El Correo Megalítico no tiene quien le escriba

correodolmen226.jpg

Simplemente mencionar que este texto fue colgado por Vicente García en el correo de los lectores del Dolmen 226 y que nosotros lo hemos cogido sin avisarle ya que hubiera perdido un poco el sentido del mismo, que no es otro que hacerle un merecido homenaje

No disparen al colorista

La Telaraña de Spiderman.

La Telaraña de Spiderman no es sólo el título de la colección más sosa del trepamuros (129 números publicados entre 1985 y 1995 y soy incapaz de recordar una sola saga o autor destacable de su recorrido). Y es también un tema bastante recurrente en esto de la blogosfera cuando hay que hacer alguna chanza, un chascarrillo sobre algo sacado de contexto. La versión inicial en forma de, como su nombre indica, telaraña no daba demasiado juego, pero llegaron (cómo no) los noventa y de McFarlane hasta ahora la textura del fluido arácnido ha ido variando, haciéndose más espeso y grumoso, para regocijo de los posteadores con la mente sucia. El cachondeo llegó a su apogeo con las películas del personaje y la decisión de que en los filmes ese fluido blancuzco y pegajoso fuera segregado por el propio Peter. Por todo el mundo, y en España no fuimos ajenos, corrieron (con perdón) las parodias, como aquel Sperman que fue portada en uno de los Haciendo Amigos de Guillem March.
 

En la vida diaria, pues lo dicho, un recurso socorrido cuando hay que descontextualizar algo, pues puedes utilizar la imagen del chorrazo con efectos como Chochoa, o los alegres pandilleros adolescentes con su alegría vital, o…casi, casi, tan usado como el ataque de Batman por la espalda.

Pero el chiste alcanza una nueva metadimensión cuando nos trasladamos al Universo Ultimate, a los primeros episodios de Ultimate Spiderman. Volvemos al Peter Parker del instituto, a los lanzatelarañas mecánicos, a Mark Bagley dando una textura untuosa y nudosa al líquido verde…esperad …¿¿verde??
 

Ni por favor ni nada, eso no funciona ¿Desde cuándo es verde?

Eso mismo me pregunto yo también ¿Quién ha coloreado eso así?

Ah, bueno, siendo así tiene sentido que lo haya puesto verde, posiblemente.

Lo del apellido del argumentista es un bonus en los créditos, algo que solía suceder en fórum si el autor no tenía todavía un nombre hecho.

(y un doble No-Premio para el que se acordara de este crossover del año)

 

Aunque también pasaba alguna que otra vez con artistas consolidados.

Y entonces, como ahora, se justificaba como una mala pasada del corrector ortográfico. Como le pasó la semana pasada a este que más tarde juró que quería escribir "Stalin" pero el normalizador de texto tenía sus propias ideas.

Como dijo Isaac en la Lista de Correo de Adlo!, tiene bastante sentido cuando caes en la cuenta de que a Jack Kirby le apodaban El Rey.

Sobre lo que respondió otro colistero en la misma Red Social todavía estamos debatiendo nuestra opinión al respecto.

La opción que tiene más posibilidades es comenzar a llamarle GonderComanFan.

(y sí, otro texto en el que terminamos hablando de la Lista de Correo y de los adláteres que la componen. Vamos a ser un poco ombliguistas estos días. Adlo! is living a celebration!)

Observaciones con Otro Nombre: 29 de Marzo de 2004

El mes que viene: Desorden

El número 4 de Supreme, esa colección que sale siempre el mes que viene pero no éste, ha salido. Pero todo lo que rodea a este título está asociado con el más aciago de los infortunios: sus páginas están descolocadas.

Francisco Pérez Navarro comenta al respecto en la MLComics:

Puede que no haya sido el librero quien ha retirado el Supreme 4 por su cuenta y riesgo, porque Dolmen avisó a todas las distribuidoras -y a un montón de librerías- de lo que ocurría para que se retirase el tebeo y no se vendieran ejemplares.

