Ya es oficial: el cómic ha descubierto el género negro

 

A veces, un autor se descuelga con una obra que revoluciona el panorama comiquero. A la chita callando, eso ha pasado en los EEUU. El autor revelación de la temporada se llama Jason Aaron, y la obra que está llamada a sacudir los cimientos del noveno arte se llama…

 

 escalpaport.jpg

…¡¡¡ ESCALPADO !!!

Por si hay dudas, hemos de dejar claro que Escalpado es un tebeo de género negro. Por si las moscas, que hay mucho pijamero suelto que se cree que todos los tebeos son de superhéroes, y mucho gafapasta que si un pringado no les cuenta su vida en viñetas dibujadas como lo haría un niño de once años, ni se dignan en comenzar a leer. Si hay alguno de vosotros que se sienta identificado, ya puede dejar de leer. Pero si seguéis leyendo, que os quede claro que Escalpado es un cómic de género negro

Os preguntaréis "¿y cómo lo sabes?". Pues muy fácil. Hay rasgos caracterísiticos que identifican el nuevo tebeo de género negro de principios de siglo XXI. Creedme, si uno de ellos os falla, es que lo que lo que estáis leyendo no es género negro. Por ejemplo, los siguientes:

En todo tebeo negro moderno el protagonista es duro, es molón y es violento como una fuerza de la naturaleza. Si no mata, o apalaiza, a diez personas antes del número tres, es que no es un tebeo de género negro. Jason Aaron lo sabe y en las primeras páginas de tebeo ya nos pone al protagonista saltándoles los dientes a los matones de turno. La originalidad de Escalpado consiste en que los apaleados, eso sí, son indios.

En todo tebeo negro moderno hay un malo maloso corrupto que te cagas que ostenta un puesto social superior al de nuestro protagonista. La relación entre el prota y este malo maloso constutuirá una de las claves argumentales del tebeo. Si entre ellos hay un atisbo de relación paternofilial, entonces el Eisner está asegurado. La originalidad de Escalpado es que el malo maloso es, eso sí, indio.

En todo tebeo negro moderno el protagonista trabaja para los malos o, como mucho, es un bueno infiltrado entre los malos. Y es que, amiguitos, los agentes de la ley, en nómina de lo público o independientes, son del siglo XX. En el siglo XXI ya nadie puede contar una historia negra desde el punto de vista de un poli honesto. No mola. El prota ha de ser malote, pegar hostias, matar gente y quedarse tan ancho. La conciencia es del siglo pasado, chavalotes. La originalidad de Escalpado es que el prota es, eso sí, indio.

En todo tebeo negro moderno los colores deben brillar por su ausencia. Lo ideal sería publicarlos en blanco y negro, pero como si lo hicieran no los iba a comprar ni la puñetera madre de sus autores, es mucho mejor pillar a un colorista en paro (o, en su defecto, a cualquier pirado que se haya bajado el Photoshop pirata y diga que sabe colorear) y hacer que el tebeo sea pintado en unos tonos marrones o grises. En un tebeo negro moderno no puede haber bajo ningún concepto un puñetero color vivo como el rojo, el verde o el azul. Marrón, marrón, marrón, gris, algún manchote negro, algún tono de otro color, eso sí, amarroneao,  y para de contar. La originalidad de Escalpado es que pintan marrón la piel de sus protagonistas, que deberían ser rojas porque son, eso sí, indios.
 

 
 
escalpao3.jpg escalpao18.jpg  

En todo tebeo negro moderno sólo debe salir una tía. Eso sí, debe estar buena, ser peligrosa, tener pinta de zorra y follarse hasta a la escobilla del baño. Es imperativo que se zumbe al prota antes del quinto número de la colección y que además le complique la vida lo que no esté escrito. Si excepcionalmente sale otra mujer, debe ser sólo de manera secundaria, y puede a) ser camarera en un bar o b) ser la madre del protagonista. La originalidad de Escalpado es que la chorba en cuestión es, eso sí, india.

