Los Millennials van a llegaaarrrlll

Estimado señor Navalón.

He leido con pasmo y asombro su reciente columna publicada en El País.

Y permítame decirle que muchas son las reflexiones que su detenida lectura me ha causado. Entienda que nosotros los jóvenes no somos inv… ¿Esas risas que se oyen? Uhm… Nada nada, alguien por aquí que está viendo una serie con el volumen muy alto. Decía que nosotros los jóve… MUY ALTO… Decía que nosotros… la gente que se da por aludida¿vale…? ¿de acuerdo…? de acuerdo… que se da por aludida por sus palabras no somos invulnerables, también nos dolemos y tenemos nuestro corazoncito. Si hasta tiene su propio emoji.

Ah perdón, un “emoji” es… Ehm… Cómo explicarle… Ah sí. Un “emoji” es un bajorrelieve teletransmitido mediante un código binario que expresa una doble función ideográfica y estética.

Y es que tiene una idea equivocada, enormemente equivocada de la capacidad de compromiso sociopolítico de los millenials. No sólo existe. No solo es inconmensurable. Es que es tan potente que es gracias a ella que usted y yo podemos comunicarnos, señor Navalón.

Si los millennials no estuviran concienciados, si no fueran capaces de haberse alzado frente a la opresión y la injusticia…

…ahora viviriamos en una distopía… ¿ucronía?… en un futuro chungo dominado por los Manhunters.

No, ese no.

No, esa tampoco.

Sí, por estos.

Así que dele las gracias a los millennials, señor Navalón. A los siete.

Y antes de concluir quería decirle otra cosa más.

No es que parezcan “software de última generación”.

¡Es que es uno de sus superpoderes, hombredediso!

Más reposiciones preveraniegas

Como todos sabéis, ADLO! tiene una cuenta de Twitter para, basicamente, enlazar el posteo diario del blog. Pero entre enlace y enlace de vez en cuándo también trinamos o retuiteamos otras cosas. Como estas:

El Duende se tiene o no se tiene, mi arma

Podríamos decir que la serie de Miss Marvel es una de las mejores que podemos encontrar en el kiosko.

Bueno, podríamos si fueramos de aplaudir las series de tramas originales, personajes creibles, grafismo innovador, lecturas sociopolíticas y todas esas tonterias que aborrecemos en este blog. Al fin y al cabo qué podía esperarse de un personaje que no tiene músculos y no lleva armas. ¡Ni siquiera cartucheras! ¡NI UNA!

Podríamos hablar de la referencialidad de sus portadas.

En realidad ya lo hicimos en su momento.

Pero ¿podríamos volverlo a hacer? Quizá.

Ciertamente a partir de su primer episodio nuestra heroina americana musulmana favorita ha disfrutado de portadas efectivas y hasta espectaculares pero ¿referenciales?

Podríamos considerar que la de su número 16 lo es.

Y es que esa cara metálica la hemos visto antes. Y ha sido, como no podía ser de otra manera, en una película que adaptaba la obra del Rey.

En el camión de Maximum Overdrive, otra de las películas en las que un mediocre director destrozaba un relato de Stephen King.

La referencia es doblemente significativa si uno se fija en que el esquema de colores del villano y la forma que adopta su pelo funcionan como guiño extra al Duende Verde.

Y la verdad es que ya metidos en harina y asumiendo que hemos venido a jugar podríamos lanzarnos y afirmar que un cachivache gigante sobre orugas de boca amenazadora y conducido por un sosías del afamado y esmeralda archienemigo de Spider-Man a lo que señala con todas sus fuerzas es al Mangler, el legendario vehículo de la linea de muñeqfiguras de acción de Mego de los años 70.

Como este que tengo en mis manos, completo con figura del Duende y hasta el troquelado de Norman pasando un mal momento.

Y, en conclusión, podriais pensar que toda esta parrafada no ha sido más que una patética excusa para que yo pudiera chulearme en público de los tesoros a cuatro duros que todavía a principios de siglo (de este) encontraba en el rastro local .

Pero os equivocariais.

Si de verdad quisiera chulearme os habría enseñado el Batmovil.

Sacado de las páginas del periódico

Este fin de semana han estrenado Wonder Woman en USA. En España no. Así que podemos informarnos de la manera más mejor, que ya sabemos que hay gente que mira en CorrupTomates la puntuación y críticas, pero nosotros no nos fiamos de ellos. Si queremos saber algo de La Mujer Maravilla lo más sencillo es irse a un medio con solera y tronío… ¡A la hemeroteca del ABC!

Síp, hemos decidido echar un ojo a las menciones que en sus dos versiones ha ido teniendo a lo largo de los nosecuantos años de existencia del periódico. ¡Lo que sea por teneros informados!

Empezamos las apariciones de este periódico que tiene más de un siglo en un año que era casi esperable.

Hasta 1979 no hubo ninguna mención en sus páginas, probablemente porque a la vez que nos dábamos la constitución nos dimos la Wonder Woman que tenía más gracia. Eso sí, lo hicieron a lo grande:

No solo eso, además de varias páginas se molestaron en incluirlos en sus anuncios de esta Nueva Etapa:

El siguiente paso lógico era, por supuesto, 1982. A ver vosotros qué os vais a creer. Un año en el que la política lo tenía todo que ver.

