En su cabeza funcionaba

 

El premio, la clave siempre está en el premio, claro. La gente cree que es un regalo, pero en realidad es un cebo. Un cebo para que conozcas a quien lo da, un cebo para que le entregues sus datos, un cebo para encontrarte y atarte en las tiniebl  convencerte de que adquieras el producto que ellos desean.

El problema, por supuesto, es que el concepto de qué es un premio que merezca la pena ganar cambia con los años,y las sociedades.¿Qué le ofreces a un Milennial para que compre tus productos?

¿Un coche?

coche602

No, hay un estudio sesudo encargado por alguien que no debes preguntar que dice que:

Captura de pantalla 2017-01-17 a las 19.27.33

¿Un apartamento en Torrevieja?

Captura de pantalla 2017-01-17 a las 19.29.41

No. ¿Quien quiere un apartamento en la costa cuando puedes ir en vuelo barato al país donde ha emigrado tu primo?

¿Tecnología?

Captura de pantalla 2017-01-17 a las 19.32.31

No amigos, las viejas reglas ya no valen en el nuevo mundo en el que nos movemos. Y aquel que quiera utilizar un premio como reclamo deberá ser atrevido, innovador y conocer a la perfección qué es lo que más quieren sus clientes.

Como es el caso de Dolmen Editorial, quienes han comprendido que vivimos en la era de la hiperconexión y que por lo tanto lo que más motiva a los jóvenes de hoy es en día es obtener….¡¡¡INFORMASIÓN!!

ae5692e9336a690fb928000c2c1de686

…perdón, quería decir: INFORMASIÓN….

ef2f4096a1abbcd6337700f124306e0f

A ver si a la tercera: IN-FOR-MA-SIÓN

f710

Bueno, para el caso es lo mismo. El caso es que en Dolmen han decidido regalar este premio:

Captura de pantalla 2017-01-17 a las 18.43.00

Y nosotros ante esto no podemos más que levantarnos y aplaudir fuerte, al menos hasta que el archivo se desclasifique en el blog de Vicente dentro de dos años, porque nos gusta la gente que ha entendido que vivimos en la sociedad de la INFORMASIÓN

ae5692e9336a690fb928000c2c1de686

Mejor lo dejamos aquí…

¡Y vosotros ¡dejadme en paz!! ¡¡Yo no soy un número, soy un hombre libre!!

El último chorizo, el último poeta

Dolmen está reeditando (entre otras maravillas) de forma cronológica y completa el Maki Navaja de Ivà

maki1

Se trata de una obra que recomiendo fervientemente siempre que puedo. Eso sí, advirtiendo a la generación de la ofensa fácil que quizá este tebeo no sea para ellos

maki2

Porque Dolmen pone mucho cuidado en contextualizar estas historias y dejar bien claro que son hijas de los años 80

maki3

¡Mucho, mucho cuidado!

maki4

Tuiteando en octubre

De tanto postear sobre Neal Adams algo de ego se me ha pegado, y por eso creo que mis chorradas merecen ser leídas dos veces. Estos son algunos tuits de octubre

Y también tengo instagrameos, claro

Su cara me suena

Marvel 75 Años. La Era Clásica (Panini, 2015)

75aniversariopanini

Marvel. Crónica de una época (Dolmen, 2016)

cronicadolmen

75aniversariocronica

Para mí que va a ser…

¿Cómo que la ilustración estaba ya usada?
Nadie se confundirá, uno es un tebeo y el otro un libro
Si está en internet es gra… digo… hemos pagado los derechos
A la mierda, está en imprenta, no la vamos a cambiar ahora

Employee Survey Template

Sé lo que tuiteaste el último verano

Para fastidiar a los que se niegan a seguir mi Twitter o mi Instagram os obligo a leer algunas de mis chorradas de julio y agosto también por aquí

Las tramas románticas elaboradas y realistas son de cobardes #ta80 #marvel Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

 

El modo de vida americano se ve amenazado por esos malditos europeos #bettyandveronica1 #adamhughes Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

 

Stan Lee y uno de sus temas recurrentes: los comunistas #af13 #marvel Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

Aún sigo tuiteando sobre tebeos

Ya sabéis cómo va esto, rescato cosas que dije entre enero y marzo y así me ahorro redactar algo. Let’s go!