Pues así, con estos ingredientes, Jason Aaron ha creado un tebeo revolucionario. Un tebeo sobre un indio cabreado con el mundo que vuelve a la reserva para infiltrarse en la organización de un indio mafioso y maloso, y acaba zumbándose a la india más guarra, pervertida y comehombres de la reserva. Una obra vital, original (no como Sleeper, ese tebeo de Brubaker en el que un supertipo cabreado con el mundo se infiltra en la organización de un supertipo mafioso y maloso y acaba zumbándose a la supertipa más guarra, pervertida y comehombres de la banda) e intensa. Tan intensa que, después de haberme leído el TPB que recopila los cinco primeros números de la cole, dudo mucho que siga leyéndolo. Porque estoy totalmente hasta los huevos saciado de género negro. Para muchos años, además. Os diré.

 

En perfecta consonancia con el espíritu de La Legión

Los aficionados a la Legión de Super Héroes, además de pocos y sufridos, debemos poseer un cierto sentido taquiónico -o tiemporrívico- del devenir del tiempo. Después de todo, se trata de las aventuras de un grupo de jovencitos del futuro que han sido rebooteadas y retconeadas tantas veces que el supuesto hilo argumental se ha convertido en un ovillo tal que haría las delicias de cualquier gato de ánimo juguetón (y con una respetable musculatura para respaldar el antedicho ánimo).

Por eso es de agradecer que Planeta recoja este inherente taquionismo latente de las aventuras de la Legión, y lo aplique con entusiasmo a la publicación de las aventuras de la Legión en este país. Actualmente, Clásicos DC: Legión de Superhéroes es la serie irregular que recoge… pues eso, clásicos de la Legión. Y digo irregular porque ya no sé los meses que hace que apareció en librerías el número doce (tres? seis? Qui lo sá?). Pero por fin, ayer tuve el placer de adquirir el tomo trece.

Como es tiempo de crisis, uno ha tomado la costumbre de leerse hasta los créditos, por aquello de amortizar bien amortizado el dispendio. Así que, antes siquiera de echar una ojeada a la primera historia, me puse a leer la columnita de la portada interior. Automático WTF?:

leg1.jpg

¿¿Se acerca a su primer año?? Pero, si es el número trece, y se han tirado varios meses para sacarlo… pero claro, uno sigue leyendo y se encuentra lo siguiente:

leg1a.jpg

Abramos el foco y… (pulsamos para ver más grande)

leg1bpeq.jpg

¡Coño, sí que leo lento! ¡De la columna de la izquierda a los créditos de la derecha han pasado dos meses! ¡Como me descuide, en cuanto acabe de leer el tomo tengo que apuntar a la niña a la selectividad! Breve consulta a la tebeoteca: efectivamente, se les ha colado en el tomo trece la columna que salió en el tomo once. Pero todo tiene un significado con Planeta; lo difícil es discernir cual. ¿Es el modo en el que nos comunican que Planeta cumple sus promesas? ¿Es acaso una apuesta por el reciclaje? ¿O solamente son taquiones?

Con la mosca tras la oreja, dejé a un lado el tomito y cogí mi otra compra: Superman. Y como ya he referido que me leo hasta los créditos, dí en llegar al poco al checklist de agosto, que se supone es el mes corriente. Y, ¿qué dirían ustedes que me encontré? Pues esto:

leg2.jpg

Este mes sale el trece y, oh, albricias y zapatetas, ¡este mes sale también el dieciséis! ¿Y el catorce? ¿Y el quince? ¿En qué oscuro callejón del tiempo se hallan, o hallarán, o han hallado? No le deis vueltas, amigos de la Legión. Es la manera en la que Planeta nos indica que el tiempo no es lineal ni logarítmico, ni contínuo ni discreto, ni fluído ni sólido… sino alguna otra cosa… más compleja y con tachones. Digo, taquiones.

