Tuits de mayo entre vacunas

Mientras miles de personas vacunaban a millones para acabar con la pandemia yo perdía el tiempo de esta manera tan lamentable

Algunos divulgadores buenos

Es curioso esto del flujo de la información, que cuando parece que la cosa se va calmando llega una nueva ola y a darle otra vez. Y es curioso sobre todo porque mucho de lo que viene hoy llega porque ha habido una iniciativa de reconocimiento de la importancia y trabajo de un divulgador… distinto.

Pues sí, el jueves pasado se publicó en el ABC una tribuna de reconocimiento a la labor de Luis Gasca, algo que siguió en redes con comentarios tanto de los firmantes del… ahm… de la Tribuna como de otras personas del mundillo explicando su importancia con ejemplos tanto de sus obras escritas como de sus obras acciones. Y que hacerlo así es un extra, porque Gasca está aún hoy entre nosotros y esto de celebrar a alguien en vida no es tan habitual.

Al final todo esto va a servir para algo, menos mal. Aunque sea solo para recordar la importancia de Luis Gasca, reivindicar las publicaciones de Terenci Moix, hablar de lo que Efepé -otro que merece un homenaje en vida- aportó a Superlópez, o preguntarnos dónde estarán las divulgadoras. No vaya a pasar como con la autora Núria Pompeia y para cuando quieran rendírseles honores sea demasiado tarde.

Y es que, como decía antes, a la gente se le conoce por sus obras. Aquí venía un texto más largo que se iba alambicando pero, como siempre, la actualidad ha hecho innecesario que escriba en exceso. Porque resulta que Antonio Martín ha dado otra entrevista y, como es tradicional en su caso, ha vuelto a hacer subir el pan.

Así nos habla de que el problema fue que la gente hablaba, puediendo… no sé… no comunicarse entre ella. O que las cosas que montaba en su empresa -bueno, en la empresa en la que era cargo intermedio- se fueran filtrando al público lector. Ah, la nostalgia por la opacidad.

O ese momento en el que explica que denunció a David Ramírez porque había otra persona que decía cosas sobre él, que tiene nombres y apellidos, que tiene testigos de lo que dijo… Pero se ve que algo debió de pasar porque en lugar de a la persona que le estaba difamando – Perdón, que le estaba presuntamente difamando. – decidió demandar a un autor de cómic que pasaba por allí y trabajaba para él.

Vamos, tiene tan claro que había un señor con nombre y apellido muy concretos que no es capaz ni de darlos.

Ya os digo, la gente se define por sus actos. Incluso por aquello que olvidan.

Como cuando mintió sobre no haber recibido noticia de David Ramírez pese a que en Tebeofaldero, la página de referencia para los que quieren algunos datos que en ocasiones no son incorrectos, se dijo en su momento que sí. Y eso que hablamos de una página que no ha dudado en borrar cosas cuando le ha venido mal a Antonio Martín. Porque los datos y hechos se conservan para la labor divulgativa e historiadora… pero dentro de un orden

Además, por supuesto, de volver a eludir las cosas que se contaron en su momento, y que ADLO! ha recuperado en la hemeroteca de estos días, como lo que Cels Piñol dijo en su momento a la vez que guardaba un respetuoso silencio

Pero, sobre todo, de sus propias declaraciones en esa entrevista que le hicieron en el Dolmen de la polémica:

Y es que seguro que cuando ‘se lo hicieron llegar a sus jefes‘, como el mismo dice en la entrevista de hoy, era por el chiste en cuestión y no por todas estas declaraciones.

Lo que nos lleva de nuevo al principio de esta historia: ¡Con la de gente que había!

Y, por supuesto, todo nuestro reconocimiento y homenaje a Luis Gasca por su labor.

Ojalá en su momento el Saló de Barcelona le hubiera dado un merecido premio. Como divulgador.

Pero bueno, aún están a tiempo.

Y, mientras tanto, puede consolarse en que tampoco ROB! ha llegado a ganar el de Mejor Dibujante.