Observaciones con Otro Nombre: 13 de Diciembre de 2004

6 en lugar de 12, la estrategia comercial definitiva

¿ Conocéis una serie de televisión llamada 24 ? Esa en la que se narra una historia en tiempo real a lo largo de 24 capítulos de una hora de duración cada uno. Si habéis visto la primera temporada os dará la impresión de que a la mitad de la misma la serie parece que se acaba, vamos, que tiene un falso final. Eso paso porque los que hicieron la serie no sabían si iban a ganar un duro con ella por lo que en primera instancia sólo hicieron 13 capítulos para ver que tal funcionaba ante la audiencia. Es decir, a una serie le dan el nombre de 24 y sólo hacen 13 capítulos, es una de esas ideas absolutamente geniales. Todo este rollo es para que hablemos de un caso que ha sucedido en nuestro mercado editorial, de la estrategia comercial definitiva.

kane.jpg

Bien, tomad nota que os voy a proponer una estrategia de ventas buenísima. Lo primero que hay que hacer es anunciar una serie limitada de 12 números, pero a la hora de la verdad editas sólo seis números. Los publicas y dejas colgado a todo el mundo. Si la serie ha vendido estupendamente pues perfecto, sacas los seis números que faltan, pides disculpas por el retraso, quedas como un señor y a forrarse. Si no vende nada, tranquilo, no pasa absolutamente nada, simplemente ignoras que faltan seis números por publicar y a frotarse las manos ya que a partir de aquí todo viene rodado. Si nadie se queja de que no se ha publicado toda la serie es que realmente la leían cuatro gatos y a nadie le importaba. Enhorabuena, te has ahorrado los costes de imprimir seis números que no se iban a vender un carajo. Pero, ¿ y si los cuatro que la compraron son de esos que quejan una y otra vez por todos los foros de Internet posibles ? Pues enhorabuena otra vez tienes un éxito seguro entre las manos. A partir de ese momento se creará una especie de leyenda urbana en torno a esa colección. Todo el mundo contará como un chiste lo de “6 de 12″ y se reirán jocosamente de lo mala que es la editorial. Tranquilo, prepara bien el saco para guardar el dinero porque vas a forrarte a lo grande. Lo que tienes que hacer es vender los derechos a una editorial de esas pequeñas, de esas que caen tan simpáticas al aficionado. Les dejas caer que publiquen lo que tú ya has publicado en un tomo añadiendo un poco de material extra para obligar a los que ya lo tenían a comprárselo otra vez. Y eso es todo, el tomo se agotará, se venderá como churros y será imposible encontrarlo en las estanterías. Resultado: ganas se mire por donde se mire. Si hubieras seguido adelante con esos 12 números, a lo mejor (seguramente) te la hubieras pegado pero bien grande. Pero de esta manera eres el rey de los negocios. Son esos pequeños trucos de empresario que te hacen salir siempre a flote. No lo olvides, nosotros fuimos los que te lo contamos, lo leíste aquí primero.

Realmente en este post yo iba a hablar del Kane de Dolmen. Pero entre tantas novedades aún no me ha dado tiempo a leerlo y claro, como no me compre la edición de Planeta pues todavía no me la había leído. Pero vamos, cuando tenga un hueco me lo leo, una colección de tanto renombre no puede ser dejada de lado así como así. Ay, lo que hay que inventarse.

Observaciones con Otro Nombre: 18 de Noviembre de 2004

Hagan sus apuestas señores

Supreme de Moore contra Supreme de Moore…. esto, no. A ver, Supreme de Recerca contra Supreme de Dolmen, ¿ quién vera antes su final ?

supreme.jpgErase una vez que en la revista Dolmen un anuncio muy vistoso proclamaba a los cuatro vientos: Mage todos los meses… Esto… esa no es la historia que quería contar hoy, vamos a empezar otra vez.

