The opposite of speedy

No os voy a mentir, a veces esto de seguir la prensa de los superhéroes que importan (ya sabéis, los de las pelis) me da grandes momentos. Como este titular de Digital Spy.

Sobre todo cuando la última vez que escribían de la peli en lugar del “It’s coming, honest” el encabezado era “It was time!”. Era 2019 y la fecha era Julio de 2022. Dado que la fecha que manejamos ahora es noviembre, uno podría pensar que 4 o 5 meses no son nada teniendo en cuenta que en medio hemos tenido un año de pandemia y la Zack Snyder’s Justice League.

De todos modos si queréis mi opinión, el mejor que han escrito en Digital Spy sobre el tema es este otro.

Que por cierto, no es una mala cronología de un proyecto tremendamente problemático para el estudio, que anda como pollo sin cabeza por los despachos de Warner desde hace ya 7 largos años. En 2014 ya prometían esto:

Que evidentemente se cumplió, con sus más y sus menos, hasta que en 2017 la Justice League Part One de Zack Snyder se quedó a medias, cambiando el panorama de estrenos del DCEU, afectando principalmente a Flash, a la película de Cyborg que parece que nunca tendremos, y trastocando los planes de Aquaman.

En 2016 se daba por hecho que la película se empezaba a rodar a principios de 2017. 4 años después de aquella fecha, se supone que el rodaje debería haber comenzado este pasado mes de marzo. Como decían los de Digital Spy, “the opposite of speedy”. Y es que no estamos ante un Nuevos Mutantes, con la película rodada y sin acabar de salir, como pasa con Black Widow o también pasó, a su modo, con Fenix Oscura. Aquí hablamos de que por lo que se sabe, la película no ha comenzado a rodarse, el casting y el guion se cerraron hace menos de dos años y todavía no están claros muchos de los detalles de la producción. De momento tenemos filtrado… ¿del logo?

Pero hablando de titulares ridículos, proyectos cinematográficos de DC pospuestos hasta el infinito y risas garantizadas, nadie puede con Cinema Blend.

Adam Holmes, supéralo, tío.

1, 2, 3, polémica otra vez

Todos sabemos que los taquiones son una cosa importante en esto de los cómics. Que el tiempos es cíclico, caprichoso y que nada volverá a ser como antes hasta que vuelva a ser como antes y podamos volver a prometer que nada volverá a ser… Hay cosas que siempre vuelven, como la Tía May, la muerte del Capitán América, los trajes con bolsillos o las noticias sobre rumores sobre películas de superhéroes.

Por eso, cuando tiras de un rumor para ganar un poco de feedback en Twitter, pueden acusarte de estar copiando una polémica de Enero.

Pero lo que no saben es a qué Enero se refieren realmente.

Más cosas que siempre vuelven, por ejemplo, la prensa criticando a la malvada Disney por corromper las artes, la integridad moral de los autores y los valores mismos de aquello que llamamos Civilización.

Por supuesto, en esta cruzada hay que mantener prietas las filas, no cabe tiempo a criticar si igual solo estamos traduciendo una polémica americana.

Y que no se os ocurra decir que este debate… ya lo tuvimos hace menos de un mes.

En la lucha por la integridad moral de la película 1, 2, 3… Splash no caben disidencias ni matices. O estás con ellos o estás con nosotros. Por supuesto, el tiempo es cíclico y susceptible a reboots y remakes de todo tipo. Quizá recuerden a esta polémica de otras polémicas como: los capítulos de los Simpsons están cortados en Disney +

Cosas que sí que nunca han pasado: Cinemanía comentando que ese mismo estiramiento lleva años produciéndose en las cadenas televisivas españolas, desde FOX a Antena 3, sin que, por lo visto, ni un solo fan se enfurezca. Pero supongo que es lo que tiene traducir artículos de otros sitios, que comentan casos de los países donde se ha escrito la noticia original.

Pero al final, toda esta polémica con el culo de una sirena también sirve para diferenciar a los que tienen poca memoria de los auténticos fans. Porque muchos habremos recordado con esta polémica un asunto anterior pero igualmente controvertido. Una censura imperdonable. Hablamos, obviamente, de cuando DC nos mostró la Batpolla.

Para luego escamotearla vilmente.

Y es que al final, si hay algo que une a Marvel y a DC, si algo puede conciliar a las dos grandes editoriales y a sus respectivos y voraces propietarios, es pensar en los niños. ¿Cuántos años faltan para que alguien en Disney proponga volver al Comics Code?