querer estar informado de lo que ocurre en un universo superheroico. Para este último motivo hay siempre determinados títulos clave que te dan un repaso de los eventos más importantes de la casa madre. Sin profundizar demasiado, para saber qué se cuece en el Universo Marvel suena como imprescindible Vengadores (un título o catorce según las temporadas). En DC podría ser la encarnación/es que toque de la Liga de la Justicia, pero tradicionalmente se concentra bastante poco en los ya de por si ramificados subuniversos del superhombre y el murciélago. Esto lo solventó la editorial hace un tiempo con un título dedicado a Batman y Superman, y no hace mucho lo ha ampliado a tres personajes bajo el título de Trinidad.

Una idea que tuvo un día Francis Manapul y que luego de lo suyo ha seguido publicándose con otros autores. Por gusto, por rutina, por masoquismo o por querer estar informado. A priori parece una colección interesante para saber qué sucede con estos tres emblemáticos personajes. Sin embargo las más de las veces sucede justo al contrario: las circunstancias de cada personaje, que generalmente suelen desparramarse por toda su familia de seres derivadas, afectan también a esta, haciéndola formar parte tangencia de cruces y eventos domésticos. Así, por ejemplo el número 8 de la serie narraba acontecimientos posteriores a Superman: Renacido, como se hacía constar en la primera viñeta de la primera página.

La acción se iniciaba de repente con Superman peleando contra Superman ¿son idénticos, no lo son, tienen el pelo parecido pero no igual, qué ha sucedido?

En pos de la comprensión, debemos tener en cuenta que se narran acontecimientos posteriores a Superman: Renacido, como se hace constar en la doble esplash tras la primera página.

Por tanto, la potencial utilidad informativa de Trinidad rebota en el lector ¿querías leer Trinidad para evitar comprarte Superman, Batman y Wonder Woman? pues ahora tendrás que comprar Superman: Renacido para saber de qué va lo que pasa en el Trinidad de este mes.

Pero aunque no se tenga claro cómo se ha originado la trama, esta se debería disfrutar igualmente, sobre todo si uno se ha criado con tebeos de Vértice y Bruguera, que aunque la numeración fuera correlativa no había garantía de que lo de uno siguiera al anterior. De manera que nos sumergimos en la aventura de Trinidad 8 hasta que llegamos a la segunda doble splash de la grapa, en la que se nos arrojan múltiples versiones de cada personaje.

¡MULTIVERSO! es lo primero que viene a la cabeza. Multiples personajes ergo múltiples universos ¿52? o más, infinitos, por qué no ¿pero no se había quedado en que DC era sólo uno? no lo sé, igual me lo han cambiado, que me quiero informar de estas cosas leyendo Trinidad y pasa lo que pasa. Y para mi, que haya infinitos es lo más pausible a la vista de esa splash.

Además, el número infinito es de lo más sugerente porque abarca todas las posibilidades imaginables y también las no imaginadas. Hay un universo idéntico al que habitamos pero en que este escrito se publicó ayer, otro en que este texto habla de Trinidad, pero de su número 9, otro idéntico en todo al nuestro pero en que escribimos en otro idioma (en el que los chistes que salen, por cierto, son mucho mejores).

El lenguaje, tema nada baladí. Hay universos en que a esto le llamamos dolmen:

Y esto por tanto son dólmenes.

Universos en los que las tradiciones religiosas festejan a una determinada Virgen.

Y a lo largo del año se festeja a determinadas Vírgenes.

Pero también hay universos en los que lo que están viendo lo llaman dolmens y virgens.

Debe haber formas menos enrevesadas de explicar a dónde quiero llegar, pero las estoy aplicando en otros universos, se siente. En el nuestro volvemos a la splash que quiere plasmar el multiverso infinito.

Un multiverso visto desde un universo en que el plural de “-man” en inglés es “-men“.

Pero hay universos en los que en su castellano Superman es palabra aguda. Y su plural por tanto es Supermanes.

En otros universos Batman y Wonder Woman son palabra llana, y además su plural se forma de manera similar al de dolmens y virgens.

Y como el infinito lo abarca tooodo, hay universos también en que los dos plurales se dan a la vez.

Espero estar publicando esto en el universo correcto. Hay uno en que la campaña del Museo de Benavente ya ha completado su objetivo. Así de bruto es lo infinito.