Sencilla y desgraciadamente, el encuadernador dobló los pliegos a lo ancho y no a lo alto -o al revés-, fijándose sólo en la primera y última página de cada pliego. Y ésas quedan bien, pero el resto… Sirva lo anterior como explicación, que no como excusa. En cuanto se recibieron ejemplares y se vio el desaguisado… ya era tarde.

La semana que viene volverá a estar en las librerías, esta vez con las páginas en orden. Y, por supuesto, cualquiera que tenga un ejemplar defectuoso podrá devolverlo y cambiarlo por uno en condiciones.

O eso esperamos todos…

Creo que esto ya lo he comentado anteriormente, pero estas cosas… me ponen los pelos como escarpias. Evidentemente la culpa está clara le quien ha sido, el encuadernador ha hecho las cosas como ha querido y ha pasado lo que ha pasado, vale, eso está claro. Pero, y aquí surge mi eterna pregunta: ¿ pero es qué nadie se mira los tebeos una vez que han salido de imprenta ? Empiezo a temer, ya que no sé cómo funciona esto internamente (no vivo de ello, sólo es un hobby), que una vez se mandan los tebeos a imprenta la suerte está echada. Si la imprenta hace bien su trabajo, todo perfecto, felicitaciones y a descorchar el champán. Si lo hace mal, pues que mala suerte, que podíamos hacer nosotros, la vida es así, ha sido inevitable… y a correr con más gastos que seguramente hagan al tebeo deficitario.

Y yo me vuelvo a preguntar: ¿ esto no puede ser de otra forma ? ¿ No es posible que se pueda mirar lo que ha hecho la imprenta antes de distribuir el tebeo ? Porque en el fondo, lo que ha pasado con Supreme no es grave desde el punto de vista del consumidor, ya que se le va a reponer el ejemplar (para el punto de vista de la editorial es una catástrofe, no hay duda). No, el problema es cuando hay errores que se consideran pasables: páginas muy oscuras, alguna página en blanco, colores cambiados, textos fuera de los bocadillos, etc., etc.; ya que esos tebeos salen a la calle y el lector se los tiene que comer con patatas, ya que no va a tener devolución ni nada parecido. Y es que el mundo editorial parece más una churrería que una industria seria y competente. Producimos churros uno detrás a otra, a toda máquina, sin pararnos a mirar como han quedado, y claro, así quedan, pues unos churros muy churros. 

Pero lo peor de todo no es esto, es que se acerca el salón del cómic, y la máquina de hacer los churros está echando humo, y a saber que sorpresas no vamos a encontrar, porque en el salón es cuando más bajo cae la industrial editorial. Porque esto es un negocio, no un arte, que lo sepáis. 

Observaciones con Otro Nombre

funny_firey_birthday_cake_postcard-r1b9dd5b67b5e4a0699d3bc711e333323_vgbaq_8byvr_512.jpgEn este nuestro Año del Señor de 2014 este blog cumplirá la respetable cifra de 10 años. Muchas ocasiones de daros la tabarra a diario, una temporada en la que muchas cosas han cambiado: las formas de comunicarnos, la normalización en la sociedad y sobre todo la industria comiquera, sus contenidos, sus autores….lo que se viene llamando, en definitiva, el mundillo.
 
También los que llevamos aquí desde los primeros días hemos cambiado. Comencé aquí estando más cerca de los veinte que de los quince, y ahora, inevitablemente, me veo más cerca de los treinta que de los veinticinco. Es por tanto buen momento para hacer balance de cómo estábamos entonces y como estamos ahora, pues aquel que no conoce la historia está condenado a comprarla reeditada a precio de oro, y es por ello que hoy inauguramos en el blog una nueva sección que nos acompañará a lo largo de este año y si ROB! quiere incluso más allá.
 