En perfecta consonancia con el espíritu de la Legión.

Las delicatessen culinarias de Geoff Johns

– Bienvenidos a una nueva edición de Ven a Comer Conmigo. Hoy tenemos con nosotros al renombrado guionista de tebeos Geoff Johns.

– Hola.

– Como todos vosotros, fieles seguidores de nuestro programa, ya sabéis, Geoff Johns ejercerá de anfitrión en una cena a la que acudirán cuatro invitados descerebrados que podrán tendrán la oportunidad de vengarse dentro de unos días preparando otra espantosa cena a su vez.

– Vaya, no me lo estáis poniendo nada fácil.

– No lo sabes bien, Geoff. Pero puedo asegurarte que las cenas de los viernes son divertidísimas.

– ¿En serio?

– Para nosotros sí, Geoff. No sabes como nos reímos al ver a los cinco comensales insultándose después de haber estado toda la semana cenando juntos y ocultándose lo mal que se han caído mutuamente. Pero tranquilo, que ya lo verás. Como ya sabes, Geoff, es tradición comenzar nuestro programa comentando qué menú vas a servir.

– ¿Ya? ¿Tan pronto? Pues verás, no me parecería bien comentar el menú sin antes avisar a los telespectadores que no deberían seguir viendo el programa de hoy si pretenden leer el BLACKEST NIGHT #1, porque pienso hacer una cena inspirándome en ese tebeo, así que los potenciales lectores se encontrarían con SPOILERS A CASCOPORRO.

– No creo que la dirección del programa vea con buenos ojos que empecemos recomendando a la audiencia que cambie de canal, Geoff.

– Bueno, no creo que en España haya tanta gente interesada en el BLACKEST NIGHT #1, y de ellos seguro que hay algunos a los cuales no les molestan los SPOILERS, pero me veo en la obligación de avisar.

– En fin (qué puritanitos de mierda que son estos ameriquis cuando quieren)… Creo que ya ha quedado tu intención, Geoff. Si hay alguien sensible a los SPOILERS, que siga con nosotros POR SU CUENTA Y RIESGO. ¿Te parece así bien, Geoff?

– Me parece estupendo.

– En ese caso, pasemos a la comida. ¿Qué delicias esperan a nuestros invitados esta noche? ¿Qué les has preparado, Geoff?

– Bueno, pueees… Nada.

– ¿Nada?

–  Sí, nada.

– Oh, ok, nada.

– Nada de nada.

– Disculpa, por un momento me he creído haber invitado a otro guionista… ¿Me estás diciendo que no has preparado nada, Geoff?

– Eso mismo. Lo cierto es que a la hora de cocinar mi intención es siempre la de crear sensaciones que vayan más allá del gusto. Y hoy no me apetece servir un plato preparado hasta la extenuación. Hoy lo que pretendo es… una cena casual, una cena creativa, una cena creativa. Montar un ágape con lo primero que pille en la nevera.

– Vaya, esto es… peculiar, cuanto menos. ¿No crees que deberías hacer una visita al mercado o algo? No nos gustaría pillarte con la nevera medio vacía…

– Mi nevera está siempre llena de cosas ricas.

 

neverica.jpg

–  Mmmmh. Verás, es que normalmente, les pasamos al resto de invitados el menú para que puedan empezar a criticarte desde el principio del programa, así que entre la tontería de avisar de los spoilers  y esto, el director me va a pegar una bronca que no te menees…

– Bueno, ése ciertamente no es mi problema.

– Ya, bueno, pero… ¿no podrías al menos darnos una pista? Por ejemplo, ¿qué hay ahora mismo en tu nevera?

– Carne.

– ¿Carne?

– Sí, Carne.

– Oh, ok, carne.

