Con tres cañones por banda…

Uno de nuestros lectores se preguntaba hace unos dias que como se nos habia podido pasar el utilizar esta portada para uno de nuestros posts.

El motivo es que preferiamos usar esta.

Ya nadie podra negar que los chicos de DC estan mas que dotados.

Claro que si prefieres que empecemos a poner imágenes de Batman con J’onn J’onnz…

Adelantándonos a La Cárcel de Papel

Ya es oficial

¡Ya se conoce el nombre de la editorial que esta primavera empezará a editar las publicaciones de D.C. Comics en español!

Y hasta tenemos una entrevista en que el nuevo asesor editorial de la linea nos cuenta cuáles serán sus primeros lanzamientos: pinchad aquí para leerla

Los excesos de las comilonas navideñas

Esta maravilla de historieta salió en el nº5 de Lois Lane de 1958. La acción se inicia cuando Lois sufre un espectacular aumento de peso por efecto del rayo de un científico (mira que perdían el tiempo en cosas raras los científicos de los años 50, estando aún por inventar el teléfono móvil o el mando a distancia). El caso es que a partir de entonces la mayor preocupación de la protagonista es evitar a Superman porque si la ve así no querrá casarse con ella (recordemos que casarse es el auténtico objetivo de Lois Lane durante esta década, como toda mujercita WASP que se precie). Podría destripar el final de este tebeo, pero creo que es mejor que bombardeeis a e-mails a Norma para que publique en castellano el Lois Lane Archives vol. 1 donde se incluye esta auténtica joya del arte secuencial

La Era de ¡El Apocalipsis!

Señores, resígnense: llegó El Día

El Día en que Planeta pierde sus derechos sobre los cómics de Marvel a favor de Panini

El Día en que la casa madre de Planeta de Agostini, ante el gran descenso de facturación, cierra el departamento de cómic

El Día en que los fans le dan la espalda a Panini antes de empezar como represalia por el cierre de la competencia y se pasan en masa a comprar por previews

El Día en que los pocos lectores que compraban los cómics de DC a Norma por pereza pasan a pedirlos por preview (“total, si tengo que pedir Marvel de todas formas…”)

El Día en que sin las ventas de Planeta, Panini y Norma las librerías especializadas en cómic se quedan sin ingresos suficientes y tienen que cerrar

El Día en que el resto de editoriales y los autores autoeditados se quedan sin sitios donde vender su trabajo y tienen que dejar los tebeos

¿Exageración? ¿Ciencia-ficción? ¿Alarmirmo? ¡Qué más quisiera yo! Acabo de darme una vuelta por el circuito habitual de librerías para obtener más datos, y ¡me las he encontrado todas cerradas a pesar de ser sábado! ¡El fin está cerca! ¡Corred, insensatos!

¡Alarma de destripe!


La próxima semana saldrá a la venta el número siete de Identity Crisis, donde se pone punto y final a esa saga y se descubre la identidad del asesino que se ha mantenido en secreto durante toda la serie. A partir de entonces, los que querais enteraros del secreto leyendo el tebeo vais a tener que aislaros en una burbuja de oxígeno hasta que compreis vuestro ejemplar, porque apenas esté el número en la calle entrarán en acción los DESTRIPADORES

Los destripadores no se llaman así por alabar From Hell (ya sabeis, ese tebeo tan aburrido y tan mal narrado que tuvieron que meter un montón de apéndices de texto para explicar lo que pasaba en las viñetas… menos mal que después de eso ROB! cogió de la oreja a Alan Moore, le dio dos collejas y le enseñó a hacer tebeos legibles). Los destripadores son esa raza de seres infrahumanos cuya mayor afición es enterarse del final de las historias y contarselo al mayor número de personas en el menor periodo de tiempo, mirando además por encima del hombro a aquel al que se lo cuentan (“¿Que no sabes que Bruce Willis estaba muerto, tío? ¿Cómo puedes ser tan ignorante?”)