Y que, por supuesto, dieron pasos a unos nuevos tiempos -como 1983- en los que lo importante era la GENTE.

De ahí que – además de comenzar ya con la dualidad de llamarla Wonder Woman o La Mujer Maravilla según el día – para 1989 ya fuera más normal verla en compañía de otros. Al final se iba normalizando.

Se iba convirtiendo en un referente. Al menos de lo que en el periódico esperaban de una mujer.

Y era mencionada en las columnas de ficción más modernuquis de los jóvenes autores emergentes:

¡De ahí a ganar el Premio Alfaguara sólo hay un paso, Ray!

La innegabilidad de su éxito era cada vez mayor. En 1992, ese año de celebraciones, ya se la menciona rij como sexsymbol.

¡Normalización! A ver qué os creéis. Si pensáis que lo de los medios dándole espacio a los Eventos Especiales de las compañías es porque no recordáis ya 1995.

Tanta presencia continua no caería en saco roto y así, en 1997, Tele5 se animaría por fin a traer a España la serie de televisión de La Mujer Maravilla. Eh, a mí no me miréis. Así es como lo trajeron, con el éxito esperable de crítica:

Como corresponde a una obra de estas características se estrenó a una hora acorde con su público:

Aunque el apoyo de los medios era innegable, así que no tardaron en extenderse un poco en el contenido de la serie:

Eh, incluso, en mostrar una información más adaptada a los intereses y conocimientos de su público lector:

Sin duda debió ser un éxito puesto que ese mismo verano echarían un par de veces un telefilme sacado de la serie.

Y ya en 1998 la recuperarían de nuevo para las vacaciones de verano y en un horario muy especial:

Una época de grandes novedades televisivas, sin duda. Tantas que pronto empezó a fluctuar la serie en busca de el mejor lugar en el que aprovechar sus características:

No es de extrañar, por tanto, que se convirtiera en tema de especulación su posible paso al cine.

Especulación que continuaba en el año 2000, claro.

Y si en 2002 comenzaban a seguir con interés la carrera de Lydia Carter

Aunque en 2003 ya se les empezaba a ver un poco más la opinionística propia:

Claro que la gran inclusión fan fue la de Rosa Belmonte que en 2005 ya avisaba:

Pero que en realidad ya había mostrado sus preferencias en 2003 y lo seguiría haciendo en 2006, en 2007, en 2008… Toda una tradición.

Pero, volviendo a las especulaciones, en 2006 parecía claro que no había manera de acertar con ellas.

A ver quién le explica que no sólo se hicieron las tres sino que la primera en realizarse fue la de Hulk. Pero, vaya, que aquí estamos con Wonder Woman así que mejor pasamos a su regreso.

Porque en 2007, dos años después de su fundación, Cuatro decidió recuperar la serie de televisión. ¿Que en qué horario?

Pues en el que es suyo por derecho, claro. Y aunque parece que la relación de Lynda Carter con el reseñista de películas se había enfriado (quién sabe si por darle calabazas o por pasarse a La Sexta)

Aún eran capaces de demostrar los motivos de su interés por ella:

Los medios y sus sesgos, ya sabéis. Quizá para compensar todo esto, quizá porque  la normalización es imparable, el caso es que Ana Merino realizó varios artículos sobre cómic para el cultural del periódico. Menos mal.

 

Menos mal porque en 2008 Manuel Muñiz Menéndez dijo algunas cosas sobre ella que no sé yo, no sé

Y eso que había hablado de ella ya en 2005 que si no.  )

Pero poco a poco íbamos entrando en la normalidad. En que en 2010 Félix Romeo la nombrara en su página, o en que se discutiera los importantes cambios que afrontaba en esa nueva etapa.

De ahí a mencionarla de pasada en páginas sobre películas, como en 2012, en especular sobre el cast de la misma como en 2013  -Y si crees que no pueden meter de por medio a la Princesa Letizia es que no has estado atento a nuestros medios- además, por supuesto de usarla como icono. No sabemos bien de qué

Pero como parece que ellos tampoco dejaremos pasar el altavisteo.

Así que ahí estamos. Hasta llegar a este año la última vez que fue mencionada por cualquiera de sus dos nombres sería en 2014. Por un lado para el clásico artículo sobre superhéroes que publican los medios en verano.  Por el otro para demostrarnos que una cosa es el paso del tiempo, la normalización y la presencia en página tras página. Al final hay cosas que se mantienen iguales:

 

¡A saber lo que dirán ahora!

Pero venga, va:

AVIV REDNOW NAMOW!!!

AVIVA AL RËJUM ALLIVARAM!!!

Paul Reubens, un actor encasillado

1991: Paul Reubens interpreta al padre del Pingüino en Batman Vuelve

paul reubens 1

Pero es un papel corto que no le da mucho tiempo en pantalla

paul reubens 2

2016: Paul Reubens interpreta al padre del Pingüino en Gotham

paul reubens 3

Pero es un papel corto que no le da mucho tiempo en pantalla

paul reubens 4

 

Para mí que va a ser…

Coincidencia
Homenaje
Taquiones
Lo que yo decía, en las adaptaciones de DC siempre es de noche

SurveyMaker