Andorra, qué Vella eres

Esta semana ha salido por la tele uno de los creadores más premiados, más reconocidos y con más talento del país. Sí, ese señor cuyo nombre empieza por El

Y ha sido por su pasada relación con el Rubius, una persona física que aprovecha que está ingresando millones para mudarse al país de al lado (no, a Portugal no, a Andorra). Pero no para pagar menos impuestos, sino para estar cerca de todos sus amigos que se mudaron antes que él al país de al lado a pagar menos impuestos

Pero no todo el monte son malas hierbas. Un pequeño puñado de yutubers resisten ahora y siempre al evasor invasor y siguen residiendo en España encabezados por el hiperconocido Bamf!, que desde Comic Freaks sigue ofreciendo un programa semanal de reseñas, recomendaciones y entrevistas, como esta a David Lafuente

Lafu a su vez hostea junto a David López Streaming de Dibujantes, un podcast con alguien dibujando de fondo (que alguna vez ya mencionamos en ADLO!) donde ambos conversan entre ellos o, en ocasiones, con otros dibujantes, en este caso las estrellas de DisneyPlas Natacha Bustos y Javier Garrón

Y si de invitados hablamos, el que más sabe del tema en este negocio es David Macho. También a él le dedicamos un post, pero de todas formas insistimos en su existencia

Otro que no sabe estar solo es Luis, dibujante estos días asociado a cierto redactor de Zona Negativa de iniciales JGJ, que también se monta su Bullpen de vez en cuándo. En esta ocasión con Carlos Pacheco (un habitual de su canal) y Daniel Acuña

Otro canal por donde se ha dejado caer Pacheco con regularidad es por el de Marco Lupoi, el jefazo de Panini. Este no reside en España sino en Italia, pero como es parte de la UE aceptamos barco. Cuelgo el vídeo en que invitan a Jorge Jiménez para alegrar el día a mi señora

También los hay que prefieren no compartir el foco de la fama. Por ejemplo Josep Busquet, que él solo con su cámara se basta y se sobra para recomendarnos tebeos

Otro veterano de esto de internet es El Tebeonauta, a quien algunos recordaréis por otro nick, pero que ahora se dedica a recomendar tebeos viejos rodeado de estanterías

Y para estanterías la impresionante colección de Jaume Vaquer, que aprovecha su experiencia en la revista Dolmen para hablar en este vídeo de críticas y críticos

Otro de los que se ha sumado recientemente a esta corriente youtuber de compartir su conocimiento es Paco Hernández

Alfredo Matarranz es un caso aparte. A primera vista puede parecer otro friki grabando desde su leonera, pero sus vídeos están bajo la marca multitentacular Tomos y Grapas. Vamos, que no puedo decir que es un crítico porque también es una tienda y eso sería un conflicto de intereses

Hablando de tiendas, aquí tenemos a la gente de Viñetas, otra librería especializada de Madrid

Pero la que más caña le está metiendo a su canal es Generación X, que cuenta con Chechu como cara más visible de esta nueva forma de vendernos cosas

Pero si de vender se trata, nadie como Sergio Morán

En cambio Rubén Fdez lo ha intentado pero es demasiado vago. ¡Hay que meterle más horas, hombre!

Las editoriales también saben abrazar el lado más comercial de Yutube. Por ejemplo, aquí esta Dolmen

O Fandogamia, entrevistando a los autores de Fandogamia para haber publicidad a los tebeos de Fandogamia (todo muy fandogámico)

O Norma, de cuyo canal vamos a destacar una entrevista a uno de los triunfadores de 2020 y viejo conocido de este blog: David Ramírez

Y con esto creo que como primer vistazo orientativo ya vale. No me habré olvidado de ningún youtuber comiquero importante, ¿verdad?

El auténtico David Ramírez puede levantarse.

Tanta historia de que si autoficción, que si hechos biográficos, que si los aspectos cotidianos de blablablablabla que al final parece que vamos a perder de vista que uno nunca sabe cuánto puede estar exagerando -o peor aún, minimizando- sus vivencias el autor de turno.

Y el turno en este caso es para David Ramírez, que acaba de sacar un libro en el que se supone que él es el protagonista.

Esto podría ser creíble si el autor dentro de nosequé cosa de un sorteo o algo no hubiera publicado también esta otra foto:

¿Pero quién es esta gente?

Obviamente hubo que iniciar una investigación porque si la persona real y la representada no concuerdan es posible que nos estén mintiendo en otras cosas como, a saber, el número de dedos que tienen.

Así que toca hacer un repaso por todas la veces que David Ramírez se ha dibujado a si mismo antes. Que, sorprendentemente, viene a ser casi cada vez que tiene oportunidad.

Así que podríamos decir que toda su obra es autoficción.