Erase una vez que en Dolmen empezó a publicar un tebeo llamado Supreme. Todo el mundo era feliz porque la historia que arrastraba ese tebeo era larga, larga, larga… muy larga. Resulta que un día otra editorial llamada Dude soñó con poder publicar ese material antes que nadie y confío en Rob todopoderoso. Pero ay, el lobo soplaba, soplaba y soplaba y la casa no caía. Los originales nunca llegaron y el mes que viene Supreme se convirtió en la frase favorita de todos los duendecillos: El mes que viene Kane, el mes que viene Bone, el mes que viene Crisis. Todos eran chanzas y alegrías y todos se reían como buenos hermanos. Hasta que un día Dolmen decidió unirse a la broma: El mes que viene Supreme. Eran doblemente chistosos, porque no solo hacían la broma si no que realmente iban a publicar Supreme. Y al mes siguiente publicaron Supreme y oh, ah, gritos de sorpresas en toda la multitud. Pero claro, el mes que viene Supreme era solo para el primer numero, nadie en su sano juicio esperaba que iban a ser regulares, ¿ verdad ?

Erase una vez que en Recerca se les ocurrió que también podrían publicar Supreme. No el mismo material, claro esta, sino el siguiente arco argumental a lo que estaba publicando Dolmen. Echaron cuentas y vieron que podrían empezar justo para el famoso Salo, porque mas o menos Dolmen estaría llegando el final. Pero ay, los duendecillos de las imprentas por un lado y los de los vientos por otro retrasaron y retrasaron los números. Así que magia, dos números de Supreme en el mercado, cada uno por su lado, cada uno con su numeración, cada uno con su editorial. Así que el mes que viene Supreme no solo era una frase recurrente, era el cachondeo padre. Porque al mes siguiente a lo mejor no salía, a lo mejor sí, a lo mejor salían dos números.

Pero hete aquí que Recerca era mas o menos regular. Poco a poco iba sacando números de su Supreme mientras Dolmen… mientras Dolmen… sí, Dolmen bien gracias. Pues eso, la tortuguita seguía su camino incansablemente, lenta pero constante. Mientras la liebre estaba tumbada a la bartola viendo la vida pesar.

En este momento nos encontramos en la línea de meta, esperando expectantes quien será el primero en llegar al final. A las dos editoriales les queda un solo numero para terminar su etapa. Con la diferencia de que una de las dos empezó muchísimo antes que la otra. Así que, ¿ nos apostamos algo a que Recerca acabara antes que Dolmen ? Pero ey, ellos tranquilos, que no pasa nada.

Observaciones con Otro Nombre: 13 de Septiembre de 2004

 

Casi toda la verdad sobre el caso Panini/Planeta en Dolmen y Nemo

Tras el parón veraniego que afecta a las editoriales (en agosto no se trabaja, nunca) septiembre tenía que ser el mes de las novedades informativas. Dolmen y Nemo vienen a cubrir esa necesidad que existe entre el aficionado por saber “lo último”. Pero la verdad, yo me he quedado como estaba.

Empecemos con Nemo, en la portada un circulito rojo nos anuncia: Toda la verdad sobre el caso Panini/Planeta. Con un reclamo como ese la revista se vende sola. En el interior un artículo de 3 páginas sobre el tema escrito por Alvaro Pons, carcelero mayor del reino, así que leámoslo (que conste que yo me leí primero el ADLO!, ahí se encuentran más verdades que en muchos otros sitios).

La primera parte del artículo repasa todo los acontecimientos importantes que han tenido lugar hasta el momento y que se pueden contar. Nada que no supiéramos hasta ahora. Lo único curioso de esta parte es la frase: “Lo único cierto es que Panini comenzará a publicar cómics en España, una noticia que siempre debe ser bienvenida” que da a entender muchas cosas. Es la primera vez que leo que alguien se congratula de que Panini edite en España, y las razones que menciona (potenciación de las revistas en los quioscos, presencia de cómics dirigidos al público infantil y juvenil) son totalmente lógicas y muy interesantes. Lo que pasa es que a entender que se sabe más de lo que se cuenta (esto es una obviedad, claro que Pons sabe mucho más de lo que cuenta, muchísimo más), y que ya existen datos sobre formatos, precios y demás. Eso sí que hubiera estado bien leerlo, una lástima. La segunda parte de la entrevista es una entrevista con Marco Lupoi, responsable de la edición de los cómics Marvel en Europa. En una entrevista correcta, Lupoi no suelta prenda y sólo al final se consigue colar varias preguntas sobre la edición española. En sólo tres preguntas, se reconoce que se va a editar en España, que van a seguir más o menos los mismo formatos y que van a sacar ediciones destinadas al público juvenil (bienvenidas sean).