Con la llegada de internet, esa tribuna en que no se le cierran las puertas a nadie, los destripadores tienen el mejor medio posible para llevar a cabo la misión que les ha encomendado Dios. Destripan a izquierda, derecha y centro sin importarles los insultos de los pardillos que se crucen en su camino, ni siquiera si interfieren con el trabajo del resto de los destripadores (cuando salió publicado en internet cómo acababa Rurouni Kenshin, dicho final fue contado diecisiete veces en el Anime a Gritos antes de que ninguno de los habituales tuviera ocasión de ver el capítulo)

Así que ya sabeis: tened especial cuidado con los Mxyzptlk del mundo los próximos días. Están ahí para robaros la diversión

En tiempo de guerra, todo agujero es trinchera…

Las grandes editoriales de comics como es el caso de Marvel, conocedoras de las inquietudes de sus lectores siempre han buscado crear personajes e historias con las que estos pudieran sentirse fácilmente identificados. Asi, que sabiendo que la mayoría de los lectores de comics son adolescentes han decidido que sus personajes sean como sus lectores, que estén tan salidos como ellos y estén dispuestos a tirarse a cualquier cosa remotamente humanoide que se les ponga a tiro.

Podría citar cientos de casos, pero citando solo unos pocos me aseguro de tener algo de lo que escribir otro día cuando este falto de ideas, sacando una secuela de este post.

Remontándonos al principio del Universo Marvel tenemos a La Cosa, un tipo enorme con un cuerpo de rocas naranjas que se paso años saliendo con Alicia Masters, en Marvel aun estaban en pañales y venían a decirnos que si eras feo solo podrías liarte con una ciega. Pero pronto se atrevieron a más. Aparecieron Betty Ross y Bruce Baner/Hulk, aquí la mujer ya no era ciega pero aun asi se liaba con el gigantesco monstruo verde. Sin duda historias como estas alegraron mucho las vidas de muchos frikis pajilleros en los años sesenta.

Pero llegaron los setenta y en Marvel ya se atrevieron a todo. Hasta el momento hablábamos de humanos físicamente alterados que mantenían relaciones con mujeres normales, pero decidieron dar un paso más. En la serie de Howard, liaron al protagonista, un pato parlante extraterrestre con una mujer humana, y Frederick Wertham creía que los peligrosos eran los comics de los años cincuenta…

A partir de aquí ya valía todo. Hulka, un bicharraco de color VERDE que pesa al menos 150 kilos se convertía en una sex-symbol que se liaba con todo el que le daba la gana, Namor olvidaba a Susan Richards para casarse con una plodex que tenia tendencia a convertirse en una gigantesca serpiente marina, la Bruja Escarlata rechazaba a pretendientes como Ojo de Halcón para ¡Casarse con un robot! ¡UN ROBOT! y eso por no hablar de los mutantes, que Henry McCoy no empezó a tener éxito de verdad con las mujeres hasta que no se convirtió en una especie de gorila azul.

Incluso se atrevieron a mostrar estos temas en su línea de comics infantiles, como puede verse en la portada que encabeza este post, donde podemos ver al simpático alienígena Alf “confraternizando” con una foquita…sin duda el mensaje oculto es que las gordas también podían ligar, o algo asi. Por desgracia del comic solo tenemos la portada no sabemos que paso en el interior.

No quiero terminar esto sin mencionar a DC comic, que también ha tenido sus pinitos en estos temas, con casos tan famosos como el de Abby Arcane Holland, que acabo casada con la Cosa del Pantano, un ser compuesto por vegetación, del que siempre me pregunte si ella le regaría por las noches para que le creciera el…esto…el follaje, eso. Y por supuesto su personaje insignia, Superman, ya que ¿Puede haber una relacion mas antinatural que la suya con Lois Lane? No me imagino a ninguna persona real tan necesitada como para liarse con la pelma inaguantable de Lois, aunque tal vez el Kryptoniano tenga Superpaciencia…