Ya cuando le conocemos de joven no puede evitar dibujarse a si mismo. Aunque esta representación le duraría tan poco como el pelo, porque rápidamente…

le crecieron pelo (y dedos). Por supuesto el estilo se mantenía ahí, refinado, como auténtico precursor de Moderna de Pueblo (Tortosa)

E incluso cuando transitaba entre uno y otro estilo permitiéndose ligeros cambios como hacernos creer cosas que no eran ciertas

Como que también tenía gafas transparentes y no solo estilo Cobra.

Por supuesto también fue en esa época formativa en la que comenzó con el fanservice.

Pero, al menos, había una serie de características más o menos inmutables. E incluso cuando las modificaba como en el caso de esta historia:

Estaba claro que tenía que basarse en algún motivo real. Porque a ver quién querría si no que pensáramos que se ahbía teñido solo una franja de pelo.

Llegamos así hasta su no-aparición en el Fanhunter Reburn, una colaboración que acabaría facilitando que el autor saliera ReQueTeReBurn del mundillo del cómic una temporada.

(Y tranquilos que de todos esos chistes racistas, homófobos y demás ya se ha disculpado. Creo.)

El problema ese que ya ni recordamos porque uy, fue hace tanto tiempo y ahora mismo qué es un nazi más o menos, supuso una ruptura con su estilo. Si antes podíamos discutir más o menos el parecido entre esta autorepresentación y la persona real (es decir, ¿por qué parece siempre más bajo en los cómics?) su viraje de estilo logró un nuevo hito:

Ser absolutamente irreconocible. Que es una cosa que está bien cuando te persigue la mafia o la policía (ah, espera) pero que como imagen de perfil de tu propio blog, DRQueerRe, pues ya parece una decisión más arriesgada. Aunque también es cierto que aquel blog termina cuando aún dibujaba Con 2 Cojones, a saber cuánto hace de eso.

Es decir, entiendo que para hacer autoinsertos en Sexo Mal se tomen estas decisiones. O para continuar en la Dolmen con una segunda parte de Haciendo Amigos. Y que siempre está la excusa de que con este nuevo estilo en realidad nadie se parecía a su versión real.

Pero nadie.

Por suerte David Ramírez siguió haciendo lo que mejor sabía: Recopilatorios. Y así nos llegó el Humor Amarillo que iba regresando a esas señas de identidad antiguas.

Y si bien tampoco está claro qué personaje es su autoinserto en Con 2 Cojones sí que le sirvió para volver a afianzarse en su representación redondita y con unos pocos pelos (eh, espera, a lo mejor SÍ sabemos quién era) que usaría en Tal Cual.

Y de esas a aquellas en su nueva obra que utiliza esta portada que veíamos antes.

En la que es complicado explicarse algunas cosas como… ¿De dónde salen esas entradas? Supondremos que habrá usado alguna fotografía como esta de aquí

En la que suponemos que lo que está sujetando no es… vamos… no creemos que sea… ¿no?

Pero que sirve perfectamente para comentar otro asunto de este cómic nuevo que acaba de publicar.

No, no es que haya marcado todas las casillas de Película para Óscar que en nuestro mundillo son Espera, esto ya no es un Webcómic, ahora es una Novela Gráfica. Tema Candente. Principio y Final. Drama. Costumbrismo. Desnudos (Pixelados). Ausencia de colores chillones. Si hasta ha sacado una versión extendida meses después de haber sacado la primera versión, porque lo que ha llegado ahora a las librerías es el DRamírezCut. Sí, esto está hecho para que sea considerado Cómic de Verdad. De ese de estar a una renderización de que lo adquiera Pixar, de que te digan ‘es que si no has llorado con esto no tienes alma’. ¡JA! ¡EN ADLO! NO TENEMOS ALMA!

Pero lo más importante es que ahora que os hemos enseñado todos los dibujos, ahora que habéis visto todas las fotos, hay una pregunta que os quiero hacer:

¡¿CUÁNTOS DEDOS TIENE DAVID RAMÍREZ?!

Pues lo que yo decía. Si es que no te puedes fiar de nadie.

Padre, separado, tinerfeño, miope…

…y también templario, si hacemos caso a Don Rosa. Y no somos nadie nosotros para rebatir al Kurt Busiek de la Disney.

El cómico Ignatius Farray ha sacado un libro autobiográfico. Nada que objetar hasta aquí…

…si no fuera porque el mismo trae hasta un 10% (27 páginas de 272) de ilustraciones e historietas. No realizadas por el autobiografiado, sino por Roberta Vázquez, Aroha Travé y Rafa Mata. Pero ahí queda la cuota de intrusismo.