LdlJ: BCCS (ECC)

Admito que soy ante todo lector en papel y de librería. Me gusta palpar in situ el producto, mirotear portadas, sopesar gramajes. Poco caso hago por tanto de avances de próximas novedades más allá de los que también se ofrecen en el papel y en la tienda. Esto es, en las propias páginas de las grapas o en revistas promocionales gratuitas. Panini, vaya. Posiblemente es por eso y también por Renacimiento por lo que voy más perdido con las cosas de DC&ECC.

Que me suena que solían tener un checklist de las cosas que salen cada mes en las propias grapas, pero de un tiempo a esta parte esas páginas traen ahora anuncios genéricos de su monstruoso ya fondo editorial: portadas con Liga de La Justicia: Mejores Autores (25 tomos), Superman: Mejores Aventuras (20 más), Batman: Lo Mismo (otros 15)… De manera que la información de novedades queda restringida a su boletín mensual que se difunde por la tebeosfera, pero también me es confuso porque suelen avanzar las novedades de dentro de dos meses pero que saldrán el mes que viene. Así, me suele ser más práctico verlo directamente en librería y que sorprendan con sus Metales Varios y Derivados, Caballeros Oscuros, Caballeros Blancos, Batman Lo que Sea, Liga de La Justicia con Algo También

Sirva el preámbulo para que se me comprenda cuando visitando sitios y topándome ayer con los anuncios de novedades para Agosto (con salida en Julio), vi algo en las páginas de Destacados, justo después de un tomaco de La Cosa del Pantano, que llamó mi atención.

Habría pasado en las noticias americanas bajo mi poco exigente rádar, y el título traducido aunque no me sonaba nada (cosa para nada rara, tengo que hacer un gran esfuerzo para recordar y distinguir adjetivos de las series de la Patrulla-X), prometía mucho. Molón, sí, y más extraños que he visto.

Coñe, y va y al final resulta que no era un tebeo…

Un producto destacado en sus primeras páginas de pdf, con instrucciones con exclamaciones para cantar sus bondades.

Eso sí, un producto harto discriminante, como algun@s os habréis dado cuenta ¿verdad?

Aquaman apenas sale.

Y habiendo hecho esta reflexión, comienzo a sospechar que aquello que tanto espero y se retrasa de Ultimate Guard igual no se trata de un sello nuevo…

Siendo social en abril

Reciclando trocitos de mi Twitter y de mi Instagram

Desde 1999

El año 1999 fue uno estupendo para fundar cosas, dado que en un plazo breve de tiempo se podía decir que aquello tenía su origen “en el siglo pasado“, o mejor aún “en el milenio pasado“. Ya, muy pronto nos dimos cuenta de que en el 2000 también valía para eso, pero el cambio de cifras en el 99 era más llamativo. De manera que fue en 1999 cuando se fundó esta vuestra Asociación para la Defensa de Liefeld y Otros. Una época en la que Google era una incipiente opción más entre otros buscadores mucho mejores como Yahoo! o Altavista, cuando no había todavía Youtubes y las redes sociales iban por el correo electrónico de los ordenadores fijos. Cuando por la Red de redes sólo existían dos fotografías de Alan Moore, escaneadas de secciones de Zinco.

Prueba de la veteranía de esta Asociación es la sección de enlaces de la web. De la web, no del blog, de la parte alojada en Dreamers (hipervínculo haciendo clic con el puntero del mouse aquí). Gran parte de los mismos lleva a sitios ya inexistentes, muchos de ellos ubicados en GeoCities. Pura arqueología digital, sitios que ni siquiera archive.org recuerda. El resultado de todo esto es que aunque en 2004 comenzamos a indexar conocimiento en este blog de forma abierta y accesible a buscadores, gran parte del saber de aquellos primeros años sólo existe en algunas frágiles memorias (orgánicas, de gente) y si acaso pervive gracias a la tradición oral.

Recuerdo por ello para los más recientes que el Fundador, Putoamo y otros muchos títulos de todo esto es Javi Riva, que además de predicar la Loa a ROB! tenía otros fetiches, algunos de los cuales parecían ser incompatibles con la Molonidad del eterno enfant terrible del comic-book. Una de esas cosas raras que consiguió inculcar a los tebeonautas de entonces fue la admiración al Señor Jean, la serie de álbumes de Dupuy y Berberian.

¿Compatibilizar costumbrismo gafapasta con americano cool? ¿era acaso esto posible? pues posible pero extraño, se ve que hay gente para todo, hasta para esa pareja de creadores que por no definirse ni se sabía cual escribía ni cual dibujaba.