Sobre hacer secciones, hay dos cosas que personalmente me encantan: una son las cápsulas temporales, y otra hacer copiapegas sin miramientos. Como ejemplo de las cápsulas tenéis ahí las secciones en que hemos mostrado la evolución del mercado del comic-book americano y nacional mediante la presentación de las portadas de las revistas Wizard y Dolmen, con sus modas pasajeras, molonismos, artistas hot y series que vienen y van. Otro ejemplo, del que soy fan es el blog de Vicente García en Dolmen. Un sitio en que el editor nos cuenta su día a día, intimidades y confidencias…pero que no salen publicadas hasta dos años después de haber sido escritas. Como un chat con un lag tremendo, vaya. Con todo esto mi idea inicial para esta sección que mostrase cuanto hemos cambiado (si es que lo hemos hecho) era seleccionar las noticias más representativas de tal día como hoy hace 10 años y mostrarlas tal cual, para que el visitante pudiera valorarlas y opinar.
funny-happy-email-mail-letter-post-comic.jpg
Sin embargo encontrar fuentes de noticias y opiniones de la época no fue tarea sencilla. Los sitios más representativos de la tebeosfera en noticias como La Cárcel de Papel o Zona Negativa presentaban dificultades en los accesos a sus archivos (especialmente Zona Negativa, que por aquel entonces ni siquiera tenía todavía formato blog), y cuando conseguí hacerme con ellos la avalancha de información irrelevante hacía muy laborioso seleccionar el material de interés. De manera que tuve que recurrir a un Plan B.
 
Y como tantas veces sucede, el Plan B resultó ser mejor todavía que el inicial.
 
¿Un sitio en Internet que contuviese información contrastada y opiniones con fundamento de los temas seleccionados como más relevantes del mundillo, y que además tuviese más de diez años? ¿existe eso?
 
Pues sí, se llama Un Tebeo Con Otro Nombre.
 
Por eso, comenzando hoy mismo, tendréis  de forma aperiódica una serie de textos copiados y pegados tal cual salieron del teclado de su autor, Pedro García, hace 10 años, que servirán para poner en contexto los hechos pasados en relación al presente, con la esperanza de que nos sirvan para el futuro, si los taquiones no nos la juegan.
 
Y con este texto de justificación publicado no os extrañe si a partir de ahora os sale de vez en cuando en las pantallas algún texto en letra blanca sobre incómodo fondo negro. En breve comenzamos.

Para lo que sirve un kickstarter

 A estas alturas, y con tantas plataformas y proyectos para la creación y difusión de contenidos sufragados por _la voluntad_, en un sistema similar al que hace siglos se conocía como _Edición por Suscripción_, en el que primero la gente se suscribía y luego ya si eso se le entregaba el libro, de modo que parece que ya sabíamos todos para lo que estaba esto.

Bien para iniciativas que no tuvieran detrás a una editorial pero sí a un público que pudiera estar interesado en comprar por suscripción…

Bien para aquellos que habían decidido autoeditarse con proyectos educativos y culturales de interés para el público…

Pero, sobre todo, libraba a las personas de la tiránica necesidad de una empresa detrás decidiendo si publicarte o no. Bien es cierto que no siempre funcionaba y que en ocasiones podías encontrarte a gente tan válida como Uwe Boll teniendo que renunciar a sus sueños…



Así que ya sabéis, apoyar  uno de estos proyectos es apoyar a gente -y seguro que Delfina tiene más nombres de los que a mí se me ocurren-  que quiere librarse de la tiranía de las editoriales. Y es que hay mucha gente válida que sabe que no necesita una editorial. Porque, a ver, si quieres sacar digamos un libro sobre la serie "24"…

¿Que sentido tendría que lo usara una editorial? Las editoriales ya tienen su propio dinero.

24D.gif

Y mientras tengan dinero no necesitan usar estas cosas. Vamos, ¿a quién se le podría ocurrir esa idea?

Ideaca.gif  

¿O no?

Bueno, qué se le va a hacer. No todo el mundo puede ser ROB!

 

Continúa leyendo Para lo que sirve un kickstarter