Y es que para cualquier historietista sacarse su tomo es un sueño y sus sudores le cuesta.

Pero se está dando la circunstancia inversa de cómicos que tras labrarse atención mediática sacan su libro y este contiene mucha historieta. A los hechos me remito.

Los autores aquí implicados tienen un pasado común (Farray hacía sus apariciones en La Hora Chanante como El Loco de las Coles), y tirando del hilo llegamos al germen.

Carlos Areces. Artista del renacimiento. Pluriempleado. Canta. Baila. Actúa. Es sex symbol. Y hace comics.

En su faceta más conocida de actor tiene en su haber premios de interpretación, pero es que en su faceta de dibujante no se queda corto: Mejor serie de Animación en Animadrid (2001), Premio Toutaín al autor revelación en el Salón de Barcelona (2007), y un premio Ivà (2009).

Llegados a este punto, tendría sentido pensar que ese grupo de chanantes se dedicaron en su día a la comedia para labrarse una fama que al final les permitiera hacer lo que realmente querían, que era publicar historietas. No sería el camino más enrevesado ni tampoco el más difícil para dedicarse al noveno arte. Y anda que no hay gente que se metió a presentador de telenoticieros para ganar premios de narrativa.

Pero hay otra posible explicación. Y es que, cuando se venden, sacar libros es muy rentable. Papel impreso. El precio lo marca el mercado, desde hojas parroquiales o gratuitos en el metro hasta costosos y lujosos tacos de alto gramaje. Si te conviertes en un producto que genera demanda, sacar un libro puede rentar mucho.

Lo que pasa es que hay que escribirlo. Llenar páginas más bien. Y cuando llega el momento, puede conseguirse llenar más páginas a trazos que con letra. Si has pactado un cierto número de páginas con el editor, ponerse a garabatear es una opción más que interesante para llegar.

Por supuesto, no reniego del talento multidisciplinar (Frank Miller dirige, no descarto que ROB! lo termine haciendo algún día), sólo advierto de que cuando el próximo libro del influencer de turno contenga ilustraciones y otras artes echad un ojo antes. Entusiasmo vs bolsillo.

Aunque ya no sea mayo, ¿te puedo tuitear?

Una segunda oportunidad para que podáis leer chorradas que en su mayor parte no se merecían ni una primera oportunidad

No me pares ahora porque estoy teniendo tan buen tiempo

INTERIOR, DIA

Estamos en la típica redacción de web de reseñas de tebeos que tiene todas las cosas típicas que se usan para reseñar tebeos y que por obvias no voy a enumerar. Al otro lado de los amplios ventanales se ven los modernos edificios de una vibrante metrópolis capitalina cuyas fachadas reflejan una dorada luz mañanera que inunda la estancia. Alrededor de una alargada mesa de reuniones los ocho redactores debaten los contenidos del dia consultando ocasionalmente sus modernos eBooks (menos el que lleva mantenimiento, que usa un sistema abierto que corre con Linux).

-¿Habeis oido lo de que han censurado Lo Que El Viento se Llevó? ¡Y sólo porque salen esclavos!

-Maldita era de la corrección política. ¿Qué ha sido de la libertad de la que disfrutábamos en los ochenta? La de cosas que leí de pequeño que no se podrían ni publicar hoy en dia.

-Bueno bueno, vamos a centrarnos, que si no se nos va la mañana. Aquí tengo las copias de prensa que nos acaban de llegar para elegir cuáles reseñamos esta semana. Aquí tengo el primero: Tal Cual, el tebeo autobiográfico de David Ramírez.

-Bueno, algunos de mis mejores amigos son gays, pero creo que no es el momento más decuado. Socialmente nos encontramos en un momento de mucha tensión con según qué temas delicados.

-¿David Ramíres es mar gay? Pues oye, qué bien lo disimulaba cuando hacía Humor Amarillo, que eran todo chistes de personas normales ¿no? ¡Que no me importa porque algunos de mis mejores amigos son gays, por supuesto!

-Decidido entonces, no le hacemos reseña. Le respondo dándole las gracias por la copia y con la excusa habitual de que tenemos una montaña de tebeos por reseñar ¿no?

-Claro. ¡No vamos a decirle que es porque nos parezca un tema delicado!

-¿Os imaginais?

-¿Cómo de imbécil habría que ser para responderle eso directamente al autor?