Y como para todo debe haber una razón, en alguno de los múltiples modos de comunicación que tenía la desorganización en sus inicios, uno que ahora no recuerdo, alguien a quién tampoco ubico trató de buscar Molonidad en el personaje francés, observando los títulos de los álbumes en su versión original.

Y sobre este escribió algo como “¡mirad, aquí dice que el Señor Jean es capaz de vivir sin aire! ¿Será acaso…UN MUTANTE?“. Por aquel entonces los mutantes molaban.

La realidad de la traducción era bien diferente, pero nunca había que dejar que esto estropease una buena publicación.

De la misma manera, también pudo sacarse Molonidad a la obra fuera de colección.

¡Genes en Seul, tíos! ¿qué aberraciones genéticas MUTANTES estarán haciendo estos coreanos locos?“.

Así pasábamos el día entonces. Cuando se agote el nicho de “Yo Fui a EGB” comenzad a rascar en GeoCities, una época en que hasta los trolls cuidaban la métrica y la ortografía.

Ha llovido desde entonces, algunos han madurado y otros hemos crecido, y ha habido tiempo de que hasta alguna generación amamantada con ese conocimiento no rastreable estudie, se forme y ocupe puestos de responsabilidad, tanto responsabilidad real como responsabilidad editorial. Al igual que con Roy Thomas comenzó una época en la que los tebeos de Marvel comenzaron a hacerse por gente que había crecido leyendo esos mismos títulos y personajes, habrá ahora gente por la calle que tenga impregnado en su acervo intelectual consignas adlianas, ese conocimiento en segundo plano que no se manifiesta hasta que llega el momento.

Concretamente hasta que años después te toca traducir el integral del Señor Jean para ECC.

Y esto, cerrando el ciclo, llega a nuestro conocimiento gracias a no otro que el Putoamo de todo esto, que además nos ofrece una peregrina explicación alternativa…

…como que a alguien le guste Maná.

¡Pobre Scott Snyder!

La carrera de un autor de cómics tiene dos fases. La primera, cuando está empezando, se caracteriza porque los Verdaderos Conocedores te dirán de él “mira, este tipo que solo conozco yo es buenísimo, deberían darle Batman/Spiderman, deberían dejarle hacer lo que quisiera en DC/Marvel”. Y la segunda, cuando ya está consolidado, empieza cuando te digan “bah, ese tío está sobrevaloradísimo, no sé cómo pueden darle tanto bombo a ese inútil”

Y en ese segundo punto está la carrera de Scott Snyder, que tras pasar con notable éxito por las cabeceras de Batman y encargarse del Evento del Año (o al menos uno de ellos) en DC…

metal 1

…resulta que recibe insultos y desprecios hasta en las portadas de sus propios tebeos

snyder capullo

Pelearsus

La esencia de los tebeos de superhéroes es la acción, la dinámica. Las peleas. Sí, hay tebeos en los que salen superhéroes simplemente hablando, pero no suelen durar mucho. Y en todo caso son tebeos CON superhéroes, no DE superhéroes.

La fantasía de poder del muchacho haciendo pelear a sus juguetes tuvo su pico con las primeras Secret Wars, con el metamensaje de que fue un título creado…para dar salida a los juguetes de Mattel.

Aquellas portadas prometían épica y toñas de las buenas. Más adelante Jim Shooter se lió la manta a la cabeza con lo de las inquietudes existenciales del Todopoderoso y la segunda parte llevó el conflicto al plano intelectual. Un aburrimiento ¿verdad?

El heredero espiritual de ese Dream Team, o mejor dicho Royal Rumble, fue el gran evento marveliano de 2012: Vengadores contra Patrulla-X. El sueño húmedo de tod@ fan.

No, esperad, no lo he dicho bien.

Vengadores vs Patrulla-X.

Aunque este evento pecó de lo mismo que aquellas Secret. Tenía guionistas que querían llenar aquello de trama, historia, motivaciones, palabras, bocadillos…de lo aburrido, vaya.

Fue por eso que, aprovechando la tradición de que los Eventos Marvel solían ir acompañados de miniseries complementarias que profundizaban en aspectos menores, se inventaron el impronunciable V vs. X.