Y poca cosa más. En definitiva, que mucho ruido y pocas nueces. Uno se queda con ganas de que le iban a contar más y más y al final te cuentan lo que ya sabías y alguna cosita más. El artículo no es malo pero tal y como está todo el mundo, ávido de noticias, pues se me antoja un poco corto. Un artículo correcto, pero con algo de más chicha, mejor.

(Por cierto, nos os paréis en sólo este artículo y leeros el resto del Nemo, que desde que cambio el equipo directivo ha mejorado espectacularmente)

Vamos con el Dolmen. Aquí pasa justamente todo lo contrario, chicha tiene en demasía, lo que le falta es corrección, ay, y que mal le sienta al artículo esto último.

Sin mención en portada (¿ se metió el artículo a última hora?) en una sola página SIN FIRMAR, Dolmen nos cuenta de todo: Que los packagers (subcontratas que no tratan con ningún cariño el producto) van a ser los mismos que en Planeta, que ya han empezado a trabajar en los cómics de Panini para enero pero PdA les ha dicho que o trabajan con papá o con mamá, pero no con los dos a la vez. También que no se ha fichado ni a Viturtia ni a Martin para el trabajo de editor, aunque podrían trabajar con ellos a través de los packagers (sí, ya, a mi también me suena raro, pero bueno). En cuanto a que Planeta siga editando tebeos, se cuenta en el artículo que están tocando todo el material europeo y japonés que pueda, a la vez que se afirma que Panini también está interesado en la publicación de mangas. Y por último se hace una velada referencia a una reunión de editores donde se dijeron cosas que al parecer pululan por todos los mentideros.

Este artículo tiene demasiado información, justo lo que todos estábamos esperando, pero, ¿ y la fiabilidad ? Si este artículo hubiera aparecido en, pongamos como ejemplo, el Panini a Gritos, yo no me creería ni dos palabras. El hecho de utilizar la frase mágica que está en boca de todos deja en mal lugar la credibilidad de todo lo escrito: “tras consultar diversas fuentes”. Pues nada, ya está, si son vuestras fuentes serán fiables y son fiables no son rumores, son hechos. Total, para que mencionar el nombre de nadie, si con decir nuestras fuentes está todo dicho. Solo he leído lo de “nuestras fuentes” unas cuarenta veces en la última semana y todas dichas por personas diferentes, así que tendré que hacer de tripas corazón y repetir como un mantra: “Dolmen siempre dice la verdad, Dolmen siempre es fiable, son los demás los que sólo difunden rumores”.

Pero, cuidado, que llaman a Panini para confirmar las cosas… ¿ A quién de Panini ? ¿ Le importa a alguien ? No, a nadie, por eso no hace falta decirlo, es Panini, y se la puede llamar, y da igual a quien llames que te cuenta cosas. Así puedes escribir cosas como “Desde Panini nos han dicho: Yo, al menos, no conozco directamente a Alejandro M.Viturtia”, que podría ser escrita como “Desde Panini, el director editorial nos ha dicho: Yo, al menos, no conozco directamente a Alejandro M.Viturtia”, o también como “Desde Panini, la señora de la limpieza nos ha dicho: Yo, al menos, no conozco directamente a Alejandro M.Viturtia”. Casa perfectamente con el 99% de las personas que trabajan en la editorial y deja al lector el ejercicio de rellenar esos huecos, como los huecos que hay entre viñeta y viñeta. Elige tu propia aventura, o elige tu propio director editorial, todo vale.

En definitiva, la próxima vez un poquito más de hechos contrastados como se hace en el Nemo, y menos soltar rumores que dejan a cada cual pensar lo que quiera, porque todo vale.

(Ah, y ya que he comentado atrás el Nemo, tengo que decir que los artículos del Dolmen siguen teniendo la misma calidad de siempre, es decir, siguen siendo bastante interesantes que leer. Sólo que no sé si por el paso del tiempo, o porque 104 números son muchos para echarse a la espalda, al leerlo no siento la misma frescura que sentía cuando leía el número 20. Aún así, sigue siendo una buena compra).

Resumiendo, lo único que me queda claro tras leer los dos artículos es que Panini va a editar Marvel a partir de enero (¿ alguien lo dudaba ?), que todo va a seguir más o menos igual en cuanto a precios y formatos, y que con el tiempo se irán introduciendo cambios. Que era más o menos lo que todos sabíamos hasta ahora.