-Vale, siguiente tebeo. La Cúpula está redistribuyendo Pitopausia, el último album de Ralf König.

-Bien, algunos de mis mejores amigos son gays pero me temo que como nuestros lectores son mayoritariamente heterosexuales reseñar un cómic LGBT nos pueda perjudicar.

-¿Ralf König es inver gay? Oye qué bien lo disimulaba cuando escribió el guión de El Hombre Deseado, que eran todo chistes de comedia normal ¿no?

-Okey, a la pila de no reseñados. A ver qué más tengo por aquí… Ah si, el integral de Leñadoras.

-Bueno, algunos de mis mejores amigos son gays, quiero decir, lesbianas, pero ahora mismo… no está el horno para bollos...

-JAJAJAJAJAJjj…

-JOJOJOJOjojj…

-Con ese gracejo que tienes no sé cómo no estás escribiendo en El Jueves, Nuño. En fin, siguiente tebeo. Taschen reedita un tomo de ilustraciones de Tom de Finlandia.

-Bueno, algunos de mis mejores amigos son gays pero ahora mismo con la posibilidad de rebrotes del coronavirus…

-Al montón. También nos han mandado el primer número de la reedición de El Puño de la Estrella del Norte.

-Bueno, algunos de mis mejores amigos son gays pero ahora mismo otro título de mutantes de Marvel…

-No, no, El Puño de la Estrella del Norte. Este:

-Vamos a ver, Carlos Vicente, de qué llevamos aquí hablando media hora ¿eh?

-Coño, es que la duda ofende. ¡POR SUPUESTO QUE SÍ!

-¡Me lo pido!

-¡No, me lo pido yo!

-¡Tú ya reseñaste el recopilatorio de las tiras de prensa de He-Man y los Masters del Universo, Luis Enrique!

-No discutais, chicos, ya lo decidiremos luego por sorteo. Antes tenemos que decidir sobre una última reseña. La edición aniversario de Maus.

-Bueno, algunos de mis mejores amigos son ratones…

Lectores Mayoritariamente Heterosexuales

De verdad que yo pensaba que Sexo Mal era solo el título. Pero resulta que aquí estamos.

Supongo que podría haberle pasado a otros cómics o a otros autores, pero le ha pasado a Carles Ponsi:

Que tampoco es que nos vayamos a extrañar, no tanto porque los medios (je) en España son cómo son tanto como porque hemos visto algunos otros ejemplos de intoleracia estos últimos días:

Pero, claro, uno no deja de sorprenderse porque normalmente se disfrazan mejor estas cosas. Se dice «No contamos en estos momentos», «Nuestra cantidad actual de reseñas impide», «Hemos decidido priorizar antes», «Es el mercado, amigo»…

Lógicamente uno considera qué cómics de Fandogamia habrán reseñado antes… hum…

A saber.

En cualquier caso, la situación pronto a pasado a centrarse en las dos partes importantes de todo este follón. En primer lugar, qué es de lo que va esto. Y si tuviéramos que apostar diríamos que va de que los medios no quieren parecer homófobos.

Porque, claro, al final el asunto es el que es y uno siempre sospecha que es más fácil hacer un manifiesto que apoyar cualquiera de estos tebeos o incorporar entre los colaboradores de los blogs una mayor diversidad. ¿Es mejor para el cómic que salga un manifiesto a que se hagan reseñas en los blogs? Probablemente no, pero es más rápido. Así logran decir bien claro que ellos no han escrito eso.

Tengamos en cuenta que el asunto principal del texto es que dice alegremente lo siguiente:

(…) hemos estado hablando con los compañeros y creemos que no es el momento más adecuado para publicar una reseña en nuestro espacio. Como habrás visto, socialmente nos encontramos en un momento de mucha tensión con según qué temas delicados. Tememos que, como nuestros lectores son mayoritariamente heterosexuales reseñar un cómic LTGB nos pueda perjudicar.»

Que si la primera frase pudiera ser ambigua a continuación se ocupa de que no quede duda posible. Incluso hubiera podido decir que esos ‘temas delicados’ sea hablar de que «Sexo Mal». Así que lo explica una tercera vez para que quede claro que los cómics SPQR son los que dan problemas. Mira que existir.