– Verás, en mi experiencia como anfitrión, sé que un buen plato de carne resulta lo mejor para satisfacer a cualquier invitado. He visto en muchas ocasiones a gourmets de lo más exigente abalanzarse literalmente sobre uno de mis platos de carne.

– Seguro que contemplar el éxito de tus platos resulta una visión inspiradora, Geoff.

– Te puedo confirmar que lo es.

– ¿Así que consideras la carne tu plato fuerte? ¿Algún consejillo para nuestros telespectadores?

– Pues claro. No deben nunca olvidar golpear la carne unas cuantas veces.

– ¿Unas cuantas?

– Unas cuantas, hasta que quede tiernica tiernica.

 

tiernica.jpg


– Ajá. Y… ¿podrías ser un pelín más concreto? ¿Qué tipo de plato piensas hacerles a tus invitados con lo que tengas en la nevera?

– Pues no me he decidido todavía… Al principio pensé que quizás les hiciera una brochetas de pollo…

– Parece un plato un poco pobre, Geoff.

– Pues sí, así que al final he decidido apostar a lo grande y voy a hacerles pastel de vísceras…

– Ví… ¿Vísceras?

– En efecto. Al principio pensé en utilizar riñones, o hígado, o criadillas. Pero después pensé que todo eso ya estaba demasiado visto. Así que me decidí por algo más atrevido y original.

– Me está dando hasta miedo preguntar.

– Corazones.

– ¿Corazones?

– Sí, corazones. Últimamente, he descubierto los corazones. Me encantan. Y son deliciosos cuando los consigues frescos.

 

fresquito.jpg

– ¿Frescos… como en acabados de sacar del animal?

– Frescos como si lo acabaras  de arrancar del mismísimo pecho. Mola Ram, tú sí que sabías, macho.

– Mejor cambiemos de tema… ¿Has pensado en cuál va a ser el postre que cerrará semejante desfile de asquer… de delicias, Geoff?

– No, no lo tengo cerrado del todo. Ya te he dicho antes que mi máxima aspiración es provocar sensaciones en el invitado. Así que para el postre de hoy he pensado que estaría bien hacer algo para chupar.

– ¿Chupar? ¿Como una piruleta o un chupa-chups?

– No, no. No sé. Pretendo algo diferente, pero todavía no tengo la idea definida. Pero te puedo asegurar que seguro que será algo delicioso.

 

lameton.jpg

– Lo cierto es que no sé si creerte, pero bueno… mejor te dejamos a los fogones, Geoff. Espero que todo te salga de perlas.

– Muchas gracias. Me pongo a ello ahora mismo… Nia no nia no… Siempre que vuelves a casa, me pillas en la cocina, embadurnada de harina, con las manos en la niania

– Y ustedes, no cambien de canal o se perderán como reacciona Lucy, una de nuestras invitadas, presidenta de la Asociación Protectora de Animales y de la Asociación de Estudios Veganos locales, al enterarse de en qué consiste el menú de hoy… cuando vaya por la mitad. ¡Todo un espectáculo televisivo, créanme!

 

¡Mardita reciprocidad!

Los aficionados que leáis DC en versión original os habréis dado cuenta de que cada vez salen más personajes hispanos en las coles de la editorial. Y supongo que os habréis dado cuenta de que, para dar más apariencia de verosimilitud, muchos de sus diálogos están en castellano. Y seguro de que os habréis dado cuenta de que, más comúnmente de lo que tocaría, le dan alguna patadita a la gramática que otra…
 

 apanyol0005.jpg apanyol0004.jpg    

¿Es ella loca? Sí, somos todos locos.

Seguro que más de uno pensará que los de DC son unos agarraos que usan el traductor del google en vez de contratar a un profesional. Pero no, la culpa no la tienen los de DC. La culpa la tiene la …

¡¡¡RECIPROCIDAD!!!