En el evento principal se contaban cosas. En la serie complementaria plasmaban las peleas. Los enfrentamientos más molones plasmados por los artistas más cañeros. Y como con veinte páginas por pelea cabía el riesgo de colar algún momento aburrido, lo resolvieron con dos peleas de diez páginas cada una por episodio. Sin tiempo para aburrirse. Molonismo al máximo. En un universo ideal V vs. X debería haber vendido incluso más que Vengadores vs Patrulla-X, pero estamos condicionados por la maquinaria mediática.

Y este preámbulo sirve para ponernos en situación y explicar qué ha hecho ahora ECC.

Porque si tenemos que esperar que lo expliquen ellos aviados vamos. Un buen día te sacan una grapa de Sandman, o algo de Azzarello con Kubert con Dark Knight, o el número cero de algo llamado METAL, y si quieres enterarte de qué va cada cosa, o cuántos números tendrá, o si hay algún cruce, primero la compras…y luego te metes en Internet a buscar información. Sus artículos no están para eso, sino que los tienen en stock para cuadrar paginaciones. Aunque en este caso algo explican en la cabecera ¡DESCUBRE LOS COMBATES MÁS ÉPICOS DEL CABALLERO OSCURO!

Batman mola, y las peleas molan. Por lo tanto un tomo con peleas de Batman mola doble. Sencillo y directo como un buen puñetazo.

Se escarba en la mitología del murciélago para liberar de sus cadenas-grapas o sus complicadas tramas narrativas los combates más cañeros contra sus adversarios más flipantes. Sin antes, sin después, sólo durante. Oh, perdón ¿he dicho “contra sus aversarios”? quise decir “versus“. La palabra mágica. La Fiesta de la Castaña.

Aquel episodio mítico del Batman pecholobo cimitarra en mano en el desierto contra el padre de Talia (le llamo así porque nunca lo escribo bien a la primera), o la pelea contra Bane de hace cuatro meses, o la inolvidable pelea del Deathstroke 5 del volumen que hubo entre el de los Nuevos 52 y el de Renacimiento.

Y por supuesto, no podríamos olvidar aquella mítica pelea contra el Hombre de Acero en…

…en el cuarto episodio de la mítica saga Silencio de Jeph Loeb y Jim Lee.

Pero no desesperéis, que también sale lo de Miller, la pelea contversus el Joker del tercer episodio. Sin aburridos antes ni despueses. Tan sólo BLAM, WHOKK y KLIK KLIK.

Que sí, que algunos hubierías querido mejor la pelea del último episodio, aquel que enfrentaba…

…a Batman VERSUS Superman. Como en la película. Como en aquella peli tan molona. Aquella que si tenía argumento era secundario. La que no necesitaba antes y se arrepienten de los despueses. Pero que MOLABA.

Para este público sale lo nuevo de ECC. Para aquellos que no quieren rebuscar entre grapas y tomos para poder rememorar aquella pelea sin necesidad de tener que estudiarse episodios previos ni consecuencias. Para tener las mejores peleas en un mismo tomo.

Para la gente que les gustó Batman vs Superman.

Todo puede mejorarse. Igual en un futuro sale una edición definitiva en el que ni siquiera se vean en la obligación de ofrecer aquellos episodios completos, sino tan sólo las páginas o las viñetas más cañeras. Pero hasta que ese momento llegue disfrutemos con Batman Versus.

¿Tendrá más entregas? ¿es un tomo único? ¿habrá periodicidad? ¿queréis saberlo? buscAdlo! en Internet.

Siendo social en noviembre

Quitando los posteos de Heroes Comic Con Patatas O Ensalada Madrid que ya recopilé en su momento, esto es lo que di de mí en diciembre en Tuiter y en Instagram

#makinavaja1992 #dolmen

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Sharon Carter nunca dice que no a SHIELD, pero las prioridades son las prioridades #ca209 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

#superhijos5 #dc

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

#makinavaja1993 #dolmen

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Marvel en 2017 era esto #victorvonmuerteironman9

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Un domingo en Heroes Comic Con Clusión Madrid

Han sido tres días agotadores, y cada vez me alegro más de haber adoptado esta fórmula de anarrosear tuits en vez de redactar una crónica de verdad. ¡Ahí queda eso!

Siendo social en agosto

Redifusión de mis tonterías, para que si llego a concejal los becarios las encuentren más comodamente

Spiderman machirulo #marvel #as62

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Lois Lane, la bruja robahombres #dccp32 #1981

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Sororidad #as82 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el