Estaba el blog de amiguetes, perdón, estaba el medio digital este diciendo que, a ver, ellos no son un bar nazi. Sólo son un bar al que van nazis y en el que no pueden poner cosas que molesten a los nazis. Pero sólo por eso no vamos a decir que sea un bar nazi. Vamos a decir que es «un momento de mucha tensión con según qué temas delicados» que es una forma muy elegante de decir que hay muchos problemas porque la gente queer existe y a los nazis eso les molesta. Como veis, las dos partes son responsables.

En cuanto al tipo de cómics que deben de reseñar… pues lo único que se me ocurra es que es sean…

HEY!

HEY!

HEY! HEY! HEY!

HEY! HEY!

HEY! HEY! HEY!

HEY!

via GIPHY

[Ah, sí, aprovechamos para mandarle un saludo a La i Crítica, los únicos a los que hemos visto que habían publicado ya la reseña y, por tanto, se libran de la sospecha de estar haciendo pio, pio, que yo no he si’o. Y que, además, ser el primero tiene mucho mérito porque ahora todos los mediofirmantes sin duda van a sacar la suya y, oye, ser el primero entre tantos tiene mucho mérito. Un saludo también a Carles Ponsi y al editor, Pako Kat. Como diría el difunto Sir Ian Holm: contáis con nuestra simpatía.]

[Ah, sí, la portada del cómic en cuestión.]

Entrada dedicada a JotaCe DeTe. Esto, contigo, no pasaba.

Alerta Máx y mas

Hola, mequetrefes. Recién estrenamos Nueva Normalidad (nombre muy marketinguiano para esta temporada, que en cuanto haya que rebootearla podrá sustituirse por Normalidad Reborn, All-New All-Different Normalidad, Normalidad Fresh Start...la sensación de sorprendente novedad no debe detenerse) y nuevamente comienzan a regularizarse las llegadas de novedades a nuestras librerías. Algunas bastantes son todavía rémoras del periodo confinado, novedades de Marzo, Abril o Mayo que buscan su hueco en la nueva escaleta, pero también asoman algunas pergeñadas durante la reclusión, con toda la carga negativa que ello trae.

Destaca entre todas ellas el alegato de MAX (o como le llaman en los Simpson, OMYAC) para La Cúpula, que tras el esfuerzo de traernos un Víbora confinado gratuito digital, se estira aquí con un MAX a precio de grapa (aunque igual no es tanto mérito de La Cúpula como de los precios de Panini):

Otra a destacar, que si bien ya ha llegado a tiendas todavía sigue de presentaciones, es el despiece personal de David Ramírez.

Una obra excesivamente sincera en la que descubrimos aspectos de la vida del autor que pueden llegar a impactarnos. Yo mismo, por ejemplo, no sabía que era zurdo. Esto llegó a producción antes del virus, pero David nos ha regalado a cambio en twitter y redes un sentido diario de vivencia de la enfermedad en el hogar, motivo por el que ya merece la pena compensarle con la compra del libro.

Con el tiempo saldrán inevitablemente más obras derivadas de la situación, habrán Resistirés y caceroladas, distancias y mascarillas (aunque Marvel, por ejemplo, ha manifestado que en principio prefiere no visualizarlo para que las obras no queden relegadas a una época concreta, que los recopilatorios deben ser lo más atemporales posibles para tener larga vida en los estantes), y todos aplaudiremos con alborozo el día en que salga Fernando Simón en un tebeo dibujado por Salvador Larroca (lo leisteis aquí primero, recordAdlo!).

Es un año raro, pasan muchas cosas y demasiado deprisa, hoy mismo llega a las tiendas un tebeo de Warren Ellis, e igual le da a las hordas por entrar, cogerlo y romperlo. Y me entero ayer de que Larry Stroman es el primer artista mínimamente conocido que se suma a trabajar con Terrific Productions, el avieso arribista que desde que se hizo con los derechos de Youngblood va clamando casito para editar lo que sea. Parece que será solamente una portada para dar lustre al salto de la franquicia Black Salt al formato de novela gráfica. No se conoce artista para lo de dentro. Iba a decir algo para reprochar a Stroman que rompa el codón sanitario que la comunidad autoral ha montado de facto a Terrific por su actitud y artimañas (la última a día de hoy, pedir testimonio a autor@s de sus historias de acoso sexual por parte de miembros asentados de la industria, por si les da para hacer una antología con salseo), pero he ido a documentarme y resulta que Stroman es negro. Así que cual robot de Asimov me he

Tuiteos de un abril confinado

Reciclando materiales digitales se asegura el futuro del planeta por partida doble