¿Qué que es eso de la reciprocidad? Pues según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua es la "correspondencia mutua de una persona o cosa con otra". Y es que se ve que en DC han visto las peculiares traducciones de sus cómics por estos lares y cómo maltratan el inglés y han decidido corresponder, es decir, actúar recíprocamente, destrozando ellos también el castellano.

 

O sea, que los auténticos culpables de que cada vez que en un tebeo DC un personaje hispano la cague al hablar en castellano son…

 

LOS PACKAGERS DE PdA,

que no sirven para nada…

apanyol0003.jpg    


Vidas paralelas

– ATENCION SPOILERS – 

La siguiente ADLOsprite! contiene numerosos spoilers referidos a las lineas argumentales de Batman, Final Crisis y Capitan America, si aun no ha leido nunguna de estas historias y pretende hacerlo en un futuro no siga leyendo.


– Esta tira puede reventarle numerosas historias.

– Pienselo detenidamente antes de seguir bajando.

– En caso de duda consulte con su librero habitual o con pedro Angosto

*
*
*
*
*

adlosprite-2009-07-05.gif

Sigue leyendo Vidas paralelas

Guillem March también hace tebeos para DC

De la marabunta de autores españoles que se han puesto a trabajar para EEUU estos días, y especialmente para DC, hay que reconocer que Guillem March les saca ventaja al resto…

 

zatannapompa.jpg

Concretamente, les saca un culo de ventaja… ¡¡pero qué culo!!

Y es que si hasta incluso en Zona Negativa loan el buen hacer del dibujante español

 

"Dini parece conocer los límites y gustos del mallorquín y le regala un guión para que se luzca a saco."

…cómo no vamos nosotros, a como mínimo, darle la bienvenida a March al DCverso. ¡Qué ya era hora de que le dejaran hacer algo más que portadas! Desde el Adlo Novelti Librari queremos darle la enhorabuena y desearle que las cosas le salgan como hasta ahora…

 

sonredondas.jpg
 
 
…¡¡¡BIEN REDONDAS!!!

En DC ven Fama

Sí, amiguitos, en DC ven ese programa majestuoso que es Fama. Lo cual añade más prestigio a esa pieza mágica de la televisión que no sólo motiva y sirve de faro moral a nuestros adolescentes, sino que además marca tendencias en el mundillo editorial. Y es que, después de ver durante meses como los mandamases de la academia/escuela/internado/prisión donde se desarrolla nuestro reality favorito adoctrinan a sus jóvenes y musculados alumnos sobre la importancia de la posición de los brazos, era sólo cuestión de tiempo que una gran editorial de tebeos siguiera estas mismas directrices. El primero que se dio cuenta de la importancia de los brazos en el cómic  fue, hace ya algún tiempo, Geoff Johns…

 

brazos1.jpg 

…quien, afortunado convencido de sus tesis, repitió al cabo de pocos meses, y con los mismos protagonistas.

 

raaaskaprime.jpg

No obstante, resulta emocionante ver como el ejemplo de Johns cunde en DC y cada vez más trabajadores de la que es sin duda alguna la mejor editorial de cómics del mundo recogen el guante del desafío e incorporan la lección de Fama sobre la importancia de los brazos.

brazosmagog.jpg

brazosbane.jpg

Deseando estoy que en DC se den cuenta de que hay otras partes del cuerpo igual de importantes. Cuando empiecen con las piernas, os avisaré. Y cuando se rindan a la importancia de los genitales, pienso montar una fiesta.
 

Cualquier tiempo pasado fue menor (II)

¿Os acordáis de aquel posteo que hice comparando las BMs y los Pocket de Ases?



El "voy a bañarme" llegó a ser una coletilla moderadamente popular en círculos adlianos durante unos cuantos meses. En fin, que como soy una persona sin talento ni imaginación voy a hacer lo que el resto de creativos sin ideas: una segunda parte…

batjanis.jpg batbano.jpg

…a ver si resucita la moda del baño, que estamos en temporada