Toda la verdad sobre el caso Panini/Planeta sería un artículo que nos desvelara las razones de por que Panini decidió no ceder más los derechos, de cómo sienta la cosa en Planeta, de cómo reaccionan sus trabajadores y de cómo se llevan las negociaciones entre bambalinas. Ese sí que sería un gran artículo, pero me da a mí que ése es el que no voy a poder leer jamás.

Observaciones con Otro Nombre: 10 de Septiembre de 2004

 

Batman: El resto es silencio

En el prólogo del libro el autor confiesa que cuando leyó X-Men el precio de un sueño quiso que existiera un libro de Batman igualito a áquel. A saber, un libro escrito con mucho cariño que desvelara todos los entresijos que se esconden tras las viñetas de un tebeo. Un proyecto muy ambicioso ya que llegar a crear un libro tan intenso y emotivo como Un precio de sueño es harto complicado, así que veamos si se ha llegado a ello.

restosilencio.jpgContar la historia de un personaje que tiene más de 65 años a sus espaldas debe ser una de las tareas más ingratas y pesadas que pueden existir. Comprimir tantos autores, tantas historias, debe ser una tarea de chinos, sobre todo si tienes que hacerlo en 300 páginas. Y aquí es donde está el gran problema de este libro, le faltan páginas, le faltan muchas páginas. El libro está escrito de una manera tan amena, que la palabra adictivo es la que mejor encaja para describirlo. Se lee tan rápido y de una manera tan fluida que da una rabia tremenda llegar al final, porque se nota que se han quedado muchas cosas al margen, que había historias que se podían haber contado, que maldita sea por tener que restringirte a un formato.

A pesar de esa falta de espacio, todo lo que escribe el autor es todo lo que tiene que estar. Todos los momentos importantes en la vida del personaje, todos los cambios de autor o dibujante que dejan su marca en la serie, series de televisión, películas, cualquier cosa significativa, aparece reseñado en el libro. Y todo con cariño, con mucho cariño, porque el autor profesa un gran amor por el personaje, y eso se nota en todas y cada una de las páginas.

Una de las cosas que más me ha gustado del libro es la manera en que se critica a cierta personas. Hernando le da a Bob Kane por todos lados, de principio a fin, pero lo hace de una manera tan elegante, sin usar ni una sola palabra altisonante que no puedo más que maravillarme por la capacidad del autor por hablar de este tipo de cosas sin dejarse llevar por el insulto fácil. Porque una vez leído el libro la opinión del lector ante Bob Kane no puede ser indiferente, le deja totalmente al desnudo y descubierto. Es expuesto de una manera que uno no puedo dejar de pensar en como este hombre se ganó su fama y dinero aprovechándose de mucha gente. Bob Kane es desmitificado y bajado de su altar, poniéndolo al mismo nivel que muchos patrones que explotaban a sus trabajadores. A la vez que se ensalza a Bill Finger y se le pone en el lugar que siempre le ha correspondido como cocreador del personaje. La verdad es que eran otros tiempos que visto desde el presente no se entienden bien y por eso son juzgados muy duramente. Pero eso es tema para otro libro…

En la parte negativa tengo que decir que no me ha gustado nada el cambio de nombre que sufre National nada más empezar el libro. Entiendo que se ha hecho para facilitar al lector la lectura del libro, pero no creo que la persona que se acerque este libro tenga problemas en seguir los cambios de nombre de una editorial. DC Comics no es National, nunca lo fue. Los personajes que poseía una editorial y otra no eran los mismos, y decir que DC compro a Green Lantern es un engaño y un error. Es una pena que un libro que tiene una fidelidad histórica absoluta en todos los hechos cometa este desliz. Pero bueno, no todo podía ser perfecto.

Después de este libro el autor comenta que piensa realizar uno sobre Superman. Si es la mitad de bueno que éste ya merecería la pena comprarse. Aunque a mí, tras leer este libro, más que sobre Superman lo que me gustaría es leer un libro sobre las vicisitudes editoriales de National y DC en los tiempos de la edad de Oro y Plata del cómic. Seguro que hay muchas cosas que se han quedado fuera por falta de espacio, muchas cosas que hablan mucho de como era la época y de como fueron los primeros tiempos de los superhéroes. Así que David, ¿ por qué no escribes ése ?